Blogia

ma+s

Abono Real Zaragoza 2023-24

Abono Real Zaragoza 2023-24

 

Abono Real Zaragoza 2023-24

Lema: Moverse maños manejos verse

 

 

DeTemporada  Nº abonos fuentes del heraldo
1992-93 16.339 
1993-94 12.823 12.823
1994-95 21.437 21.437
1995-96 23.566 23.566
1996-97 20.808 20.808
1997-98 21.699 21.694
1998-99 22.622 22.340
19990 22.125 19.395
2000-1 25.095 24.261
2001-2 24.100 25.633
2002-3 2ªdiv.24.600 24.500
2003-4 30.164 31.300
2004-5 30.400 30.141
2005-6 28.600 28.600
2006-7 26.708 27.000
2007-8 29.268 29.200
2008-9 2ªdiv.21.881 21.000
2009-10 25.370 25.500
2010-11 22.895 25.370
2011-12 22.923 22.000
2012-13 21.54521.500
2013-14 2ªdiv.16,612 
2014-15 2ªdiv.20.176 
2015-16 2ªdiv.20.759 
2016-17 2ªdiv.22.082 
2017-18 2ªdiv.21.680 
2018-19 2ªdiv.27.360 
2019-20 2ªdiv.28.419 
2020-21 2ªdiv.23.208
Fuente:RZ
2020
-21
2ª div
1.183
socios no abonados

2021/22=>22.374 Socios zaragocistas Fuente RZ

2022/23=>28.420 Socios zaragocistas Fuente RZ

2023/24=>28.882 Socios zaragocistas Fuente RZ. Tope Maximo

6° Libro 2023 (21 Julio - 1 Septiembre)

6° Libro 2023 (21 Julio - 1 Septiembre)

 

Ficha técnica

Nº de páginas:480

Editorial:HARPERCOLLINS

Idioma:CASTELLANO

Encuadernación:Tapa dura

ISBN:9788491394709

Año de edición:2020

Plaza de edición:ES

Fecha de lanzamiento:27/05/2020

Alto:23 cm

Ancho:15.5 cm


Sinopsis:

Siglo I d. C. Los sacerdotes de la estirpe de los Eleazar han sido durante generaciones los encargados de proveer el aceite sagrado para el gran Templo de Jerusalén. Ezra ben Fazael Eleazar es un joven escriba, culto en leyes y versado en la elaboración de aceite, perfumes y filtros, y está orgulloso de su estirpe y de la vida que lleva. Hasta que, traicionado por los saduceos dirigidos por Josef ben Caifás, es asaltado en el camino de Jericó y vendido como esclavo. Convertido en Jasón de Séforis, desde Cesarea Marítima, capital de la Judea romana, llegará a Roma donde será comprado por la esposa del senador romano Marco Anneo Séneca. Sus amos, conocedores de sus conocimientos como olearius, le enviarán a su Corduba natal para administrar el inmenso latifundio de la Bética que los ha hecho millonarios. Allí Jasón tiene dos misiones: la pública, que es reorganizar la maltrecha producción de aceite, y la secreta, descubrir las causas de la desaparición de una parte no desdeñable del preciado líquido, que lleva un tiempo sin llegar a Roma? Si supera con éxito estos retos, podrá ser manumitido y alcanzar de nuevo la preciada libertad. Oleum llevará al lector desde la Jerusalén de Poncio Pilatos y el gran Templo donde fariseos y saduceos se enfrentan a muerte, a los grandes olivares de la Bética pasando por Corinto, la fastuosa Roma imperial e incluso la fascinante Alejandría, en una aventura donde, en medio de una trama de asesinatos, esclavitud y hedonismo, personajes como Herodes Agripa y la bella princesa Salomé, Pablo de Tarso y el mismo Jesús de Galilea acompañan en sus desventuras al joven Ezra.


LIGA 2ªDiv. 2023/24 JORNADA Nº3 (27.8.2023)

LIGA 2ªDiv. 2023/24 JORNADA Nº3 (27.8.2023)

LIGA 2ªDiv. 2023/24 JORNADA Nº3 (27.8.2023)

PARTIDO OFICIAL Nº 3608

TENERIFE 0-1 REAL ZARAGOZAReal Zaragoza SAD

0-1, min. 68: Jair

Ficha técnica

CD Tenerife: Soriano; Mellot, León, Sipcic (Elady, 81), Nacho González; Sergio González (Amo, 70), Corredera; Luismi Cruz (Teto, 56), Roberto López (Dauda, 56), Waldo Rubio (Ángel, 70); y Gallego.

Real Zaragoza: Cristian Álvarez; Gámez, Francés, Jair, Nieto; Aguado (Grau, 80), Francho, Moya (Bermejo, 46), Maikel Mesa (Valera, 46); Azón (Sergi Enrich, 89) y Bakis (Mollejo, 72).

Árbitro: González Estéban (Comité Vasco). Expulsó a Ángel (75), por agresión a Nieto. Amonestó a Maikel Mesa (1), Gámez (37), Sergio González (47), Ángel (74), Francés (82), Amo (87) y Soriano (87).

Goles: 0-1, min. 68: Jair.

Incidencias: Tarde extremadamente calurosa en Santa Cruz de Tenerife, con 31 grados al inicio del duelo (las 18.00, hora local) y un altísimo grado de humedad, en torno al 80 por ciento, que hizo que el aire fuera irrespirable. El césped del Heliodoro Rodríguez López presentó un buen estado. En las gradas hubo alrededor de 19.000 espectadores sobre un aforo de 22.000.

Tenerife 0-1 Real Zaragoza

54.1 % Posesión 45.9 %
2 remates dentro 4
8 disparos bloqueados 2
4 remates fuera 1
7 disparos recibidos 14
3 tarjetas amarillas 3
1 tarjetas rojas 0
10 faltas recibidas 17
19 faltas cometidas 10
139 perdidas de posesion 116
61 recuperaciones de posesion 52
3 fueras de juego 2
xxxxxx

 

El Real Zaragoza sale líder en solitario de Tenerife tras ganar 0-1 en un duelo áspero

Jair, a la salida de una falta, marcó el gol decisivo a falta de 22 minutos. Los canarios fueron superiores en la primera parte pero no supieron abatir a los de Escribá, que aprovecharon los detalles para vencer de nuevo

El Real Zaragoza ya es líder en solitario de la Segunda División tras ganar 0-1 este sábado en Tenerife con un gol de Jair en el minuto 68. El pleno de victorias, tres de tres en agosto, con cuatro goles a favor y ninguno aún encajado, subrayan un inicio de liga inédito desde hacía cuatro décadas. No fue un partido bueno del equipo zaragozano, sobre todo en la primera parte, llena de máculas. Pero mostró oficio, paciencia y capacidad de mejora para acabar llevándose un triunfo de enorme valor.

Orden, rigor táctico, mecanicismo al máximo en los movimientos, escaso riesgo con la pelota en los pies, buen repliegue ante los ratos de acoso del rival y poco, muy poco fútbol ofensivo. Este fue el equipo de Escribá en la primera parte. Con dos delanteros, como presumió el técnico blanquillo que iba a jugar todo el año para asustar y ser ofensivos, pero sin generar apenas una jugada combinada potable hacia el marco del inédito Soriano. Repitió el preparador valenciano alineación por tercera jornada consecutiva, algo fuera de lo normal en su ‘currículum vitae’ y esta vez el rombo no dio frutos en el apartado atacante. Fue una rémora todo el tiempo porque ninguno de los cuatro centrocampistas, Aguado, Francho, Moya y Mesa, se atrevieron a traspasar líneas con pases diagonales o largos y se limitaron al toquecito corto, horizontal, insustancial y… además, con infinidad de fallos.

No jugó bien el Real Zaragoza en la primera parte, superado de cabo a rabo por un Tenerife que, aunque no quisiera, tenía que dominar el balón por la inacción de los zaragocistas, atrincherados atrás dejando pasar el cronómetro sin rubor. Hubo un arranque prometedor de los avispas, con una subida por la banda de Gámez en el minuto 2 que acabó Moya con un chut raso desde la frontal del área a las manos de Soriano que, visto el discurrir del juego, se quedó en un amago falso de algo consistente. Los zaragocistas no dieron cuatro pases seguidos en ningún momento. Y los locales, por pura decantación, acabaron encerrandolos en el área de un atinado Cristian Álvarez… menos mal. El último cuarto de hora antes del descanso, tras la pausa de hidratación, fue de tal aplastamiento del Tenerife que parecía un partido de un equipo de Segunda División, el canario, contra uno de Regional Preferente. Que nadie se ofenda. Solo que revise el vídeo. Los yerros zaragocistas fueron, en gran número, groseros. Lo mejor fue que njo penalizaron en el marcador y se aguantó el 0-0 en el intermedio.

Debe mucho el Real Zaragoza para salir bien parado de este tramo del partido a que los canarios tardaron en darse cuenta de su mejor condición física bajo el calor insoportable que hacía en la isla. El fútbol en agosto es un crimen para este deporte. También literal la acepción. Mata el espectáculo a sabiendas de antemano. Así no es posible que un ser humano pueda rendir mínimamente. También es milagroso que no suceda nada en cuestiones de salud de los futbolistas… hasta que ocurra. El Tenerife no disparó a puerta, pese a su manejo del timón, hasta el minuto 33. Fue el zaragozano Roberto López, desde 30 metros, ante la pasividad de un cierre del medio campo que ya no funcionaba hacía largo rato, quien lanzó raso, el balón pegó en el pie de Jair y obligó a Cristian Álvarez a rectificar para sacar a córner una pelota que iba a la red.

A partir de ahí, los zaragocistas se mudaron en equipo ‘amateur’ y no dieron una a derechas. Con la delantera desaparecida todo el tiempo (Bakis tocó cinco balones en 48 minutos), el medio campo fue un monigote a manos de los chicharreros y la defensa un mar de dudas, con los laterales superados siempre por Luismi Cruz y Waldo Rubio. Flojos Gámez y Nieto, demasiado superados. En el 38, Francés estuvo en un tris de marcar el 1-0 en propia puerta, en un despeje erróneo y nervioso a centro raso del citado Luismi que tocó de tacón hacia su marco, saliendo fuera rozando el palo por centímetros. Y en el aluvión de llegadas constantes de los tinerfeñistas al área avispa, en tiempo de aumento (45+1), Corredera soltó un latigazo desde el pico del área al que respondió Cristian Álvarez en una estirada a dos puños para evitar irse a la caseta con la derrota.

Thank you for watching

Decepcionante el Real Zaragoza en su primer fase como visitante de la liga. Jugando así, la máxima aspiración es sujetar el 0-0 en un partido. Si no se tira a puerta (no cito el cabezazo alto de Jair tras un córner en el minuto 28 porque fue falta por derribar antes al defensor local), es imposible marcar gol. Y solo lo hizo Moya, mal, en el minuto 2. No hay más que añadir, señorías. Se esperaban cambios en el ecuador del partido. Mesa, desdibujado en su vuelta a casa, había visto la tarjeta amarilla en el minuto 1 y no se le vio. Gámez también venía amonestado por inferioridad en el retroceso a su zona de cobertura. Escribá, si hubiera sido un bolo de verano, se habría quedado bien descansado quitando a todos, menos al portero, obviamente. Cristian sostuvo el 0-0, en su línea habitual.

Los damnificados por la deficiente actuación de todo el equipo en el primer periodo fueron Mesa y Moya. Les tocó a ellos como les podía haber tocado a los demás. Valera y Bermejo fueron las alternativas de Escribá, ambos por los laterales del rombo, con Francho adelantado a mediapunta, en una basculación que también lo colocaba a veces a la par que Aguado, haciendo el 4 del medio campo en línea, don dos pivotes. Un híbrido. Quizá buscado, quizá fruto del devenir del juego.

Empezó espoleado el Real Zaragoza. Con banderillas negras en la caseta. Seguro. Y el recién incorporado Bermejo, en el 49, hizo una de sus jugadas ‘eslalon’ y, cuando ya estaba con la portería en frente en la corona del área, lanzó un tirín de alevín que paró Soriano a cámara lenta. O sea, según le llegó la pelota a las manos. El Tenerife no se quitó el acoso zaragocista hasta el minuto 55, con una contra mal culminada por Luismi. O mejor, bien solucionada por enésima vez por Álvarez en un balón por alto al área chica aragonesa. Garitano se dio cuenta de que a los suyos se les había perdido el oremus. Y metió pronto a Dauda y Teto para oxigenar su ataque, seco por atrancamiento de sus cansados jugadores de vanguardia.

Fue mano de santo para el Tenerife. Los dos nuevos revolucionaron a los canarios en un par de minutos. Y el Zaragoza volvió a dar diez pasos atrás. A la fuerza. Un dato llamativo, pasada la hora de juego, era que los dos delanteros, Azón y Bakis, seguían aislados en punta, solos, sin suministro alguno. El duelo avanzó sin dueño claro. Los de Escribá no reaccionaban como era debido y, ante esto, lo mejor era que los insulares no alcanzaban el nivel de agobio del final del primer tiempo. A falta de 25 minutos, se activó esa clásica sensación de que “el que marque primero se lleva el triunfo”. Y el código del fútbol, casi siempre infalible, castigó al que perdonó hasta ahí, es decir, al cuadro tinerfeño.

El Real Zaragoza, a balón parado, en el 68, marcó el 0-1 en un ataque aislado en el que Azón provocó una falta. La lanzó Bermejo, Jair cabeceó en el segundo palo, el portero Soriano respondió con un paradón, pero la pelota quedó muerta a placer y el central luso-caboverdiano la introdujo en la mala con un disparo violento por alto, para que nadie pudiera evitar el gol. El equilibro logrado, a la baja, por Escribá con sus cambios en el descanso dio resultado de nuevo en la estrategia. Al equipo le cuesta un montón crear fútbol. Pero tiene pegada… en la segunda y tercera línea. Los delanteros no ven portería. Sí lo han hecho los medios y, en los dos últimos partidos, de forma decisiva, los dos defensas centrales. Caprichoso destino.

Garitano metió en danza al exzaragocista Ángel, delantero de 36 años que volvía a casa tras muchos años, a la vez que Escribá introducía a Mollejo por Bakis. El tinerfeño se confundió y perjudicó a su equipo al ser expulsado con roja directa en el 75 por un bofetón a Nieto en una disputa. Las revoluciones hay que saber medirlas. Y Ángel nunca tuvo ese fuerte. En apenas 5 minutos, al Real Zaragoza se le abrió el cielo. Aguantó con fortuna y acierto cuando tuvo que hacerlo, en una tarde obtusa de fútbol, y resolvió a favor por esos detalles que tantos partidos deciden en el fútbol moderno. Grau suplió a un agotado Aguado. Sangre fresca a la batalla.

Los locales se lanzaron a la heroica. Elady, delantero, suplió al central Sipcic, Pasaron a cerrar atrás con solo dos zagueros (recordemos que estaban con 10 hombres). El Zaragoza se retrasó por instinto. Dauda, individualista, era el gran peligro. En una jugada suya, Teto remató a placer tras una doble acción de madres ursulinas de la defensa aragonesa y, con Cristian batido, Gámez salvó el empate agarrado al palo derecho. La mejor acción de la tarde del saguntino. Providencial.

El partido llegó al minuto 90 con la grada encendida tras la roja a Ángel y el gol encajado poco antes. El Zaragoza hizo bien la faena del ‘otro fútbol’. Se jugó poco. Y el árbitro otorgó 8 minutos de aumento. Eso quedaba por aguantar. Con Dauda volviendo locos a Gámez y Francés cada vez que entraba por su banda. Teto volvió a fallar en idéntica situación en el 92, su remate rozó el palo por fuera. Nieto fue superado por Elady en acciones de peligro postreras. La defensa fue un flan por los laterales, pero Cristian y los centrales aguantaron la peana con éxito. Al final, fueron 9 de añadido, tras los que el Real Zaragoza salió líder en solitario del Heliodoro. El viento viene de cola. Agosto ha concluido con pleno, 9 de 9 puntos en disputa. Exprimiendo al máximo las virtudes y limando con eficacia los defectos. El año sigue pintando bien… de maravilla.

 

SD HUESCA X-X SD HUESCA

 

CD TERUEL X-X CD TERUEL 

SD TARAZONA X-X SD TARAZONA

LIGA 2ªDiv. 2023/24 JORNADA Nº2 (20.8.2023)

LIGA 2ªDiv. 2023/24 JORNADA Nº2 (20.8.2023)

LIGA 2ªDiv. 2023/24 JORNADA Nº2 (20.8.2023)

PARTIDO OFICIAL Nº 3607

Real Zaragoza SADREAL ZARAGOZA 1-0 REAL VALLADOLID

1-0, min. 30: Francés

Ficha técnica

Real Zaragoza: Cristian Álvarez; Gámez, Francés, Jair, Nieto; Aguado, Francho, Moya (Grau, 81), Maikel Mesa (Valera, 91); Azón (Bermejo, 72) y Bakis (Mollejo, 81).

Real Valladolid: Masip; Luis Pérez, Boyomo (Montiel, 58), Quintana, Escudero (Rosa, 46); De la Hoz, Monchu; Moro (Kenedy, 46), Iván Sánchez; Tunde y Cedric (Sergio León, 58).

Árbitro: Ávalos Barrera (Comité Catalán). Amonestó a Nieto (14), Iván Sánchez (45+4), Cristian Álvarez (82), Quintana (83) y Poussin (97, en el banquillo).

Goles: 1-0, min. 30: Francés.

Incidencias: Noche de calor espantoso, con 38 grados y ambiente húmedo, con cielo tormentoso a las 21.30, horario de comienzo del partido. El césped de La Romareda presentó un buen aspecto. El horario tardío, en plenas vacaciones de agosto y en día laboral dejó la entrada en las gradas del estadio zaragozano en unos 20.000 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por los abonados del Real Zaragoza fallecidos durante el verano (no se hizo el primer día con el Villarreal B).

Real Zaragoza 1-0 Real Valladolid

42.4 % Posesión 57.6 %
5 remates dentro 5
2 disparos bloqueados 2
5 remates fuera 4
11 disparos recibidos 12
3 tarjetas amarillas 2
0 tarjetas rojas 0
14 faltas recibidas 9
10 faltas cometidas 14
119 perdidas de posesion 108
61 recuperaciones de posesion 56
7 fueras de juego 2
xxxxxx

 

Victoria de líder del Real Zaragoza por 1-0 sobre un gran Valladolid

Un gol de Francés en el minuto 30 decantó el segundo triunfo consecutivo de los aragoneses en esta liga, esta vez ante un ex Primera de alto potencial. El equipo duerme líder con 6 puntos y ningún gol encajado.

Intensa, trabada, disputadísima fue la primera parte, con un Valladolid con hechuras de equipo superior, dejando patente su poso de ex Primera pese a tener su actual bloque en estado de provisionalidad absoluta. Los castellanos dominaron a los de Escribá durante los primeros 20 minutos en todos los rincones del campo. Tuvieron el balón, su gobierno, entraron bien por las bandas y sorprendieron, sobremanera, con un sistema atacante en varias fases ofensivas compatible con un 3-2-5… sí, como en los años 50 y 60 del siglo pasado. Le costó una barbaridad de tiempo al cuadro aragonés descifrar este plan de Pezzolano, el técnico uruguayo (castigado, en una cabina de radio, por una expulsión del año pasado) que dirige a los albivioletas.

Bastante hizo en toda la primera parte el Zaragoza con contener las acometidas al área del rival, que eran siempre llenas de veneno y de picardía. Hubo infinidad de duelos directos, de regates y encares de los vallisoletanos que pudieron con las marcas blanquillas. Los laterales Gámez y Nieto sufrieron de lo lindo, el primero con el velocista Tunde y el segundo con Moro y los apoyos de Iván Sánchez. Ahí hubo un par de agujeros que los centrales, inmensos, Jair y Francés, ayudaron siempre a taponar.

En ese tramo, Monchu casi sorprendió en el minuto 7 a Cristian Álvarez en una falta en el lateral del área que sacó directa. La réplica la dio Azón en una contra larga, en solitario, sin apoyarse en Bakis, que acabó con un chut por alto junto a la escuadra izquierda, al lateral de la red en el 13. El Valladolid fue un equipo de presión alta, permanente. Unos atletas, pese a jugarse a 37 grados. En un acoso a Cristian, este sacó mal con el pie, regaló la pelota a Monchu en el minuto 21 y el disparo de este desde fuera del área lo atrapó el argentino reparando su error de origen.

El Real Zaragoza, sujetado en esta franca inferioridad por el ánimo de su público, empezó a encontrar alguna jugada combinada a partir de mitad del primer periodo. En el 23, Moya lanzó desde media distancia y el balón se le marchó fuera por un metro junto a palo derecho de un inédito Masip. El equipo de Escribá no era capaz de llevar el balón al área adversaria. Aguado y Moya estaban obturados, acosados siempre de cerca, sin cintura ni apoyos rápidos. Mesa no tenía flujo de pases. Y Azón y Bakis eran dos islas. Francho, el más activo de los medios, anduvo torpe con el balón en los espacios cortos que siempre tenía alrededor.

Thank you for watching

En un pelotazo largo sobre Azón en el minuto 29, este encaró el área con su habitual tranco en carrera, disparó raso y Masip sacó el balón a córner en su única intervención de mérito antes del descanso. A la salida de ese saque de esquina, el rechace de la defensa le cayó a Francés, que controló con el hombro y batió desde cerca la portería pucelana. Era el 1-0 a la media hora y el Real Zaragoza veía las puertas del cielo. Se encontró en ventaja a balón parado sin hacer demasiado esfuerzo ofensivo en jugadas corridas. Una explosión de alegría y desahogo tremenda se sintió en todo el estadio. De ahí al intermedio, el fútbol subió en rozamientos y peleas, pero bajó en calidad.

El Zaragoza apenas pisó de nuevo la zona de los goles ante Masip. Y el Valladolid se tiró arriba con mayor énfasis, pero con mucha precipitación. Lo único reseñable fue, antes de los 9 minutos de aumento, un posible penalti de Francés por agarrón continuado a Monchu en un centro de Moro en el minuto 35. Lo revisó el VAR… durante más de 4 minutos. La cosa era que había fuera de juego por brazo y medio del ariete Cedric, lo que desvaneció la opción de señalar la pena máxima. El Real Zaragoza volvió a ver a todos los coros celestiales en esta acción puntual. Parecía una noche propicia. Se llegó a la pausa del ecuador del duelo con las pulsaciones a tope. El rival pucelano era mucho rival y se preveía un segundo tiempo de máximo.

El duelo se reanudó con dos cambios en los visitantes. Rosa y Kenedy dieron aire nuevo desde el lateral zurdo y el extremo derecho al rival castellano. Escribá siguió confiando en los mismos y en lo mismo. En el minuto 51, Bakis se quedó a un palmo de su primer gol oficial, al cruzar ligeramente un buen pase de Aguado tras jugada de Moya. Una pena, pues se cantó el 2-0 en los graderíos. Los zaragocistas habían aprendido del primer periodo y ya no se repitió la sorpresa y el despiste del inicio de la noche. Dos minutos después, el VAR desmontó el ya celebrado y festejado segundo tanto de Maikel Mesa, rematando en el segundo palo un centro de Francho que ni Azón ni Bakis puntearon antes. El canario estaba en fuera de juego y lo que el linier se comió, los jueces de cámara y moviola rectificaron. Era el minuto 53 y ahí pudo estar la sentencia.

Pezzolano hizo otro doble cambio enseguida. Sergio León (ofrecido horas antes al Real Zaragoza por su entorno) y Montiel reforzaron el mecanismo de ataque pucelano con dos tipos de muchos quilates. Faltaba más de media hora y todo estaba abierto de par en par. El equipo aragonés trataba de jugar al fútbol control, con Aguado crecido, lo mismo que Mesa. Solo se echaba en falta más verticalidad, mayor largura de las jugadas hacia el área rival. Se morían los balones demasiado lejos del peligro, y eso que Francho también ganó en acierto cada vez que entró como un fuera borda por la banda derecha. Los dos puntas, Azón y Bakis, estuvieron demasiado desvinculados de los remates de las jugadas.

Se entró en los últimos 20 minutos con una falta lejana lanzada por Montiel y detenida bien por Cristian Álvarez y con el primer cambio de Escribá, dando entrada a Bermejo en vez del agotado Azón. Y en el 75, el Valladolid avisó de que la victoria que trataba de sujetar el Zaragoza a base de adormecer el partido, corría peligro. En una jugada de Sergio León en el área, su dejada atrás la remató al larguero Iván Sánchez con un zurdazo tremendo. Llegaba el momento de la verdad y los de Escribá, un día más, habían dejado pasar ocasiones propicias para haber decantado el marcador con antelación. La velada estaba programada para padecer, incluso en una deseada y potencial victoria.

Escribá metió a Grau y Mollejo para dar oxígeno a un equipo que cada vez estaba más aculado en el área, peligrosamente. Por eso, Montiel estuvo a centímetros del 1-1 en el 80, con un remate franco con todo a favor que cruzó fuera milagrosamente para el Zaragoza. Una recuperación de Mollejo en el 86 generó el efecto deseado y Maikel Mesa forzó a un paradón de Masip en la enésima carrera de galgo de un Francho magnífico en los desahogos largos. Oro molido ese contragolpe para bajar las revoluciones de un Valladolid demasiado mandón. Valera relevó a Mesa ya en el 91, en los 8 minutos de aumento. Todo por sujetar un triunfo de liderazgo.

El final tuvo mucho de agónico, de épico. Al límite en el área propia, y con la opción del 2-0 en un contragolpe horriblemente finalizado por Bermejo, fuera de onda pese a que Escribá trata de recuperarlo como sea lo antes posible. Era un pase a Mollejo lo suyo, para que marcase a placer… pero no lo vio el ‘10’. Pudo haber sido la explosión del volcán zaragocista en el 96, que llegó dos minutos después con el pitido final. Tres puntos de mucho calibre. De mucho valor intrínseco. El equipo aragonés se pone en todo lo alto cuando la carrera acaba de comenzar. Marcando talante. Mostrando intenciones. Qué falta hacía esto.

SD HUESCA X-X SD HUESCA

 

CD TERUEL X-X CD TERUEL 

SD TARAZONA X-X SD TARAZONA 

 

LIGA 2ªDiv. 2023/24 JORNADA Nº1 (12.8.2023)

LIGA 2ªDiv. 2023/24 JORNADA Nº1 (12.8.2023)

LIGA 2ªDiv. 2023/24 JORNADA Nº1 (12.8.2023)

PARTIDO OFICIAL Nº 3606

Real Zaragoza SADREAL ZARAGOZA 2-0 VILLARREAL B

1-0, min. 56: Maikel Mesa.

2-0, 63: Francho

Ficha Técnica

Real Zaragoza: Cristian Álvarez; Gámez, Francés, Jair, Nieto; Aguado (Grau, 80), Francho, Moya (Bermejo, 75), Maikel Mesa (G. Valera, 85); Azón (Mollejo, 75) y Bakis (Sergi Enrich, 85).

Villarreal B: Iker Álvarez; Altimira, Hugo Pérez (Gelardo, 77), Abraham, Tasende; Del Moral, Carlo Adriano (Requena, 77); Rodri Alonso (Víctor Moreno, 77), Ontiveros; Ferrari (Jorge Pascual, 65) y Forés (Collado, 65).

Pronto actualizaremos con la pieza del partido. Así te lo hemos contado en directo.

Árbitro: Quinteros González (Comité Andaluz). Amonestó a Rodri Alonso (35), Gámez (49), Altimira (69), Mollejo (85), Ontiveros (91) e Iker Álvarez (96).

Goles: 1-0, min. 56: Maikel Mesa. 2-0, 63: Francho.

Incidencias: Tarde-noche extremadamente calurosa, con 36 grados al inicio del choque, las 21.00, tras un día de fuerte sol (el horario se cambió por La Liga, pues estaba programado en un principio para las 19.00). El césped de La Romareda presentó un buen aspecto. En las gradas hubo alrededor de 18.000 espectadores.


Real Zaragoza 2-0 Villarreal B

53.3 % Posesión 46.7 %
remates dentro 2
disparos bloqueados 3
7 remates fuera 6
11 disparos recibidos 16
tarjetas amarillas 4
tarjetas rojas 0
faltas recibidas 9
faltas cometidas 8
109 perdidas de posesion 115
50 recuperaciones de posesion 53
fueras de juego 1
xxxxxx

El año viene con bien: victoria clara del Real Zaragoza sobre el Villarreal B

Dos goles al inicio del segundo tiempo, de Maikel Mesa y Francho, dan forma al 2-0 final que pudo ser más amplio. El equipo aragonés se mostró aún tierno en su juego y con amplio margen de mejora. Debutaron casi todos los nuevos.

No cabe duda de que el año viene con bien. El triunfo por 2-0 del Real Zaragoza ante el Villarreal B en la jornada 1 de la Segunda División 23-24 es un buen aperitivo, una muestra que consolida la fe y la ilusión de la afición en este proyecto de metarmorfosis masiva del plantel. Con un equipo aún tierno en su modo de operar, incompleto y con enorme margen de mejora por delante, estos tres puntos son gloria bendita. Empezar en agosto con buen tino es sinónimo en estos lares de futuro floreciente. Y ya es un hecho.

Le costó romper a hervir al remozado Real Zaragoza de medio campo hacia arriba (atrás, es idéntico al reciente, por ahora). Salvo la primera jugada, en el minuto 1, cuando Maikel Mesa voleó en el segundo palo, alto, un centro de Gámez, el equipo de Escribá pasó 20 minutos de cierta torpeza en el inicio de las jugadas, con demasiados errores propios no forzados por un rival blando,como buen filial. El técnico entremezcló el rombo del medio campo con muchos momentos en los que Mesa se fue a la izquierda y Moya se retrasó junto a Aguado para hacer el doble pivote en la parsimoniosa (demasiado) salida del balón.

En el 20, Azón se quedó mano a mano ante Iker Álvarez tras un buen pase de Maikel Mesa, pero su definición fue mala, cruzando en exceso el balón, que se perdió a un metro del palo izquierdo. En el 21, de inmediato, Bakis repitió escena, en este caso tras un pase de 50 metros perfecto de Francés desde atrás del todo. Controló el germano-turco y, a placer, estrelló el potente chut contra el cuerpo de Iker Álvarez. No hace prisioneros Bakis, siempre dispara a matar. Esta pelota era para colocarla con sutileza. Otro estilo. Y en plena reacción zaragocista, en el 26, Moya recuperó un balón en la línea de tres cuartos, agarró la pelota con la dirección a favor para golpear desde más de 20 metros y demostró su poderío en el remate a larga distancia… solo que poniendo el balón medio metro por fuera del poste izquierdo, a media altura.

Aquí debió decantar el partido el Real Zaragoza a su favor. Este tipo de acometidas son las que se echan en falta desde hace largo tiempo y, por lo visto, ahora existen. Pero hay que atinar. Se repitió el escenario del amistoso con el Stade Reims en el Pinatar Arena. No hubo buen tino ante los palos. Y hubo que dar gracias a que Cristian Álvarez, para no perder las buenas costumbres, salvó de nuevo el primer tanto villarrealense en el minuto 27, cuando Ontiveros se fue solo hacia el portal desde la línea de medios tras una contra patrocinada por la mala colocación de todo el equipo zaragocista en una pérdida en medio campo. El remate del ‘veterano’ del filial amarillo, con quiebro previo a Gámez, lo sacó con la rodilla el argentino en un paradón del catálogo de milagros. El primero de curso.

De ahí al descanso, pesaron las piernas a todos. Jugar al fútbol con 36 grados y una bochornera insoportable es algo que va contra toda lógica. Son las cosas de iniciar la liga antes de la Virgen de Agosto en un lugar como España. De locos. Los visitantes no aguantaban el balón más de tres pases. Flojita su propuesta de dominio del juego, que correspondió casi siempre al Real Zaragoza. Pero Aguado estuvo muy previsible, lo mismo que Moya, demasiado lento de ideas. Y por ahí el equipo se resintió. Es necesario circular con más rapidez. De hecho, las dos mejores opciones de gol llegaron en formato de contragolpe, con juego directo y pases largos a la espalda de los centrales contrarios. Dato este a tener en cuenta. Con el balón en posesión, el Zaragoza es hoy en día fácil de combatir.

Solo una ocasión más se generó en este tramo grumoso: la firmó de nuevo Bakis, tras un error en la salida desde atrás del Villarreal B en un saque de puerta. Robó Mesa, asistió al ariete que, con todo a favor, tiró centrado e Iker Álvarez, de nuevo, rechazó con acierto. Por ahora, los porteros de los rivales foranos que pisan La Romareda son los mejores. Esa tendencia hay que cambiarla con urgencia. Parte de culpa está en los rematadores zaragocistas, obviamente.

El segundo tiempo empezó a las 22.05 con ¡33 grados de temperatura! Y La Liga había puesto este partido a las 19.00 el 12 de agosto… No hubo sustitución alguna en el intermedio. El Villarreal B empezó mejor en la reanudación. Más enchufado. Ontiveros forzó una falta al borde del área, peligrosísima, nada más rodar el balón. Y Ferrari tuvo el gol en su pie derecho en el 51 al culminar una contra rápida en la que ganó a Jair en velocidad y lo regateó. El remate se le marchó dos palmos fuera. Menos mal. El Real Zaragoza era en esa fase, de nuevo, un mar de imprecisiones. Aguado y Moya abusaron del pase horizontal, sin rebasar líneas con la agilidad necesaria.

La luz la trajo Maikel Mesa en el 56, tras una deslavazada jugada de ataque que Azón llevó a trompicones en el área, con un rebote afortunado en un defensa rival que le cayó al canario. Y ahí, en la zona de los goles, Mesa es letal. Raso, colocado, supero a Iker por primera vez y destapó la lata de los tantos este año. El marcador se decantaba hacia el lado bueno y La Romareda explotó. Ambientazo. Los nuevos empezaron a sentir lo que es jugar con el viento de cola en este coliseo. El Villarreal B se quedó grogui y el equipo de Escribá retomó el timón con el mismo porcentaje avasallador del primer tiempo.

Y siete minutos después llegó el 2-0, un golazo de Francho por la escuadra, en un voleón desde la frontal tras el rechace forzado de un zaguero amarillo por la presión del inconmensurable Mesa. No estaba teniendo buen pie el canterano en toda la noche… la jugada venía de un centro suyo malo, pasadísimo de potencia. Pero el fútbol tiene estas paradójicas reparaciones de las cosas. Un alegrón tremento de Francho, que merece por su buen verano un inicio de curso tan brillante. Un gol siempre lo es. Y más, de semejante factura. En un plisplás, el equipo de Escribá había solucionado el partido. Esto se llama pegada y solvencia. Cuánto se ha echado en falta durante el último vía crucis de tres años. De paso, crecieron en aportación los Aguado, Moya, Francho, los laterales, porque con el marcador a favor se juega mucho mejor, por confianza y porque el adversario es más vulnerable. Romper antes el 0-0 será para este Zaragoza mano de santo cuando se produzca. Hoy costó casi una hora. Demasiado.

Escribá dio minutos al final a Mollejo y Bermejo, recuperados por diferente vía en la recta final de la pretemporada, en la que no han participado. No abusó de las sustituciones para modificar el equipo en momentos de dudas. Apostó por su once inicial y confió en que ahí estaba el éxito. Otros días será distinto. En frente, Miguel Álvarez hizo los cinco cambios en dos tacadas en busca del imposible. Se encararon los últimos 10 minutos con un aire relajado. Grau suplió a un aplaudido Aguado. Y poco más tarde debutaron Sergi Enrich y Valera. Noche redonda de novedades y buenas sensaciones.

En medio del galimatias propio de tanto parón, Valera se estrenó en el 86 con una asistencia perfecta de gol a Bermejo. Pero el ‘10’ demostró su falta de puesta a punto en el mano a mano sencillo o, quizá, su mal de siempre: la falta de gol. Remató contra el cuerpo del portero, que estaba vendido. Debió ser el 3-0 y el redondeo final al alza.


SD HUESCA X-X SD HUESCA

CD TERUEL X-X CD TERUEL 

SD TARAZONA X-X SD TARAZONA 

 

PRETEMPORADA 2023/24 7º AMISTOSO (3.6.2023)

PRETEMPORADA 2023/24 7º AMISTOSO (3.6.2023)

PRETEMPORADA 2023/24 7º AMISTOSO (3.6.2023)

 

Gimnàstic de Tarragona, S.A.D. :: La Futbolteca. Enciclopedia del Fútbol  Español NASTIC TARRAGONA 1-0 REAL ZARAGOZA  Real Zaragoza SAD

Ficha técnica

Nàstic de Tarragona: Parra; Alex Tirlea (Domingo, min. 54), Nacho González (Gorostidi, min. 65), Trigueros, Joan Oriol (Quirós, min. 81); Jardi, Martínez (Óscar Sanz, min. 54), Pablo Fernández (Pochettino, min 65), Montalvo (Santamaría, min. 65), Marc Fernández (Marc Álvarez, min 54); David Concha (Mario Rodríguez, min 65).

Real Zaragoza: Poussin (Rebollo, min. 46); Fran Gámez, Lluis López, Francés (Toni Moya, min. 64), Juan Sebastián (Marcos Luna, min 81); Grau (Marc Aguado, min. 77), Vaquero, Liso (Mollejo, min. 64), Cortés; Azón (Maikel Mesa, min. 64) y Pau Sans (Sergi Enrich, min. 46).

Gol: 1-0, min. 36, Pablo Fernández.

Árbitro: Gonzalo Romero Freixas. Amonestó al local Marc Fernández (min. 25) y al visitante Fran Gámez (min. 73).

Incidencias: partido jugado en el Nou Estadi de Tarragona con baja asistencia, aunque con varios centenares de aficionados zaragocitas.


Borrón a una notable pretemporada

El Real Zaragoza, repleto de suplentes, cae en Tarragona (1-0) en su peor amistoso veraniego. Escribá hizo debutar a Poussin y Mollejo. 

Borrón a una notable pretemporada. El Real Zaragoza cayó este sábado (1-0) ante el Nástic de Tarragona y despide los amistosos de preparación con una imagen distinta de la que venía ofreciendo. Apenas 48 horas después del Trofeo Lapetra, Fran Escribá dio descanso a un puñado de titulares y el equipo lo acusó. Tardó mucho en entrar en el partido; no tuvo profundidad con el balón; y su rival, correcto en lo táctico y alegre hacia la meta contraria, lo aprovechó para llevarse la victoria en el debut de Poussin y Mollejo.

El guardameta galo se estrenó en un once que contó con hasta siete canteranos. Francés, Vaquero, Juan Sebastián, Cortés, Liso, Pau Sans e Iván Azón formaron en un bloque que durante la primera fue superado por la intensidad local y ya en la segunda, con la entrada de piezas imprescindibles para este Zaragoza como Toni Moya, no encontró el empate a pesar de disponer de numerosas ocasiones.

De entrada, el partido tuvo un ritmo trepidante impuesto por el Nástic. En el primer minuto ya se protestó una caída en el área de Concha y, acto seguido, en el córner derivado de esa jugada, Trigueros pudo marcar de cabeza. Fueron dos avisos que no tardaron en ser respondidos por el Real Zaragoza. 

En 5, Iván Azón estuvo a punto de aprovechar un centro desde la derecha de Cortés. Y de las botas del propio Cortés salió también una falta que, después de ser prolongada por Juan Sebastián, terminó en gol anulado a Pau Sans por fuera de juego inexistente. 

A partir de ahí, tras ese toma y daca inicial, el Real Zaragoza empezó a controlar el balón pero no el partido. El fútbol propuesto por la pareja de mediocentros, por Vaquero y Jaume Grau, fue mucho menos elaborado que el que se vio el pasado jueves, ante el Millonarios, y durante el resto de pretemporada.

Las combinaciones raseadas dieron paso a lanzamientos en largo. Los futbolista de banda apenas aparecieron para asociarse, y el Nástic no sufrió durante la primera parte para desarbolar los avances de un Zaragoza blando con y sin balón.

Solo así se explica cómo Pablo Fernández pudo ganarle un cuerpeo en la frontal a Lluís López, para después estrellar la pelota en el larguero en el minuto 15. O cómo el mismo Pablo Fernández pudo aprovechar un error de Cortés para anotar el 1-0.

El canterano zaragocista se durmió en el área y Joan Oriol, el veterano Joan Oriol, le robó la cartera para regalarle el gol a su compañero. Se acababa de cumplir el minuto 36 de juego y, antes de enfilar el camino a vestuarios, los locales todavía dispusieron de otra ocasión, un testarazo de Jardí, para ampliar distancias.

Las sensaciones no eran positivas en el Zaragoza y Escribá buscó la reacción desde el banquillo. Al descanso, cambió la portería e introdujo a Sergi Enrich en lugar de Pau Sans. Trató de ganar presencia ofensiva con dos referentes puros en ataque, y el efecto fue inmediato.

Tras un primer aviso del Nástic, un chut de Fernández desbaratado por el recién ingresado Rebollo, el Zaragoza empezó a pisar campo contrario con mayor facilidad. Azón se topó con Parra en el minuto 48; Vaquero tuvo otra justo después; pero todo quedó en esos arreones aislados.

El equipo no terminó de crecer en el partido. Durante el siguiente cuarto de hora, del 50 al 65, apenas hubo ataques reseñables. El juego transcurrió entre disputas e imprecisiones, y Escribá volvió a tirar de banquillo en busca del empate.

De una tacada, introdujo a Toni Moya, Maikel Mesa y Mollejo. El centro del campo ganó poso; el ataque, el dinamismo de este último, que tiró continuos desmarques y se dejó caer a la banda derecha para generar superioridades.

Por ahí, precisamente vinieron las mejores ocasiones zaragocistas de la segunda parte. En el 70, Enrich estuvo a punto de alcanzar un gran centro de Gámez; en el 78, Cuenca cruzó demasiado el balón en el mano a mano con Parra; y en el 86, Mollejo perdonó, disparando flojito de zurda, en una buena subida de Luna.

Fue el tramo más intenso de un Zaragoza que despertó tarde. El final del duelo, salvo dos acciones aisladas de Mario y Santamaría, fue un monólogo visitante. Más aún, tras la incursión de Aguado en un centro del campo dominante, que sin embargo no encontró el último pase hacia el gol.

Balance positivo

Los de Escribá despiden la pretemporada con su peor amistoso. Un partido marcado por las rotaciones que no debe camuflar el buen trabajo que se viene haciendo. El balance del verano debe ser positivo. Más allá de los resultados (tres victorias y tres derrotas), el Zaragoza se ha mostrado como un equipo reconocible y con mayor personalidad para manejar los encuentros de la evidenciada este sábado.

Terminaron las pruebas. Lo que viene a partir de ahora ya va en serio. El próximo sábado vuelve la Liga y sería importantísimo agarrar los primeros seis puntos (Villarreal B y Valladolid) al calor de una afición ilusionada con que este sea, de una vez por todas, el año del ascenso.

 

 

PRETEMPORADA 2023/24 6º AMISTOSO (3.6.2023)

PRETEMPORADA 2023/24 6º AMISTOSO (3.6.2023)

PRETEMPORADA 2023/24 6º AMISTOSO (3.6.2023)

LI Memorial Carlos Lapetra

(Trofeo Ciudad de Zaragoza)

Real Zaragoza SAD REAL ZARAGOZA 1-2 MILLONARIOS Millonarios Fútbol Club - Wikipedia, la enciclopedia libre

Ficha técnica:

Real Zaragoza: Cristian; Luna (Gámez, 75), Borge, Jair (Lluis López, 24), Nieto; Marc Aguado (Grau, 75), Toni Moya (Puche, 62), Francho; Maikel Mesa (Cortés, 62); Cuenca (Azón, 45)y Sinan Bakis.

Millonarios: Álvaro Montero Álex Moreno (Perlaza, 3), Murillo (Arias, 72), Bertel, Pereira; Stiven Vega, Vásquez (Giraldo, 72), Beckham Castro (Jader Valencia, 72), Luis Paredes; Cataño (Silva, 63) y Carvajal (Castro, 63)

Goles: 0-1, min. 54: Bechkam Castro. 0-2, min 60: Cataño. 1-2, min. 66: Bakis.

Árbitro: César Soto Grado (Comité de La Rioja). Mostró amarillas a Maikel Mesa (42).

Incidencias: Trofeo Ciudad de Zaragoza-Memorial Carlos Lapetra disputado en La Romareda, ante la presencia de unos 16.000 aficionados, más de un millar y medio de Millonarios. Noche apacible de unos 22 grados, con algo de cierzo.

Buenas intenciones, poco acierto: el Real Zaragoza cae contra Millonarios (1-2)

Un Zaragoza de buenas maneras y en crecimiento se estrella contra Álvaro Montero, portero de Millonarios, campeón del Trofeo Ciudad de Zaragoza. Bakis marcó su primer gol.

Al Real Zaragoza le van saliendo los dientes, pero aún no tiene colmillos. Dejó una noche entretenida, poblada de ocasiones y juego bien trazado, pero le faltó acierto, porque ocasiones tuvo a pares. Millonarios se llevó (1-2) el Trofeo Ciudad de Zaragoza-Memorial Carlos Lapetra gracias a su contundencia en quince minutos de la segunda parte, aunque, ante todo, gracias a su portero, Álvaro Montero, que lo paró todo. Y cuando es todo, es todo.

Un resultado que no afea nada, en todo caso, al Zaragoza, en pleno proceso de construcción, un equipo a quien se le adivinan buenas intenciones, con un centro del campo rico en fútbol y calidades. A falta de mejorar ciertas cuestiones, sobre todo en cuanto a desborde individual, el conjunto aragonés va cocinándose a fuego lento.

El verano es para mirarse al espejo y ponerse guapo, y Fran Escribá aprovechó para probarle al Zaragoza el mejor traje posible a estas alturas del calendario, considerando las mejores prendas que tiene en el armario. El técnico, como ya hiciera en la primera parte del duelo contra el Cartagena en Pinatar, armó un Zaragoza en 4-4-2, pero ordenado en su línea media en rombo. El sistema no es el clásico 4-4-2 con doble pivote y extremos que tanto identifica y cuida Fran Escribá, pero el momento actual de la confección de la plantilla, sin extremos ni puntos de desequilibrio exterior ante la lesión de Bermejo y la recién atada incorporación de Mollejo, entrega una oportunidad de intentar construir algo desde esa fórmula. Al Zaragoza, en este sentido, se le apreciaron buenas intenciones, un hilado control del juego, buenas mezclas interiores y un apreciable ritmo de circulación. El rombo potencia ante todo a Marc Aguado y a Sinan Bakis.

Desde el mediocentro, con ojos y pies para todo, el canterano dio un recital de crear y cortar, con una sensibilidad especial a la hora de tejer el fútbol y descomponer el del rival. Bakis, por su parte, con el rombo, tiene variadas referencias para dejar de cara, descargar y conectar posiciones. Tiene buena bota, mimosa, el turco, además de mortífera cuando toca: como en dos tirazos que fueron dos avisos serios que comprometieron a Millonarios. Tanto Aguado como Bakis son jugadores que necesitan sistema, y Escribá les puso este jueves sobre el césped eslabones ideales: Francho y Moya pueden ejercer de interiores con muchos metros, Moya desde el pase, y Francho desde el movimiento. Y Maikel Mesa, aunque no tiene el giro y juego de espaldas que exige el vértice del rombo, dejó impronta de futbolista exquisito, elegante y plástico, con una serena pisadita canaria que entró por los ojos.

El Zaragoza, sobre esa idea de juego y esa composición, creció en el partido ante un Millonarios en plena liga ya, invitado a un amistoso, pero que viene guerreado en las últimas semanas y que a los tres minutos perdió ya a uno de sus defensas, Álex Moreno Paz, relevado por el lateral derecho Perlaza.

Millonarios fue un equipo físico que creó problemas en el lado débil, en los flancos del rombo, donde los cambios de orientación cogieron al Zaragoza demasiado estrecho. Por ahí llegó Millonarios aunque no dio más problemas que un par de escaramuzas bien solventadas por Jair y Borge, y un intento de gol olímpico bien repelido por Cristian nada más empezar el partido.

El Zaragoza ya había avisado a los dos minutos con un tiro de Francho que sacó Montero de la escuadra. El portero de Millonarios fue el mejor. Su guante le negó al equipo aragonés un gol de galería del coleccionista. Fue al final del primer tiempo y tuvo a tres fichajes como autores de la obra. Toni Moya enseñó su pincel y enlazó en profundidad con un notable desmarque de Bakis. El delantero pisó área y cedió atrás, a la zona que tiene bajo candado Maikel Mesa, la suya, donde aparece como un escorpión con el aguijón recién puesto: se lo pensó demasiado, se la cambió de pie, aún le dio tiempo a rematar, y el tiro lo desbarajustó Montero a mano cambiada. La jugada fue preciosa, la que más picante tuvo en un Zaragoza que gozó de más ocasiones con dos tiros de Bakis y otro de Maikel Mesa, pero al que le faltó algo de chispa, desborde y creación en los metros finales.

En la segunda parte, nada más empezar, Bakis se encontró con Montero, que impidió un golazo en plancha del punta, y después, con un gol anulado. El Zaragoza empujaba, ya con Azón, estirándose por arriba. En un exceso de toques en el área de Millonarios en el que Azón no quiso darle con la zurda, nació el gol colombiano. Cogieron al Zaragoza desplegado, y el veloz Luis Paredes le ganó una carrera de 60 metros a Moya. Tiró, paró Cristian y remachó Beckham Castro. A Azón, luego, le quitaron un gol en la línea, y Millonarios respondió con otro gol, golazo, de Cataño, quien empaló un balón que botó sobre Aguado. El Zaragoza, sin darse cuenta, perdía 0-2. El equipo aragonés propuso el juego, pero Millonarios puso la puntería.

El partido comenzó a abrirse fruto del marcador y las piernas fatigadas, y el Zaragoza cambió a jugar con extremos con la entrada de Puche y Cortés. Bakis recortó distancias después de volver a toparse con un imperial Montero. El turco descorchaba así su botella de goles después de una noche en la que no dejó de intimidar. A los hombros de un Francho pletórico, el Zaragoza siguió picando hacia el empate. Azón pudo conseguirlo en un tiro raso, también Cortés… Pero aún faltaban las más claras. Primero, Grau. Después, Azón de cabeza. Y al final, Gámez Y ahí estuvo, una vez más, Montero, portero inacabable e inaccesible, para decir que era su noche. Un escándalo.

 

 

 

Baja Aragón 2023

Baja Aragón 2023

BAJA ARAGON 2023

HORARIO DE LAS ETAPAS:

SS Prólogo 5,830 kms (8:25 AM) 20 Julio

Etapa 1 (21 Julio):

SS2: Bañón – Cuevas Labradas 179.84 kms (14 PM) 

Etapa 2 (22 Julio):

SS3: Bañón – Celadas 155.47 kms (7:30 AM)

SS4: Monreal del Campo – Gea de Albarracín 171.36kms (12:19 PM)

 

https://somosdakar.com/asi-sera-el-recorrido-y-los-horarios-de-la-baja-aragon-2023/

 

La Baja España Aragón 2023 tendrá su edición número 39 esta semana, con un recorrido cronometrado de 512 kilómetros y 875 kilómetros en total sumando enlaces.

La carrera se disputará el 21 y 22 de julio, comenzando la actividad este miércoles 19 con las verificaciones técnicas y administrativas que se extenderán hasta el jueves.

Luego, el viernes 21 por la mañana se desarrollará el prólogo, de apenas 6 kilómetros. La primera moto saldrá a las 8:25. Esta SS1 servirá para ordenar la salida de la SS2, que tendrá lugar ese mismo viernes por la tarde.

Por la tarde, se completará este primer día con la Súper Especial 2, entre Bañón y Cuevas Labradas, con una extensión de 179 kilómetros, a partir de las 14 horas.

El sábado, por su parte, será el día de mayor actividad, con dos especiales. Por la mañana, la SS3 entre Bañón y Celadas, contará con un recorrido de 156 kilómetros, largando la primera moto a las 7:30 de la mañana.

El sábado a la tarde, se llevará a cabo la SS4 que definirá la carrera, entre Monreal del Campo y Gea de Albarracín, con 171 kilómetros cronometrados. La primera moto tomará la salida a partir de las 12:19 horas del mediodía.

A las 17 horas del sábado se realizará el podio final con todos los finishers.