20171019145917-cueva-del-buho-senalizada.jpg

Los orígenes de Ibdes como asentamiento humano:

Entendemos que es preciso hacer una breve síntesis histórica de España aunque limitándonos en concreto al reino de Aragón, todo ello al efecto de ir sacando conclusiones además de obtener datos de interés sobre ciudades y pueblos vecinos y también respecto a enclaves muy importantes y próximos a Ibdes, tales como el señorío de Molina, el monasterio de Piedra, etc; núcleos que de alguna forma influyeron sin duda en las costumbre y configuración de las localidades cercanas, colaborando en el desarrollo y creación de la comarca y por supuesto sobre el pueblo de Ibdes.

Hasta el momento no hemos podido observar nada referente a su existencia como tal pueblo o aldea, siendo lo más probable que en esta primera época cuando llegan los primeros habitantes de Aragón, bien ligures, o iberos y celtas, el pueblo no existe todavía, mas bien sea una zona de paso para tribus trashumantes y de pastos para sus ganados, es muy lógico que alguna de estas tribus se asentaría con carácter fijo constituyendo el primer núcleo de población en Ibdes.

¿Donde se establecen en el poblado?, su lugar de asentamiento ya con visos de estabilidad no pudo ser otro que las cuevas abiertas en las rocas que delimitaban el camino o sendero procedente del espacio hoy ocupado por el actual pantano, las cuevas de entrada al pueblo, el montículo de las Torres y su ladera opuesta dirección nordeste llamada Verdinal. Este espacio mencionado, se viene llamando desde hace muchos siglos la "Portada", vocablo que radica del siglo XIII y XIV que significa "ornato de la fachada principal de un edificio suntuoso o iglesia", pero en el caso de Ibdes, mas bien pienso que en este lugar se colocara después de la reconquista alguna de las puertas de cierre o entrada a la aldea.

El barrio de las Torres y su ladera opuesta o Verdinal, junto a las cuevas hasta el peirón y las de mas abajo por los congostos, antiguos tejares, cueva del buho, etc, constituyeron los primeros puntos habitables de Ibdes, si bien las torres en sí se constituyeron sobre las cuevas-viviendas y eran como troneras elevadas y servian de puestos de vigilancia una vez terminada la reconquista del termino. El Verdinal que significa "zona o espacio verde por abundante vegetación próxima a lugar de gran humedad"(la vega se mantenía aun muy anegada).

******

Localizan en una cueva de Ibdes cientos de restos de la Edad de Bronce

La dirección de los trabajos ha corrido a cargo de arqueólogos de la Universidad de Zaragoza.En la imagen, varios de los investigadores que trabajan sobre el terreno.

En la imagen, varios de los investigadores que trabajan sobre el terreno.laureano gómez

Más de doscientos fragmentos de cerámica de la Edad de Bronce, entre los que se encuentran vasijas con aplicaciones y numerosos cuencos. Este es el hallazgo que encontraron hace unos días en la cueva del Búho, en el término municipal de Ibdes, arqueólogos del grupo de investigación H07 ‘Primeros pobladores del valle del Ebro’, de la Universidad de Zaragoza.

El difícil acceso a la gruta, que se encuentra muy próxima al pantano de la Tranquera y a la que solo se puede llegar descolgándose por una pared, ha hecho posible, según estos expertos, que su contexto arqueológico "esté intacto" y que el material cerámico, aunque fragmentado, se conserve en muy buen estado. "Por todas estas características, podemos afirmar que se trata de un hallazgo muy importante desde el punto de vista científico, porque nos va a permitir completar los conocimientos que tenemos de la Edad de Bronce tardía, en el Sistema Ibérico, que es el periodo que peor se conoce. Hallazgos como este, nos van a dar muy buenas informaciones", afirma Fernando Pérez Lambán, investigador del Instituto Universitario de Ciencias Ambientales de Aragón, que se encarga de la dirección de estos trabajos junto con los arqueólogos Jesús Picazo y Rafael Laborda.

El grupo de investigadores, después de pedir permiso a la DGA para realizar sondeos, realizó una primera aproximación a la cueva en el mes de junio para verificar la existencia de este material. Posteriormente, al comprobar el valor de las piezas, colocaron los primeros registros y sistemas de referencia espacial para marcar los lugares donde se encontraban los restos.

Hace unos días, acometieron las labores de excavación en un área de cuatro metros cuadrados, y el resultado de estos trabajos fue la localización de más de dos centenares de fragmentos cerámicos de gran valor científico, que ahora están en el laboratorio para lavar e inventariar.

"Una de las cosas que más nos sorprendió es que todo el material estaba muy revuelto y, junto a las piezas prehistóricas de la Edad de Bronce, había también unos pocos restos de cerámica medieval", indica Pérez Lambán.

En un primer momento solo se ha excavado en los niveles más superficiales de esta cueva, que tiene 19 metros de largo, 7 metros de altura en algunos puntos y una anchura de entre 2 y 4 metros, pero tienen previsto realizar nuevas excavaciones el próximo año para profundizar en otros estratos de la cueva y comprobar si existen más fragmentos.

Según los investigadores, el hecho de que el material esté tan fragmentado va a hacer que sea muy difícil pensar en "reconstruir piezas completas", aunque confían en que, en futuras campañas, puedan encontrar otros restos en niveles menos alterados.

Estos trabajos de investigación forman parte del Proyecto I+D+I ‘Dinámica de la ocupación prehistórica del Valle Medio del Ebro durante el Holoceno superior’ del Ministerio de Economía y Competitividad y cuenta con la colaboración del Centro de Espeleología de Aragón y el Ayuntamiento de Ibdes.

Para su alcalde, Ramón Duce, este hallazgo "es muy importante porque destaca el patrimonio de nuestro municipio y, quién sabe si, en un futuro, se puedan acometer actuaciones turísticas en este rincón privilegiado de Ibdes", concluye.


20171019112216-casa-aragon.jpg

La Casa Real de Aragón, Genealogía de una monarquía europea


Todo lo cual sería de escaso interés en el tema que nos ocupa  a menos que conociese que esta estirpe fue parte de la Casa Real de Aragón.
 

Una reina húngara de la Casa de Aragón.
Dos episodios, a falta de uno, vinculan a la Casa de Aragón con la de Hungría. Alfonso II de Aragón, primero de los reyes aragoneses que fue conde de Barcelona, tuvo nueve hijos de su esposa Sancha de Castilla. Le sucedió en el trono Pedro II, que entregó a su hermana, Constanza de Aragón, como esposa a Emeric Arpad, rey de Hungría. De ellos nació el futuro rey Ladislao III. En 1205, tras ocho años de matrimonio, falleció el magiar y Constanza regresó a vivir con su madre al suntuoso y magnífico monasterio de Sijena, recién fundado por esta una vez viuda. Allí pasó unos años tranquilos.

Pero la razón de Estado -cuya existencia es mucho más antigua que su teorización- afectaba a la Casa de Aragón, por la amplitud creciente de sus dominios. El caso es que el papa buscaba esposa para su protegido Federico I, rey de Sicilia. Y eligio a  Constanza.

Hubo, pues, de embarcarse en 1208, dejar a su madre, que moriría pronto , y casarse a sus treinta años con un mozuelo de catorce, en la catedral de Mesina. Se convirtió, de este modo, en reina de Sicilia y dos años más tarde dio un  heredero varón a su esposo. A Federico I de Sicilia se le conoce más frecuentemente como Federico II Hohenstaufen, emperador del Sacro Romano Imperio Germánico, pues eso es lo que acabó siendo el 22 de noviembre de 1220. 
Conseguirlo le costó ocho años de ausencia, durante los cuales Constanza gobernó la isla.

Una reina aragonesa de la Casa de Hungría.
No concluyen aquí las historias húngaras de la casa de Aragón. Jaime I, 'el Conquistador', fue concebido por su padre, Pedro II, en la persona de la francesa María de Montpellier. Pedro detestaba a María y aceptó desposarla por interés material. Sucede que era hija de una princesa bizantina, de la Casa Imperial de los Comneno, de forma que también esa genética se incorporó en Jaime I a la sangre de la Casa de Aragón.

No sabía este que la política europea de su Casa iba a depararle como esposa a Yolanda (o Violante) de Hungría, una auténtica Arpad, como hija que era de András (Andrés) II de Hungría. De nuevo, confluían en la familia real de Aragón linajes de relevancia histórica: a Montpellier, Bizancio y Hungría se unían con esta boda (la segunda de Jaime I) las aportaciones reunidas en la madre de la nueva reina aragonesa, Yolanda de Courtenay, hija de Pedro, un Capeto de la Casa de Francia, que, entre otros títulos, unía al de conde de Nevers el de emperador latino de Constantinopla, corona creada en la cuarta Cruzada y que pervivió cerca de doscientos años.

Sangre alemana y normanda...
Las bodas de Jaime y Violante (como es uso llamarla en la historiografía española) dieron fruto coronado, que fue el de Pedro III, apodado 'el Grande'. Pedro III casó en su momento con Constanza de Sicilia, la cual le dio tres vástagos varones que fueron reyes. Quienes los tienen por reyes, mejor que por condes, los llaman Alfonso III de Aragón, Jaime II de Aragón y Fadrique (Federico) II de Sicilia.

Todos ellos llevaron la sangre materna (esto es, su ADN mitocondrial, que solo transmite la mujer). Es decir, sangre germana. Constanza era hija de Manfredo Hohenstaufen y de Beatriz de Saboya, nieta de Federico II el emperador , el cual había nacido de Enrique VI y de Constanza de Hauteville. Que, a su vez, era una noble normanda?

...portuguesa, inglesa, de otras partes
¿A qué seguir? ¿Dónde no habrá tumbas de este linaje, que incluye a María de Chipre, Inés de Aquitania, Marta de Armañac, Leonor y Dionís de Portugal, Violante de Bar, Felipe de Austria, Enrique de Inglaterra...?

Hay quien llama 'reyes catalanes' a estos monarcas. Lo cierto y seguro es que tales reyes fueron, sin excepción de persona ni época, los jefes de un linaje coronado que siempre se dio a sí mismo el nombre de Aragón. Hay que esforzarse mucho para ignorarlo.
20171018115629-micrm-2017.jpg

Cartel XX Muestra de Cine Realizado por Mujeres Zaragoza 2017

Celebrando la XX Muestra Internacional de Cine realizado por Mujeres de Zaragoza.

¿Veinte? ¿Ya? ¡Ay madre, cómo pasa el tiempo! Y qué, ¿seleccionamos lo mejor de estos años?

Pues no, mejor hacemos (por fín) la base de datos con toooodas las películas que se han exhibido en la muestra desde su inicio y la colgamos en la nueva y flamante web que estrenamos. Y que lo cuente Alicia en un artículo para el catálogo. Y que Keka López nos haga una cortinilla con fotogramas chulos. Hecho.

¿Ponemos las pelis de las directoras aragonesas a las que hemos visto crecer?

Pues no, que ya están recorriendo el mundo con su arte. ¡Y qué arte! Mejor le pedimos a Paula Ortiz que nos escriba unas notas para el catálogo, que lo guardaremos muchos años. Hecho.

El cartel de este año tiene que ser algo especial, claro.

Eso sí. Helena Santolaya ¡al ataque mis piratas! Y queremos que nos lo firme para presumir y poder venderlo en caso de necesidad cuando seamos viejecitas y no nos llegue la pensión. Hecho.

Y como sesión especial ¿este año qué?

Pues no una sino dos, por todo lo alto. Con Marta Sanz y Fiorella Faltoyano hablaremos del “destape” en el cine de los años de la Transición gracias a la colaboración de la Casa de la Mujer, y Elena Oroz nos acompañará para celebrar los veinte años remasterizados de The Watermelon Woman, ¡peliculón! (Jaja, 20 también, qué coincidencia). Hecho.

Para inaugurar tiene que ser una peli guay. ¿La aragonesa no puede ser? Vaya, que no la ha terminado. Ah! Ya sé cuál.

Este año documental biográfico para disfrutar a gusto, la multipremiada Chavela. Hecho.

Y este año traemos directoras como sea. Ah, ¿que se han ofrecido tantas? Pues ahora a ver dónde las metemos.

Nos acompañarán estos días Chelo Alvarez –Sands of Silence-, Olivia Ford –Borders and Promises y Carmen-, María Beatty – Fuck them all-. Hecho.

Pero de pelis ¿qué? Algo de humor, por favor, que ponemos unos dramones…. Y música y baile, que estamos de celebración. Pero también pelis comprometidas, claro. Y que estén representadas las distintas edades de la vida de las mujeres. Una infantil, aunque tengamos que subtitularla nosotras. Y algo de terror, pero terror de ficción, no del de sufrir. Y de animales, que nos encantan. Y sexo ¿eh? que siempre llena y mola mucho y ya que es la edición XX…

Pues en tus manos tienes un catálogo muy majo donde lo contamos todo, todo y todo. Nuestro particular homenaje a los países que apuestan decididamente por el cine realizado por mujeres y por la diversidad: Suecia, Australia y Gran Bretaña. Como todos los años, además, contamos con las secciones Cortos en Femenino, que este año son 10, y Cortos de aragonesas: Skeikima, Némesis y Como cada noche. Y el vídeo del minuto en la web. Hecho.

¿Qué con quién colaboramos este año?

Con el Festival Zinentiendo, que nos presentan el documental mexicano Las Chuntá. Con el Instituto Francés, quien nos ofrece Le Challat de Tunis. Con Tramalena, con Bar Bahar.

Y una fiestecica ya haremos. No, no, mejor dos, una al principio y otra al final.

Cómo no. Este año lo vemos todo doble, por qué será. Fiesta de inauguración el sábado 21 en el bar Platerías para presentar la programación, con bingo musical a cargo de Sonia Lanuzza del grupo de teatro La Cucarachona y dos dj’s: Sra. Piña y Missierin (sí, dos, ¿qué pasa?) y el sábado 28, como colofón, a partirnos de risa con el monólogo de Patricia Sornosa en La Vía Láctea.

Pues eso, este año os ofrecemos lo que nos ha dado la gana, como siempre. Hecho.

¡A vuestra salud y a la nuestra! (trago).

El Equipo de la Muestra


Veinte años de cine “removiendo lo que hay en nuestras propias mazmorras, el fangoso, aromático, sádico y sensible sótano de los sueños y las fantasías que forman parte de cada vida” en palabras de Siri Hustvedt sobre la artista Louise Bourgeois.