Blogia

ma+s

LIGA 2ªDiv. 2023/24 JORNADA Nº6 (15.9.2023)

LIGA 2ªDiv. 2023/24 JORNADA Nº6 (15.9.2023)

LIGA 2ªDiv. 2023/24 JORNADA Nº6 (15.9.2023)

PARTIDO OFICIAL Nº 3611

Real Zaragoza SADREAL ZARAGOZA 1-1 REAL RACINGEscudo/Bandera equipo

0-1, min. 40: Grenier.

1-1, min. 45 (+2): Germán Valera.

FICHA TÉCNICA

Real Zaragoza: Cristian Álvarez; Fran Gámez, Mouriño, Jair, Luna; Toni Moya, Aguado (Grau, 62); Valera (Sergio Bermejo, 79), Manu Vallejo (Azón, 62); Maikel Mesa (Mollejo, 74) y Bakis (Enrich, 74).

Racing de Santander: Ezkieta; Mantilla, Germán Sánchez, Alves, Saúl; Morante (Pol Moreno, 88), Grenier (Peque, 59), Aldasoro; Andrés Martín (Sangalli, 74), Íñigo Vicente (Sainz de Maza, 88); Ekain (Arana, 59).

Goles: 0-1, min. 40: Grenier. 1-1, min. 45 (+2): Germán Valera.

Árbitro: Guzmán Mansilla (Comité de Andalucía). Mostró amarillas a Saúl (31’), Bakis (37’), Grenier (51’), Andrés Martín (71’), Ezkieta (86’), y Germán Sánchez (88’), Toni Moya (94’).

Incidencias: Partido de la sexta jornada jornada de liga jugado en La Romareda, ante 27.208 espectadores. Noche es fresca en La Romareda y muy húmeda. El césped estuvo buen estado, rápido debido a las últimas lluvias caídas en Zaragoza en las últimas horas. Los jugadores saltaron al campo con una camiseta de apoyo a Carlos Nieto. Por su parte Cristian Álvarez, recibió el premio al jugador del mes de Segunda División

Real Zaragoza 1-1 Real Racing

63.8 % Posesión 36.2 %
2 remates dentro 4
1 disparos bloqueados 4
3 remates fuera 4
12 disparos recibidos 6
2 tarjetas amarillas 5
0 tarjetas rojas 0
15 faltas recibidas 19
21 faltas cometidas 16
132 perdidas de posesion 117
51 recuperaciones de posesion 51
2 fueras de juego 4
xxxxxx

El Real Zaragoza es humano y empata contra el Racing de Santander (1-1)

El Zaragoza sufre su primer tropiezo del curso en un partido desmejorado en el que un gol de Valera remontó el inicial de Grenier para un notable Racing.

El Real Zaragoza alienígena de las cinco victorias seguidas, el conjunto que parecía que no podía dejar de ganar ni en sus peores tardes, exhibió ayer su cara más real, más humana y terrena, más cercana a lo que hoy es su fútbol y sus capacidades. En otro partido de escaso bagaje ofensivo, el equipo de Escribá se atascó ante un Racing superior en la primera mitad, que se le puso por delante con un gol de Grenier al que Valera dio rápida respuesta al filo del descanso. El empate puede darse por justo, porque el Zaragoza, con los cambios y su diversidad de recursos en la suplencia, enderezó la noche en la segunda mitad, sobre todo, gracias a Azón. Y el punto aún puede mantener el liderato en función del resultado del Espanyol en esta jornada.

Pero, por encima de todo, el resultado dejó al descubierto algunas de las carencias creativas y ofensivas que Escribá aún no tiene solventadas, ya advertidas en los días de vino y gloria de las últimas semanas y a las que las victorias le echaron el velo por encima. El Zaragoza, en resumen, juega muy lejos del área adversaria y no termina de imponerse en campo contrario: al Racing solo le remató dos veces a puerta. Su rival le dobló en disparos.

Fue Gámez el lateral izquierdo de emergencia con el que Escribá le pegó un parche a la posición ante las ausencias de los lesionados Nieto y Lecoeuche, movimiento que motivó el debut en la temporada en su zona natural de Marcos Luna en un once en que no figuraron ni Francés ni Azón. Quizá el técnico, en un intento por gestionar los méritos y la salud del grupo en un vestuario del que se presume por su anchura de soluciones, dejó fuera a los dos internacionales, que solo habían trabajado un par de días esta semana. Ambos se notaron: Francés porque Mouriño bajó un pistón su rendimiento de Cartagena. Y Azón porque es la cremallera que da recorrido y profundidad a la delantera del Zaragoza. Este fue el problema nuclear del equipo ante un Racing que le controló y domesticó con facilidad durante la primera mitad. El Zaragoza fue un equipo denso, horizontal y atascado porque ni Maikel Mesa ni Bakis le daban al ataque por dentro desmarques profundos. Ambos realizaban movimientos similares: recibían de espaldas, la pedían al pie y se dedicaban ambos al apoyo, sin sincronizarse entre ellos desmarques de ruptura. Difícilmente cuajarán juntos en un sistema así. A ello, se le unió los problemas del Zaragoza para que su doble pivote asuma el peso del juego y los pases iniciales: Moya y Aguado, bien marcados al hombre por el Racing, circulaban la pelota lentamente, una parsimoniosa cadencia que acababa siempre de vuelta a los centrales. O el Zaragoza deja de acostar el juego en los pies de sus defensas o sufrirá más días así. Entre unos delanteros que no estiraban al equipo y unos medios con poca progresión, el Zaragoza no avanzaba. Y así, expuso su fútbol a pérdidas que el Racing, un equipo brillante en la transición, eléctrico, vertical y punzante, convirtió en su llave en la cerradura del partido. Antes de su gol, los cántabros ya amenazaron con un tiro cruzado de Aldasoro tras un desliz de Moya que Cristian sofocó y con una intervención del divino argentino a una picadita de Andrés Martín. Eran minutos en los que Aldasoro, indetectable entre líneas, le encendía una hoguera a Aguado y Moya en su zona. Gran jugador el vasco: completo, intenso, fino cuando toca.

El Zaragoza, por su parte, apenas respiraba por su carril derecho, donde la agitación y el desborde de Germán Valera trató de abrir camino a gol. Fue el principal activo ofensivo, mientras que Manu Vallejo apenas intervenía en su sector. A Valera le hicieron nada más empezar un penalti que solo se explica que no se pitará vía VAR si se apreció mano de Maikel Mesa en un control previo. La mejor la tuvo Bakis con un rechace al que no le puso dirección correcta. También Andrés Martín mandó al cielo un remate franco dentro del área.

El Zaragoza se vio por debajo por primera vez después de que la tela de araña del Racing atrapara un error de salida de Mouriño. Fue Vicente quien gestionó el asunto y le entregó medio gol a Grenier, que la cruzó por bajo. Al Zaragoza se le quebraba así un partido por primera vez.

Thank you for watching

Sin embargo, respondió con grandeza al filo de los últimos segundos de los dos minutos de prolongación. Un largo hilo de pases, acabó en la bota precisa de Toni Moya. Su centro desde tres cuartos lo repelió la defensa cántabra, pero allí fue Valera como si ese balón fuera su cena de la noche: un trozo de pan al que le pegó una dentellada que no era fácil, metiendo el pie al bote y mandando la pelota a la red. Así, con ese empate justo y psicológico, se llevó el asunto el Zaragoza al descanso.

A la vuelta al césped, el Racing pegó el susto, con un cabezazo de Mantilla, su lateral derecho, a dos palmos de la línea de gol que mandó fuera cuando eso, precisamente, parecía lo imposible. El partido recorría su curso en los mismos términos que el primer acto. El Racing buscaba el error del Zaragoza para dañar con su infantería. La idea estuvo muy bien traída porque el equipo aragonés si de algo está pecando es de tener la posesión más cerca de su portería que de la rival, lo que multiplica ciertos riesgos. Mientras tanto, el colegiado, algo indescifrable, le perdonaba la posible segunda amarilla a Grenier. Pareció tan clara que su técnico no tardó ni un minuto en quitarlo: saltaron Peque y Arana, delantero que relevó a Ekain. Por su parte, Escribá movió pieza poco después: retiró a un Aguado al que el contexto de su equipo aún se le atraganta y a Manu Vallejo, lejos de lo esperado. Salieron así Jaume Grau e Iván Azón al campo, pasando Maikel Mesa de la segunda punta a la banda izquierda.

El Zaragoza, solo con la presencia del ariete canterano, acabó metiéndose en campo del Racing. Las cargas en profundidad de Azón nivelaron la pugna, y su equipo comenzó a crecer. Sin mucha llegada, pero, palmo a palmo, ganando terreno. Fue el tramo del encuentro en el que Bakis exhibió cierta desconexión, como si sintiera que algo falta por incorporar a su carta de servicios. El gol, la falta de él, es como el frío: parece que no, pero poco a poco se va metiendo en los huesos. Escribá lo cambió para el asalto final, al que se apuntaron Enrich y Mollejo, y poco después Bermejo, quien entró por Valera, fatigado y con molestias.

Aquí se evidenció una de las grandes fortalezas del Zaragoza de este año: los cambios, los recursos en el fondo del armario, le dieron soluciones y le inyectaron gasolina. Aun con todo, el conjunto aragonés no terminó de intimidar el área, bien cerrada para el final con tres hombres por un Racing que no tardó en poner en valor el punto que tenía en la mano. Al Zaragoza, al final, se le oscurecieron las ideas. La Romareda, de nuevo exultante y celestial, con 27.208 almas, la mejor entrada del año, le trató de llevar arriba, pero poco más pasó. Esto, la comunión de acero que han firmado equipo y afición fue la victoria del día.

 

El Racing frena al líder

El Real Zaragoza, cortocircuitado y atascado, no supo nunca cómo meterle mano a un rival que se lleva de La Romareda un empate merecidísimo. José Alberto le ganó la partida a Escribá.

Al Real Zaragoza le ha aupado al liderato su eficacia y no su fútbol, así que era cuestión de tiempo que se acabara su impecable racha de resultados. Esta vez no pudo con un Racing aplicado y valiente, que le complicó las cosas desde el primer momento. Hasta ahora, al equipo de Escribá le había salido todo, pero en su partido más gris de todo el campeonato no supo nunca cómo meterle mano a un rival que se lleva de La Romareda un empate merecidísimo, porque si alguien mereció ganar fue el Racing.

Ante las bajas de Nieto y Lecoeuche, Fran Escribá pretendió resolver el problema del lateral zurdo colocando a Luna en la banda derecha y trasladando a Fran Gámez a la izquierda, mientras Valera reemplazó a Bermejo como volante derecho. Fueron los dos únicos cambios en el once del Zaragoza, en el que no entraron los internacionales Sub-21 Francés y Azón. Por su parte, José Alberto introdujo mucho atrevimiento y hasta tres novedades en la alineación del Racing: Morante, Grenier y Ekain relevaron a Íñigo, Peque y Arana.

El partido comenzó a un ritmo vertiginoso y se puso enseguida a mil revoluciones, quizá lo que nunca desea Escribá, porque el Racing, lejos de especular o pausar el juego, salió como un tiro y su valentía y decisión provocó un toma y daca constante. Y en el intercambio, las ocasiones se sucedieron en las dos porterías en el primer cuarto de hora. Cristian Álvarez salvó un disparo cruzado de Aldasoro y sacó una mano prodigiosa ante Andrés Martín, mientras Manu Vallejo se enredó solo ante Ezkieta y ni remató ni pasó, y Bakis, con la suerte de espaldas, mandó rozando el larguero un balón a la salida de un córner.

El juego fue perdiendo gas, pero el Zaragoza, sorprendido por el planteamiento de José Alberto, no estuvo cómodo en toda la primera parte. Le costó superar la presión del Racing, careció de fluidez e intención en la circulación de la pelota, sus laterales no percutieron y no defendió con solvencia ante un rival afilado por Íñigo Vicente que siguió acumulando ocasiones en las botas de Ekain y de un activísimo Andrés Martín. Y así, a cinco minutos del descanso, Grenier hizo diana, tras un error al alimón de Marc Aguado y Mouriño en la salida del balón. El gol fue justo premio a los méritos del Racing que, sin embargo, mereció quedarse enseguida con diez por una segunda amarilla del lateral Saúl que el árbitro, literalmente, no quiso ver. Sólo Valera, encarador de genio y voluntad, un extremo desequilibrante en la categoría, sostuvo al equipo de Escribá en ataque, y su insistencia acabó teniendo recompensa a segundos del descanso, cuando, providencial, mandó a la jaula una pelota muerta en el área pequeña. El Racing fue bastante mejor en la primera mitad, pero el Zaragoza se valió otra vez de su eficacia. O del oportunismo de Germán Valera.

En la segunda parte, Escribá pasó del 4-2-3-1 al 4-4-2, permutando las posiciones de Maikel Mesa y Manu Vallejo, en un intento por variar el rumbo del encuentro, pero el Racing no perdió una pizca de osadía, continuó desordenando con su fútbol a la defensa del Zaragoza y tuvo el 1-2 en la cabeza de Mantilla en el minuto 51, en una oportunidad verdaderamente de oro.

En vista de que el Zaragoza no mejoraba, a media hora del final entraron Jaume Grau e Iván Azón. Antes habían ingresado Arana y Peque en un Racing que siguió cortocircuitando al equipo aragonés, que ya a la desesperada dio entrada a Mollejo, Sergi Enrich y Bermejo por Bakis y Maikel Mesa, ambos en noche de ausencia, y por un agotado Valera.

Pero no fue el día de un atascado Zaragoza, que esta vez no tuvo ni fútbol ni eficacia. Ni tampoco fue el día de Escribá. José Alberto le ganó la partida.

 

SD HUESCA X-X SD HUESCA

 

CD TERUEL X-X CD TERUEL 

SD TARAZONA X-X SD TARAZONA

PARTIDO Nº 746 ESPAÑA 6-0 CHIPRE (12-SEP-2023)

PARTIDO Nº 746 ESPAÑA 6-0 CHIPRE (12-SEP-2023)

 

ESPAÑA

bandera españa circular

Partido 746

CHIPRE

Ilustración de Bola De Luz De Cristal Con Bandera De Chipre Esfera Redonda  Icono De Plantilla Símbolo Nacional Bola Realista Brillante Ilustración  Vectorial Abstracta En 3d Resaltada Sobre Un Fondo Blanco Gran  

 

6-0
 

 

1-0 | (18´) Gavi

2-0 | (33´) Mikel Merino

3-0 | (70´) Joselu

4-0 | (73´) Ferran Torres

5-0 | (78´) Álex Baena

6-0 | (83´) Ferran Torres

Clasificacion Alemania 2024

12 Septiembre 2023

Granada

Estadio: Nuevo Los Cármenes

FICHA TËCNICA

ESPAÑA

Unai Simón, Carvajal, Le Normand, Laporte, Gayà (Balde 61´), Rodrigo, Mikel Merino, Gavi (Álex Baena 76´), Lamine Yamal (Ferran Torres 61´), Nico Williams (Yeremy Pino 46´) y Morata (Joselu 46´).

Seleccionador: Luis de la Fuente

CHIPRE

Mall, Karo, Gogic, Laifis, Andreou (Panayiotou 91´), Kyriakou (Ioannu 46´), Kousoulos (Tzionis 55´), Charalampous (Pileas 61´), Anderson Correia, Sotiriou (Pittas 61´) y Kastanos.

Seleccionador: Temur Ketsbaia

1-0 | (18´) Gavi ramata de primeras un centro de Nico Williams desde la izquierda.

2-0 | (33´) Mikel Merino de cabeza a centro de Nico Williams.

3-0 | (70´) Joselu a centro de Carvajal.

4-0 | (73´) Ferran Torres en combinación con Carvajal.

5-0 | (78´) Álex Baena en el primer balón que toca como internacional.

6-0 | (83´) Ferran Torres bate a Mall en su salida.

Simone Sozza (Italia): Mostró tarjeta amarilla a Yeremy Pino (69´) por parte de España y a Kastanos (45´) de Chipre. 

Árbitros asistentes: Alberto Tegoni y Marco Bresmes (Italia)

Cuarto árbitro: Livio Marinelli (Italia)

VAR: Maurizio Mariani (Italia)

Asistente VAR: Daniele Doveri (Italia)

Cuarto partido para España de la fase de clasificación para la Eurocopa 2024

Estadio Nuevo Los Cármenes de Granada. 17.311 espectadores en las gradas.

Se guardó un minuto de silencio en solidaridad con los afectados de las tragedias naturales acaecidas recientemente en Marruecos y Libia

España 6-0 Chipre

81.4% Posesión 16.6%
12 remates a puerta 1
6 remates paradas 0
10 remates fuera 0
0 disparos recibidos 28
1 tarjetas amarillas 1
0 tarjetas rojas 0
3 faltas recibidas 6
6 faltas cometidas 4
114 balones perdidos 94
53 balones recuperados 41
2 fueras de juego 2
intervenciones portero

Nico y Lamine alegran a España

La frescura de los extremos es clave para abrir una goleada que cerró Ferran Torres, autor de un doblete. También marcaron Gavi, Merino y Joselu.

A la misma hora en que Luis Rubiales nos contaba en una entrevista en un canal de televisión británico lo injusta que es la vida, La Roja cerraba de la mejor manera posible el parón de selecciones de este mes de septiembre. Una goleada ante Chipre que, unida a la de hace cinco días en Georgia (1-7), nos permiten respirar rumbo a la Eurocopa 2024. El galgo escocés queda un poquito más cerca. Ya se cansará.

Vaya por delante el agradecimiento a la afición de Granada. Da gusto ver un estadio así, lleno hasta el último de sus rincones, cuando el menú tiene a Chipre (con todo el respeto del mundo para su selección) como plato principal. La gente no se cansó de animar, sonaron trompetas, vuvuzelas, canciones y coplas; en definitiva, que Granada, como se escribió y se piensa de París, era una fiesta. Lo fue antes siquiera de que los jugadores saltaran al césped porque De la Fuente tuvo la brillante idea de alinear de inicio a Nico Williams y Lamine Yamal en las bandas. Promesa de vértigo, de fútbol rápido hasta reventar a los defensas rivales. Y eso, más ese Gavi que con su gorro protector pareciera rendir homenaje al Mundial de rugby que se disputa en estos días, eran sinónimo de batalla.

Chipre, selección clasificada en el puesto 118 del ranking FIFA, se preparó para ella como mejor podía, con una defensa de cinco que desde el primer minuto no pudo hacer otra cosa que achicar agua. Aguantó exactamente 17 minutos con el marcador inamovible, tratando de evitar que llegara el 1-0 a favor de España, eso que en sentido figurado se llama abrir la lata. Lamine lo intentaba por la derecha, Nico lo hacía por la izquierda, y Rodri y Merino se relamían ante tantas invitaciones para poder hilar el ataque. En ese minuto 17 se trenzó una jugada de fantasía, con el pase en profundidad de Gayà, la carrera a mil por hora de Nico para centrar hacia atrás desde la línea de fondo y el remate de primera, con el extra de que además lo hizo con la izquierda, de Gavi. Un gol de tiralíneas que reflejaba fielmente el vendaval que en esos minutos soplaba a favor de España.

No dejó de hacerlo. El balón apenas le duraba un suspiro a los de Temur Ketsbaia y la posesión era indiscutible: 76% para los locales, 24% para los visitantes. Un guion previsto desde que se configuró el grupo de clasificación, el toque y toque que es habitual en La Roja, pero que en esta ocasión encontró el fruto de llevar al balón a la red. Tal era la fidelidad de los internacionales al plan de De la Fuente que el segundo tanto fue un calco del primero. De nuevo la llegada por la orilla izquierda y el pase desde allí de Nico para que uno de esos trenes que llegan desde la segunda línea, en este caso Merino, rematara a gol. Los flashes se iban hacia el extremo del Athletic, acertado en el pase y en el desborde, así que Lamine quiso su cuota de pantalla y al borde del descanso soltó una de esas roscas de zurda que en él son copyright. Lástima que el balón se estrellara en el palo derecho de Joel Mall y que en el posterior remate de Morata el gol fuera invalidado por el VAR por fuera de juego.

Lesión de Nico Williams

Pero la cosa pintaba bien. A esas alturas de la noche, Rubiales declaraba, en el confesionario de Piers Morgan, que va a dedicarse “de la forma más limpia posible” en su defensa ya que tiene “muchos procesos abiertos”. Palabras, solo palabras, y lo que nosotros queríamos eran goles. Pero lamentablemente lo que llegó entonces fue el único revés de los primeros 45 minutos, la lesión de Nico Williams, que tuvo que abandonar el terreno de juego como ya hicieran Asensio y Olmo el viernes en Tiflis. Triple secuela de ese virus FIFA del que ahora estarán lamentándose en Athletic, PSG y Leipzig.

Fue la mala noticia de esa primera parte y el peor presagio para el inicio de la segunda, pues el juego de España en ese arranque no volvió a ser el mismo. Yeremy Pino entró por Nico y Joselu lo hizo por Morata, pero no se trataba de un simple cambio de cromos, sino que el sentir general era distinto. La Roja perdió velocidad y capacidad de sorpresa y Chipre se sintió cada vez más cómoda, con Karo, Gogic y Laifis con el cerrojo echado. Pero cuando parecía que la goleada quedaba a medias llegó una nueva sacudida de La Roja. Primero, con un gol en el que Carvajal centró y Joselu remató de testarazo para que Ancelotti se rompiera las palmas en su sillón de Madrid. Después, con un nuevo pase del lateral blanco que en esta ocasión encontró la bota de Ferran Torres para dibujar el 4-0. Dos goles en apenas tres minutos, la mejor forma de respirar y permitir a De la Fuente hacer el último cambio de la noche: el de Álex Baena por Gavi que significaba el debut en La Roja del centrocampista del Villarreal. Llegó con un pan debajo del brazo pues al minuto marcó el 5-0, preámbulo del 6-0 de Ferran, que regresaba a la Selección por la puerta grande. Un colofón feliz a una noche plácida, la mejor manera de dar carpetazo a este parón de selecciones que se abrió en plena tormenta extradeportiva y se cierra con sabor a fútbol, buen fútbol.

Debutante

Jugador n°842

Alex Baena

España prolonga su racha en una Granada rendida (6-0)

Los tantos de Gavi, Nico Williams, Joselu, dos de Ferran Torres y el debutante Álex Baena colocan a la Selección cerca de la cabeza de su grupo camino a la Eurocopa

Hay amores fugaces, estivales, intermitentes, prolongados, eternos... y luego está lo de la Selección Española con Granada.

La ciudad de la Alhambra (La Roja en árabe) ha vuelto a resultar talismán en el camino del equipo de todos hacia la próxima Eurocopa.

Seis goles seis a sumar a los siete de Georgia para culminar una semana de ensueño que allana el camino hacia la fase final.

Ante Chipre, Luis de la Fuente mantenía portería y defensa y cambiaba mediocampo y extremos respecto al equipo de Tiflis, manteniendo idéntico espíritu ofensivo.

España ha totalizado 27 ocasiones claras de gol y ha dominado la posesión el 71% del tiempo

Desde el silbatazo inicial, España se volcaba sobre la meta de Joel Mall, quien a duras penas podía contener con su zaga el vendaval de fútbol de la Selección.

La lata tardaba poco más de un cuarto de hora en abrirse, gracias a la autopista en la que Nico Williams convertía el flanco izquierdo, sirviendo dos balones de oro a Gavi primero por abajo y a Mikel Merino poco después de cabeza para poner tierra de por medio al descanso.

En la reanudación llegaban los cambios y se desataba la eficacia rematadora en la figura de Joselu y un Ferran Torres descomunal en su vuelta con doblete anotador.

Álex Baena ha debutado anotando un gol en el primer balón que ha tocado como internacional absoluto

Mención aparte merecen además un inspirado Carvajal en las asistencias y la aparición providencial de Álex Baena quien, en un hecho insólito, hacía gol en el primer balón que ha tocado como internacional absoluto.

Set en blanco final y tres importantes puntos más al casillero con la líder Escocia avizorándose ya en el horizonte un jueves 12 de octubre, día de la Hispanidad y sobre el césped de La Cartuja de Sevilla.

PARTIDO Nº 745 GEORGIA 1-7 ESPAÑA (8-SEP-2023)

PARTIDO Nº 745 GEORGIA 1-7 ESPAÑA (8-SEP-2023)

 

GEORGIA

GEORGIA - European Network

Partido 745


ESPAÑA

bandera españa circular   

 

 
1-7
 

 

1-4 | (49´) | Chakvetadze de disparo desde dentro del área.

Clasificacion Alemania 2024

8 Septiembre 2023

Tiflis

Estadio: Nacional Borís Paichadze

0-1 | (22´) | Morata

0-2 | (28´) | Kverkvelia p.p.

0-3 | (38´) | Dani Olmo

0-4 | (41´) | Morata

1-5 | (66´) | Morata 

1-6 | (68´) | Nico Williams

1-7 | (74´) | Lamine Yamal

 

FICHA TËCNICA

GEORGIA (1)

Mamardashvili, Azarov, Kashia, Kverkvelia, Gocholeishvili (Sazonov 77´), Gagnidze (Mekvabishvili 46´), Lobjanidze (Davitashvili 46´), Aburjania (Chakvetadze 46´), Kiteishvili, Mikautadze y Kvaratskhelia.

Seleccionador: Willy Sagnol 

ESPAÑA (7)

Unai Simón, Carvajal, Le Normand, Laporte, Gayà, Gavi (Mikel Merino 58´), Rodrigo (Zubimendi 72´), Fabián Ruiz, Marco Asensio (Lamine Yamal 44´), Dani Olmo (Nico Williams 44´) y Morata (Joselu 72´).

Seleccionador: Luis de la Fuente

0-1 | (22´) | Morata de cabeza a centro de Asensio.

0-2 | (28´) | Kverkvelia en propia puerta al desviar un centro de Fabián.

0-3 | (38´) | Dani Olmo de fuerte derechazo dentro del área.

0-4 | (41´) | Morata a puerta vacía en combinación con Fabián.

1-4 | (49´) | Chakvetadze de disparo desde dentro del área.

1-5 | (66´) | Morata de tiro cruzado a pase de Mikel Merino.

1-6 | (68´) | Nico Williams con la derecha en acción individual.

1-7 | (74´) | Lamine Yamal con la izquierda a pase de Nico Williams.

Daniel Siebert (Alemania): Mostró tarjeta amarilla a Aburjania (45´), Kashia (50´), Gocholeishvili (60´), Chakvetadze (63´) y Kvaratskhelia (82´) por parte de Georgia y a Gavi (45´) y Zubimendi (79´) de España.

Árbitros asistentes: Jan Seidel y Rafael Foltyn (Alemania)

Cuarto árbitro: Florian Bastübner (Alemania)

Árbitro asistente de vídeo: Marco Fritz (Alemania)

Asistente VAR: Pascal Müller (Alemania)

Tercer partido para España de la fase de clasificación para la Eurocopa de Alemania 2024.

Estadio Nacional Borís Paichadze de Tiflis (Georgia)

Presenció el encuentro desde el palco de autoridades el presidente de la RFEF, Pedro Rocha.

 

Georgia 1-7 España

28.7 % Posesión 71.3 %
2 remates a puerta 12
0 remates paradas 11
3 remates fuera 10
34 disparos recibidos 5
5 tarjetas amarillas 2
0 tarjetas rojas 0
5 faltas recibidas 10
10 faltas cometidas 5
111 balones perdidos 93
48 balones recuperados 53
2 fueras de juego 2
0 intervenciones portero 11

Diluvio de goles en Tiflis

España recupera la calma con un gran juego y hat-trick de Morata. Lamine Yamal, el más joven en debutar en la historia de La Roja.

La Selección tuvo que irse a cinco mil kilómetros de España para encontrar la calma, para aliviar con goles y un fútbol de quilates la torpeza de su seleccionador y algún internacional a la hora de afrontar el bochornoso Caso Rubiales. El 1-7 en Tiflis deja claro que el título de la Nations League no fue casualidad y que La Roja disfruta de suficiente talento como para aspirar a las grandes citas. No perdamos la calma, eso sí, no pidamos ahora esa copa del mundo que descansa en el bolsillo de Messi, pero lo cierto es que en Georgia se vio la mejor versión que se recuerda de ese equipo con estrella en el pecho.

Fue una labor coral que se impuso desde el primer compás. Mamardashvili, por ejemplo, necesitó solo un minuto para demostrar que es de lo mejor que tiene el Valencia de un tiempo a esta parte. En ese primer minuto de partido, Morata erró en su remate de primera, pero el balón cayó a la pierna izquierda de Asensio. ¿Sinónimo de peligro? Eso siempre, pero en esta ocasión su disparo raso junto al palo encontró la pierna, no accidental sino adrede, de Mamardashvili.

Pero quien disfrutó de la mejor ocasión en ese arranque de partido fue Olmo, que tras una combinación entre Asensio y Gavi recibió el balón, se lo acomodó a la derecha, pero remató demasiado alto. El delantero del Leipzig había sido protagonista precisamente en ese mismo escenario hace dos años, cuando nos regaló la victoria por 1-2 en el minuto 92. Y de Kvaratskhelia, ¿qué? Pues por entonces, mediada la primera parte, ni rastro. Unas veces era frenado por Asensio (con falta, sí) al inicio de su cabalgada, otras lo era por Carvajal cuando sus compañeros le buscaban con un balón en largo. Del que sí sabíamos con qué pie se ha había levantado era Rodrigo, que crece convocatoria a convocatoria y que a este paso es capaz, el muy irrespetuoso, de hacernos olvidar algún día a Busquets. Y eso nunca, Rodri.

Ese saber estar del centrocampista del City favorecía los movimientos entre líneas de Olmo o Gavi ante la defensa de cuatro que había ordenado Willy Sagnol, con Kashia y Kvirkvelia como eje central. Y en una de esas acciones en las que Asensio se dejó caer hacia la banda derecha llegó el 0-1. Un tanto de guante y martillo, con el centro medido de la zurda de Asensio y el remate incontestable de Morata, de arriba abajo, como mandan los cánones desde que el fútbol es fútbol, incluso del fútbol con VAR. Sucedió que cuando Georgia aún no se había recuperado de ese primer zarpazo, recibió el segundo, con el añadido de llegar en propia puerta tras un centro de Fabián que Kvirkvelia desvió al fondo de la red. Apenas habían pasado seis minutos, del 22′ al 28′, entre uno y otro gol, una factura demasiado alta para que los georgianos recuperaran el rumbo.

Fabián y Morata, un gol de lujo

No lo hicieron porque La Roja siguió con la suya, moviendo el balón con la claridad y el acierto de causar daño en cada ataque. Tanto que incluso asistimos a una misma jugada en la que Fabián, Asensio y Olmo remataron consecutivamente ante la desesperación de Mamardashvili. Así que el tercero estaba escrito antes incluso de que Olmo lo llevara al marcador con un derechazo en el 37. Y también el cuarto (38′), que llevó el lacito de las grandes obras como la que brindaron Morata y Fabián con un tuya-mía que finalizó con el tanto del rojiblanco que dejó a Sagnol con cara de querer irse derechito al hotel.

Se acercaba el descanso, los quince minutos para tomar aire, en el caso de los españoles, y para ingeniar una suerte de dique con el que evitar males mayores, en el caso de los georgianos. El único revés a esas alturas eran las lesiones de Asensio y Olmo, que obligaron a sus sustituciones de una tacada en el 42′. Nico Williams entró por el del PSG y Lamine Yamal, que lo hizo por el del Leipzig, se convirtió de ese modo en el jugador más joven en debutar en la historia de La Roja a sus 16 años y 57 días.

De ahí al final solo había un propósito, el de evitar más lesiones y tratar de que España siguiera con el dominio del balón para frustrar la reacción, alimentada por el amor propio, de los locales. Hubo un atisbo de revuelta, con el gol de Chakvetadze en el minuto 3, un punterazo que se le escapó de las manos a Unai Simón, quizá influido por lo mojado del césped ante el diluvio que caía sobre Tiflis. Pero poco más. La lluvia fue protagonista de ahí hasta el final en competencia con Morata, que firmó un hat-trick al marcar tras un pase made in Merino, y Nico Williams, que no dejó escapar la oportunidad y firmó el 1-6 tras demostrar a los aficionados georgianos la cilindrada de su moto. La victoria se redondeó con el gol de Lamine, que vive deprisa, muy deprisa, a lo Alejandro Sanz. Era una tarde para disfrutar, incluso de la lluvia. Una victoria con la que enderezar ese viaje hacia la Eurocopa 2024 que había nacido torcido.

Debutante

Jugador n°841

Yamina Lamal

CRÓNICA | España se exhibe con un vendaval de fútbol en Tiflis (1-7)

La Selección allana su camino hacia la Eurocopa gracias a un espectacular triunfo frente a Georgia (1-7)

El final del verano ha traído este viernes las lluvias hasta la capital georgiana mezclada con un ciclón de fútbol en ráfagas de talento, intensidad y un juego a la vez preciosista y efectivo por parte de la Selección Española.

El combinado nacional ha dado en Tiflis toda una lección en su primer choque de la temporada, catapultándose de paso hasta los puestos de clasificación para la fase final de la Eurocopa

España partía de inicio con sólo tres cambios (los dos laterales y Dani Olmo por Yeremy Pino) respecto al equipo titular de la final de la Liga de Naciones y el dominio de los de Luis de la Fuente irrumpía desde el silbatazo con más fuerza aún de la tormenta que estaba por llegar.

Ya en el minuto dos entre Morata y Asensio estaban a punto de inaugurar el marcador, como Dani Olmo poco más tarde y Le Normand en un cabezazo que rozaba la diana al cuarto de hora.

Finalmente era Morata quien abría la lata caucásica con otro testarazo marca de la casa aprovechando el centro medido de Marco Asensio.

El de Mirasierra abría las puertas del cielo anotador por donde poco después transitaba Dani Olmo con un derechazo posterior al tanto involuntario de Kverkvelia y anterior a una nueva diana de Morata con España en magistral combinación con Fabián Ruiz, quien a su vez veía invalidado otro gol por ajustado fuera de juego.

Llegaba el descanso y aparecían los nubarrones que descargaban con igual furia desde las alturas georgianas que con su selección a ras de césped, deseosa de reducir distancias.

España ha llegado más de treinta veces a la portería contraria en una tormenta de fútbol ofensiva

Willy Sagnol introducía un triple cambio para que Chakvetadze viese puerta tras ingresar al campo para alegría de la animosa afición local.

Arreciaba la lluvia, pero España frenaba la tormenta dando entrada a Mikel Merino y poniendo de nuevo la lluvia fina del control de la pelota.

Así, se sucederían los récords goleadoras con el primer hat-trick de Morata en la Absoluta y sobre todo con el tanto del jovencísimo Lamine Yamal, quien con 16 años recién cumplidos se convierte en el anotador más joven de la historia en una selección europea.

Lamine Yamal se ha convertido en el jugador más joven en marcar un gol con una selección europea 

El catalán marcaba gracias a un pase de Nico Williams, sumado a la fiesta con su primer tanto en partido oficial con el equipo de todos.

1-7 final y dos partidos por delante para asaltar el liderato del grupo con Chipre como primera parada dentro de cuatro días sobre el verde del Nuevo Los Cármenes.

LIGA 2ªDiv. 2023/24 JORNADA Nº5 (10.9.2023)

LIGA 2ªDiv. 2023/24 JORNADA Nº5 (10.9.2023)

LIGA 2ªDiv. 2023/24 JORNADA Nº5 (10.9.2023)

PARTIDO OFICIAL Nº 3610

CARTAGENA 1-3 REAL ZARAGOZAReal Zaragoza SAD

0-1, min. 16: Manu Vallejo.

1-1, min. 31: Arnau Solá.

1-2, min. 39: Alcalá, en propia puerta.

1-3, min. 92: Mollejo.

Ficha técnica

FC Cartagena: Martínez; Jansson (Umaro, 62), Verdú (Luis Muñoz, 46), Alcalá, Fontán (Alarcón, 89), Arnau Solá; Jony (Juan Carlos, 62), Hevel, Jairo; Ayllón (Narváez, 62) y Ortuño.

Real Zaragoza: Cristian Álvarez; Gámez, Mouriño, Jair, Nieto (Lecoeuche, 32); Aguado, Moya (Francho, 65); Bermejo (Valera, 78), Maikel Mesa (Grau, 78); Manu Vallejo (Mollejo, 65) y Bakis.

Arbitro: Ais Reig (Comité Valenciano). Amonestó a Jony (37), Jair (42) y Ortuño (85).

Goles: 0-1, min. 16: Manu Vallejo. 1-1, min. 31: Arnau Solá. 1-2, min. 39: Alcalá, en propia puerta. 1-3, min. 92: Mollejo.

Incidencias: Tarde muy calurosa en Cartagena, con 30 grados y bochorno a la hora del partido (las 18.30). El césped de Cartagonova presentó un buen aspecto. En las gradas hubo alrededor de 10.000 espectadores, con un centenar de zaragocistas entre ellos. Se guardó un minuto de silencio por los fallecidos en el terremoto de Marruecos.

Cartagena 1-3 Real Zaragoza

50.2 % Posesión 49.8 %
5 remates dentro 5
5 disparos bloqueados 2
9 remates fuera 2
10 disparos recibidos 19
2 tarjetas amarillas 2
0 tarjetas rojas 0
5 faltas recibidas 9
11 faltas cometidas 6
128 perdidas de posesion 118
63 recuperaciones de posesion 61
2 fueras de juego 0
xxxxxx

El Real Zaragoza suma su quinto triunfo consecutivo y sigue líder tras vencer en Cartagena

Manu Vallejo, Alcalá en propia puerta y Mollejo anotaron los goles ganadores en una tarde de juego irregular y muchas dosis de fortuna zaragocista.

Un carrusel de sensaciones fue la primera parte. Un ir y venir de área a área en muchas fases, con infinidad de incidencias y, sobre todo, máxima efectividad del cuadro zaragocista, que se fue al descanso ganando 1-2 y superando un serio contratiempo con la lesión de Nieto que, en su continuidad y en inferioridad numérica porque Fran Escribá estuvo lento en reaccionar y sustituirlo, supuso el empate local momentáneamente. El Cartagena lanzó dos veces a los palos y se marcó en propia puerta el segundo tanto zaragocista. Los aragoneses, que jugaron siempre al fútbol control, tuvieron el santo de cara en casi todos los lances decisivos.

Empezó mejor el equipo murciano. Ortuño voleó en el minuto 10 en la frontal, fuera por un metro. Replicó por primera vez el Zaragoza con una contra individual de Manu Vallejo, que estrenaba titularidad y remató en carrera provocando una parada extraordinaria de Martínez en el 15. A la salida del córner consiguiente, ensayado, Moya pasó a Nieto, que entró solo en el área para asistir al propio Vallejo para que remachara a placer el 0-1 en el 16. Los albinegros no habían sabido aprovechar varias penetraciones de Jairo y Arnau Solá por el carril de Gámez, un coladero todo el tiempo por la falta de apoyo además de Bermejo en los repliegues defensivos.

Hevel desperdició un balón franco al borde del área en el 25, lanzando su rosca alta. Y Moya cabeceó mal, alto, un centro de Gámez un minuto después en la respuesta aragonesa. En el juego combinativo era mejor el Cartagena, pero le faltaba siempre el último pase. Y en esas, Nieto se llevó un balón por arriba levantando en exceso el pie ante Jansson en el minuto 28. Se rompió el lateral zaragozano y el juego estuvo parado 3 minutos. Salió en camilla. Escribá no metió enseguida a Lecoeuche y defendió esa falta con 10 y con Manu Vallejo, un delantero, de improvisado zaguero zurdo. Por ahí entró el Cartagena. El propio Jansson bailó a Manu dos veces en el área, chutó al poste y del rechace, entre los nervios de la defensa avispa, la pelota le cayó al borde del área a Arnau Solá que empalmó de primeras raso, adentro. Cristian Álvarez reaccionó tarde. Era el 1-1 en un accidente evitable por parte del banquillo zaragocista.

La fortuna se alió con el Real Zaragoza tras varios minutos grogui, con el público de Cartagonova encendido. Ocho minutos más tarde, en el siguiente acercamiento al área murciana, centró Moya y el central Alcalá se marcó en propia puerta un golazo. Metió la pierna derecha para despejar y le salió un remate por la escuadra izquierda de un sorprendido Martínez. En el 39 el equipo zaragocista volvía a ponerse por delante en el tanteador. Los padecimientos por los laterales continuaron todo el tiempo. Gámez no se enteró de la fiesta. El debutante Lecoeuche anduvo despistado en sus acciones primeras tras salir en frío. Solo Jair y el otro que se estrenaba, Mouriño, mantuvieron el nivel óptimo atrás. En la medular, Aguado tuvo una pérdida grave que le costó tarjeta a Jair. Moya ayudó como pudo hacia atrás. Los demás, solo iban hacia delante, con Bakis un día más aislado y sin mezclar bien con nadie ni con nada.

Thank you for watching

No encandila jugando al fútbol el Real Zaragoza. Pero es rentable a más no poder. Gana por decantación, por peso específico individual en acciones puntuales. Sufrió de lo lindo el bloque de Escribá en los cinco minutos de aumento. Hevel lanzó alta una falta al borde del área. Y antes del silbido final de Ais Reig, Alcalá estuvo a centímetros del desquite, pues remató a la escuadra un centro largo al área aragonesa. El intermedio hizo de campana salvadora para los zaragocistas, que siguen con el viento de cola en todo lo crucial de los partidos de este inicio de temporada.

Escribá apostó por un 4-2-3-1 novedoso, con Mesa de mediapunta y Vallejo de extremo zurdo (Bermejo era el diestro). Los locales jugaron con un 5-3-2 atrevido que, en el cotejo, les dio más rendimiento con la pelota pero menos a la hora de la verdad. Y el fútbol son goles. Y marcadores. Y ahí fue mejor el Real Zaragoza.

Tras el refrigerio, Víctor Sánchez, técnico local, cambió una pieza. Dejó en la ducha al central Verdú y metió al medio centro Luis Muñoz, que se colocó de falso defensor. El sistema era idéntico. Los departamentales salieron con fuerza. Jair se tuvo que multiplicar al corte. Y, sin embargo, el primer remate de la reanudación fue del Zaragoza, a cargo de Bakis, desde la corona del área, que paró abajo Martínez en el minuto 49. Apareció ahí por primera vez el germano-turco. El equipo de Escribá se ubicó atrás y facilitó el dominio absoluto de los locales. Jugaba con el marcador y el reloj a favor, dos grandes aliados. Futbolísticamente, nada cambió ni mejoró: los laterales eran muy vulnerables y Aguado y Moya no mandaban en la zona central. Aguantar así todo el segundo periodo parecía una aventura con difícil final feliz. Urgían cambios de actitud y rendimiento.

En el 58, Bermejo protagonizó una salida veloz tras el acoso local, asistió a Bakis que hizo dos recortes en carrera en el área, magníficos, y su remate lo sacó a córner Martínez en un paradón. Ahí estuvo el 1-3. Pero el ariete, de momento, sigue sin suerte ante el gol. En la contra cartagenera, Ayllón aprovecho otro error de la línea de medios para irse solo, no decidió disparar y erró en el pase a Ortuño, pero el rechace le quedó a Jairo, cuyo remate mordido lo echó a córner Cristian Álvarez en una gran palomita que evitó el 2-2. Seguía el vértigo de lado a lado. Tónica general toda la tarde.

Víctor Sánchez hizo un triple cambio en el 62. A la desesperada muy pronto. El exzaragocista Narváez fue de los refrescos, como Juan Carlos y Umaro. Buscaban el lateral de Lecoeuche. Escribá respondió metiendo a Francho y a Mollejo por Moya y Manu Vallejo. Agitar el tarro se llama esto. Entretanto, Jair era el salvador de todos los agobios atrás, que eran constantes. Y Cristian Álvarez, el otro baluarte, tuvo que ser atendido en el 71 por un problema en la pierna izquierda. Saltaron las alarmas. Pero todo quedó en un susto. Valera y Grau fueron la tercera ventana de sustituciones, en vez de Bermejo y Mesa. El Zaragoza necesitaba pausa y oxígeno, pues estaba demasiado atrás y siendo superado en cada jugada albinegra.

Se entró en los 10 últimos minutos con los aragoneses demasiado lejos del portero local siempre. Sin pisar el área rival en el 95 por ciento del tiempo de juego del segundo tiempo. Jugaban a hacer rondos los avispas. Control sin profundidad. Desde muy pronto se dedujo que la pretensión era sujetar el 1-2, que era oro molido. Bakis pecó de individualista en una contra en superioridad en el minuto 83. Está ya obsesionado con el gol. Mal síntoma. Pero es normal. Ya en el 89, otro ex, Alarcón, fue la última bala cartagenera. Se les iba el tiempo a los anfitriones.

El colofón a este partido ‘sui géneris’ del líder Real Zaragoza lo puso el 1-3, marcado por Mollejo en el 92 tras un regalo del portero Martínez en una salida con el pie fuera del área que resultó suicida. Quiso regatear, controló mal y donó la pelota al delantero zaragocista, que avanzó con la portería desguarnecida y marcó a placer. Al final, goleada a favor de los zaragocistas en un duelo en el que pudieron salir derrotados sin que nadie se sintiera extrañado por ello. Un triunfo de campeón. Otro. El quinto seguido. Los hados siguen llevando el escudo del león en el pecho.

Ficha técnica

FC Cartagena: Martínez; Jansson (Umaro, 62), Verdú (Luis Muñoz, 46), Alcalá, Fontán (Alarcón, 89), Arnau Solá; Jony (Juan Carlos, 62), Hevel, Jairo; Ayllón (Narváez, 62) y Ortuño.

Real Zaragoza: Cristian Álvarez; Gámez, Mouriño, Jair, Nieto (Lecoeuche, 32); Aguado, Moya (Francho, 65); Bermejo (Valera, 78), Maikel Mesa (Grau, 78); Manu Vallejo (Mollejo, 65) y Bakis.

Arbitro: Ais Reig (Comité Valenciano). Amonestó a Jony (37), Jair (42) y Ortuño (85).

Goles: 0-1, min. 16: Manu Vallejo. 1-1, min. 31: Arnau Solá. 1-2, min. 39: Alcalá, en propia puerta. 1-3, min. 92: Mollejo.

Incidencias: Tarde muy calurosa en Cartagena, con 30 grados y bochorno a la hora del partido (las 18.30). El césped de Cartagonova presentó un buen aspecto. En las gradas hubo alrededor de 10.000 espectadores, con un centenar de zaragocistas entre ellos. Se guardó un minuto de silencio por los fallecidos en el terremoto de Marruecos.

SD HUESCA X-X SD HUESCA

 

CD TERUEL X-X CD TERUEL 

SD TARAZONA X-X SD TARAZONA

7° Libro 2023 (4 Septiembre - 19 Septiembre)

7° Libro 2023 (4 Septiembre - 19 Septiembre)

Ficha técnica

Nº de páginas:192
Editorial:GALAXIA GUTENBERG
Idioma:CASTELLANO
Encuadernación:Tapa blanda
ISBN:9788418526305
Año de edición:2022
Plaza de edición:ES
Traductor:CARMEN VILELA GALLEGO
Fecha de lanzamiento:16/03/2022
Alto:21 cm
Ancho:14 cm
Peso:293 gr

Sinopsis de TIMANDRA

Timandra es una de las figuras femeninas más fascinantes de la antigüedad griega. Mujer de una belleza excepcional, supo congregar en su casa a las mejores mentes de su tiempo, desde Sócrates a Eurípides. Pero sobre todo trascendió por, como dicen las fuentes históricas, ser ’el éter espléndido que convivió con el héroe Alcibíades y recogió sus cenizas’. En esta novela de Theodor Kallifatides, considerada por su autor como quizá la mejor de ellas, es Timandra quien nos cuenta en primera persona su vida y la Atenas de su tiempo, en plena Guerra del Peloponeso contra Esparta. Figuras, lugares, tiempos, la Atenas del Ágora y puertos, gimnasios y campos de batalla: todo es real. Pero Timandra es mucho más que una novela histórica. El centro de gravedad es el amor: explorado, debatido, codificado -como era costumbre entre los griegos de la época-, aceptado siempre como regalo y condena, entre risas y lágrimas, en un simposio, un rito misterioso, a un minuto de la muerte.

LIGA 2ªDiv. 2023/24 JORNADA Nº4 (3.9.2023)

LIGA 2ªDiv. 2023/24 JORNADA Nº4 (3.9.2023)

LIGA 2ªDiv. 2023/24 JORNADA Nº4 (3.9.2023)

PARTIDO OFICIAL Nº 3609

Real Zaragoza SADREAL ZARAGOZA 2-0 ELDENSE

(1-0) Azón, min. 41.

(2-0) Piña, en propia puerta, min. 57.

Ficha Tecnica:

Real Zaragoza: Cristian Alvarez, Fran Gámez, Francés, Jair, Nieto, Francho (Toni Moya, 73), Marc Aguado, Maikel Mesa (Manu Vallejo, 63), Valera (Bermejo, 63), Iván Azón (Mollejo, 73) y Bakis (Sergi Enrich, 84).

Eldense: Vallejo, Abad, Piña, Dumic, Poloni (Soberón, 58), Timor (Álex Bernal, 82), Sergio Ortuño, Cris Montes (Arnau Ortiz, 69), Mateu, Juanto Ortuño (Chapela, 58), y Andone (Eddy Salcedo, 69).

Goles: Azón, min. 41. Piña, en propia puerta, min. 57.

Árbitro: López Toca (Comité Cántabro). Mostró amarilla a Maikel Mesa, Dumic y Francho.

Incidencias: Tarde agradable en la capital aragonesa, con 28 grados, cielo nublado y una suave brisa. La Dana descargó las lluvias por la mañana y respetó el horario del partido. El césped de La Romareda presentó un estado impecable. En las gradas hubo más de 26.000 espectadores, unos 100 procedentes de Elda.

Real Zaragoza 2-0 Eldense

58.8 % Posesión 41.2 %
1 remates dentro 3
4 disparos bloqueados 2
8 remates fuera 3
8 disparos recibidos 14
2 tarjetas amarillas 1
0 tarjetas rojas 0
13 faltas recibidas 6
6 faltas cometidas 13
135 perdidas de posesion 137
60 recuperaciones de posesion 55
2 fueras de juego 2
xxxxxx

Un Real Zaragoza imparable vence al Eldense y sigue líder con pleno de victorias

El equipo de Escribá se impone a los alicantinos con goles de Azón y Francés. La Romareda fue una fiesta.

Al Real Zaragoza no hay quien lo pare. Nuevo triunfo ante el Eldense (2-0). Pleno de victorias. Doce puntos de doce posibles, y la sensación de que todo está de cara. Los resultados, la afición… La ilusión sigue disparada después de un partido en el que los de Escribá han sido superiores a su rival y se han valido de dos jugadas afortunadas para seguir en una dinámica de la que nadie se quiere bajar.

Iván Azón, antes del descanso, y Alejandro Francés, en el 57, fueron los autores de los goles de un choque en el que Escribá dejó atrás el rombo para disponer un 4-4-2 más clásico. Aguado y Francho formaron en el doble pivote; Maikel Mesa partió desde la izquierda y Valera jugó en banda derecha -a pierna cambiada- para convertirse en el hombre más incisivo.

El comienzo del duelo fue bronco. Estuvo cargado de faltas eimprecisiones. El Zaragoza no encontraba los espacios mientras el Eldense esperaba agazapado una distracción. Un error que llegó en el minuto 10,cuando Andone logró colarse entre Nieto y Jair para regalarle un pase atrás a Juanto Ortuño que, afortunadamente, este mandó a la grada.

El aviso espoleó al Zaragoza. Francés protagonizó el primer disparo peligroso, un derechazo que se fue al lateral de la red, y seguidamente comenzó la exhibición de Germán Valera. Media hora en la que el equipo de Escribá volcó todo su fútbol a la banda derecha para valerse de sus incursiones.

En 17, el joven extremo tiró una diagonal que terminó con un chut desviado de Nieto; en el 20, dejó a sentado a Poloni en el vértice del área para mandar un misil por encima del larguero; y en el 35 lanzó la jugada que, sin acabar en gol, empezó a decantar el partido del lado zaragocista.

Thank you for watching

Francho Serrano recibió en la parcela del propio Valera, se zafó de Timor con una finta, y fue agarrado sobre la misma línea sin que López Toca decretara un penalti muy protestado. Tanto por el propio Francho, castigado con amarilla, como por el público de La Romareda, que se entregó a los suyos en el emocionante final de la primera parte.

Fútbol combinativo hubo más bien poco. Pero el Zaragoza, enrabietado, sumó verticalidad. Pujanza para hacer recular al Eldense y aprovecharse de una jugada afortunada para adelantarse en el marcador.

Fue en el minuto 37, cuando Valera -¿quién si no?- lanzó un mal pase de exterior que, tras golpear Sergio Ortuño, se hizo bueno en los pies de Azón. En la bota derecha que batió a Vallejo con un eficaz remate e hizo estallar a la parroquia zaragocista.

Con 1-0 se llegó al tiempo de descanso y con el 2-0 se pudo reanudar el envite. Muchos -los que ya habían terminado de acomodarse- lo cantaron. Fue el efecto óptico de un zurzado de Nieto que acarició el exterior de las mallas. Fue el preludio de la fiesta del Zaragoza. De un equipo que está con la suerte de cara.

Solo así se explica la acción del verdadero 2-0. Otro balón rechazado. Otro testarazo de Francés que, al golpear en la espalda de Íñigo Piña, se coló junto al poste izquierdo de un Vallejo que nada pudo hacer.

La Romareda estalló de alegría. La gente se sonreía asintiendo con la cabeza. La cosa está de que sí… Y no hay que detenerse a preguntarse el por qué. Hay que mantenerse subido a una inercia positiva que, hacia la recta final de partido, nunca hizo temer por la victoria.

Ni siquiera cuando, rebasada la hora de juego, el Eldense tuvo su mejor ocasión. Ahí estaba Cristian Álvarez para detener el mano a mano con Chapela. Ahí estaba el argentino, casi inédito hasta entonces, para recordar su importancia en un bloque que, no lo olvidemos, está forjando su éxito desde la solidez defensiva.

Lo volvió a demostrar este domingo. Cuarta portería a cero. Mínimas concesiones ante un rival que durante el último cuarto de hora se topó con la contundencia de Jair y Francés, con el poso de Marc Aguado para sujetar el centro del campo y controlar el cierre del encuentro.

Apenas hubo un par más de acercamientos del Zaragoza. Una incursión de Bermejo y otra de Manu Vallejo, de dos de los hombres que habían entrado para refrescar el ataque. Para demostrar la profundidad de plantilla de un equipo en el que también terminaron participando Toni Moya, Mollejo y Sergi Enrich.

Todos aportan. Todos se sienten partícipes de un liderato que empieza a ir en serio. De un inicio (12 de 12) que hace creer a unos aficionados que este domingo despidieron a los suyos con el “volveremos, volveremos” que, este año sí, puede hacerse realidad.

El Zaragoza, líder inmaculado

El equipo aragonés despacha también al recién ascendido Eldense y cuenta sus partidos por victorias. Iván Azón abrió la cuenta y la cerró un autogol de Íñigo Piña. Fiesta en la Romareda.

Cada vez más líder. Cuatro partidos, doce puntos. Seis goles a favor y ninguno en contra. El Real Zaragoza mantiene el vuelo en lo más alto de la clasificación, después de despachar también al Eldense, que se presentó en La Romareda sin complejos, pero no pudo detener la inmaculada racha del equipo aragonés, que tiene el fútbol y la suerte de cara. Iván Azón abrió el marcador al filo del descanso y un autogol de Íñigo Piña sentenció el partido ante el entusiasmo de la fiel y numerosísima parroquia zaragocista, que sigue disfrutando del decretado estado de ilusión.

Escribá no repitió está vez alineación y presentó la novedad de Valera por Toni Moya, un extremo regateador por un mediocentro para afilar más a su equipo, desplazando a Francho de la banda derecha al doble pivote. Estévez también introdujo un único cambio y relevó a Chapela por Montes en la aparición en sociedad del Eldense en una Romareda de gala, con más de 26.000 espectadores, una bendita excepción en la categoría.

Al recién ascendido no le asustó el ambiente y salió al partido sin complejos, aprovechándose del espíritu contemplativo del Zaragoza y de un fútbol a bajas revoluciones. Y así, a los once minutos, Juanto dio el primer aviso serio con un remate alto en una acción en la que se quedó enganchado Fran Gámez. El susto desperezó algo al equipo aragonés, que respondió con un taconazo dentro del área de Francho y, sobre todo, con un zurdazo de Valera, tras un espléndido zig-zag desde la banda derecha. Valera, un consumado driblador, fue el animador del Real Zaragoza en la primera media hora y el único que creó desequilibrio en las filas de un Eldense sólido, ordenado y que abusó de las faltas ante la permisividad y el criterio variable de López Toca.

El Zaragoza tomó el mando en el tramo final de la primera parte, aunque un error de Jair en la salida del balón le sirvió al rumano Andone una ocasión inmejorable en el minuto 38. Pero el que la tuvo acto seguido y no falló fue Iván Azón. Al ariete aragonés, un incordio constante, le cayó en el área pequeña un rechace del lateral Abad, a centro de Valera, y fusiló a bocajarro al portero Guille Vallejo. Un gol de oportunista que puso por delante al equipo de Escribá a tres minutos del descenso. Un gol psicológico.

El Zaragoza tuvo la sentencia nada más volver del descanso, cuando Nieto se hizo con un rechace en la frontal del área y largó un zurdazo que salió rozando el poste, pero el 2-0 no tardó en llegar. A los 57 minutos y a balón parado, como se resolvieron los duelos frente al Valladolid y el Tenerife. Francés cabeceó un córner de Francho y el central Íñigo Peña desvió la pelota a la red.

Con todo perdido, Fernando Estévez intentó lo imposible con los cambios, pero el Zaragoza durmió el partido con oficio y demostró que esta temporada va muy en serio.

SD HUESCA X-X SD HUESCA

 

CD TERUEL X-X CD TERUEL 

SD TARAZONA X-X SD TARAZONA

Convocatoria Seleccion Española Septiembre 2023

Convocatoria Seleccion Española Septiembre 2023

 

Esta es la lista de convocados de Luis de la Fuente:

Club Jugador

Athletic Club Unai Simón

Athletic Club Nico Williams 

Club Atlético de Madrid Álvaro Morata 

Club Atlético de Madrid Azpilicueta

Al-Nassr Aymeric Laporte

Aston Villa Pau Torres

Arsenal David Raya

FC Barcelona Gavi

FC Barcelona Alejandro Balde

FC Barcelona Lamine Yamal

Manchester City Rodrigo

Osasuna David García

PSG Fabián Ruiz

PSG Marco Asensio

RB Leipzig Dani Olmo

Real Madrid CF Dani Carvajal

Real Madrid CF Kepa

Real Madrid CF José Luis Mato "Joselu"

Real Sociedad de Fútbol Mikel Merino

Real Sociedad de Fútbol Robin Le Normand

Real Sociedad de Fútbol Martín Zubimendi

SC Braga Abel Ruiz

Valencia CF Gayà

Villarreal CF Álex Baena

Abono Real Zaragoza 2023-24

Abono Real Zaragoza 2023-24

 

Abono Real Zaragoza 2023-24

Lema: Moverse maños manejos verse

 

 

DeTemporada  Nº abonos fuentes del heraldo
1992-93 16.339 
1993-94 12.823 12.823
1994-95 21.437 21.437
1995-96 23.566 23.566
1996-97 20.808 20.808
1997-98 21.699 21.694
1998-99 22.622 22.340
19990 22.125 19.395
2000-1 25.095 24.261
2001-2 24.100 25.633
2002-3 2ªdiv.24.600 24.500
2003-4 30.164 31.300
2004-5 30.400 30.141
2005-6 28.600 28.600
2006-7 26.708 27.000
2007-8 29.268 29.200
2008-9 2ªdiv.21.881 21.000
2009-10 25.370 25.500
2010-11 22.895 25.370
2011-12 22.923 22.000
2012-13 21.54521.500
2013-14 2ªdiv.16,612 
2014-15 2ªdiv.20.176 
2015-16 2ªdiv.20.759 
2016-17 2ªdiv.22.082 
2017-18 2ªdiv.21.680 
2018-19 2ªdiv.27.360 
2019-20 2ªdiv.28.419 
2020-21 2ªdiv.23.208
Fuente:RZ
2020
-21
2ª div
1.183
socios no abonados

2021/22=>22.374 Socios zaragocistas Fuente RZ

2022/23=>28.420 Socios zaragocistas Fuente RZ

2023/24=>28.882 Socios zaragocistas Fuente RZ. Tope Maximo