20201129182628-fb-img-1606674293277.jpg

LIGA 1ªDiv. 2020/21 JORNADA Nº 11

 SD HUESCA 1-0 SEVILLA
 Ficha de PartidoTemporada 2020/2021 | Jornada 11 
Fecha:  28/11/2020      Hora:  18:30 h  



































Huesca
25     Andres Fdez
3     Maffeo
4     Insua
5     Pedro Mosquera
6     Sandro
9     Mir
11     Javi Galan
17     Mikel Rico
18     SIOVAS
20     Seoane
24     Borja Garcia
0 1

ÁRBITROS

Principal :     Cuadra Fernandez, Guillermo
Asistente :     Sobrino Magán, Teodoro
Asistente :     Lopez Mir, Juan Jose
4º Arbitro :     Varon Aceiton, Alvaro
:     Iglesias Villanueva, Ignacio
:     Carreño Cabrera, Alvaro Y
Sevilla
 Vaclik
25   REGES
 REKIK
 Ocampos
 Jordán
 De Jong
11   Munir
12   KOUNDE
16   J. Navas
20   Diego Carlos
21   Oliver Torres

ENTRENADOR

Sanchez Muñoz, Miguel Angel

SUSTITUCIONES

7   Ferreiro       

Seoane (60’)
12   Okazaki       

Sandro (72’)
15   Ontiveros       

Borja Garcia (72’)
GOLES
0-1     Youssef (82’)

TARJETAS
Seoane (53’)     
Maffeo (61’)     
Okazaki (85’)     
Insua (88’)     
REKIK (23’)     
Jordán (58’)     
Oliver Torres (69’)     

ESTADIO: Estadio El Alcoraz



Ciudad: Huesca
Fecha: 28 de noviembre de 2020

ACTA DEL PARTIDO

ENTRENADOR

Lopetegui Agote, Julian

SUSTITUCIONES

17   Aleix Vidal       

REKIK (64’)
10   I. RAKITIC       

Jordán (64’)
14   Rodriguez       

Oliver Torres (74’)
15   Youssef       

De Jong (74’)
6   GUDELJ       

Munir (86’)


LIGA 2ªDiv. 2020/21 JORNADA Nº15 (29.11.2020)

PARTIDO OFICIAL Nº 3488

ESPAÑOL 2-0 REAL ZARAGOZA Real Zaragoza SAD

Ficha de PartidoTemporada 2020/2021 | Jornada 15 
Fecha:  29/11/2020      Hora:  16:00 h  
Espanyol
13     Diego Lopez
3     Pedrosa
4     Cabrera
6     Lluis Lopez
7     Wu Lei
8     Fran Merida
11     De Tomas
14     Melendo
15     David Lopez
23     Embarba
27     Oscar
2 0

ÁRBITROS

Principal :     Pulido Santana, Juan Luis
Asistente :     Arencibia Medina, Francisco José
Asistente :     Fernandez Suarez, Victor Hugo
4º Arbitro :     Escobar López, Gamaliel
:     Pérez Pallas, David
:     Garrido Concha, Javier
Real Zaragoza
 Alvarez
 JAIR JR
 A. Tejero
 Guitian
14   Fernandez
15   Chavarria
16   Eguaras
21   Zapater
26   Frances
27   Serrano
31   Azon

ENTRENADOR

Moreno Peris, Vicente

SUSTITUCIONES

33   Melamed       

Wu Lei (64’)
10   S. Darder       

Fran Merida (70’)
9   Puado       

Embarba (81’)
20   K. BARE       

Melendo (81’)
GOLES
1-0     Oscar (69’)
2-0     S. Darder (82’)

TARJETAS
Lluis Lopez (44’)     
David Lopez (47’)     
Embarba (78’)     
Serrano (50’)     

ESTADIO: Estadio del RCD Espanyol



Ciudad: Barcelona
Fecha: 29 de noviembre de 2020

ACTA DEL PARTIDO

ENTRENADOR

Martinez Puyol, Ivan

SUSTITUCIONES

11   LUCA ZANIMACCHIA       

Azon (67’)
7   Juan Jose       

Fernandez (71’)
22   Bermejo       

Zapater (71’)
10   Javi Ros       

Serrano (83’)
24   RAI       

Guitian (83’)


Español 2-0 Real Zaragoza

58 % Posesión  42 %
5 remates dentro 3
7 disparos bloqueados 4
5 remates fuera 2
9 disparos recibidos 17
3 tarjetas amarillas 1
0 tarjetas rojas 0
12 faltas recibidas 16
16 faltas cometidas 13
146 perdidas de posesion 134
58 recuperaciones de posesion 54
2 fueras de juego 6

El Real Zaragoza solo aguantó 68 minutos al Espanyol y cayó 2-0 en la recta final

Tras un ordenado primer tiempo, los aragoneses se hundieron una vez más en la recta final del partido en Barcelona e Iván Martínez sumó su cuarta derrota en cuatro partidos.

El Real Zaragoza, según las previsiones, perdió 2-0 en Barcelona ante el Espanyol y encadenó así su quinta derrota, once jornadas sin ganar, lo que lo ubica en puntuación de colista de la Segunda División. Fue un partido con dos caras, una aceptable, hasta que los locales hicieron el primer gol a falta de 22 minutos para el final, y otra que desnudó reiterativamente las carencias e insuficiencias de un equipo de categoría muy inferior a la que compite.

Iván Martínez llevó a cabo un nuevo centrifugado en la alineación inicial, con la apuesta novedosa de cinco defensas, tres centrales y dos laterales, y con cinco caras nuevas respecto del último partido: Tejero, Francés, Zapater, Gabriel Fernández y el joven Iván Azón, que así fue titular en punta por primera vez. El Espanyol, coco de la categoría, generaba mucho respeto pese a su bache de resultados de los últimos partidos. Y, realmente, en la primera mitad, el plan del técnico aragonés dio resultado. El equipo aguantó bien el 0-0, con cierta fortuna en los buenos ataques que hilvanó el cuadro catalán, y se permitió llegar a las inmediaciones del área de Diego López varias veces con sensación de peligro.

Tras un primer cuarto de hora de tanteo, sin nada que resaltar de unos y otros, el Espanyol tuvo una fase de dominio claro y desperdició hasta tres claras ocasiones de gol. Pedrosa, lateral profundo y veloz, fue el motor de esas acciones. En las dos primeras llegó incluso a ser el que culminara ante el marco. En el 15, tras un córner ensayado, remató solo desde el pico del área y Cristian Álvarez tuvo que salvar abajo en dos veces con muchos apuros. En el 18, Pedrosa se quedó mano a mano tras un pase elevado de Fran Mérida, decidió no disparar él con todo a favor y optó por dar el pase atrás a De Tomás, al que no le llegó la pelota a quemarropa por la buena defensa de los zagueros tomates (de rojo y amarillo vistió el Zaragoza). Y un minuto más tarde, el chino Wu Lei no alcanzó a empujar el balón a la red, a puerta vacía, tras un taconazo de De Tomás en centro raso de Pedrosa. En esta fase, Tejero y Francés sufrieron las acometidas rivales con evidente blandura.

Logró amainar el equipo de Iván Martínez ese aluvión blanquiazul y, en una contra rápida, Iván Azón recibió un balón profundo en carrera en el minuto 29 y encaró el área. Se entretuvo, lento de decisión, y dio tiempo a que llegase por detrás Pedrosa para rebañarle la pelota y evitar un remate que olía a gol y que no se dio. Ahí empezó el Zaragoza a dar miedo a un aturullado Espanyol, demasiado precipitado con la pelota pese a que siempre era quien más combinaba y quien más intentaba llegar jugando cerca de Cristian Álvarez. La mejor noticia para los zaragocistas es que los minutos iban pasando y tomaba cuerpo con consistencia el plan táctico de su entrenador para una tarde tan singular como esta, donde nadie daba un euro por ellos.

De ese tramo un tanto alborotado, el Espanyol sacó de la chistera su mejor oportunidad. En el minuto 32, De Tomás se quedó solo ante Cristian Álvarez tras un pase filtrado entre los centrales por Melendo. Remató sobre el cuerpo de Cristian Álvarez y el rechace le fue a Wu Lei, en el área pequeña y algo escorado. Su segundo remate lo sacó a córner de nuevo el portero argentino con el pecho. Fue un susto morrocotudo saldado con éxito y fortuna. Esta jugada hizo crecerse de nuevo a los locales y, después de un tiro lejano de Chavarría que detuvo sin problemas Diego López en el 37, se produjo la jugada polémica del primer tiempo. Un gol que anotó De Tomás en el 38 estaba abortado décimas de segundo antes por el árbitro, Pulido Santana, que se precipitó al pitar falta sobre Melendo en la frontal del área. No aplicó una ley de la ventaja de libro y evitó que el Zaragoza se pusiera por debajo en el tanteador. La falta la lanzó Embarba a la barrera y no tuvo consecuencias.

La cosa se fue al descanso con un Real Zaragoza creyendo en sus posibilidades, bien posicionado en su 5-3-2, con Zapater de capitán verdadero, con Eguaras haciéndolo fácil y con Francho, Iván Azón y Gabriel Fernández peleando todos los balones, presionando arriba del todo y transmitiendo buenas vibraciones pese a que faltaba el habitual olfato ante el gol. El uruguayo, el Toro, cabeceó flojo en el 41 un centro de Tejero a las manos del guardameta periquito. Fue el sello a una interesante primera fase, quizá la más asentada del equipo en todo el curso. Cosas del fútbol. El día más difícil, un tanto a la desesperada todo, se logró obtener una imagen al menos aceptable. Y, claro está, faltaba la segunda mitad de la obra. Una incógnita monumental para un equipo que tanto ha dejado de ganar en la recta final de los partidos.

Pudo comenzar en forma de tragedia el segundo tiempo para el Zaragoza. En la primera jugada, Melendo, solo en el área tras dejada de De Tomás, remató alto, mal, a bocajarro. Era un gol cantado. Como se esperaba, el Espanyol salió espoleado. Los aragoneses se pertrecharon un paso más atrás ante el empuje local que, eso sí, era bastante anárquico. En la primera llegada al área local del Zaragoza, Iván Azón metió el balón en la portería, pero había fuera de juego previo de Gabriel Fernández que el linier marcó. Sirvió la acción para que el Espanyol se diera cuenta de que no podía irse tan arriba a lo loco. Los tomates no eran esta vez un equipo muerto y empezaban a creer posible puntuar en Barcelona.

Vicente Moreno abrió la puerta de los cambios e introdujo al punta Melamed, en busca de velocidad. Iván, por su parte, contento con el despliegue de su equipo, aguantó más sin tocar nada, hasta que Azón se lesionó en el 66. Hacía ya varios minutos que el Espanyol había caído presa de los nervios y la precipitación. Buena señal para el Real Zaragoza, que encaraba los últimos 25 minutos con paladar agradable. Pero justo ahí, se le apagó la luz a los zaragocistas. Esta vez, la concentración duró 68 minutos. En ese hito del reloj, el lateral Óscar Gil, tras una dejada en el área de De Tomás (un maestro en ese lance), remató por dos veces para acabar fusilando a Cristian Álvarez ante la pasividad de los centrales. El gozo en un pozo. Lo de cada día.

Iván introdujo en el campo al tocado Narváez y a Bermejo. Ya sí corría prisa rectificar el nuevo error grave atrás. Se había dado vida a un moribundo y atacado Espanyol. Son las cosas de este Zaragoza raquítico de argumentos futbolísticos, por más orden que Martínez haya querido instaurar en el juego. Los partidos se les hacen larguísimos, inacabables. Parece un imposible ganar a nadie. Asumido está hace semanas. Este de Cornellá-El Prat fue otro ejemplo más de que el Zaragoza no está para jugar 90 minutos. El 2-0 llegó enseguida, pues los de Iván bajaron los brazos. Lo marcó el recién entrado Darder, a placer tras pase de otro refresco, Melamed, con la zaga aragonesa mirando como espectadores. Era el minuto 82 y el doble cambio que preparaba Iván para buscar el empate, con Raí Nascimento, por fin, como bala utilizada, quedó diluido por completo. Adiós al partido. Otro día más. Una nueva derrota. Dolorosa, como todas. Esta, además, por reiteración. Es la quinta seguida. Terrible indicio. Letal, sin duda.

Raí cabeceó fuera por poco en el 90 un centro de Chavarría. Fue lo más peligroso que hizo el equipo en toda la tarde en jugada ligada. Una metáfora también sobre el uso y el trato dado por el área deportiva a este jugador. Otro de los disparates del Zaragoza moderno. Y Pedrosa perdonó el 3-0 en el 91 solo a bocajarro, como sintiendo lástima de un equipo, el aragonés, roto en mil pedazos.

No cabe hacer más sangre ni más literatura de la realidad. Esto es lo que hay. O fluye una maniobra milagrosa de algún resquicio del zaragocismo o esta temporada va a pasar a la historia. Por negra, por horrible, por inaceptable desde el puesto de sus arquitectos. Tiempos duros y, ojalá, de acierto en las decisiones.

Ficha Técnica

RCD Espanyol: Diego López; Óscar Gil, Lluís López, Cabrera, Pedrosa; David López, Fran Mérida (Darder, 70); Embarba (Puado, 81), Melendo (Keidi Bare, 81), Wu Lei (Melamed, 64); y De Tomás.

Real Zaragoza: Cristian Alvarez; Tejero, Francés, Jair, Guitián (Raí Nascimento, 83), Chavarría; Eguaras, Francho (Javi Ros, 83), Zapater (Bermejo, 72); Iván Azón (Zanimacchia, 67) y Gabriel Fernández (Narváez, 72).

Árbitro: Pulido Santana (Canario). Amonestó a Lluís López (45), David López (46), Francho (50) y Embarba (77).

Goles: 1-0, min. 68: Óscar Gil. 2-0, min. 82: Darder.

Incidencias: Tarde muy agradable en Barcelona, con sol y 13 grados. El césped de Cornellá-El Prat presentó un perfecto estado. Se guardó un minuto de silencio en recuerdo de Diego Armando Maradona.

LIGA 2ªB Div. 2020/21 JORNADA Nº 7

CD EbroCD EBRO x-x CD EBROCD Ebro

SD EjeaSD EJEA x-x SD EJEASD Ejea

 TARAZONA x-x TARAZONA  


Los Mejores Carteles Festivales de Cine del 2014 al 2020

THE WORLD'S BEST FILM FESTIVAL POSTERS 2020

THE BEST FILM FESTIVAL POSTERS OF 2019

THE BEST FILM FESTIVAL POSTERS OF 2018

THE BEST FILM FESTIVAL POSTERS OF 2017

The Best Film Festival Posters of 2016

The Best Film Festival Posters of 2015

The Best Film Festival Posters of 2014

20201126065119-jornada-14-11-titular-rz.jpg

https://i.pinimg.com/originals/81/dc/a3/81dca3ba7d2ef039b04cfbdf0ae53917.jpg

LIGA 2ªDiv. 2020/21 JORNADA Nº14 (25.11.2020)

PARTIDO OFICIAL Nº 3487

Real Zaragoza SADREAL ZARAGOZA 1-2 RAYO VALLECANO

 Ficha de PartidoTemporada 2020/2021 | Jornada 14 
Fecha:  25/11/2020      Hora:  19:00 h  



































Real Zaragoza
1     Alvarez
2     Martin
3     JAIR JR
6     Guitian
7     Juan Jose
9     VUCKIC
11     LUCA ZANIMACCHIA
12     Igbekeme
15     Chavarria
16     Eguaras
27     Serrano
1 2

ÁRBITROS

Principal :     Galech Apezteguia, Iosu
Asistente :     Santaursula Aguado, Diego
Asistente :     Vigo Gatius, Josep Antoni
4º Arbitro :     Ruiz Aguilera, Alejandro
:     Sagues Oscoz, Gorka
:     Rios Vargas, Ivan
Rayo Vallecano
13   Dimitrievski
 Ivan Martos
 Catena
 M.L.S. Trejo
11   Andres Martin
14   Qasmi
17   Advincula
18   Álvaro
22   Pozo
23   Óscar
27   Pascual

ENTRENADOR

Martinez Puyol, Ivan

SUSTITUCIONES

14   Fernandez       

VUCKIC (66’)
17   Nieto       

Juan Jose (75’)
22   Bermejo       

LUCA ZANIMACCHIA (75’)
8   Adrián       

Igbekeme (82’)
5   A. Tejero       

Martin (82’)
GOLES
1-0     Igbekeme (19’)
1-1     ANTONIO (71’)
1-2     Pozo (83’)

TARJETAS
VUCKIC (55’)     
Nieto (77’)     
Advincula (85’)     
E. Velazquez (88’)     
Óscar (90’)     

ESTADIO: La Romareda



Ciudad: Zaragoza
Fecha: 25 de noviembre de 2020

ACTA DEL PARTIDO

ENTRENADOR

Iraola Sagarna, Andoni

SUSTITUCIONES

6   Comesaña       

Pascual (54’)
7   Isi       

Ivan Martos (65’)
20   Montiel       

M.L.S. Trejo (65’)
15   ANTONIO       

Andres Martin (65’)
2   E. Velazquez       

Pozo (87’)



Real Zaragoza 1-2 Rayo Vallecano

34.1 % Posesión  65.9 %
2 remates dentro 5
2 disparos bloqueados 0
4 remates fuera 3
8 disparos recibidos 8
2 tarjetas amarillas 3
0 tarjetas rojas 0
17 faltas recibidas 9
11 faltas cometidas 17
124 perdidas de posesion 143
51 recuperaciones de posesion 48
2 fueras de juego 3

El Real Zaragoza repite su vía crucis de impotencia y cae 1-2 ante el Rayo

Los aragoneses se volvieron a adelantar en el marcador con un gol de Igbekeme que remontaron los vallecanos en los últimos 19 minutos ante la impotencia de los de Iván Martínez.

No hay nada que hacer con este Real Zaragoza lleno de máculas, impotencias y debilidades extremas. Nueva derrota, cuarta consecutiva, tercera en cadena bajo la batuta de Iván Martínez. El Rayo remontó en la recta final del partido el gol inicial de Igbekeme tras un segundo tiempo de calvario, que echó por tierra las buenas sensaciones de la primera parte. Iván lo intenta, el equipo trata de remontar la situación, pero no puede. No hay sustancia suficiente para competir en Segunda División y, por lo tanto, el destino cruel está escrito salvo milagro.

Y eso que el primer tiempo fue, por fin, algo aceptable, de buena vista, que llevarse a la boca para el zaragocismo. El Real Zaragoza, como en los dos partidos anteriores con Iván Martínez al frente, logró adelantarse en el marcador y, esta vez sí, consiguió llegar con ventaja al descanso. Primer avance de los muchos que hay que consumar para salir del barrizal en el que se halla metido el equipo hace semanas. El técnico cambió de sistema y apostó por un claro 4-1-4-1, con la novedad, Vuckic, como referencia en punta y con Eguaras como único pivote en la medular. Dio más resultado esta apuesta en el apartado defensivo, aportando un cierto orden y ocupando mejor los espacios para sujetar las acometidas del Rayo.

Los vallecanos empezaron bien, mejor que los aragoneses. El primer cuarto de hora fue de dominio madrileño, claro, rotundo. Pozo en el minuto 5 hizo el primer remate peligroso, a las manos de Cristian Álvarez, pero las llegadas al área local fueron muy peligrosas siempre, con Advíncula penetrando siempre por el lateral de Chavarría y obligando a Narváez a ser lateral en muchas jugadas puntuales, y con Álvaro García punteando a Vigaray, eso si, sin éxito final para los de Iraola. Guitián estuvo impecable en los primeros 45 minutos en el cruce, en las coberturas. Jair, debutante en La Romareda, despejó de cabeza un par de veces como se le pide a un central de 1,90. Y, de ese trago difícil del inicio, el Real Zaragoza salió de la mejor manera posible: marcando gol en la primera llegada con intención.

Lo firmó Igbekeme, desde fuera del área, en un disparo duro que se comió el portero Dimitrievski para alivio zaragocista. Era un chut potente, pero el balón lo tenía detenido el macedonio… hasta que se le fue de los guantes y entró lo justo, para sorpresa general y explosión de alegría blanquilla. Era el minuto 18 y el guión tomaba un camino ideal e inesperado, visto lo visto hasta entonces. El Rayo notó semejante golpe y pifia de su guardameta internacional y decayó en su empuje durante largo tiempo. Y ahí asomaron los mejores minutos del Zaragoza en lo que va de liga, en lo que ha transcurrido de calvario desde septiembre.

Y eso que Narváez, tirado a la banda izquierda, no pisó el área nunca y participó muy poco. Y que Vuckic, como ariete, anduvo demasiado despistado, sin entender bien su papel de Robinson Crusoe. En la derecha, Zanimacchia intentó varias internadas con fe, pero sin tino final en el remate o el pase. Esta vez, gracias a la ventaja general, sus fuegos artificiales pasaron algo más desapercibidos. Eguaras y Francho hilvanaron un par de contragolpes interesantes que las malas decisiones de Igbekeme o Chavarría dejaron en nada. Porque el equipo de Iván jugaba a la contra. Juntito atrás y procurando hacer lo fácil y no cometer errores gruesos, de esos que tanto daño han hecho últimamente. Vigaray creció notablemente como lateral, pareciéndose un poco al mejor que se vio el año pasado.

Ocasiones, pisadas de área con sentido, hubo contadas. Casi nada. Mucha táctica, mucha esgrima, pero poca pegada. Narváez disparó en el 28 desde la frontal, en una jugada ligada larga (la más hilada de todo el curso), alto por poco, rozando la escuadra izquierda. Hubiera sido un golazo de entrar. Y en el 33, Zanimacchia dispuso de una falta directa de las que en Italia alguna metió. Aquí, su rosca suave la paró el portero rival sin problemas. Y nada más que anotar. En frente, el Rayo Vallecano no dio señales de vida ante Álvarez, lo que fue la mejor de las noticias, tanto por los antecedentes como porque así facilitó el crecimiento moral del equipo zaragozano. Quedaban 45 minutos para tratar de componer un triunfo que era oro en paño.

El Rayo arrancó el segundo tiempo de nuevo con el timón en la mano. No tenía otra opción. Y el Zaragoza esperó atrás con el mismo orden de la primera fase. Zanimacchia, en un contragolpe, intentó el gol lejano en el 48, sin acierto, disparando alto. En el 54, el Rayo probó de nuevo a Álvarez, con un cabezazo de Catena en una falta lejana que paró bien abajo el argentino. Primer aviso. Iraola empezó el melón de los cambios metiendo imaginación y llegada con Comesaña. El equipo zaragocista perdió poco a poco el contacto con el balón. No lo tenía nunca. Y eso era mala señal. En el 60, Yacine Qasmi volvió a advertir con un cabezazo, solo en el área, que se le fue alto por poco. Se notaba ya cierto sufrimiento sobre el césped de los de Iván. Quedaba un mundo para tratar de sujetar el precioso 1-0.

Iraola hizo un triple cambio ofensivo a falta de 24 minutos. Iván relevó a Vuckic para dar aire en la presión alta. De la situación de repliegue total del Zaragoza, en el minuto 69 surgió la ocasión cristalina para el 2-0 y la tuvo Zanimacchia en un mano a mano gestado por un pase largo de Francho. Salió a la desesperada del área Dimitrievski y el italiano le hizo una vaselina muy alta… que no cogió portería por un metro. Lo pagó caro el Zaragoza pues dos minutos después el Rayo sacó por fin provecho a su claro dominio. El 1-1 lo frabricaron dos de los recién salidos del banquillo: cabezazo de Isi Palazón que sacó milagrosamente bajo palos Cristian Álvarez pero que remachó a placer Antoñín, ante la pasividad de toda la zaga en el primer error garrafal de este estilo en esta noche. Se esfumaba la victoria. Y faltaban más de 20 minutos. Volvía el sufrimiento extremo.

 

Se lesionó Narváez. Iván metió doble lateral, con Nieto atrás y Chavarría de interior. Bermejo entró al campo y, poco después, Adrián y Tejero. En ese desbarajuste, con el equipo roto en pedazos como en los peores momentos de todo el curso, llegó el 1-2, que se olía desde hacía mucho rato. Pozo, en el 83, se adelantó a bocajarro a la mala marca de Nieto y aprovechó un centro de Álvaro García para fusilar a Cristian Álvarez. Se acabó la historia. Un día más, se repitió la película. El Zaragoza aguantó esta vez hora y diez. Pero los partidos duran hora y media larga. A este equipo no le da para ganar a nadie, en ninguna circunstancia. Y los milagros no existen.

El Rayo ganó gracias a sus sustituciones y su empuje. El Zaragoza perdió por su falta de calidad, de solvencia y… porque los cambios, lejos de rearmarlo, lo debilitaron. Un claro síntoma de inferioridad y de mala praxis futbolística en cada paso que se da. Por supuesto, en la recta final del duelo, desde el mazazo del segundo gol madrileño, el equipo de Iván fue incapaz de reaccionar, como mandan los cánones. Los rayistas defendieron bien, como lo harían ante un equipo cadete. La pólvora ofensiva del Zaragoza es la de un petardo de feria. Medio gramo inofensivo. Y así se llegó al final. A una nueva muestra de que la catástrofe toma cuerpo con enorme antelación. Huele a incienso.

Ficha Técnica

Real Zaragoza: Cristian Álvarez; Vigaray (Tejero, 82), Guitián, Jair, Chavarría; Eguaras; Zanimacchia (Bermejo, 74), Francho, Igbekeme (Adrián González, 82), Narváez (Nieto, 74); y Vuckic (Gabriel Fernández, 67).

Rayo Vallecano: Dimitrievski; Advíncula, Martín Pascual (Comesaña, 55), Catena, Martos (Antoñín, 66); Óscar Valentín, Trejo (Montiel, 66); Andrés Martin (Isi Palazón, 66), Pozo (Velázquez, 87), Álvaro García; y Yacine Qasmi.

Árbitro: Galech Apezteguía (Comité Navarro). Amonestó a Vuckic (54), Nieto (77), Advíncula (84), Velázquez (88) y Óscar Valentín (91).

Goles: 1-0, min. 18: Igbekeme. 1-1, min. 71: Antoñín. 1-2, min. 83: Pozo.

Incidencias: Noche fría en Zaragoza, con 8 grados al inicio del partido y algo de viento, tras un día nublado. El césped de La Romareda presentó un buen aspecto. Se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de Diego Armando Maradona, conocido minutos antes del inicio del choque.

El Zaragoza no tiene remedio

El Rayo Vallecano remontó el tanto inicial de James y se llevó una trabajada pero justa victoria de La Romareda, que deja a Iván Martínez muy tocado.

El Real Zaragoza no tiene remedio y camina a pasos agigantados hacia la Segunda B. El equipo aragonés se adelantó en el marcador por tercer partido consecutivo, pero la historia volvió a repetirse y un Rayo superior, que no ganaba a domicilio desde la primera jornada, remontó en la segunda parte el gol de James y se llevó una merecida victoria de La Romareda. El Zaragoza suma ya diez jornadas sin ganar –su récord histórico negativo en esta categoría- y el cambio de entrenador –tres derrotas en tres partidos de Iván Martínez- no ha surtido ningún efecto.

En su tercer partido al frente del Zaragoza, Iván Martínez aparcó el 4-4-2 en rombo y ordenó a su equipo en 4-1-4-1, con el esloveno Vuckic por Bermejo como única novedad en su once. Enfrente, Iraola mantuvo su dibujo habitual, con dos pivotes y tres medias puntas, e introdujo dos cambios en su defensa: Advíncula y Martín por Mario Hernández y Veláquez.

El Rayo comenzó como un tiro, percutiendo por ambos flancos en busca de un gol rápido que descompusiera a un Zaragoza que exhibió una clara inferioridad de salida. Pero el fútbol es un deporte de instantes, volátil y cambiante, y cuando más problemas tenía el equipo aragonés en la recuperación y en la circulación del balón, Dimitrievski se ‘tragó’ en el minuto 19 un disparo desde fuera del área de James. Y el intercambio de papeles fue inmediato. El Zaragoza pasó de estar a merced a sentirse cómodo con su ventaja, mientras al Rayo le costó jugar cuesta arriba y sin espacios. Desde el 1-0 hasta el descanso, el equipo de Iraola tuvo un control ficticio de la situación ante un Zaragoza muy bien posicionado y que cortocircuitó a los futbolistas franjirrojos más creativos.

El Rayo Vallecano volvió a apretar en el inicio de la segunda parte y fue poco a poco acentuando su dominio hasta hacerlo total. En el minuto 55, Iraola sacrificó al central Martín por el mediocentro Comesaña y el cambio produjo un control absoluto de su equipo en la zona de creación, en la misma media que el Zaragoza se hundía en su área y corría detrás del balón. El peligro se instaló en la portería de Cristian Álvarez, y Qasmi y Andrés tuvieron el empate en su cabeza y en su zurda, respectivamente.

A media hora del final, Iraola ya se jugó el todo por el todo y metió de golpe a Isi, Antoñín y Montiel por Martos, Andrés Martín y Trejo, a lo que respondió Iván Martínez con la entrada de Toro Fernández por Vuckic.

El Rayo se fue a por el empate con todo, pero el que estuvo a punto de cerrar el partido fue el Zaragoza, en un pase magnífico de Francho a Zanimacchia, que el italiano a punto estuvo de convertir ante la alocada salida de Dimitrievski, que no tuvo, precisamente, su noche más feliz en La Romareda. Pero en apenas tres minutos, se pasó del posible 2-0 al empate a uno, al remachar Antoñín un cabezazo picado de Isi, que había despejado felinamente Cristian Álvarez.

Y al que entonces le empezó a correr el reloj fue al Real Zaragoza, que, a la desesperada, metió al campo a Bermejo y Nieto por Narváez, con un problema muscular, y por Zanimacchia, en un intento por recuperar el control del juego.

Pero tanto había ido el cántaro a la fuente, que se acabó rompiendo y el Rayo le dio le vuelta al marcador con un gol de Pozo a siete minutos del final, un gol que hunde todavía más al Zaragoza y que deja muy expuesto ya a Iván Martínez.