Se muestran los artículos pertenecientes al tema HISTORIA.

Los Pilares de Europa

Publicado: 27/09/2017 14:58 por Miguel Anchel Sanz en HISTORIA
20170927145830-pilares-europa-cartell-desktop-cast.jpg

Los Pilares de Europa

La Edad Media en el British Museum

DEL 13 DE JULIO AL 29 DE OCTUBRE DE 2017

¿Hasta qué punto la Edad Media puede considerarse un periodo oscuro de la historia?  Situada entre la grandeza de dos épocas, la Edad Media ha sido un periodo históricamente subestimado. 

“Los pilares de Europa” te plantea una relectura de la Edad Media a través de 260 objetos que proceden mayoritariamente de la colección del British Museum.

 

LA EDAD MEDIA  FUE, EN REALIDAD, UNA ÉPOCA DE GRANDES TALENTOS ARTÍSTICOS Y DE DESARROLLO CULTURAL.”
SIR RICHARD LAMBERT, PRESIDENTE DEL CONSEJO DEL BRITISH MUSEUM

En líneas generales, los términos ‘Edad Media' y ‘medieval' se refieren al periodo de la historia de Europa comprendido entre los años 400 y 1500 d. de C. Mil años conocidos como una época de grandes desequilibrios sociales entre la vida ostentosa de las clases altas, la miseria y el analfabetismo del resto de la población. Hoy en día, el término ‘medieval' sigue empleándose para describir algo que es bárbaro o anticuado. Sin embargo, la Edad Media comportó enormes cambios políticos, económicos, artísticos y culturales que aún hoy podemos ver: castillos, catedrales, obras de arte, objetos artesanales e incluso palabras y topónimos.

Esta exposición te propone una nueva lectura de este periodo de la historia, articulado en cinco ámbitos: la formación de Europa, el poder real, la vida en la corte, la Iglesia, la vida en las ciudades y el legado. Su objetivo es abrir una ventana al mundo de la Edad Media a partir de los tesoros y la cultura material tanto de la élite dominante como de otros grupos sociales.

COLECCIÓN DE COLECCIONES

“Los pilares de Europa” es la primera muestra surgida del acuerdo de cuatro años de colaboración firmado entre la Obra Social ”la Caixa” y el British Museum.
Para esta exposición se incluyen más de 260 piezas de gran valor histórico procedentes en su mayoría de la colección del museo londinense, una de las colecciones públicas más importantes del mundo. A su vez, la muestra se complementa con préstamos de las colecciones del Museo Arqueológico Nacional de Madrid, el Museu Nacional d’Art de Catalunya y el Museu Frederic Marès. Un total de 19 objetos cedidos por colecciones españolas contribuyen a contar la historia de los reinos del sur enmarcada dentro de Europa.

EL LEGADO DE LA EDAD MEDIA

Una de las muchas aportaciones de la Edad Media fue la creación del concepto de Europa y la formación de muchos estados y bases de la Europa actual. Tras la decadencia del Imperio Romano, aproximadamente en el año 400, y a causa de la migración de la población hacia nuevas áreas de asentamiento, Europa cambió mucho. Emergieron nuevos reinos y nuevos principados, dirigidos por poderosos gobernantes pero con una emergente identidad común. En este periodo el concepto de Estado-nación fue tomando sentido, así como la sensación de que Europa era muy diferente al mundo que la rodeaba

EL ORIGEN DEL UNIVERSO

Publicado: 11/09/2017 14:25 por Miguel Anchel Sanz en HISTORIA
20170911142547-dioses-olimpoc0ffb2a8100e9dbf8b4ad874cb7333ee.jpg

EL ORIGEN DEL UNIVERSO

¿Qué había antes de que existiera el mundo tal como lo conocemos? Los griegos contestaron a esta pregunta mediante unos relatos y unos mitos.Al principio, sólo existía el Vacío; los griegos lo llamaron Caos. ¿Qué es el Caos? Una inmensidad vacua, negra y oscura, en la que nada se veía. Una especie de caída, de vértigo, de confusión, sin fin, sin fondo. Era un vacío tan impresionante como una inmensa boca siempre abierta en la que todo quedara engullido en una misma noche indiferenciada. En el origen, pues, sólo existía el Caos, abismo ciego, oscuro, ilimitado.Después apareció la Tierra. Los griegos la llamaron Gea. La Tierra surgió del propio seno del Caos. Hela aquí, pues, nacida con posterioridad al Caos y representando, según cómo se mire, su antítesis. La Tierra ya no es ese espacio vacío, esa especie de caída oscura, ilimitada e indefinida. La Tierra posee una forma distinta, separada y precisa. A la confusión, a la tenebrosa indiferenciación del caos, se enfrenta la claridad, la firmeza, la estabilidad de Gea. Sobre la Tierra todo aparece dibujado, visible, sólido. Podríamos definir a Gea como aquello sobre lo cual los dioses, los hombres y los animales pueden caminar con soltura. Es el suelo del mundo.

EN EL SUBSUELO DE LA TIERRA: EL CAOS

Nacido del inmenso Caos, el mundo tiene ahora un suelo. Por una parte, este suelo se alza hacia la altura en forma de montañas; por otra, se hunde hacia la profundidad en forma de abismo. Este subsuelo se prolonga indefinidamente, de manera que, en cierto modo, lo que se encuentra en la base de Gea, bajo el suelo firme y sólido, siempre es el abismo, el Caos. La Tierra, surgida en el seno del Caos, está cada vez más próxima a él en las profundidades del abismo. El Caos evoca para los griegos una especie de neblina opaca en la que todas las fronteras se confunden. En lo más hondo de la Tierra vuelve a encontrarse este aspecto caótico inicial.Aunque la Tierra sea perfectamente visible, tenga una forma específica y todo lo que nazca de ella posea también, a su imagen, límites y fronteras diferenciados, sigue siendo de todos modos, en sus profundidades, similar al Caos. Es la Tierra tenebrosa. Los adjetivos que la definen en los relatos pueden ser similares a los que explican el Caos. La Tierra tenebrosa se extiende entre la profundidad y la altura; entre la oscuridad y el enraizamiento en el Caos que representan sus profundidades, por un lado, y, por otro, las montañas coronadas de nieve que proyecta hacia el cielo, las luminosas montañas cuyas cumbres más altas alcanzan la zona del cielo continuamente inundada de luz.La Tierra constituye la base de esa morada, llamada el cosmos, pero no es la única función que desempeña. Engendra y alimenta todas las cosas, salvo algunas entidades de las que hablaremos más adelante y que han salido del Caos. Gea es la madre universal. Los bosques, las montañas, las profundas grutas, las olas del mar, el vasto cielo, nacen siempre de Gea, la Tierra madre. Así pues, al principio existió el Vacío, el Caos, inmensa boca informe semejante a una oscura sima, sin límites, pero que en un momento posterior se abre sobre un sólido suelo: la Tierra. Esta se lanza hacia las alturas y se hunde en las profundidades.Después del Caos y la Tierra aparece, en tercer lugar, lo que los griegos llamaron Eros y denominaron más adelante «el viejo Amor», representado con canas en las imágenes: es el Amor primordial. ¿Por qué este Eros primordial? Porque, en esas épocas lejanas, todavía no existen lo masculino y lo femenino tal como nosotros lo conocemos, no hay seres sexuados. Este Eros primordial no es el que surgirá más adelante de la existencia de hombres y mujeres, de machos y hembras. A partir de ese momento, el problema consistirá en acoplar a sexos opuestos, lo que conlleva necesariamente el deseo por parte de cada ser implicado, cierta forma de consentimiento, en suma.Así pues, el Caos es asexuado, no es masculino. Sin embargo, Gea, la Tierra madre, es, necesariamente, femenina, Pero ¿a quién puede amar, como no sea a sí misma, ya que está sola, sin más compañía que el Caos? El Eros, que aparece en tercer lugar, después del Caos y la Tierra, no es, al principio, responsable de hacer nacer los amores sexuados. El primer Eros es una manifestación de la energía cósmica. De la misma manera que la Tierra ha surgido del Caos, brotará de ella lo que contiene en sus profundidades. Lo que estaba mezclado en sus entrañas es llevado al exterior: ha parido sin necesidad de unirse con otro ser. Lo que la Tierra entrega y manifiesta es lo mismo que permanecerá, envuelto en el misterio, en su seno.La Tierra pare en primer lugar a un personaje muy importante: Urano, el Cielo, en el que se incluyen todos los astros que lo pueblan. A continuación trajo al mundo a Ponto, es decir, el agua, todas las aguas, y, más exactamente, el mar, ya que la palabra griega es masculina. En resumen, la Tierra los concibió sin unirse a nadie. Mediante la fuerza íntima que llevaba consigo, la Tierra desarrolló lo que ya estaba en su seno y que, a partir del momento en que salió de ella, se convirtió en su doble y su contrario. ¿Por qué? Porque la Tierra produjo un Cielo estrellado idéntico a sí misma, una copia tan sólida y firme como ella y de su misma dimensión. Acto seguido, Urano copuló con ella. Tierra y Cielo constituyen dos planos superpuestos del universo, un suelo y un techo, un piso inferior y otro superior que se acoplan por completo.Cuando la Tierra parió a Ponto, la personificación masculina del mar, éste la completó, se introdujo en su interior y la limitó en la forma de vastas extensiones líquidas. Ponto, el mar, al igual que Urano, es el polo opuesto de la Tierra. Mientras que ésta es sólida y compacta, y en ella las cosas no pueden mezclarse, Ponto es todo lo contrario: es líquido, fluido, informe, inaprehensible; sus aguas se mezclan, indiferenciadas y confundidas. En la superficie, Ponto es luminoso, pero en sus profundidades no puede ser más oscuro, lo que lo une, tal como le ocurre a la Tierra, con el Caos.De ese modo se construye el mundo a partir de tres entidades primordiales: Caos, Gea y Eros y, a continuación, de dos entidades paridas por la Tierra: Urano y Ponto. Son, simultáneamente, fuerzas naturales y divinidades. Gea es la tierra que pisamos y, al mismo tiempo, una diosa. Ponto representa los flujos marinos y constituye, por tanto, un poder divino, al que se puede tributar culto. A partir de ahí se originan relatos muy distintos, historias violentas y dramáticas.

Como datar los años

Publicado: 22/06/2017 15:08 por Miguel Anchel Sanz en HISTORIA
20170622151042-cronologia-historica.jpg

Cronologías históricas

Año 2017 despues de Cristo

6.021 desde la creacion del Mundo

4.366 desde el Diluvio Universal

4.261 desde la pobloacion de España

5.817 Calendario Nippur (Sumeria)

4.817 Calendario 1ª Dinastia Egipcia- Rey Narmer

5.778 Calendario Judio

2.793 Calendario Cronologia Gracia Antigua

(inicio de la 1ª Olimpiada Anigua)

2.770 ab urbe condita (fundación de Roma),

2.526 Post reges exactos 

(después de la instauración de la República Romana).

1.395 Calendario musulmán, después de la Hégira.

 

http://www.sordomedina.net/articulos/historia/cronologias-historicas.php

Imperio almohade

Publicado: 18/05/2017 11:00 por Miguel Anchel Sanz en HISTORIA

Lista de califas Almohades

Califas almohades
NOMBREREINADOCOMENTARIOS
Abu 'Abd Allah Muhammad ibn 'Abd Allah Ibn Tumart1121-1128/1130 
Abu Muhammad 'Abd al-Mu'min ibn 'Ali ibn 'Alwi ibn Ya'la al-Kumi1128/1130-1163oficialmente desde 1132/1133
Abu Ya'qub Yusuf (I) ibn 'Abd al-Mu'min1163-1184 
Abu Yusuf Ya'qub ibn Yusuf (I) al-Mansur1184-1199 
Abu 'Abd Allah Muhammad ibn Ya'qub al-Nasir1199-1213 
Abu Ya'qub Yusuf (II) ibn Muhammad al-Mustansir1213-1224 
Abu Muhammad 'Abd al-Wahid (I) ibn Yusuf (I) al-Majlu'1224 
Abu Muhammad 'Abd Allah ibn Ya'qub al-'Adil1224-1227proclamado en Murcia
Abu Zakariyya' Yahyà ibn Muhammad al-Mu'tasim1227-1235 
Abu l-'Ula (o Abu l-'Ala') Idris (I) ibn Ya'qub al-Ma'mun (o Idris al-Ma'mun)1229-1232proclamado en Sevilla en 1227
Abu Muhammad 'Abd al-Wahid (II) ibn Idris (I) al-Rashid1232-1242 
Abu l-Hasan 'Ali ibn Idris (I) al-Sa'id1242-1248 
Abu Hafs 'Umar ibn Ishaq ibn Yusuf (I) al-Murtada1248-1266 
Abu l-'Ula Idris (II) ibn Muhammad ibn 'Umar ibn 'Abd al-Mu'min, llamado Abu Dabbus1266-1269 
'Abd al-Wahid (III) ibn Idris (II) al-Mu'tasim1269califa en Tinmel, renunció a los 5 días
Ishaq ibn Ishaq ibn Yusuf (I)1269-1275/1276en Tinmel

 

Los Almohades (en lengua árabe: الموَحدون, Al-Muwahhidun) «los que reconocen la unidad de Dios», o Banu Abd al-Mumin4 (en árabe: بنو عبد المؤمن') fueron una dinastía bereber, aunque alguna voz identifique como marroquí,5 que dominaron el norte de África y el sur de la península ibérica desde 1147 a 1269.

Los Almohades surgieron en el actual Marruecos en el siglo XII, como reacción a la apertura religiosa de los Almorávides, que se habían hecho dueños del Magreb, pero habían fracasado en su intento de revigorizar los estados musulmanes y tampoco habían ayudado a detener el avance de los estados cristianos en la península ibérica. Muhámmad ibn Tumart lideró un movimiento religioso con el apoyo de un grupo de tribus bereberes del Alto Atlas de Marruecos6 7(principalmente masmuda), organizando el derrocamiento de los almorávides, pertenecientes a los Sanhaya (zeneguíes), y, posteriormente, Abd al-Mumin y su familia, de los Zenata, tomaron el control y eliminaron a los ziríes y hammadíes. Los Almohades fueron derrocados por las dinastías bereberes de los merínidas, los ziyánidas y los háfsidas del Magreb.

Historia

Orígenes

Ibn Tumart, fundador del movimiento fundamentalista, fue proclamado por sus seguidores mahdi(«el [imam] guiado»), creencia de raíz ideológica chiita pero también aceptada por el sunnismo, y llamó a todos los musulmanes a retornar a las fuentes primeras de su fe, es decir, el Corán. Siguiendo estos principios radicales, se enfrentaron con los Almorávides, que habían impuesto una rígida ortodoxia maliquí, pero que apenas habían transformado las costumbres populares poco acordes con el Corán. Si bien fue Ibn Tumart el que creó la doctrina que otorgó cohesión y fundamento al nuevo movimiento político y religioso, fue su seguidor y sucesor al frente de este,Abd al-Mumin el que aportó el genio militar para convertirlo en un gran imperio que dominó el Magreb y al-Ándalus.8

Expulsado de Marrakech en el 1120 por las autoridades almorávides con las que se había enfrentado a pesar de las escasas diferencias doctrinales que tenía con estas, Ibn Tumart se instaló en su región natal del Sus.9 Allí predicó contra los almorávides y, a finales del 1121, sus seguidores lo reconocieron como mahdi.10 Poco después se trasladó a Timnal, donde tuvo que repeler sucesivas campañas almorávides.10 Su movimiento fue extendiéndose por las montañas, si bien no logró conquistar la cercana capital almorávide, que atacó en el 1130.10 Poco después de esta derrota, en agosto del 1130, falleció Ibn Tumart, y le sucedió al frente del movimiento Abd al-Mumin.11

Después de dominar el norte de África, enfrentando a la confederación de tribus bereberes de los Masmuda con los Lamtunas almorávides, desembarcaron desde 1145 en la península ibérica y trataron de unificar las taifas utilizando como elemento de propaganda la resistencia frente a los cristianos y la defensa de la pureza islámica. Por eso su yihad se dirigió por igual contra cristianos y contra musulmanes. En poco más de treinta años, los Almohades lograron forjar un poderoso imperio que se extendía desde Santarém en la actual Portugal hasta Trípoli en la actualLibia, incluyendo todo el norte de África y la mitad sur de la península ibérica, y consiguieron parar el avance cristiano cuando derrotaron a las tropas castellanas en 1195 en la batalla de Alarcos.

Luchas contra los almorávides

En el 1132, Abd al-Mumin dirigió su primera campaña militar, contra las tribus de la región del río Draa, al sur del Gran Atlas.12 Aunque se desconoce su resultado, se sabe que a su regreso a Tinmel se lo proclamó califa.12 Hacia el 1140 y tras varias campañas con suerte diversa, los almohades consiguieron apoderarse del alto Sus.13 Hasta entonces los choques no dejaron un claro vencedor: mientras que los almohades se extendían sin freno por las montañas, los almorávides seguían controlando las llanuras.14

A continuación tuvo lugar la larga campaña de siete años que concluyó con la derrota total de los almorávides.13 14 La primera derrota de estos les privó de casi toda la Tadla.15 Incluso algunos grupos de cenhegíes de la montaña se pasaron a las filas almohades.15

La lucha contra los almohades quedó a partir del 1139 en manos del nuevo heredero al trono almorávide, Tasufin ben Alí ben Yúsef, que se había destacado en la lucha contra los cristianos de la península ibérica y había sustituido a su hermano como tal a su hermano Sir, fallecido.16 Por entonces, sin embargo, los almorávides perdieron el control del alto Sus.13

A continuación tuvo lugar la larga campaña de siete años que concluyó con la derrota total de los almorávides.13 La primera derrota de estos les privó de casi toda la Tadla.15 Incluso algunos grupos de cenhegíes de la montaña se pasaron a las filas almohades.15 Manteniéndose en las montañas, estos avanzaron por los valles del Atlas medio y lo sometieron hasta la línea del Muluya.15 A finales del 1141, en las sucesivas campañas habían dominado el Atlas medio y gran parte de la zona de los oasis, incluido Tafilalet.15 Los almorávides perdieron el contacto con su región de origen, el Sáhara.15 Hacia el 1142-1143, los almohades alcanzaron los alrededores de Tremecén, en donde se les unió la tribu Kumiya, a la que pertenecía al-Mumin.14 En el 1142, los almohades se apoderaron de gran parte del Marruecos septentrional montañoso, aunque sin infligir grandes derrotas al enemigo.17

En febrero del 1145, murió defendiendo Orán Ben Alí; los almohades conquistaron inmediatamente la ciudad.14 Seguidamente, el califa se volvió hacia Marruecos para conquistar por fin las ciudades de las llanuras.14 Cayeron en sus manos Fez, Salé y, el 24 de marzo de 1147, Marrakech.14El resto del año Abd al-Mumin se dedicó a purificar la ciudad y aplastar una revuelta en el Sus, aunque no dejó de enviar un pequeño contingente a al-Ándalus, donde los Estados cristianos estaban realizando importantes conquistas.14

Expansión por la península ibérica

El enviado del califa, un antiguo almorávide, pasó en la primavera del 1147 a la península ibérica donde, cooperando con las fuerzas Ibn Qasi, que se había alzado contra los almorávides, consiguió someter JerezMértola, el AlgarveNieblaBadajoz y Beja.18 En enero del 1148, las fuerzas almohades y sus coligados conquistaron Sevilla.19 Una gran rebelión de las tribus del Sus y del Atlas occidental, que se extendió a Ceuta y aSiyilmasa, detuvo temporalmente la expansión.19 En mayo y a pesar del sostén ofrecido a los rebeldes por el gobernador almorávide de Córdoba, el califa logró sofocarla.19 Abd al-Mumin ordenó después una depuración de la administración para eliminar los abusos, pero también una gran purga de las tribus en la que perecieron unas treinta mil personas, tenidas por desafectas.19

Conquista del Magreb central y oriental

Mezquita Kutubía de Marrakech, capital del Imperio almohade.

Dominado ya prácticamente al-Ándalus, Abd al-Mumin emprendió dos campañas en las que conquistó el resto del Magreb que aún no estaba en su poder.8 La primera la realizó en el 1152-1153 contra loshamadíes, de cuyo territorio se apoderó.8 ArgelBugíaConstantina y Bona, entre otras localidades, cayeron en sus manos, sin apenas tener que combatir.20 Cuando la zona parecía controlada, sin embargo, se rebelaron algunas tribus cenhegíes y árabes, a las que el califa derrotó, asegurando así el dominio de la región.21

En el 1153-1155, Abd al-Mumin proclamó a su hijo sucesor, lo que precipitó el levantamiento de diversos grupos contra este intento de fundar una dinastía.22 Abd al-Mumin aplastó a los rebeldes con la ayuda de los grupos árabes recién sometidos.22 Derrotó a las cincos tribus que habían constituido hasta entonces el núcleo del movimiento: la Hintata, Tinmal, Ganfisa Gadmiwa y Harwa.23 Los jeques masmudíes, tan importantes en los primeros tiempos del movimiento, quedaron relegadas a un segundo plano durante el reinado de los primeros califas de la dinastía de Abd al-Mumin, aunque recobraron parte de su poder después, con la crisis del Estado.24 Arrumbados los masmudíes, Abd al-Mumin se sostuvo gracias al respaldo de su propia tribu, la Kumiya y de los grupos árabes.25

En la siguiente campaña por la región, acometida en el 1159-1160, se adueñó de Ifriqiya, alcanzó Trípoli y eliminó la presencia cristiana en la zona, que había expulsado de ella a los ziríes y se había extendido por la costa.26 Arrebató a Roger II de Sicilia la ciudad de Mahdia, que este había conquistado en el 1147-1148, el 21 de enero de 1160.27 Aprovechó estas conquistas para añadir a sus fuerzas soldados de las tribus árabes que habitaban la región desde el siglo anterior.28 La amenaza normanda en la zona fue la que llevó al soberano almohade a partir de Marrakech para acometer una ofensiva en ella.29

Abd al-Mumin falleció en Salé en el 1163, cuando aprestaba tropas para realizar una campaña en la península ibérica.30 Poco antes había decidido cambiar de heredero: Muhammad, tenido por disoluto, dejó el puesto a su hermano Abu Yaqub Yusuf.31 Otros dos hermanos, señores de Fez y Bugía, descontentos con la decisión, murieron poco después.31 Abu Yaqub Yusuf heredó el trono, pero tuvo dificultades para sostenerse en él, y tuvo que afrontar levantamientos de los Gumara (en torno a Ceuta, en el 1167) y estabilizar la situación en al-Ándalus.32 Únicamente superadas estos apuros asumió el título de Amir al-Muminin, en el 1168.33 También tuvo que realizar una campaña por Ifriqiya que, al ser una provincia lejana, tendía a la rebeldía.34 En efecto, la provincia fue un foco continuo de problemas para el imperio por su lejanía del centro político y acabó con el tiempo en manos de una dinastía local, los hafsíes.35 En el 1180, una nueva rebelión en Gafsa en la que murió el gobernador almohade desencadenó una nueva intervención del califa.36 Tras esta campaña, de escaso éxito pues muchas tribus continuaron hostigando a los almohades, nuevos contingentes árabes pasaron al Magreb occidental, para participar en la guerra santa en la península ibérica.37

Abu Yaqub Yusuf falleció en el 1184, en medio de la intervención en al-Ándalus, y le sucedió su hijo, Abu Yusuf Yaqub al-Mansur.38 La proclamación de este como soberano y califa aconteció en Sevilla, y luego se confirmó en Marrakech, sin oposición alguna.38 al-Mansur puso fin inmediatamente a la campaña militar y regresó con el ejército al Magreb.38 Como habían hecho su padre y su abuelo, siguió incorporando contingentes árabes al ejército y, como había hecho ya su padre, incluyó también soldados de origen turco.38 Con este soberano el imperio alcanzó su apogeo, si bien el reinado estuvo cuajado de problemas, principalmente la crisis en al-Ándalus y la rebelión de Ifriqiya, fomentada por los Banu Ganiya.39 Estos últimos eran descendientes de los desaparecidos soberanos almorávides.40

El 22 de mayo de 1185, Ali ibn Ishaq ibn Ganiya tomó Bugía.41 Por la misma época, Qaraqus, un soldado mameluco de un sobrino de Saladino, se apoderó del Fezán y luego del Yebel Nefusa.40 Ambos unieron fuerzas contra los almohades.42 Con ayuda de algunas tribus árabes, los Banu Ganiya se hicieron luego con Argel, Asir, Miliana y Qal'a.42 Perdieron Bugía, recuperada por una flota almohade pero, junto con Qaraqus, conquistaron otras plazas: Gabes, Gafsa.43 Qaraqus conquistó Trípoli.44

Para acabar con la rebelión, al-Mansur partió hacia la provincia desde la capital imperial el 17 de diciembre de 1186.45 Parte del ejército resultó vencido en junio del 1187 cerca de Gafsa.46 El califa a continuación batió a los enemigos el 14 de octubre, cerca de Gabes.47 A continuación, fue sometiendo todas las ciudades de la región que estaban en poder de la liga enemiga.48 El éxito de la campaña fue, no obstante, temporal, y no acabó con las acciones enemigas, que continuaron.49 A finales de la década del 1190, la región se hallaba nuevamente en rebelión y en parte en poder de los Banu Ganiya, Qaraqus y sus aliados árabes.49

Apogeo

Fases de la expansión almohade.

Abu Abdallah Ibn Tumart había nacido en una tribu bereber, en el noroeste deMarruecos, en un ambiente muy austero donde destacó por su capacidad de estudio. Hacia los 18 años, emprendió un largo viaje de quince años por el mundo árabe que lo llevó a CórdobaLa MecaDamasco y Bagdad entre otras grandes ciudades. De regreso a su ciudad natal de Sus, emprendió un movimiento de reforma religiosa apoyado en tres grandes pilares, y que sintetiza de manera original un gran número de influencias recibidas en el periodo anterior. Estos tres pilares son:

  • La necesidad de desarrollar la ciencia y el saber para consolidar la fe
  • La existencia de Dios, que le parece indudable y se percibe a través de la razón
  • La absoluta unidad de Alá, radicalmente distinto de cualquiera de sus criaturas. Criticará la costumbre típica del islam occidental de asociar lo divino con lo terreno, dotando a Alá de atributos antropomórficos. Dios es un ente puro, casi abstracto, sin ningún atributo que lo acerque a nuestra realidad. Esta unicidad absoluta se reflejaba también en su manera de entender la comunidad islámica, que debía estar dirigida por un imam, con carácter de guía y modelo, a quien todos deben obedecer e imitar.

A pesar de los esfuerzos de los gobernantes, la dinastía almohade tuvo problemas desde un principio para dominar todo el territorio de Al-Ándalus, en especial Granada y Levante, donde resistió durante muchos años el famoso Rey Lobo, con apoyo cristiano. Por otro lado, algunas de sus posturas más radicales fueron mal recibidas por la población musulmana de España, ajena a muchas tradiciones bereberes. A principios del siglo XIII había conseguido alcanzar su máxima expansión territorial con la sumisión del actual territorio tunecino y la conquista de las Baleares.

La amenaza cristiana de al-Ándalus

Los Almohades establecieron la capital de al-Ándalus en Sevilla. A la izquierda de la imagen, la Torre del Orofortificación albarrana cuyo primer cuerpo es una construcción almohade de 1221.

Poco después, la victoria cristiana en la batalla de Las Navas de Tolosa (1212) marca el comienzo del fin de la dinastía almohade, no sólo por el resultado del encuentro en sí mismo, sino por la subsiguiente muerte del califa al-Násir y las luchas sucesorias que se produjeron y que hundieron el califato en el caos político.

En 1216-1217, los Benimerines se enfrentan a los Almohades en Fez. En 1227 Ibn Hud se proclama emir de Murcia, alzándose frente a los Almohades. En 1229 se independizan los Háfsidas de Túnez. En 1232Muhámmad I de Granada, conocido como al-Ahmar se proclama emir en ArjonaJaénGuadix y Baza. En1237 es reconocido como emir en Granada. Un ejército formado por fuerzas de las Órdenes Militares y delobispo de Plasencia puso sitio a la ciudad de TrujilloMuhámmad ibn Hud acudió a la petición de socorro, pero se retiró sin hostigar a los sitiadores. La ciudad fue conquistada el 25 de enero de 1232.50

Decadencia

Los almohades se caracterizaron por una arquitectura de estilo militar. Un ejemplo es la Alcazaba de Badajoz. En la foto la Torre de Espantaperros, modelo de la Torre del Oro.

El principio de la herencia dinástica desagradó a los líderes tribales, a los jeques (sheikhs o šayḫ, شيخ). Después de una severa derrota cerca de Túnez en 1187, el emir debió aliarse con Saladino. Los reinos cristianos de la península ibérica (CastillaAragón y Navarra y, en menor medida, Portugal y León) se organizan para emprender una nueva ofensiva de Reconquista, en especial, silenciando sus disputas internas e infligiendo a Al-Násir la derrota de Las Navas de Tolosa ( 16 de julio de 1212).

Tras la invasión de Berbería Oriental de los hermanos Ali y Yahia Ben Ghania, descendientes de los Almorávides que Abd el-Mumin había desposeído después de atravesar Argelia victorioso. Los dos hermanos habían establecido un principado en el Djerid; Alí fue asesinado, pero su hermano Yahia comenzó la conquista del centro y norte de Ifriqiya. Se las arregló para apoderarse de Mahdía, de Kairuán y de Túnez en 1202, haciendo prisioneros al gobernador almohade y a sus hijos. Ben Ghania saqueó las ciudades, sus jardines y sus animales. Ante esta situación llena de peligros, el califa Al-Násir, que reinaba en Marrakech, partió a la reconquista de Ifriqiya. Entró en febrero de 1206, en Túnez, abandonado por el enemigo, y permaneció allí un año para restablecer la autoridad almohade en todo el territorio. Entonces, antes de regresar a Marruecos, le confió el gobierno de la provincia a uno de sus lugartenientes de confianza, Abdel Ouhaid Abou Hafs el Hentati (forma arabizada del nombre bereber Faska u-Mzal Inti).

Batalla de Las Navas de Tolosa, óleo de Van Halen expuesto en el palacio del Senado (Madrid).

El nuevo gobierno había sido investido de amplios poderes: reclutó tropas que eran necesarias para la paz y para la guerra, designó funcionarios del Estado, los cadis. Fue un líder inteligente y enérgico. Después de su muerte, su hijo Abu Zakariya lo sucedió en 1228 y un año después de su nombramiento, se declaró independiente del califa de Marrakech, con el pretexto de que había abrazado el sunnismo. Príncipe de una gran dinastía, Abu Zakaria debió de fundar la dinastía háfsida que gobernó el Magreb oriental durante tres siglos.

El final

En el Magreb, las dinastías locales se imponían, como los hafsíes en Túnez en 1229; los abdalwadíes en el Magreb central en 1239; o los merínidas que en 1244 capturaron Mequinez, situada en el oeste del Magreb. En al-Ándalus, surgen los terceros reinos de taifas, los nazaríes de Granada crearon un reino independiente que sobrevivió hasta 1492. Al mismo tiempo, la Reconquista progresaba a buen ritmo:Qurṭuba (actual Córdoba), la ciudad símbolo del islam hispano, cayó en 1236; Balansiya (Valencia), en1238Isbiliya (Sevilla), en 1248. Estos retrocesos sucesivos y la desintegración del imperio sonaban a toque de difuntos de la dinastía almohade, que termina con Abû al-`Ula al-Wâthiq Idrîs, después de la toma de Marrakech por los benimerines en 1269.

Taza lobulada de fuente doméstica de mármol con inscripción en árabe. Siglo XIII. Califato almohade.

Economía y comercio

Dirham de plata almohade.

En la época de los Almohades, los musulmanes, que ya habían organizado las formas de su comercio en función de las necesidades del tráfico internacional, refinaron sus métodos, en los que se inspiraron los cristianos. A pesar de las diferencias de religión, y a pesar incluso del desarrollo de la carrera (donde el control escapaba a los soberanos africanos), las relaciones e intercambios entre cristianos y musulmanes no dejaron de crecer.

El Magreb no comerciaba sólo con España, pues sus lazos comerciales llegaban a las ciudades de Túnez,BugíaConstantinaTlemcén y Ceuta (en Ceuta hubo un funduk marsellés, fundicium marcilliense, hacia1236). Los bienes producidos en esta zona eran transportados e intercambiados con los estados de Pisa,GénovaVenecia y la rica ciudad de Marsella.51

 

Primer Gobierno Provisional de la Segunda República Española

El Primer Gobierno Provisional de la Segunda República Española presidido porNiceto Alcalá Zamora de la Derecha Liberal Republicana se constituyó el 14 de abril de1931, hasta la crisis del 14 de octubre de 1931. Constituye la etapa más larga del Gobierno Provisional de la Segunda República Española

 Reparto de carteras
ImagenCartera NombrePartido
Bundesarchiv Bild 102-12783, Alcala Zamora.jpgPresidente del Gobierno Provisional Niceto Alcalá-Zamora y Torres

Priego de Córdoba (Córdoba),1877

Derecha Liberal Republicana
Alejandro Lerroux sentado.jpgMinistro de Estado Alejandro Lerroux García

La Rambla (Córdoba), 1864

Partido Republicano Radical (PRR)
Fernando de los Ríos (cropped).jpgMinistro de Justicia Fernando de los Ríos Urruti

Ronda (Málaga), 1879

Partido Socialista Obrero Español (PSOE)
Manuel Azaña.JPGMinistro de la Guerra Manuel Azaña Díaz

Alcalá de Henares (Madrid),1880

Grupo de Acción Republicana
Santiago Casares Quiroga.JPGMinistro de Marina Santiago Casares Quiroga

La Coruña1884

Organización Republicana Gallega Autónoma (ORGA)
Indalecio Prieto.jpgMinistro de Hacienda Indalecio Prieto Tuero

Oviedo (Asturias), 1883

Partido Socialista Obrero Español (PSOE)
Miguel Maura.JPGMinistro de la Gobernación Miguel Maura Gamazo

Madrid1887

Derecha Liberal Republicana
Marcelino Domingo.JPGMinistro de Instrucción Pública y Bellas Artes
 Marcelino Domingo Sanjuán

Tarragona1884

Partido Republicano Radical Socialista (PRRS)
Alvaro de Albornoz.JPGMinistro de Fomento Álvaro de Albornoz Liminiana

Luarca (Asturias), 1879

Partido Republicano Radical Socialista (PRRS)
Largo Caballero.jpgMinistro de Trabajo Francisco Largo Caballero

Madrid, 1869

Partido Socialista Obrero Español (PSOE)
Nicolau D'Olwer.JPGMinistro de Economía Nacional Luis Nicolau d'Olwer

Barcelona1888

Acción Catalana Republicana (ACR)
Diego Martínez Barrio.JPGMinistro de Comunicaciones Diego Martínez Barrio

Sevilla1883

Partido Republicano Radical (PRR)

La huella de la guerra

Recursos Didácticos

La guerra, la destrucción de las cosechas y la escasez de productos provocaron un ciclo económico de carácter inflacionario en las economías locales.

La constante presión fiscal sobre los pueblos generó la pasividad de las gentes y un rechazo a los excesos cometidos por los soldados y guerrilleros sobre sus bienes. A las malas cosechas y campos abandonados por la falta de hombres, se sumaron las epidemias (1809, 1810, 1813), la miseria y el hambre (1811-1812).

Vivir en tiempos de guerra fue una heroicidad para las capas más desfavorecidas de la sociedad. Los bagajes, alojamientos de soldados, requisas y suministros fueron continuos, junto a otros atropellos y violencias, principalmente de contenido religioso, como actos de iconoclastia y sacrilegios cometidos por los imperiales.

Las ciudades sitiadas se convirtieron en verdaderas ratoneras de muerte para la población civil: tras el asalto venía el saqueo, los robos, las violaciones de las mujeres, los incendios y excesos de todo tipo.

La guerra introdujo la inseguridad, trajo la muerte y el caos a todas partes, y alteró la cotidianidad de la vida diaria, las costumbres religiosas, la diversión y el esparcimiento. La mujer alcanzó un nuevo protagonismo en la esfera pública, realizando tareas de aprovisionamiento y de organización de la resistencia.

Durante la guerra se incrementaron las separaciones matrimoniales, creció el número de hijos ilegítimos, la cohabitación de personas no casadas y el adulterio. En definitiva, la guerra introdujo una cierta relajación de costumbres y un tímido proceso de secularización en España.

Las celebraciones patrióticas se institucionalizaron (Dos de Mayo, proclamación de la Constitución) y, en la España josefina, se potenciaron las corridas de toros y la fiesta del Emperador (15 de agosto). La Guerra de la Independencia se convirtió, a la postre, en paradigma de todas las guerras modernas.

La violencia, ejercida sin límites en esta contienda, nos muestra lo peor del hombre, la deshumanización total y la barbarie.

Hombres y mujeres en medio de una España devastada

España se empobreció. La guerra sesgó la vida de muchos españoles, también aumentó la mortalidad por la crisis de subsistencias (1812) y las reiteradas epidemias sufridas por la población. Las destrucciones de bienes de todo tipo fueron cuantiosas. Se esquilmó el patrimonio histórico y se retrasó el crecimiento económico en unos treinta años. 

La vida cotidiana y la supervivencia

¿Cómo sobrevivir a tanta barbarie? En muchos pueblos estallaron movimientos populares de protesta por los alistamientos irregulares, requisas desorbitadas y actuaciones arbitrarias de las juntas. Los conflictos sociales se extendieron entre los campesinos que vivían sojuzgados desde antiguo. La Iglesia tuvo un gran protagonismo pues, junto a otros festejos cívicos con motivo de la proclamación de la Constitución, en las iglesias se celebraban las victorias.

Actitudes populares ante la guerra

El gran protagonista de la Guerra de la Independencia fue el pueblo y sus motivaciones fueron diversas e imprecisas. Las masas populares irrumpieron por primera vez en la Historia de España en la vida política y social de la nación. 

El conflicto social: disturbios y resistencias

El fracaso de las instituciones permitió que salieran a la luz los antagonismos sociales, propios de una sociedad estamental basada en los privilegios: resistencia a la movilización y oposición a las quintas, ajustes de cuentas, ataques a la propiedad y a los colaboradores con el enemigo. 

Costumbres, festejos, distracciones y diversiones

Los ciudadanos vivieron la contienda de forma diferente según su condición social y el lugar donde les tocó vivir. La guerra trastocó la rutina diaria de las gentes e introdujo cambios en las costumbres, en las diversiones y en las formas de vida. 

La enseñanza

Durante la guerra las actividades académicas de los colegios militares continuaron en otros lugares, como hizo el Real Colegio de Artillería de Segovia. Algunos maestros intentaron abrir escuelas en las ciudades libres y los estudiantes universitarios de los últimos cursos insistieron en conseguir sus títulos. 

Alcance de la represión y de la violencia

En muchos pueblos estallaron alborotos populares dirigidos contra los franceses avecinados y contra quienes eran sospechosos de colaborar con ellos o eran afrancesados. La represión se llevó a cabo a través de tribunales extraordinarios del Crimen, establecidos por la Junta Central. En los territorios dominados por los franceses, la represión de los insurrectos fue ejecutada, principalmente, por la Policía General. El trato a los prisioneros fue, por lo general, inhumano.

Tribunales extraordinarios de Vigilancia y de Seguridad Pública

Para proteger la seguridad interior del Estado y a los ciudadanos, el Gobierno de la nación creó tribunales extraordinarios de Vigilancia y de Seguridad Pública en muchas ciudades. 

La represión de los insurrectos

Los gobernadores militares franceses tomaron medidas represivas en las provincias que controlaban contra las personas que apoyaban la causa patriótica y el gobierno de las juntas.

La represión a franceses y afrancesados

Cuantos colaboraron con el Gobierno intruso fueron considerados traidores a la patria y perseguidos, lo mismo que los franceses residentes, cuyos bienes fueron embargados. También algunos soldados imperiales fueron ejecutados.

Prisioneros

Los prisioneros franceses sufrieron, a menudo, un trato tan vejatorio como los españoles que cayeron en sus manos. Los prisioneros de Bailén, que acabaron en la isla de Cabrera, vivieron la dura experiencia de un verdadero campo de concentración.

El expolio del patrimonio histórico

Tras las batallas y el fin de los asedios, los franceses practicaron de forma sistemática el saqueo y el pillaje en los pueblos y ciudades ocupados. De esta forma, desapareció una parte importante de las obras de arte, objetos de valor y bibliotecas de iglesias, monasterios, catedrales e instituciones privadas.

La Guerra de la Independencia como paradigma de las guerras modernas

La Guerra de la Independencia se convirtió en una guerra total, donde todo fue válido, sin límite alguno. La violencia y la represión indiscriminada sobre la población civil la ejercieron todos los contendientes sin ningún miramiento. Al introducir la cultura de la violencia, que trastornó a la sociedad española durante mucho tiempo, esta guerra se puede considerar como paradigma de las guerras modernas.

 

Compañía de Reales Diligencias

Publicado: 21/03/2017 11:22 por Miguel Anchel Sanz en HISTORIA
20170321112348-postas-y-diligencias-espana-sxix.jpg

Compañía de Reales Diligencias que cubría regularmente la línea Madrid-Zaragoza

En el primer tercio del siglo XlX existen en la Península infinidad de empresas que desde Madrid hacen trayectos por todas las carreteras y caminos conduciendo personas y mercancias. Hacer el estudio de todas y cada una de ellas es imposible, aunque tenemos que matizar  por su importancia  para nosotros la Sociedad de Diligencias y Postas Generales  ,así como las relacionadas con el transporte con Andalucia y concretamente con Sevilla.
   Vamos a ver cómo surgió esta Sociedad de Diligencias y Postas Generales haciendo un poco de historia. En 1816 se forma en Cataluña, la " Sociedad de Diligencias " , merced a los socios fundadores que en número de 9 decidieron impulsar un sistema moderno y cómodo para el viajero.Sin embargo, el tiempo pasa hasta 2 años, y aunque el Gobierno de la Nación da su beneplácito, la intendencia y la logística es muy dificil, aunque cuentan con el transporte de la correspondencia, motivo por el cual el proceso de expansión se hace con dificultad para exasperación de los socios. Por fin se logra establecer una línea regular entre Barcelona y Valencia en 1818.
  El dia 1 de Octubre de 1819, después, de varios intentos fallidos, comienza la Carrera Valencia-Madrid, enlazando con la Capital, Castilla la Nueva, Murcia , Valencia  y Cataluña. En este año también se intenta establecer ruta entre Madrid y Sevilla, pero son dos las circunstancias que impidenel proyecto: Por un lado la oposición de los Maestros de Posta y por otro, la epidémia de cólera que se extendia por Andalucía desde hacia 5 meses. En 1820 se le concede el transporte de la correspondencia para esta línea, lo que reactiva la puesta en servicio; sin embargo, la epidemia de cólera se reactiva y el hecho fracasa. A primeros de Enero de 1821,se consigue por fín el viaje Madrid -Sevilla con coches mucho mas cómodos y ligeros.
 La  Sociedad en este tiempo,tiene también puestas sus miras expansivas en la Carrera Madrid-Irún ( en principio la mas importante de todas) contando a favor de los socios sus contactos franceses. Casi 2 años se tarda en correr la línea pues grandes dificultades de tipo técnico y de presiones no ortodoxas hacen que los Maestros de Postas impidan su puesta en funcionamiento. Nuevamente la concesión del correo por parte del Gobierno, hace que se dé el impulso necesario y es en este año de 1821 cuando queda establecida la Diligencia Madrid-Irún.
  
    
                 
            
                     
                                 Manual de Diligencias de España para el año 1834
 
 
 La  Sociedad en este tiempo,tiene también puestas sus miras expansivas en la Carrera Madrid-Irún ( en principio la mas importante de todas) contando a favor de los socios sus contactos franceses. Casi 2 años se tarda en correr la línea pues grandes dificultades de tipo técnico y de presiones no ortodoxas hacen que los Maestros de Postas impidan su puesta en funcionamiento. Nuevamente la concesión del correo por parte del Gobierno, hace que se dé el impulso necesario y es en este año de 1821 cuando queda establecida la Diligencia Madrid-Irún.
  En Mayo de 1827 y por cuestiones diferentes suscitadas entre las administraciones de Barcelona y Madrid, hacen que la Sociedad se escinda en dos: La catalana que va a continuar con el mismo nombre, quedándose con las lineas de Valencia y Zaragoza y la otra que se denominó  Compañía de Reales Diligencias, ya que contó con el favor de la Corte e incluso llevaba el escudo real.
  Las líneas adjudicadas a esta nueva Compañía fueron Madrid-Irún, Madrid-Valencia,Madrid-Sevilla y Madrid -Zaragoza; prácticamente todo el moontante de la primitiva Sociedad.
  Dado el futuro y buen funcionamiento y rendimiento de la empresa, El Rey y su familia, así como otros miembros de la Corte, son nom,brados Sócios, a cambio de lo cual se le otorga a la Compañía la consideracion de MAESTRO MAYOR DE POSTAS y se le otorga el transporte del correo durante 12 años. Como correspondencia, la Compañía monta en 1828 las líneas de Badajoz, La Coruña y Granada.
  Sufrió la competencia de otras, como la de  Caleseros de Burgos, sobre todo en la línea Madrid-Irún, que le hizo daño en el monopolio que desempeñaba. Las Guerras Carlistas, por un lado, así como la línea de Andalucía ,por otro, supusieron un gran quebranto económico para la empresa  Caleseros de Burgos y aunque volvieron a correr la línea de Irún, una vez terminadas las Guerras Carlistas, aceptaron en 1842 la oferta de fusión que les hizo la  Compañia de Reales Diligencias, realizandose ésta, y formándose una nueva sociedad que se denominó Diligencias Generales de España.
  Por otro lado, las Guerras Carlistas, tambien produjeron un gran descalabro económico a la Compañía de Reales Diligencias; además, una vez pasadas éstas, se suman otros factores como la no renovación del contrato del correo y la aparición de otras empresas recorriendo los mismos lugares ,e incluso llegando a otros a los que no llegaban las primeras. Entre estas nuevas compañías esta la de Carsi y Ferrer que con el nombre de Diligencias Peninsulares, se limitó a pocas líneas al principio de su fundación en 1840; pero en 1842 tiene lugar su expansión haciendo el recorrido por todas las vias que hacian las Reales Diligencias llegando incluso a lugares que no se explotaban.
  La de  Postas, que surge en 1842 y actua en pequeña escala, pero en 1845 absorbe la antigua Sociedad de Diligencias catalana, y se decide ainvadir los territorios en los que operan las anteriores.
  La competencia desleal, el encarecimiento de los costes el abaratmiento de los precios para captar pasajeros, etc. hacen que todas sufran grandes perjuicios económicos.
  En 1845 se unen las empresas Diligencias Peninsulares y Postas, surgiendo una nueva Compañía más competitiva que se llamó Diligencias Postas Peninsulares. En 1847, el 17 de Febrero, esta empresa llega a un acuerdo de fusión con las Generales de España, que tiene lugar el 9 de Abril de dicho año, tomando la sociedad el nombre de  Diligencias y Postas Generales.
 
  Queremos mostrar un documento, que por su curiosidad y buen estado de conservación, merece ser publicado. De reciente adquisición, se trata de un billete de Diligencia, de la Compañía " Diligencias y Postas Generales ", para el trayecto La Coruña-Madrid, cuyo precio es de 400 reales de vellón.

 

https://books.google.es/books?id=d7ru5LZZP5kC&lpg=PA99&ots=MJPYn1LErx&dq=Compa%C3%B1%C3%ADa%20de%20Reales%20Diligencias&hl=es&pg=PA98#v=onepage&q=Compa%C3%B1%C3%ADa%20de%20Reales%20Diligencias&f=false

LA COLUMNA DE TRAJANO

Publicado: 13/03/2017 08:38 por Miguel Anchel Sanz en HISTORIA
20170313083858-columna-de-trajano.jpg

LA COLUMNA DE TRAJANO

La Columna de Trajano fue erigida en el Foro Romano en el año 113 a.C. para conmemorar la conquista de la Dacia (actual Rumanía) y para ensalzar la gloria del emperador Trajano Ulpio. La columna tiene un altura de casi 40 metros (casi como un edificio de 9 plantas) con un diámetro de 4 metros. En la base de la columna fue enterrado el emperador Trajano. Una escalera de caracol, tallada en el mármol e iluminada por muchas ranuras, permite llegar a la cima, donde se situó una estatua de bronce del emperador Trajano (más tarde reemplazada por el actual estatua de San Pedro por el Papa Sixto V 1585-1590). El eje de la columna está formado por dieciocho bloques superpuestos de mármol. Cada bloque representa, tallados en bajo relieve, los episodios de la Guerra de Dacia (101-102 y 105 dC), ilustrado por más de 2.500 imágenes.
La infografía que proponemos hoy fue publicada por el National Geographic y fue realizada por Fernando Baptista nos representa visualmente cómo se presentaba el monumento en el momento de su finalización.

Sobre el autor Fernando Baptista:

Su obra se puede encontrar en  libros, revistas e incluso museos. Premios recibido? Más de 125. Y una nominación al Emmy. Reconocido por sus pares como uno de los cinco diseñadores de infografía más influyentes de los últimos veinte años. Actualmente trabaja como editor principal en las infografias por la revista National Geographic. Fernando Baptista está teniendo una carrera que que cualquier periodistas  visuales pueden sólo soñar.

“Soy licenciado en Bellas Artes por la Universidad del País Vasco, he trabajado como freelance para varios años en todo lo que pude encontrar:  diseñador e ilustrador, diseño de stands de exposición y escenografía para teatro, la pintura de retratos y murales … en toda mi vida he dibujado cómics, he construido y esculpido todo tipo de cosas, desde modelos de Star Wars, dinosaurios, superhéroes o samuráis… “.

“En 1993 me uní al diario El Correo y empecé a aprender sobre la infografía, y en 2007 me llamaron para formar parte del equipo de la revista National Geographic en Washington DC. He estado asociado profesor de la Universidad de Navarra y he dado conferencias y talleres en Europa, Estados Unidos y Latinoamérica. En 2012 fui nombrado uno de los cinco diseñadores gráficos más influyentes del mundo en los últimos 20 años, y he ganado más de 125 premios de las ediciones del SND, SPD, NH, Mejor Infografía americano y Malofiej, incluyendo el premio Peter Sullivan, más conocido como “El Pulitzer” de la infografía. En 2013 fui nominado a un Emmy para caminar con los Gigantes en la categoría de “Nuevos enfoques: Artes, estilo de vida, la cultura”.

Pero una carrera tan ilustre no quiere decir que Fernando se realiza el aprendizaje. “Mi próximo objetivo es seguir aprendiendo sobre 3D, utilizar impresoras 3D en mi trabajo y el uso de esa tecnología en animaciones stop motion con un concepto de infografía.”

 

Ducado de Alba de Tormes

Publicado: 27/02/2017 11:28 por Miguel Anchel Sanz en HISTORIA
20170227112832-escudo-del-ducado-de-alba-de-tormes.svg.png

Historia Ducado de Alba de Tormes

En 1429Juan II de Castilla otorgó la villa de Alba de Tormes y el título de señor de esta villa alobispo Gutierre Álvarez de Toledo. Al morir este sin dejar descendencia, el señorío pasó a manos de su sobrino Fernando Álvarez de Toledo y Sarmiento, IV señor de Valdecorneja, a quien el propio Juan II nombró en 1438 I conde de Alba de Tormes, por los servicios prestados a la corona.

En 1472Enrique IV de Castilla, elevó el condado a ducado en la persona de García Álvarez de Toledo y Carrillo de Toledo, siendo este el I duque de Alba de Tormes.

Posteriormente, los Reyes Católicos otorgaron la capitanía general de sus ejércitos al II duque de Alba, Fadrique Álvarez de Toledo y Enríquez.

En 1520 el rey Carlos I de España incluyó a los duques de Alba de Tormes entre los veinticinco primeros Grandes de España.

Señores de Alba de Tormes (1430-1439)

  1. Gutierre Álvarez de Toledo, I señor de Alba de Tormes. También obispo de Palencia yarzobispo de Sevilla y primado de Toledo, (1376-1446).
  2. Fernando Álvarez de Toledo y Sarmiento, II señor de Alba de Tormes, (1390-1464).

Condes de Alba de Tormes (1439-1472)

  1. Fernando Álvarez de Toledo y Sarmiento, I conde de Alba de Tormes, (1390-1464).
  2. García Álvarez de Toledo y Carrillo de Toledo, II conde de Alba de Tormes, (¿-1488).

Duques de Alba de Tormes (desde 1472)

 TitularPeriodo
IGarcía Álvarez de Toledo y Carrillo de Toledo1472 - 1488
IIFadrique Álvarez de Toledo y Enríquez1488 - 1531
IIIFernando Álvarez de Toledo y Pimentel, «el Gran Duque de Alba»1531 - 1582
IVFadrique Álvarez de Toledo y Enríquez de Guzmán1582 - 1583
VAntonio Álvarez de Toledo y Beaumont1583 - 1639
VIFernando Álvarez de Toledo y Mendoza1639 - 1667
VIIAntonio Álvarez de Toledo y Enríquez de Ribera1667 - 1690
VIIIAntonio Álvarez de Toledo y Fernández de Velasco1690 - 1701
IXAntonio Álvarez de Toledo y Guzmán1701 - 1711
XFrancisco Álvarez de Toledo y Silva1711 - 1739
XIMaría Teresa Álvarez de Toledo y Haro1739 - 1755
XIIFernando de Silva y Álvarez de Toledo1755 - 1778
XIIIMaría del Pilar Teresa Cayetana de Silva Álvarez de Toledo1778 - 1802
XIVCarlos Miguel Fitz-James Stuart y Silva1802 - 1835
XVJacobo Fitz-James Stuart y Ventimiglia1835 - 1881
XVICarlos María Fitz-James Stuart y Palafox1881 - 1901
XVIIJacobo Fitz-James Stuart y Falcó1902 - 1953
XVIIIMaría del Rosario Cayetana Fitz-James Stuart y Silva1953 - 2014
XIXCarlos Fitz-James Stuart y Martínez de Irujo2015 - presente

Árbol genealógico

 
 
 
 
García Álvarez de Toledo,
I duque de Alba

(† 1488)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Fadrique Álvarez de Toledo,
II duque de Alba

(1460-1531)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
García Álvarez de Toledo,
III marqués de Coria

(† 1510)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Fernando Álvarez de Toledo,
III duque de Alba

(1507-1582)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Fadrique Álvarez de Toledo,
IV duque de Alba

(1537-1583)
 
Diego de Toledo,
condestable de Navarra
(1541-1583)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Fernando Álvarez de Toledo,
VII marqués de Coria
(1582-1584)
 
Antonio Álvarez de Toledo,
V duque de Alba

(1568-1639)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Fernando Álvarez de Toledo,
VI duque de Alba

(1595-1667)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Antonio Álvarez de Toledo,
VII duque de Alba

(1615-1690)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Antonio Álvarez de Toledo,
VIII duque de Alba

(1627-1701)
 
Francisco Álvarez de Toledo,
X duque de Alba

(1662-1739)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Antonio Álvarez de Toledo,
IX duque de Alba

(1669-1711)
 
María Teresa Álvarez de Toledo,
XI duquesa de Alba

(1691-1755)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Nicolás Álvarez de Toledo,
condestable de Navarra
(1690-1709)
 
Fernando de Silva,
XII duque de Alba

(1714-1776)
 
María Teresa de Silva,
duquesa de Berwick
(1718-1790)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Francisco de Paula de Silva,
X duque de Huéscar

(1733–1770)
 
Carlos Bernardo Fitz-James Stuart,
IV duque de Berwick
(1752-1787)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
María Teresa de Silva,
XIII duquesa de Alba

(1762–1802)
 
Jacobo Fitz-James Stuart,
V duque de Berwick
(1773-1794)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Carlos Miguel Fitz-James Stuart,
XIV duque de Alba

(1794-1835)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Jacobo Fitz-James Stuart,
XV duque de Alba

(1821-1881)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Carlos María Fitz-James Stuart,
XVI duque de Alba

(1849-1901)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Jacobo Fitz-James Stuart,
XVII duque de Alba

(1878-1953)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Cayetana Fitz-James Stuart,
XVIII duquesa de Alba

(1926-2014)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Carlos Fitz-James Stuart,
XIX duque de Alba

(n. 1948)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Fernando Fitz-James Stuart,
XIX duque de Huéscar

(n. 1990)
 

20170214124607-revista-n-91-2016-portada.jpg

Revista de Historia Jerónimo Zurita nº 91 2016

Catalogo

 

La interpretación más extendida de la presencia francesa en España

durante la Guerra de la Independencia, como la propia designación

del período sugiere, ha sido en clave militar. Sin embargo, a partir del

momento en el que amplios territorios peninsulares quedaron bajo el

control de las tropas imperiales comenzó para ellos una fase distinta

caracterizada por las cuestiones ligadas a la administración del territorio.

En esta fase la prioridad militar no desapareció, pero se vio progresivamente

rodeada de otras diversas líneas de acción orientadas a

transformar la relación entre las nuevas autoridades y la población.

Serían estas las acciones que más influencia tendrían sobre la vida

cotidiana de los habitantes, ya que estaban pensadas para dotar de

normas a la relación entre los españoles y las nuevas autoridades tras

el paso de las tropas y como base a la construcción de un tiempo, si no

de paz, por lo menos de convivencia.

Bajo título «La ocupación francesa de España, 1808-1814: Ejército,

política y administración» se presenta un dossier que recorre algunos

de los aspectos más destacados de la presencia de las tropas imperiales

sobre territorio español. Charles Esdaile comienza por fijar su

atención sobre el propio ejército napoleónico, protagonista destacado

de esta presencia francesa, y se aproxima a sus características militares

y a sus prejuicios como elementos clave para entender su comportamiento

durante la campaña española. Elisabel Larriba aborda la

importancia que los ejércitos napoleónicos atribuyeron al control de

la información a través de la prensa como instrumento para modelar

la realidad en los territorios ocupados. Por su parte, Emilio La Parra se

centra en un plano clave, el religioso, para realizar una panorámica de

los proyectos de reforma de la Iglesia que vinieron de la mano de las

autoridades josefinas.

Los tres artículos restantes del dossier tienen como común denominador

su atención a los aspectos administrativos. Lluís Roura se

ocupa preferentemente de las transformaciones que las autoridades

francesas introdujeron en el territorio catalán, parte del cual terminaría

siendo incorporado a la administración imperial. Complementaria

a esta es la contribución de Carlos Franco de Espés destinada a analizar

con documentación inédita las iniciativas político-administrativas

impulsadas por el mariscal Suchet en el territorio aragonés, valenciano

y la parte sur de Cataluña, sobre todo a partir del decreto del 8 de

febrero de 1810 en el que se constituían los gobiernos particulares en

el noreste de la península. Finalmente, el artículo de Javier Maestrojuán

desciende sobre el plano local para explicar el papel que debieron

cumplir los ayuntamientos, en este caso el de la ciudad de Zaragoza,

en la reordenación de las atribuciones y funciones por parte de las

nuevas autoridades.

Completan este número, además de un amplio comentario bibliográfico

de novedades históricas, tres artículos incluidos en la sección

miscelánea. El primero de ellos, de Santiago Aleixos, dirige su atención

a la repercusión que tuvo la obra del humanista aragonés Antonio

Agustín en el ámbito alemán, sobre todo en los siglos XVIII y XIX. A

continuación Tomás Pérez Vejo realiza un ponderado balance de los

procesos que tuvieron lugar en la América hispana derivados de la

tensión entre la restauración de Fernando VII en 1814 y la apertura de

los movimientos independentistas. Y, para terminar, Ignacio García de

Paso propone una lectura española de la revolución de 1848 incidiendo

en la reacción moderada y su capacidad para neutralizar la onda

expansiva del movimiento europeo en España.

LA TRAMPA DEL LUJO

Publicado: 12/01/2017 09:30 por Miguel Anchel Sanz en HISTORIA

El auge de la agricultura fue un acontecimiento muy gradual que se extendió a lo largo de siglos y de milenios. Una banda de Homo sapiens que recolectaba setas y nueces y cazaba ciervos y conejos no se estableció de repente en una aldea permanente, labrando los campos, sembrando trigo y acarreando agua desde el río. El cambio tuvo lugar por fases, cada una de las cuales implicó solo una pequeña alteración de la vida cotidiana.

Homo sapiens llegó a Oriente Próximo hace unos 70.000 años. Durante los 50.000 años siguientes, nuestros antepasados medraron allí sin agricultura. Los recursos naturales del área eran suficientes para sostener a su población humana. En épocas de abundancia, la gente tenía algunos hijos más, y en tiempos de carestía unos pocos menos. Los humanos, como muchos animales, poseen mecanismos hormonales y genéticos que ayudan a controlar la procreación. En los tiempos buenos, las mujeres alcanzan antes la pubertad, y sus probabilidades de quedar embarazadas son algo mayores. En los tiempos malos, la pubertad se demora y la fertilidad se reduce.

A estos controles naturales de la población se añadieron mecanismos culturales. Los bebés y los niños pequeños, que se desplazan lentamente y requieren mucha atención, eran una carga para los cazadores-recolectores nómadas. La gente intentaba espaciar sus hijos en intervalos de tres a cuatro años. Las mujeres lo hacían amamantando a sus hijos continuamente y hasta una edad avanzada (dar de mamar continuamente reduce de manera significativa las probabilidades de quedar embarazada). Otros métodos incluían la abstinencia sexual total o parcial (reforzada quizá por tabúes culturales), el aborto y ocasionalmente el infanticidio.

Durante estos largos milenios, los humanos comían ocasionalmente granos de trigo, pero esto era una parte marginal de su dieta. Hace unos 18.000 años, la última época glacial dio paso a un período de calentamiento global. A medida que aumentaban las temperaturas, también lo hicieron las precipitaciones. El nuevo clima era ideal para el trigo y otros cereales de Oriente Próximo, que se multiplicaron y se expandieron. La gente empezó a comer más trigo, y a cambio y sin darse cuenta extendieron su expansión. Puesto que era imposible comer granos silvestres sin aventarlos previamente, molerlos y cocerlos, las gentes que recogían estos granos los llevaban a sus campamentos temporales para procesarlos. Los granos de trigo son pequeños y numerosos, de modo que algunos caían inevitablemente en el camino al campamento y se perdían. Con el tiempo, cada vez más trigo creció a lo largo de los senderos favoritos de los humanos y alrededor de sus campamentos.

Cuando los humanos quemaban bosques y malezas, esto también ayudaba al trigo. El fuego eliminaba árboles y matorrales, lo que permitía que el trigo y otras hierbas monopolizaran la luz solar, el agua y los nutrientes. Allí donde el trigo se hacía particularmente abundante, y también lo eran los animales de caza y otras fuentes de alimento, las tropillas humanas podían abandonar de manera gradual su estilo de vida nómada y establecerse en campamentos estacionales e incluso permanentes.

Al principio pudieron haber acampado durante cuatro semanas, durante la cosecha. Una generación más tarde, al haberse multiplicado y extendido las plantas de trigo, el campamento de cosecha pudo haber durado cinco semanas, después seis, y finalmente se convirtió en una aldea permanente. A lo largo de todo Oriente Próximo se han descubierto indicios de estos poblados, en particular en el Levante, donde la cultura natufia floreció entre 12500 y 9500 a.C. Los natufios eran cazadores-recolectores que subsistían a base de decenas de especies silvestres, pero vivían en aldeas permanentes y dedicaban gran parte de su tiempo a la recolección y procesamiento de cereales silvestres. Construían casas y graneros de piedra. Almacenaban grano para las épocas de escasez. Inventaron nuevos utensilios, como guadañas de piedra para la recolección del trigo silvestre, y morteros y manos de mortero de piedra para molerlo.

En los años posteriores a 9500 a.C., los descendientes de los natufios continuaron recolectando y procesando cereales, pero también empezaron a cultivar de maneras cada vez más refinadas. Cuando recolectaban granos silvestres, tenían la precaución de dejar aparte una fracción de la cosecha para sembrar los campos en la siguiente estación. Descubrieron que podían conseguir resultados mucho mejores si sembraban los granos a una cierta profundidad del suelo y no repartiéndolos al azar sobre la superficie. De manera que comenzaron a cavar y labrar. Gradualmente empezaron también a eliminar las malas hierbas de los campos, a impedir la presencia de parásitos, y a regarlos y fertilizarlos. A medida que se dirigían más esfuerzos al cultivo de los cereales, había menos tiempo para recolectar y cazar especies salvajes. Los cazadores-recolectores se convirtieron en agricultores.

No hubo un solo paso que separara a la mujer que recolectaba trigo silvestre de la mujer que cultivaba trigo domesticado, de manera que es difícil decir exactamente cuándo tuvo lugar la transición decisiva a la agricultura. Pero, hacia 8500 a.C., Oriente Próximo estaba salpicado de aldeas como Jericó, cuyos habitantes pasaban la mayor parte del tiempo cultivando unas pocas especies domesticadas.

Con el paso a aldeas permanentes y el incremento de los recursos alimentarios, la población empezó aumentar. Abandonar el estilo de vida nómada permitió a las mujeres tener un hijo cada año. Los hijos se destetaban a una edad más temprana: se les podían dar de comer gachas y avenate. Las manos sobrantes se necesitaban perentoriamente en los campos. Pero las bocas adicionales hicieron desaparecer pronto los excedentes de comida, de manera que tuvieron que plantarse más campos. Cuando la gente empezó a vivir en poblados asolados por las enfermedades, cuando los niños se alimentaban más de cereales y menos de la leche materna, y cuando cada niño competía por sus gachas con más y más hermanos, la mortalidad infantil se disparó. En la mayoría de las sociedades agrícolas, al menos uno de cada tres niños moría antes de alcanzar los veinte años de edad. Sin embargo, el aumento de los nacimientos todavía superaba el aumento de las muertes; los humanos siguieron teniendo un número cada vez mayor de hijos.

Con el tiempo, el «negocio del trigo» se hizo cada vez más oneroso. Los niños morían en tropel, y los adultos comían el pan ganado con el sudor de su frente. La persona media en el Jericó de 8500 a.C. vivía una vida más dura que la persona media en el Jericó de 9500 a.C. o de 13000 a.C. Sin embargo, nadie se daba cuenta de lo que ocurría. Cada generación continuó viviendo como la generación anterior, haciendo solo pequeñas mejoras aquí y allá en la manera en que se realizaban las cosas. Paradójicamente, una serie de «mejoras», cada una de las cuales pretendía hacer la vida más fácil, se sumaron para constituir una piedra de molino alrededor del cuello de estos agricultores.

¿Por qué cometió la gente este error fatal? Por la misma razón que, a lo largo de la historia, esta ha hecho cálculos equivocados. La gente era incapaz de calibrar todas las consecuencias de sus decisiones. Cada vez que decidían hacer un poco más de trabajo extra (cavar los campos en lugar de dispersar las semillas sobre la superficie del suelo, pongamos por caso), la gente pensaba: «Sí, tendremos que trabajar más duro. ¡Pero la cosecha será muy abundante! No tendremos que preocuparnos nunca más por los años de escasez. Nuestros hijos no se irán nunca más a dormir con hambre». Tenía sentido. Si trabajabas más duro, tendrías una vida mejor. Ese era el plan.

La primera parte del plan funcionó perfectamente. En efecto, la gente trabajó más duro, pero no previó que el número de hijos aumentaría, lo que significaba que el trigo excedente tendría que repartirse entre más niños. Y los primeros agricultores tampoco sabían que dar de comer a los niños más gachas y menos leche materna debilitaría su sistema inmunitario, y que los poblados permanentes se convertirían en viveros para las enfermedades infecciosas. No previeron que al aumentar su dependencia de un único recurso alimentario en realidad se estaban exponiendo cada vez más a la depredación y a la sequía. Y los granjeros tampoco previeron que en los años de bonanza sus graneros repletos tentarían a ladrones y enemigos, lo que les obligaría a empezar a construir muros y a hacer tareas de vigilancia.

Entonces, ¿por qué los humanos no abandonaron la agricultura cuando el plan fracasó? En parte, porque hicieron falta generaciones para que los pequeños cambios se acumularan y transformaran la sociedad, y a esas alturas nadie recordaba que habían vivido de forma diferente. Y en parte debido a que el crecimiento demográfico quemó las naves de la humanidad. Si la adopción del laboreo de la tierra aumentó la población de la aldea de 100 personas a 110, ¿qué diez personas habrían aceptado voluntariamente morirse de hambre para que las demás pudieran volver a los buenos y viejos tiempos? La trampa se cerró de golpe.

La búsqueda de una vida más fácil trajo muchas privaciones, y no por última vez. En la actualidad nos ocurre a nosotros. ¿Cuántos jóvenes graduados universitarios han accedido a puestos de trabajo exigentes en empresas potentes, y se han comprometido solemnemente a trabajar duro para ganar dinero que les permita retirarse y dedicarse a sus intereses reales cuando lleguen a los treinta y cinco años? Pero cuando llegan a esa edad, tienen hipotecas elevadas, hijos que van a la escuela, casa en las urbanizaciones, dos coches como mínimo por familia y la sensación de que la vida no vale la pena vivirla sin vino realmente bueno y unas vacaciones caras en el extranjero. ¿Qué se supone que tienen que hacer, volver a excavar raíces? No, redoblan sus esfuerzos y siguen trabajando como esclavos.

Una de las pocas leyes rigurosas de la historia es que los lujos tienden a convertirse en necesidades y a generar nuevas obligaciones. Una vez que la gente se acostumbra a un nuevo lujo, lo da por sentado. Después empiezan a contar con él. Finalmente llegan a un punto en el que no pueden vivir sin él. Tomemos otro ejemplo familiar de nuestra propia época. A lo largo de las últimas décadas hemos inventado innumerables aparatos que ahorran tiempo y que se supone que hacen la vida más relajada: lavadoras, aspiradores, lavavajillas, teléfonos, teléfonos móviles, ordenadores, correo electrónico. Previamente, escribir una carta, poner la dirección y el sello en un sobre y llevarlo hasta el buzón llevaba mucho tiempo. Para obtener la respuesta se tardaban días o semanas, quizá incluso meses. Hoy en día puedo escribir rápidamente un mensaje de correo electrónico, enviarlo a medio mundo de distancia y (si mi dirección está en línea) recibir una respuesta un minuto después. Me he ahorrado toda esta complicación y tiempo, pero ¿acaso vivo una vida más relajada?

Lamentablemente, no. Antaño, en la época del correo caracol, la gente por lo general solo escribía cartas cuando tenía algo importante que relatar. En lugar de escribir lo primero que se les venía a la cabeza, consideraban detenidamente qué es lo que querían decir y cómo expresarlo en palabras. Luego esperaban recibir una respuesta parecidamente considerada. La mayoría de las personas escribían y recibían no más que unas cuantas cartas al mes, y rara vez se sentían obligadas a contestar de inmediato. En la actualidad recibo cada día decenas de mensajes de correo electrónico, todos de personas que esperan una respuesta célere. Pensábamos que ahorraríamos tiempo; en cambio, aceleramos el tráfago de la vida hasta diez veces su anterior velocidad, haciendo que nuestros días sean más ansiosos y agitados.

Aquí y allí, un ludita resistente se niega a abrir una cuenta de correo electrónico, de la misma manera que hace miles de años algunas bandas de humanos rehusaron dedicarse a la agricultura y de esta manera escaparon de la trampa del lujo. Pero la revolución agrícola no necesitaba que todas las cuadrillas de una región determinada se incorporaran al proceso. Solo hacía falta una. Una vez que una banda se establecía y empezaba a labrar la tierra, ya fuera en Oriente Próximo o en América Central, la agricultura era irresistible. Puesto que la agricultura creó las condiciones para el rápido crecimiento demográfico, los granjeros podían por lo general superar a los cazadores-recolectores por una cuestión simplemente numérica. Los cazadores-recolectores podían huir, abandonando sus terrenos de caza a favor del campo y los pastos, o tomar ellos mismos la azada. De un modo u otro, la antigua vida estaba condenada.

El relato de la trampa del lujo supone una lección importante. La búsqueda de la humanidad de una vida más fácil liberó inmensas fuerzas de cambio que transformaron el mundo de maneras que nadie imaginaba ni deseaba. Nadie planeó la revolución agrícola ni buscó la dependencia humana del cultivo de cereales. Una serie de decisiones triviales, dirigidas principalmente a llenar unos pocos estómagos y a obtener un poco de seguridad, tuvieron el efecto acumulativo de obligar a los antiguos cazadores-recolectores a pasar sus días acarreando barreños de agua bajo un sol de justicia.

 

20161118135626-frases-de-socrates-sobre-la-educacion.jpg

 Frases de Sócrates

Recopilación de frases y citas célebres del filósofo griego Sócrates, en las que habla sobre la vida, el amor, la educación, la sabiduría o la libertad entre otros muchos temas muy interesantes.

Frases famosas de Sócrates

* Sólo sé que no sé nada; y esto cabalmente me distingue de los demás filósofos, que creen saberlo todo.

* Solo es útil el CONOCIMIENTO que nos hace mejores.

Anda despacio cuando escojas a tus AMIGOS; pero cuando los tengas mantente firme y constante.

* Sólo hay un BIEN: el CONOCIMIENTO. Sólo hay un MAL: la IGNORANCIA.

* El ORGULLO divide a los hombres, la HUMILDAD los une.

* La verdadera SABIDURÍA está en reconocer la propia ignorancia.

Citas célebres de Sócrates

* No dejes crecer la hierba en el camino de la AMISTAD.


* Para desembarcar en la isla de la SABIDURÍA, hay que navegar en un océano de aflicciones.

* Desciende a las profundidades de ti mismo, y logra ver tu alma buena. La FELICIDAD la hace solamente uno mismo con la buena CONDUCTA.

La HERMOSURA es una tiranía de corta duración.

Frases filosóficas de Sócrates

* El mayor de todos los MISTERIOS es el HOMBRE.


* Decir que algo es NATURAL, significa que se puede aplicar a todas las cosas.

* Si existe algo BELLO, además de lo que es bello por sí mismo, lo es porque participa de la BELLEZA.

FILOSOFÍA es la búsqueda de la VERDAD como medida de lo que el hombre debe hacer y como norma para su CONDCUTA.

 

* El grado sumo del SABER es contemplar el por qué.

* Cada uno de nosotros sólo será JUSTO en la medida en que haga lo que le corresponde.

* La mejor salsa es el HAMBRE.

* Temed el AMOR de la MUJER más que el odio del hombre.
 

Pensamientos y reflexiones de Sócrates

 * No soy un ateniense, ni un griego, sino un CIUDADANO del MUNDO.


* Es preferible sufrir una INJUSTICIA, que cometerla.

* Reyes o gobernantes no son los que llevan cetro, sino los que SABEN MANDAR.

HABLA para que yo te CONOZCA.

* Lo que mejor sienta a la JUVENTUD es la MODESTIA, el pudor, el amor a la templanza, y la justicia. Tales son las virtudes que deben formar su CARÁCTER.


* Las ALMAS RUINES sólo se dejan conquistar con PRESENTES.

* En cualquier dirección que recorras el ALMA, nunca tropezarás con sus límites.

* CÁSATE: si por casualidad das con una buena mujer, serás feliz;

si no, te volverás filósofo, lo que siempre es útil para el hombre.

* Cuatro características corresponden al JUEZ:
Escuchar cortésmente, responder sabiamente,
ponderar prudentemente y decidir imparcialmente.

* Alcanzarás buena REPUTACIÓN
esforzándote en ser lo que quieres parecer.


 

20161115114304-consul.jpg

Listado Consules de Roma Republica

Siglo VI a. C.

AñoCónsul SeniorCónsul Junior
509Lucio Junio Bruto
suff: Espurio Lucrecio Tricipitino
suff: Marco Horacio Pulvilo (1°)
Lucio Tarquinio Colatino
suff: Publio Valerio Publícola (1°)
508Publio Valerio Publícola (2°)Tito Lucrecio Tricipitino (1°)
507Publio Valerio Publícola (3°)Marco Horacio Pulvilo (2°)
506Espurio Larcio Rufo (o Flavo) (1°)Tito Herminio Aquilino
505Marco Valerio (¿Voluso?)Publio Postumio Tuberto (1°)
504Publio Valerio Publícola (4°)Tito Lucrecio Tricipitino (2°)
503Menenio Agripa LanatoPublio Postumio Tuberto (2°)
502Opiter Verginio TricostoEspurio Casio Vecelino (o Viscelino) (1°)
501Póstumo Cominio Aurunco (1°)Tito Larcio Flavo (o Rufo) (1°)

Siglo V a. C.

AñoCónsul SeniorCónsul Junior
500Dictador: Tito Larcio Flavo (o Rufo)Magister EquitumEspurio Casio Vecelino (o Viscelino)
500Servio Sulpicio Camerino CornutoManio Tulio Longo
499Tito Ebucio HelvaCayo (o Publio) Vetusio Gémino Cicurino
498Dictador: Aulo Postumio Albo RegilenseMagister EquitumTito Ebucio Helva
498Quinto Clelio SículoTito Larcio Flavo (o Rufo) (2°)
497Aulo Sempronio Atratino (1°)Marco Minucio Augurino (1°)
496Aulo Postumio Albo RegilenseTito Verginio Tricosta Celimontano
495Apio Claudio Sabino InregilensePublio Servilio Prisco Estructo
494Aulo Verginio Tricosta CelimontanoTito Vetusio Gémino Cicurino
4941Dictador: Manio Valerio Voluso MáximoMagister EquitumQuinto Servilio Prisco Estructo
493Póstumo Cominio Aurunco (2°)Espurio Casio Vecelino (o Viscelino) (2°)
492Tito Geganio MacerinoPublio Minucio Augurino
491Marco Minucio Augurino (2°)Aulo Sempronio Atratino (2°)
4902Quinto Sulpicio Camerino CornutoEspurio Larcio Flavo (o Rufo) (2°)
4893Cayo Julio Iulo (1°)Publio Pinario Mamertino Rufo
488Espurio Naucio RutiloSexto Furio Medulino Fuso
487Tito Sicinio (¿Sabino?)Cayo Aquilio Tusco
486Espurio Casio Vecelino (o Viscelino) (3°)Próculo Verginio Tricosta Rutilo
485Servio Cornelio MaluginenseQuinto Fabio Vibulano (1°)
484Lucio Emilio Mamerco (1°)Céson Fabio Vibulano (1°)
483Marco Fabio Vibulano (1°)Lucio Valerio Potito (1°)
482Quinto Fabio Vibulano (2°)Cayo Julio Iulo (2°)
481Céson Fabio Vibulano (2°)Espurio Furio Medulino Fuso
480Marco Fabio Vibulano (2°)Cneo Manlio Cincinato
479Céson Fabio Vibulano (3°)Tito Verginio Tricosta Rutilo
478Lucio Emilio Mamerco (2°)Gayo Servilio Estructo Ahala
suff: Opiter Verginio Esquilino
477Cayo (o Marco) Horacio Pulvilo (1°)Tito Menenio Lanato
476Aulo Verginio Tricosta RutiloEspurio Servilio Prisco
475Publio Valerio Publícola (1°)Cayo Naucio Rutilo (1°)
474Lucio Furio MedulinoAulo Manlio Vulsón
473Lucio Emilio Mamerco (3°)Vopisco Julio Iulo
472Lucio Pinario Mamercino RufoPublio Furio Medulino Fuso
471Apio Claudio Craso Inregilense SabinoTito Quincio Capitolino Barbato (1°)
470Lucio Valerio Potito (2°)Tiberio Emilio Mamerco (1°)
469Tito Numicio PriscoAulo Verginio Celimontano
468Tito Quincio Capitolino Barbato (2°)Quinto Servilio Estructo Prisco (1°)
467Tiberio Emilio Mamerco (2°)Quinto Fabio Vibulano (1°)
466Quinto Servilio Estructo Prisco (2°)Espurio Postumio Albino Regilense
465Quinto Fabio Vibulano (2°)Tito Quincio Capitolino Barbato (3°)
464Aulo Postumio Albo RegilenseEspurio Furio Medulino Fuso (1°)
463Publio Servilio Prisco EstructoLucio Ebucio Helvia
462Lucio Lucrecio TricipitinoTito Vetusio Gémino Cicurino
461Publio Volumnio Amentino GaloServio Sulpicio Camerino Cornuto
460Publio Valerio Publícola (2°)
suff: Lucio Quincio Cincinato (1°)
Cayo Claudio Irregilense Sabino
459Quinto Fabio Vibulano (3°)Lucio Cornelio Maluginense Uritino
4584Cayo Naucio Rutilo (2°)¿Marco Papirio Carventano?
suff.? Lucio Minucio Esquilino Augurino
 Dictador: Lucio Quincio Cincinato (1°)Magister EquitumLucio Tarquicio Flaco
4575Marco (o Cayo) Horacio Pulvilo (2°)Quinto Minucio Esquilino
 otro: Lucio Quincio Cincinato (2°)otro: Marco Fabio Vibulano
456Marco Valerio Máximo LactucaEspurio Verginio Tricosto Celiomontano
455Tito Romilio Roco VaticanoCayo Veturio Cicurino
454Espurio Tarpeyo Montano CapitolinoAulo Aternio Varo Fontinal
4536Sexto Quintilio VaroPublio Curiacio Fisto Trigémino
suff.Espurio Furio (¿Medulino Fuso?) (2°) 
452Tito Menenio LanatoPublio Sestio Capitolino Vaticano
4517Apio Claudio Craso Inregilense SabinoTito Genucio Augurino
 Decenviros8 
 Apio Claudio Craso Inregilense Sabino (1°)Aulo Manlio Vulsón
 Tito Genucio AugurinoPublio (Servio?) Sulpicio Camerino Cornuto
 Lucio (Tito?) Veturio Craso CicurinoPublio Curiacio Fisto Trigémino
 Publio Sestio Capitolino VaticanoTito Romilio Roco Vaticano
 Cayo Julio JuloEspurio Postumio Albino Regilense
450Decenviros 
 Apio Claudio Craso Inregilense Sabino (2°)Quinto Petelio Libón Visolo (1°)
 Marco Cornelio Maluginense (1°)Tito Antonio Merenda (1°)
 Marco Sergio Esquilino (1°)Cesón Duilio Longo (1°)
 Lucio Minucio Esquilino Augurino (1°)Espurio Opio Córnicen (1°)
 Quinto Fabio Vibulano (1°)Manio Rabuleyo (1°)
4499Decenviros 
 Apio Claudio Craso Inregilense Sabino (3°)Quinto Petelio Libón Visolo (2°)
 Marco Cornelio Maluginense (2°)Tito Antonio Merenda (2°)
 Marco Sergio Esquilino (2°)Cesón Duilio Longo (2°)
 Lucio Minucio Esquilino Augurino (2°)Espurio Opio Córnicen (2°)
 Quinto Fabio Vibulano (2°)Manio Rabuleyo (2°)
 Lucio Valerio PotitoMarco Horacio Barbado
448Espurio (Lars?) Herminio CoritinesanoTito Verginio Tricosta Celiomontano
447Marco Geganio Macerino (1°)Cayo Julio Julo (1°)
446Tito Quincio Capitolino Barbato (4°)Agripa Furio Fuso Medulino
445Marco Genucio AugurinoCayo Curiacio (Quincio?) Filón
  otro: Agripa Curcio Quilon10
44411Tribunos Militares 
 Aulo Sempronio AtratinoTito Clelio Sículo
 Lucio Atilio Lusco 
 Lucio Papirio Mugilano (1°)Lucio Sempronio Atratino
443Marco Geganio Macerino (2°)Tito Quincio Capitolino Barbato (5°)
442Marco Fabio Vibulano (1º) ó (2º)Póstumo Ebucio Helva Cornícine
441Cayo Furio Pacilo FusoManio (ó Marco) Papirio Craso
440Próculo Geganio MacerinoLucio (Tito?) Menenio Lanato
439Agripa Menenio LanatoTito Quincio Capitolino Barbato (6°)
 Dictador: Lucio Quincio Cincinato (2°)Magister EquitumCayo Servilio Ahala
438Tribunos Militares 
 Mamerco Emilio MacerinoLucio Julio Julo
 Lucio Quincio Cincinato (1°) 
437Marco Geganio Macerino (3°)Lucio Sergio Fidenate (1°)
suff.Marco Valerio Lactuca Máximo 
 Dictador: Mamerco Emilio Mamercino (1°)Magister EquitumLucio Quincio Cincinato
436Lucio Papirio CrasoMarco Cornelio Maluginense
435Cayo Julio Julo (2°)Lucio (ó Próculo) Verginio Tricosta (1°)
434Dictador: Quinto Servilio Prisco (Estructo?)Magister EquitumPóstumo Ebucio Helva Cornícine
434Cayo Julio Julo (3°)Lucio (ó Próculo) Verginio Tricosta (2°)
 Tribunos Militares12 
 Servio Cornelio CosoQuinto Sulpicio Camerino Pretextato
 Marco Manlio Capitolino 
433Dictador: Mamerco Emilio Mamercino (2°)Magister EquitumAulo Postumio Tuberto
433Tribunos Militares 
 Marco Fabio VibulanoLucio Sergio Fidenate (1°)
 Marco Folio Flacinátor 
432Tribunos Militares 
 Lucio Pinario MamercinoEspurio Postumio Albo
 Lucio Furio Medulino (1°) 
431Tito Quincio Penno (1°)Cneo (o Cayo) Julio Mentón
 Dictador: Aulo Postumio TubertoMagister EquitumLucio Julio Julo
430Cayo Papirio CrasoLucio Julio Julo
429Hosto Lucrecio TricipitinoLucio Sergio Fidenate (2°)
42813Aulo Cornelio CosoTito Quincio Penno (2°)
 otro: Lucio Quincio Cincinatootro: Aulo Sempronio Atratino
427Cayo Servilio Estructo AhalaLucio Papirio Mugilano (2°)
426Tribunos Militares 
 Tito Quincio Penno CincinatoMarco Postumio Albino Regilense
 Cayo Furio Pacilo FusoAulo Cornelio Coso
 Dictador: Mamerco Emilio Mamercino (3°)Magister EquitumAulo Cornelio Coso
425Tribunos Militares 
 Aulo Sempronio Atratino (1°)Lucio Furio Medulino (2°)
 Lucio Quincio Cincinato (2°)Lucio Horacio Barbado
424Tribunos Militares 
 Apio Claudio CrasoLucio Sergio Fidenate (2°)
 Espurio Nautio RútiloSexto Julio Julo
423Cayo Sempronio AtratinoQuinto Fabio Vibulano
422Tribunos Militares 
 Lucio Manlio CapitolinoLucio Papirio Mugilano
 Quinto Antonio Merenda 
421Cneo Fabio VibulanoTito Quincio Capitolino Barbado
420Tribunos Militares 
 Lucio Quincio Cincinato (3°)Marco Manlio Vulsón
 Lucio Furio Medulino (3°)Aulo Sempronio Atratino (2°)
419Tribunos Militares 
 Agripa Menenio Lanato (1°)Espurio Naucio Rútulo (1°)
 Publio Lucrecio Tricipitino (1°)Gayo Servilio Estructo Ahala (1°)
418Tribunos Militares 
 Lucio Sergio Fidenate (3°)Gayo Servilio Estructo Ahala (2°)
 Marco Papirio Mugilano (1°) 
417Dictador: Quinto Servilio PriscoMagister EquitumAhala Servilio
417Tribunos Militares 
 Publio Lucrecio Tricipitino (2°)Agripa Menenio Lanato (2°)
 Espurio Veturio Craso (Cicurino)Gayo Servilio Estructo Ahala (3°)
416Tribunos Militares 
 Aulo Sempronio Atratino (3°)Quinto Fabio Vibulano (1°)
 Marco Papirio Mugilano (2°)Espurio Naucio Rútulo (2°)
415Tribunos Militares 
 Publio Cornelio CosoCneo Fabio Vibulano (1°)
 Cayo Valerio Potito (1°)Quinto Quincio Cincinato (1°)
414Tribunos Militares 
 Cneo Cornelio CosoQuinto Fabio Vibulano (2°)
 Lucio Valerio Potito (1°)Marco Postumio Albino Regilense
413Aulo Cornelio CosoLucio Furio Medulino (1°)
412Quinto Fabio AmbustoCayo Furio Pacilo
411Marco Papirio AtratinoGayo Naucio Rútulo
410Marco Emilio MamercoCayo Valerio Potito
409Cneo Cornelio CosoLucio Furio Medulino (2°)
408Tribunos Militares 
 Cayo Julio Julo (1°)Cayo Servilio Ahala (1°)
 Publio Cornelio Coso 
 Dictador: Publio Cornelio CosoMagister EquitumCayo Servilio Ahala
407Tribunos Militares 
 Lucio Furio Medulino (1°)Cneo Fabio Vibulano (2°)
 Cayo Valerio Potito (2°)Cayo Servilio Ahala (2°)
406Tribunos Militares 
 Publio Cornelio Rutilo CosoCneo Fabio Ambusto
 Cneo Cornelio Coso (1°)Lucio Valerio Potito (2°)
405Tribunos Militares 
 Tito Quincio Capitolino BarbadoAulo Manlio Vulsón Capitolino (1°)
 Quinto Quincio Cincinato (2°)Lucio Furio Medulino (2°)
 Cayo Julio Julo (2°)Marco Emilio Mamerco (1°)
404Tribunos Militares 
 Cayo Valerio Potito (3°)Cneo Cornelio Coso (2°)
 Manio Sergio Fidenate (1°)Cesón Fabio Ambusto (1°)
 Publio Cornelio MaluginenseEspurio Naucio Rútulo (3°)
403Tribunos Militares 
 Marco Emilio Mamerco (2°)Marco Quintilio Varo
 Lucio Valerio Potito (3°)Lucio Julio Julo
 Apio Claudio CrasoMarco Furio Fuso
 Marco Furio Camilo (?)Marco Postumio Albino (?)
402Tribunos Militares 
 Cayo Servilio Ahala (3°)Quinto Sulpicio Camerino
 Quinto Servilio FidenasAulo Manlio Vulsón Capitolino (2°)
 Lucio Verginio TricostaManio Sergio Fidenate (2°)
401Tribunos Militares 
 Lucio Valerio Potito (4°)Cneo Cornelio Coso (3°)
 Marco Furio CamiloCesón Fabio Ambusto (2°)
 Marco Emilio Mamerco (3°)Lucio Julio Julo

Siglo IV a. C.

AñoCónsul SeniorCónsul Junior
400Tribunos Militares 
 Publio Licinio Calvo EsquilinoPublio Melio Capitolino
 Publio Manlio VulsónEspurio Furio Medulino
 Lucio Titinio PansaLucio Publilio Filo Volsco
399Tribunos Militares 
 Cneo Genucio AugurinoCneo Duilio Longo
 Lucio Atilio PriscoMarco Veturio Craso Cicurino
 Marco Pomponio RufoVolero Publilio Filo
398Tribunos Militares 
 Lucio Valerio Potito (V)Lucio Furio Medulino (III)
 Marco Valerio Lactucino MáximoQuinto Servilio Fidenas (II)
 Marco Furio Camilo (II)Quinto Sulpicio Camerino Cornuto (II)
397Tribunos Militares 
 Lucio Julio Julo (II)Aulo Postumio Albino Regilense
 Lucio Furio Medulino (IV)Publio Cornelio Maluginense
 Lucio Sergio FidenateAulo Manlio Vulsón Capitolino (III)
396Tribunos Militares 
 Lucio Titinio Pansa (II)Quinto Manlio Vulsón Capitolino
 Publio Licinio Calvo EsquilinoCneo Genucio Augurino (II)
 Publio Melio Capitolino (II)Lucio Atilio Prisco (II)
395Dictador: Marco Furio CamiloMagister EquitumPublio Cornelio Escipión
395Tribunos Militares 
 Publio Cornelio Maluginense CosoLucio Furio Medulino (V)
 Publio Cornelio EscipiónQuinto Servilio Fidenas (III)
 Cesón Fabio Ambusto (III)Marco Valerio Lactucino Máximo (II)
394Tribunos Militares 
 Marco Furio Camilo (III)Lucio Valerio Publícola
 Lucio Furio Medulino (VI)Espurio Postumio Albino Regilense
 Cayo Emilio MamercinoPublio Cornelio Escipión (II)
393Lucio Valerio PotitoPublio Cornelio Maluginense Coso
suff.Lucio Lucrecio Tricipitino FlavioServio Sulpicio Camerino
392Lucio Valerio Potito PublícolaMarco Manlio Capitolino
391Tribunos Militares 
 Lucio Lucrecio Tricipitino FlavoLucio Furio Medulino (VII)
 Servio Sulpicio CamerinoAgripa Furio Fuso
 Lucio Emilio MamercinoCayo Emilio Mamercino (II)
390Tribunos Militares 
 Quinto Fabio AmbustoQuinto Sulpicio Longo
 Cesón Fabio Ambusto (IV)Quinto Servilio Fidenas (IV)
 Cneo Fabio Ambusto (II)Publio Cornelio Maluginense (II)
389Dictador: Marco Furio Camilo (II)Magister EquitumLucio Valerio Potito
389Tribunos Militares 
 Lucio Valerio Publícola (II)Aulo Manlio Capitolino
 Lucio Verginio Tricosta EsquilinoLucio Emilio Mamercino (II)
 Publio CornelioLucio Postumio Albino Regilense
388Dictador: Marco Furio Camilo (III)Magister EquitumGayo Servilio Ahala
388Tribunos Militares 
 Tito Quincio Cincinato CapitolinoQuinto Servilio Fidenas (V)
 Lucio Julio JuloLucio Aquilio Corvo
 Lucio Lucrecio Tricipitino Flavo (II)Servio Sulpicio Rufo
387Tribunos Militares 
 Lucio Papirio CursorCayo Sergio Fidenate
 Lucio Emilio Mamercino (III)Licinio Menenio Lanato
 Lucio Valerio Publícola (III) 
386Tribunos Militares 
 Marco Furio Camilo (IV)Servio Cornelio Maluginense
 Quinto Servilio Fidenas (VI)Lucio Quincio Cincinato
 Lucio Horacio PulviloPublio Valerio Potito Publícola
385Tribunos Militares 
 Aulo Manlio Capitolino (II)Publio Cornelio
 Tito Quincio CapitolinoLucio Papirio Cursor (II)
 Lucio Quincio Cincinato (II)Cayo Sergio Fidenate (II)
384Dictador: Aulo Cornelio CosoMagister EquitumGayo Servilio Ahala
384Tribunos Militares 
 Servio Cornelio Maluginense (II)Publio Valerio Potito Publícola (II)
 Marco Furio Camilo (V)Servio Sulpicio Rufo (II)
 Cayo Papirio CrasoTito Quincio Cincinato Capitolino (II)
383Tribunos Militares 
 Lucio Valerio Publícola (IV)Aulo Manlio Capitolino (III)
 Servio Sulpicio Rufo (III)Lucio Lucrecio Tricipitino Flavo (III)
 Lucio Emilio Mamercino (IV)Marco Trebonio
382Tribunos Militares 
 Espurio Papirio CrasoLucio Papirio Craso
 Servio Cornelio Maluginense (III)Quinto Servilio Fidenate
 Cayo Sulpicio CamerinoLucio Emilio Mamercino (V)
381Tribunos Militares 
 Marco Furio Camilo (VI)Aulo Postumio Albino Regilense
 Lucio Postumio Albino Regilense (II)Lucio Furio Medulino
 Lucio Lucrecio Tricipitino Flavo (IV)Marco Fabio Ambusto
380Tribunos Militares 
 Lucio Valerio Publícola (V)Publio Valerio Potito Publícola (III)
 Servio Cornelio Maluginense (IV)Licinio Menenio Lanato (II)
 Cayo Sulpicio PeticoLucio Emilio Mamercino (VI)
 Cayo Sergio Fidenate (III)Tiberio Papirio Craso
 Espurio Papirio Cursor Mugilano? 
379Dictador: Tito Quincio Cincinato CapitolinoMagister EquitumAulo Sempronio Atratino
379Tribunos Militares 
 Publio Manlio CapitolinoCneo Manlio Vulsón
 Lucio Julio Julo (II)Cayo Sextilio
 Marco AlbinioLucio Antistio
 Publio TrebonioCayo Erenucio?
378Tribunos Militares 
 Espurio Furio MedulinoQuinto Servilio Fidenate (II)
 Licinio Menenio Lanato (III)Publio Clelio Sículo
 Marco Horacio PulviloLucio Geganio Macerino
377Tribunos Militares 
 Lucio Emilio Mamercino (VII)Publio Valerio Potito Publícola (IV)
 Cayo Veturio Craso CicurinoServio Sulpicio Pretextato otro: Servius Sulpicius Rufus
 Lucio Quincio Cincinato (III)Cayo Quincio Cincinato
37614Tribunos Militares 
 Lucio Papirio Craso (II)Licinio Menenio Lanato (IV)
 Servio Cornelio Maluginense (V)Servio Sulpicio Pretextato (II)
375

371
INTERREGNO
370Tribunos Militares 
 Aulo Manlio Capitolino (IV)Lucio Furio Medulino (II)
 Servio Sulpicio Pretextato (III)Servio Cornelio Maluginense (VI)
 Cayo Valerio Potito VolusoPublio Valerio Potito Publícola (V)
369Tribunos Militares 
 Quinto Servilio Fidenate (III)Cayo Veturio Craso Cicurino (II)
 Aulo Cornelio CosoMarco Cornelio Maluginense
 Quinto Quincio CincinatoMarco Fabio Ambusto (II)
368Tribunos Militares 
 Servio Cornelio Maluginense (VII)Servio Sulpicio Pretextato (IV)
 Espurio Servilio EstructoTito Quincio Cincinato Capitolino
 Lucio Papirio CrasoLucio Veturio Craso Cicurino
367Dictador: Marco Furio Camilo (IV)Magister EquitumLucio Emilio Mamercino
367Dictador: Publio Manlio CapitolinoMagister EquitumCayo Licinio Calvo Estolón15
367Tribunos Militares 
 Aulo Cornelio Coso (II)Marco Cornelio Maluginense (II)
 Marco Geganio MacerinoPublio Manlio Capitolino (II)
 Lucio Veturio Craso Cicurino (II)Publio Valerio Potito Publícola (VI)
366Dictador: Marco Furio Camilo (V)Magister EquitumTito Quincio Penno
366Lucio Emilio MamercinoLucio Sextio Sextino Laterano16
365Lucio Genucio AventinenseQuinto Servilio Ahala
364Cayo Sulpicio PeticoCayo Licinio Calvo Estolón
363Cneo Genucio AventinenseLucio Emilio Mamercino (II)
362Dictador: Lucio Manlio Capitolino ImperiosoMagister EquitumLucio Pinario Natta
362Quinto Servilio Ahala (II)Lucio Genucio Aventinense (II)
361Dictador: Apio Claudio CrasoMagister Equitum:????
361Cayo Licinio Calvo Estolón (II)Cayo Sulpicio Petico (II)
360Dictador: Tito Quincio Penno Capitolino CrispinoMagister EquitumServio Cornelio Maluginense
360Marco Fabio AmbustoCayo Petelio Libón Visolo (Balbo?)
359Dictador: Quinto Servilio AhalaMagister EquitumTito Quincio Penno Capitolino Crispino
359Marco Popilio LenateCneo Manlio Capitolino Imperioso
358Cayo Fabio AmbustoCayo Plaucio Proculo
357Dictador: Cayo Sulpicio PeticoMagister EquitumMarco Valerio Publícola
357Cayo Marcio RútiloCneo Manlio Capitolino Imperioso (II)
356Marco Fabio Ambusto (II)Marco Popilio Lenate (II)
355Dictador: Cayo Marcio Rútilo17Magister EquitumCayo Plaucio Proculo
355Cayo Sulpicio Petico (III)Marco Valerio Publícola
354Marco Fabio Ambusto (III)Tito Quincio Penno Capitolino Crispino
  ¿Marco Popilio Lanate (III)?
353Cayo Sulpicio Petico (IV)Marco Valerio Publícola (II)
352Dictador: Tito Manlio Capitolino ImperiosoMagister EquitumAulo Cornelio Coso Arvina
352Publio Valerio PublícolaCayo Marcio Rútilo (II)
351Dictador: Cayo Julio JuloMagister EquitumLucio Emilio Mamercino
351Cayo Sulpicio Petico (V)Tito Quincio Penno Capitolino Crispino (II)
350Dictador: Marco Fabio AmbustoMagister EquitumQuinto Servilio Ahala
350Marco Popilio Lanate (III)Lucio Cornelio Escipión
349Dictador: Lucio Furio CamiloMagister EquitumPublio Cornelio Escipión
349Lucio Furio CamiloApio Claudio Craso
18? Marco Emilio? Tito Quincio
348Dictador: Tito Manlio Capitolino TorcuatoMagister EquitumAulo Cornelio Coso Arvina
348Marco Valerio CorvoMarco Popilio Lanate (IV)
347Cayo Plaucio VenoTito Manlio Capitolino Imperioso Torcuato
346Marco Valerio Corvo (II)Cayo Petelio Libón Visolo
345Marco Fabio DorsuónServio Sulpicio Camerino Rufo
344Dictador: Lucio Furio CamiloMagister EquitumCneo Manlio Capitolino Imperioso
344Cayo Marcio Rútilo (III)Tito Manlio Capitolino Imperioso Torcuato (II)
343Dictador: Publio Valerio PublícolaMagister EquitumQuinto Fabio Ambusto?
343Marco Valerio Corvo (III)Aulo Cornelio Coso Arvina
342Quinto Servilio AhalaCayo Marcio Rútilo (IV)
341Dictador: Marco Valerio CorvoMagister EquitumLucio Emilio Mamercino?
341Cayo Plaucio Veno (II)Lucio Emilio Mamercino Privernas
340Tito Manlio Imperioso Torcuato (III)Publio Decio Mus
339Dictador: Lucio Papirio CrasoMagister EquitumLucio Papirio Cursor
339Tiberio Emilio MamercinoQuinto Publilio Filón
338Dictador: Quinto Publilio FilónMagister EquitumDécimo Junio Bruto Esceva
338Lucio Furio CamiloCayo Menio
337Cayo Sulpicio LongoPublio Elio Peto
336Dictador: Cayo Claudio CrasoMagister EquitumCayo Claudio Hortator
336Lucio Papirio Craso (I)Cesón Duilio
335Marco Atilio Régulo CalenoMarco Valerio Corvo (IV)
334Dictador: Lucio Emilio Mamercino PrivernasMagister EquitumQuinto Publilio Filón
334Espurio Postumio Albo CaudinoTito Veturio Calvino
333Dictador: Publio Cornelio RufinoMagister EquitumMarco Antonio
333(II?)Cayo Petelio LibónLucio Papirio Cursor
332Cneo Domicio CalvinoAulo Cornelio Coso Arvina (II)
331Dictador: Marco Papirio CrasoMagister EquitumPublio Valerio Publícola
331Cayo Valerio PotitoMarco Claudio Marcelo
330Dictador: Cneo Quintilio VaroMagister EquitumLucio Valerio Potito
330Lucio Papirio Craso (II)Lucio Plaucio Venox
329Lucio Emilio Mamercino Privernas (II)Cayo Plaucio Deciano
328Publio Plaucio PróculoPublio Cornelio Escápula
 oder: Cayo Plaucio Deciano (II)oder: Publio Cornelio Escipión Barbato
327Lucio Cornelio LéntuloQuinto Publilio Filón (II)
326Dictador: Marco Claudio MarceloMagister EquitumEspurio Postumio Albo Caudino
326Cayo Petelio Libón Visolo (III?)Lucio Papirio Cursor (II?)
325Lucio Furio Camilo (II)Décimo Junio Bruto Esceva
324Dictador: Lucio Papirio CúrsorMagister EquitumQuinto Fabio Máximo Ruliano / Lucio Papirio Craso
323Cayo Sulpicio Longo (II)Quinto Aulio Cerretano
322Quinto Fabio Máximo RulianoLucio Fulvio Curvo
321Dictador: Aulo Cornelio Coso ArvinaMagister EquitumMarco Fabio Ambusto
321Tito Veturio Calvino (II)Espurio Postumio Albo Caudino (II)
320Dictador: Quinto Fabio AmbustoMagister EquitumPublio Elio Peto
320Dictador: Marco Emilio PapoMagister EquitumLucio Valerio Flaco
320Lucio Papirio Cursor (III?)Quinto Publilio Filón (III)
319Dictador: Cayo Menio / Aulo Cornelio Coso Arvina / Lucio Cornelio LéntuloMagister EquitumLucio Papirio Cúrsor
319Lucio Papirio Cursor (IV?)Quinto Aulio Cerretano (II)
318Marco Folio FlaccinaLucio Plaucio Veno
317Cayo Junio Bubulco BrutoQuinto Emilio Bárbula
316Espurio Naucio RutiloMarco Popilio Lanas
315Dictador: Lucio Emilio Mamerco Privernas (II)Magister EquitumLucio Fulvio Curvo
315Lucio Papirio Cursor (V?)Quinto Publilio Filón (IV)
314Dictador: Quinto Fabio Máximo RulianoMagister EquitumQuinto Aulio Cerretano / Cayo Fabio Ambusto
314Marco Petelio LibónCayo Sulpicio Longo (III)
313Dictador: Cayo MenioMagister EquitumMarco Folio
313Lucio Papirio Cursor (VI?)Cayo Junio Bubulco Bruto [II)
312Dictador: Cayo Petelio Libón VisoloMagister EquitumMarco Folio Flaccina ó Marco Petelio Libón
312Marco Valerio MáximoPublio Decio Mus
311Dictador: Cayo Sulpicio LongoMagister EquitumCayo Junio Bubulco Bruto
311Cayo Junio Bubulco Bruto (III)Quinto Emilio Bárbula (II)
310Quinto Fabio Máximo Ruliano (II)Cayo Marcio Rútilo Censorino
309Dictador: Lucio Papirio CúrsorMagister EquitumCayo Junio Bubulco Bruto
308Publio Decio Mus (II)Quinto Fabio Máximo Ruliano (III)
307Apio Claudio CecoLucio Volumnio Flama
306Quinto Marcio TrémuloPublio Cornelio Arvina
305Dictador: Publio Cornelio Escipión BarbadoMagister Equitum: Publio Decio Mus
305Lucio Postumio MegeloTiberio Minucio Augurino
suff. Marco Fulvio Curvo
304Publio Sempronio SofoPublio Sulpicio Saverrión
303Servio Cornelio LéntuloLucio Genucio Aventinense
302Marco Livio DenterMarco Emilio Paulo
301Dictador: Cayo Junio Bubulco BrutoMagister Equitum: Marco Titinio
301Dictador: Marco Valerio CorvoMagister Equitum: Marco Emilio Paulo

Siglo III a. C.

AñoCónsul SeniorCónsul Junior
300Marco Valerio Corvo (V)Quinto Apuleyo Pansa
299Marco Fulvio PetinoTito Manlio Torcuato
suff. Marco Valerio Corvo (VI)
298Lucio Cornelio Escipión BarbadoCneo Fulvio Máximo Centumalo
297Quinto Fabio Máximo Ruliano (IV)Publio Decio Mus (III)
296Lucio Volumnio Flama (II)Apio Claudio Ceco (II)
295Quinto Fabio Máximo Ruliano (V)Publio Decio Mus (IV)
294Lucio Postumio Megelo (II)Marco Atilio Régulo
293Lucio Papirio CursorEspurio Carvilio Máximo
292Quinto Fabio Máximo GúrgiteDécimo Junio Bruto Esceva
291Lucio Postumio Megelo (III)Cayo Junio Bubulco Bruto
290Publio Cornelio Rufino (I)Manio Curio Dentato
289Marco Valerio Máximo CorvoQuinto Cedicio Noctua
288Quinto Marcio Trémulo (II)Publio Cornelio Arvina (II)
287Dictador: Quinto HortensioMagister Equitum:?????
287Marco Claudio MarceloCayo Naucio Rutilo
286Dictador: Apio Claudio CecoMagister Equitum:?????
286Marco Valerio Máximo PotitoCayo Elio Peto
285Cayo Claudio CaninaMarco Emilio Lepido
284Cayo Servilio TucaLucio Cecilio Metelo Denter
suff. Manio Curio Dentato (II?)
283Publio Cornelio DolabelaCneo Domicio Calvino Máximo
282Cayo Fabricio LuscinoQuinto Emilio Papo
281Lucio Emilio BárbulaQuinto Marcio Filipo
280Dictador: Cneo Domicio Calvino MáximoMagister Equitum:?????
280Publio Valerio LevinoTiberio Coruncanio
279Publio Sulpicio SaverriónPublio Decio Mus
278Cayo Fabricio Luscino (II)Quinto Emilio Papo (II)
277Publio Cornelio Rufino (II)Cayo Junio Bubulco Bruto (II)
276Dictador: Publio Cornelio RufinoMagister Equitum:?????
276Quinto Fabio Máximo Gúrgite (II)Cayo Genucio Clepsina
275Manio Curio Dentato (III?)Lucio Cornelio Léntulo
274Manio Curio Dentato (IV?)Servio Cornelio Merenda
273Cayo Fabio Dorsón LicinoCayo Claudio Canina (II)
272Lucio Papirio Cúrsor (II)Espurio Carvilio Máximo (II)
271Cesón Quincio ClaudoLucio Genucio Clepsina
270Cayo Genucio Clepsina (II)Cneo Cornelio Blasio
269Quinto Ogulnio GaloCayo Fabio Píctor
268Publio Sempronio SofoApio Claudio Ruso
267Marco Atilio RéguloLucio Julio Libón
266Décimo Junio PeraNumerio Fabio Píctor
265Quinto Fabio Máximo Gúrgite (III?)Lucio Mamilio Vítulo
264Apio Claudio CáudexMarco Fulvio Flaco
263Dictador: Cneo Fulvio Máximo CentumaloMagister EquitumQuinto Marcio Filipo
263Manio Valerio Máximo Corvino MesalaManio Otacilio Craso
262Lucio Postumio MegeloQuinto Mamilio Vítulo
261Lucio Valerio FlacoTito Otacilio Craso
260Cneo Cornelio Escipión AsinaCayo Duilio Nepote
259Lucio Cornelio EscipiónCayo Aquilio Floro
258Aulo Atilio CalatinoCayo Sulpicio Patérculo
257Dictador: Quinto Ogulnio GaloMagister Equitum:?????
257Cayo Atilio Régulo Serrano (I)Cneo Cornelio Blasio (II)
256Lucio Manlio Vulsón LonginoQuinto Cedicio
suff. Marco Atilio Régulo (II)
255Servio Fulvio Petino NobiliorMarco Emilio Paulo
254Cneo Cornelio Escipión Asina (II)Aulo Atilio Calatino (II)
253Cneo Servilio CepiónCayo Sempronio Bleso
252Cayo Aurelio CotaPublio Servilio Gémino
251Lucio Cecilio MeteloCayo Furio Pacilo
250Cayo Atilio Régulo Serrano (II)Lucio Manlio Vulsón (II)
249Publio Claudio PulcroLucio Junio Pulo
249Dictador: Marco Claudio GliciaMagister EquitumVacante
249Dictador: Aulo Atilio CalatinoMagister EquitumLucio Cecilio Metelo
248Cayo Aurelio Cota (II)Publio Servilio Gémino (II)
247Lucio Cecilio Metelo (II)Numerio Fabio Buteón
246Dictador: Tiberio CoruncanioMagister Equitumdesconocido
246Manio Otacilio Craso (II)Marco Fabio Licinio
245Marco Fabio ButeónCayo Atilio Bulbo
244Aulo Manlio Torcuato ÁticoCayo Sempronio Bleso (II)
243Cayo Fundanio FúnduloCayo Sulpicio Galo
242Cayo Lutacio CátuloAulo Postumio Albino
241Aulo Manlio Torcuato Ático (II)Quinto Lutacio Cercón
240Cayo Claudio CentónMarco Sempronio Tuditano
239Cayo Mamilio TurrinoQuinto Valerio Faltón
238Tiberio Sempronio GracoPublio Valerio Faltón
237Lucio Cornelio Léntulo CaudinoQuinto Fulvio Flaco
236Publio Cornelio Léntulo CaudinoCayo Licinio Varo
235Tito Manlio TorcuatoCayo Atilio Bulbo (II)
234Lucio Postumio AlbinoEspurio Carvilio Máximo Ruga (I)
233Quinto Fabio Máximo VerrucosoManio Pomponio Matón
232Marco Emilio LépidoMarco Publicio Maleolo
231Dictador: Cayo DuilioMagister Equitumdesconocido
231Marco Pomponio MatónCayo Papirio Masón
230Marco Emilio BárbulaMarco Junio Pera
229Lucio Postumio Albino (II)Cneo Fulvio Centumalo
228Espurio Carvilio Máximo Ruga (II)Quinto Fabio Máximo Verrucoso (II)
227Publio Valerio FlacoMarco Atilio Régulo
226Marco Valerio Máximo MesalaLucio Apustio Fulón
225Lucio Emilio PapoCayo Atilio Régulo
224Dictador: Lucio Cecilio MeteloMagister EquitumNumerio Fabio Buteón
224Tito Manlio Torcuato (II)Quinto Fulvio Flaco (II)
223Cayo Flaminio NepotePublio Furio Filo
222Marco Claudio MarceloCneo Cornelio Escipión Calvo
221Dictador: Quinto Fabio Máximo VerrucosoMagister EquitumCayo Flaminio Nepote
221Publio Cornelio Escipión AsinaMarco Minucio Rufo
suff. Marco Emilio Lépido (II)
22019Marco Valerio LevinoQuinto Mucio Escévola
 Cayo Lutacio CátuloLucio Veturio Filón
219Lucio Emilio PauloMarco Livio Salinator
218Publio Cornelio EscipiónTiberio Sempronio Longo
217Cneo Servilio GéminoCayo Flaminio Nepote (II)
suff. Marco Atilio Régulo (II)
217Dictador: Quinto Fabio Máximo Verrucoso (II)Magister EquitumMarco Minucio Rufo
217Dictador: Marco Minucio RufoDictadorQuinto Fabio Máximo Verrucoso (III)
217Dictador: Lucio Veturio FilónMagister EquitumMarco Pomponio Matón
216Cayo Terencio VarrónLucio Emilio Paulo (II)
216Dictador: Marco Junio PeraMagister EquitumTiberio Sempronio Graco
216Dictador: Marco Fabio ButeónMagister Equitum: vacante
215Lucio Postumio Albino (III)Tiberio Sempronio Graco
suff.Marco Claudio Marcelo (II) 
suff.Quinto Fabio Máximo Verrucoso (III) 
214Quinto Fabio Máximo Verrucoso (IV)Marco Claudio Marcelo (III)
213Quinto Fabio MáximoTiberio Sempronio Graco (II)
213Dictador: Cayo Claudio CentónMagister EquitumQuinto Fulvio Flaco
212Quinto Fulvio Flaco (III)Apio Claudio Pulcro
211Cneo Fulvio Centumalo MáximoPublio Sulpicio Galba Máximo
210Marco Claudio Marcelo (IV)Marco Valerio Levino (II)
210Dictador: Quinto Fulvio FlacoMagister EquitumPublio Licinio Craso
209Quinto Fabio Máximo Verrucoso (V)Quinto Fulvio Flaco (IV)
208Marco Claudio Marcelo (V)Tito Quincio Penno Capitolino Crispino
208Dictador: Tito Manlio TorcuatoMagister EquitumCayo Servilio Gémino
207Cayo Claudio NerónMarco Livio Salinator (II)
207Dictador: Marco Livio SalinatorMagister EquitumQuinto Cecilio Metelo
206Lucio Veturio FilónQuinto Cecilio Metelo
205Publio Cornelio Escipión AfricanoPublio Licinio Craso Dives
204Dictador: Quinto Cecilio MeteloMagister EquitumLucio Veturio Filón
204Marco Cornelio CétegoPublio Sempronio Tuditano
203Cneo Servilio CepiónCayo Servilio Gémino
203Dictador: Publio Sulpicio Galba MáximoMagister EquitumMarco Servilio Púlex Gémino
202Marco Servilio Púlex GéminoTiberio Claudio Nerón
201Dictador: Cayo Servilio GéminoMagister EquitumPublio Elio Peto
201Cneo Cornelio LéntuloPublio Elio Peto

Siglo II a. C.

AñoCónsul SeniorCónsul Junior
200Publio Sulpicio Galba Máximo (2.°)Cayo Aurelio Cotta
199Lucio Cornelio LéntuloPublio Vilio Tápulo
198Sexto Elio Peto CatoTito Quincio Flaminino
197Cayo Cornelio CetegoQuinto Minucio Rufo
196Lucio Furio PurpúreoMarco Claudio Marcelo
195Lucio Valerio FlacoMarco Porcio Catón
194Publio Cornelio Escipión Africano (2°)Tiberio Sempronio Longo
193Lucio Cornelio MérulaQuinto Minucio Termo
192Lucio Quincio FlamininoGneo Domicio Ahenobarbo
191Publio Cornelio Escipión NasicaManio Acilio Glabrión
190Lucio Cornelio Escipión AsiáticoCayo Lelio
189Marco Fulvio NobiliorCneo Manlio Vulsón
188Marco Valerio MesalaGayo Livio Salinator
187Marco Emilio Lépido (1°)Cayo Flaminio
186Espurio Postumio AlbinoQuinto Marcio Filipo
185Apio Claudio PulcroMarco Sempronio Tuditano
184Publio Claudio PulcroLucio Porcio Licíno
183Marco Claudio MarceloQuinto Fabio Labeón
182Cneo Baebio TanfiloLucio Emilio Paulo Macedónico (1°)
181Publio Cornelio CetegoMarco Bebio Tanfilo
180Aulo Postumio Albino LuscoCayo Calpurnio Pisón
suff: Quinto Fulvio Flaco
179Quinto Fulvio FlacoLucio Manlio Acidino Fulviano
178Marco Junio BrutoAulo Manlio Vulsón
177Cayo Claudio PulcroTiberio Sempronio Graco (1°)
176Cneo Cornelio Escipión Hispalo
suff: Cayo Valerio Levino
Quinto Petilio Espurino
175Publio Mucio EscévolaMarco Emilio Lépido (2°)
174Espurio Postumio Albino PaululoQuinto Mucio Escévola
173Lucio Postumio AlbinoMarco Popilio Laenas
172Cayo Popilio Laenas Lenate (1°)Publio Elio Lígur
171Publio Licinio CrasoCayo Casio Longino
170Aulo Hostilio MancinoAulo Atilio Serrano
169Quinto Marcio Filipo (2°)Cneo Servilio Cepión
168Lucio Emilio Paulo Macedónico (2°)Cayo Licinio Craso
167Quinto Elio PetoMarco Junio Penno
166Marco Claudio Marcelo (1°)Cayo Sulpicio Galo
165Tito Manlio TorcuatoGneo Octavio
164Aulo Manlio TorcuatoQuinto Casio Longino
163Tiberio Sempronio Graco (2°)Manio Juvencio Talna
162Publio Cornelio Escipión Nasica Córculo (1°)
suff: Publio Cornelio Léntulo
Gayo Marcio Fígulo (1.°)
suff: Gneo Domicio Ahenobarbo
161Marco Valerio MesalaCayo Fannio Estrabón
160Lucio Anicio GaloMarco Cornelio Cetego
159Cneo Cornelio DolabellaMarco Fulvio Nobílior
158Marco Emilio LépidoCayo Popilio Laenas (2°)
157Sexto Julio CésarLucio Aurelio Orestes
156Lucio Cornelio Léntulo LupoGayo Marcio Fígulo (2°)
155Publio Cornelio Escipión Nasica Córculo (2°)Marco Claudio Marcelo (2°)
154Quinto OpimioLucio Postumio Albino
suff: Manio Acilio Glabrión
153Quinto Fulvio NobiliorTito Annio Lusco
152Marco Claudio Marcelo (3°)Lucio Valerio Flaco
151Lucio Licinio LúculoAulo Postumio Albino
150Tito Quincio FlamininoManio Acilio Balbo
149Lucio Marcio CensorinoManio Manilio
148Espurio Postumio Albino MagnoLucio Calpurnio Pisón Cesonino
147Publio Cornelio Escipión Africano Emiliano (1°)Cayo Livio Druso
146Cneo Cornelio LéntuloLucio Mumio Acaico
145Quinto Fabio Máximo EmilianoLucio Hostilio Mancino
144Servio Sulpicio GalbaLucio Aurelio Cota
143Apio Claudio PulcroQuinto Cecilio Metelo Macedónico
142Lucio Cecilio Metelo CalvoQuinto Fabio Máximo Serviliano
141Cneo Servilio CepiónQuinto Pompeyo Aulo
140Cayo Lelio SapienseQuinto Servilio Cepión
139Cneo Calpurnio PisónMarco Popilio Laenas
138Publio Cornelio Escipión Nasica SerapiónDécimo Junio Bruto Galaico
137Marco Emilio Lépido PorcinaCayo Hostilio Mancino
136Lucio Furio FiloSexto Atilio Serrano
135Servio Fulvio FlacoQuinto Calpurnio Pisón
134Publio Cornelio Escipión Africano Emiliano (2°)Cayo Fulvio Flaco
133Publio Mucio EscévolaLucio Calpurnio Pisón Frugi
132Publio Popilio LaenasPublio Rupilio
131Publio Licinio Craso Dives MucianoLucio Valerio Flaco
130Lucio Cornelio Léntulo
suff: Cayo Claudio Pulcro
Marco Perpenna
129Cayo Sempronio TuditanoManio Aquilio
128Gneo OctavioTito Annio Rufo
127Lucio Casio Longino RavilaLucio Cornelio Cina
126Marco Emilio LépidoLucio Aurelio Orestes
125Marco Plaucio HipseoMarco Fulvio Flaco
124Cayo Casio LonginoCayo Sextio Calvino
123Quinto Cecilio Metelo BaleáricoTito Quincio Flaminino
122Gneo Domicio AhenobarboCayo Fannio Estrabón
121Lucio OpimioQuinto Fabio Máximo Alobrógico
120Publio ManilioCayo Papirio Carbón
119Lucio Cecilio Metelo DalmáticoLucio Aurelio Cota
118Marco Porcio CatónQuinto Marcio Rex
117Lucio Cecilio Metelo DiadematoQuinto Mucio Escévola Augur
116Cayo Licinio GetaQuinto Fabio Máximo Eburno
115Marco Emilio EscauroMarco Cecilio Metelo
114Manio Acilio BalboCayo Porcio Catón
113Cayo Cecilio Metelo CaprarioGneo Papirio Carbón
112Marco Livio DrusoLucio Calpurnio Pisón Cesonino
111Publio Cornelio Escipión Nasica SerapiónLucio Calpurnio Bestia
110Marco Minucio RufoEspurio Postumio Albino
109Quinto Cecilio Metelo NumídicoMarco Junio Silano
108Servio Sulpicio GalbaLucio Hortensio
suff: Marco Aurelio Escauro
107Lucio Casio Longino RavilaCayo Mario (1°)
106Quinto Servilio CepiónCayo Atilio Serrano
105Publio Rutilio RufoCneo Malio Máximo
104Cayo Mario (2°)Cayo Flavio Fimbria
103Cayo Mario (3°)Lucio Aurelio Orestes
102Cayo Mario (4°)Quinto Lutacio Cátulo
101Cayo Mario (5°)Manio Aquilio Nepote

Siglo I a. C.

AñoCónsul SeniorCónsul Junior
100Cayo Mario (6°)Lucio Valerio Flaco
99Marco Antonio el OradorAulo Postumio Albino
98Quinto Cecilio Metelo NepoteTito Didio
97Gneo Cornelio LéntuloPublio Licinio Craso Dives
96Gneo Domicio EnobarboGayo Casio Longino
95Lucio Licinio CrasoQuinto Mucio Escévola
94Gayo Celio CaldoLucio Domicio Enobarbo
93Gayo Valerio FlacoMarco Herenio
92Gayo Claudio PulcroMarco Perperna
91Lucio Marcio FilipoSexto Julio César
90Lucio Julio CésarPublio Rutilio Lupo †
89Cneo Pompeyo EstrabónLucio Porcio Catón †
88Lucio Cornelio Sila (1°)Quinto Pompeyo Rufo
87Gneo Octavio †Lucio Cornelio Cina (1°)
suff: Lucio Cornelio Mérula †
86Lucio Cornelio Cina (2°)Cayo Mario † (7°)
suff: Lucio Valerio Flaco
85Lucio Cornelio Cina (3°)Gneo Papirio Carbón (1°)
84Lucio Cornelio Cina † (4°)Gneo Papirio Carbón (2°)
83Lucio Cornelio EscipiónGayo Norbano Balbo
82Gneo Papirio Carbón † (3°)Cayo Mario †
82Dictador: Lucio Cornelio Sila (1°)Magister EquitumLucio Valerio Flaco (1°)
81Dictador: Lucio Cornelio Sila (2°)Magister EquitumLucio Valerio Flaco (2°)
81Marco Tulio DeculaGneo Cornelio Dolabela
80Dictador: Lucio Cornelio Sila (3°)Magister EquitumLucio Valerio Flaco (3°)
80Lucio Cornelio Sila (2°)Quinto Cecilio Metelo Pío
79Dictador: Lucio Cornelio Sila (4°)Magister EquitumLucio Valerio Flaco (4°)
79Publio Servilio Vatia IsáuricoApio Claudio Pulcro
78Marco Emilio LépidoQuinto Lutacio Cátulo
77Décimo Junio BrutoMamerco Emilio Lépido Liviano
76Gneo OctavioGayo Escribonio Curión
75Lucio OctavioGayo Aurelio Cota
74Lucio Licinio LúculoMarco Aurelio Cota
73Marco Terencio Varrón LúculoGayo Casio Longino
72Lucio Gelio PublícolaGneo Cornelio Léntulo Clodiano
71Publio Cornelio Léntulo SuraGneo Aufidio Orestes
70Marco Licinio Craso (1°)Cneo Pompeyo Magno (1°)
69Quinto Hortensio HórtaloQuinto Cecilio Metelo Caprario Crético
68Lucio Cecilio Metelo †Quinto Marcio Rex
67Gayo Calpurnio PisónManio Acilio Glabrión
66Manio Emilio LépidoLucio Volcacio Tulo
65Lucio Aurelio CotaLucio Manlio Torcuato
64Lucio Julio CésarGayo Marcio Fígulo
63Marco Tulio CicerónGayo Antonio Híbrida
62Décimo Junio SilanoLucio Licinio Murena
61Marco Pupio Pisón Frugi CalpurnianoMarco Valerio Mesala Níger
60Quinto Cecilio Metelo CélerLucio Afranio
59Cayo Julio César (1°)Marco Calpurnio Bíbulo
58Lucio Calpurnio Pisón CesoninoAulo Gabinio
57Publio Cornelio Léntulo EspínterQuinto Cecilio Metelo Nepote
56Gneo Cornelio Léntulo MarcelinoLucio Marcio Filipo
55Cneo Pompeyo Magno (2°)Marco Licinio Craso (2°)
54Lucio Domicio AhenobarboApio Claudio Pulcro
53Gneo Domicio Calvino (1°)Marco Valerio Mesala Rufo
52Cneo Pompeyo Magno (3°)Vacante
suff: Quinto Cecilio Metelo Pío Escipión
51Servio Sulpicio RufoMarco Claudio Marcelo
50Lucio Emilio Lépido PauloGayo Claudio Marcelo
49Gayo Claudio MarceloLucio Cornelio Léntulo Crus
49Dictador: Cayo Julio César (1°)Magister EquitumVacante
48Cayo Julio César (2°)Publio Servilio Vatia Isáurico (1°)
48Dictador: Cayo Julio César (2°)Magister EquitumMarco Antonio (1°)
47Dictador: Cayo Julio César (3°)Magister EquitumMarco Antonio (2°)
47Quinto Fufio CalenoPublio Vatinio
46Dictador: Cayo Julio César (4°)Magister EquitumMarco Emilio Lépido (1°)
46Cayo Julio César (3°)Marco Emilio Lépido (1°)
45Dictador: Cayo Julio César (5°)Magister EquitumMarco Emilio Lépido (2°)
45Cayo Julio César (4°)
suff: Quinto Fabio Máximo
suff: Gayo Caninio Rébilo
Vacante
suff: Gayo Trebonio
44Dictador: Cayo Julio César (6°)Magister EquitumGneo Domicio Calvino
44Cayo Julio César † (5°)
suff: Publio Cornelio Dolabela
Marco Antonio (1°)
43Gayo Vibio Pansa Cetroniano
suff: Cayo Octavio Turino
suff: Gayo Carrinas
Aulo Hircio
suff: Quinto Pedio
suff: Publio Ventidio Baso
42Marco Emilio Lépido (2°)Lucio Munacio Planco
41Lucio Antonio PietasPublio Servilio Vatia Isáurico (2°)
40Gneo Domicio Calvino (2°)
suff: Lucio Cornelio Balbo
Gayo Asinio Polión
suff: Publio Canidio Craso
39Lucio Marcio Censorino
suff: Gayo Coceyo Balbo
Gayo Calvisio Sabino
suff: Alfeno Varo
38Apio Claudio Pulcro
suff: Lucio Cornelio Léntulo
Gayo Norbano Flaco
suff: Lucio Marcio Filipo
37Marco Vipsanio Agripa (1°)Lucio Caninio Galo
suff: Tito Estatilio Tauro
36Lucio Gelio Publícola
suff: Lucio Nonio Asprenas
Marco Coceyo Nerva
suff: Quinto Marcio
35Sexto Pompeyo
suff: Publio Cornelio Dolabela
Lucio Cornificio
suff: Tito Peduceo
34Marco Antonio (2°)
suff: Lucio Sempronio Atratino
suff: Lucio Emilio Lépido Paulo
Lucio Escribonio Libón
suff: Cayo Memmio
suff: Marco Herenio Piceno
33Cayo Octavio Turino (2°)
suff: Lucio Autronio Peto
suff: Lucio Flavio
suff: Manio Acilio Glabrión
suff: Lucio Vinicio
Lucio Volcacio Tulo
suff: Gayo Fonteyo Capito
suff: Quinto Laronio
32Gneo Domicio Ahenobarbo
suff: Lucio Cornelio Cinna
Gayo Sosio
suff: Marco Valerio Mesala
31Marco Antonio (3°)
suff: Marco Valerio Mesala Corvino
suff: Marco Titio
suff: Cneo Pompeyo
Cayo Octavio Turino (3°)
30Cayo Octavio Turino (4°)Marco Licinio Craso
suff: Cayo Antistio Veto
suff: Marco Tulio Cicerón
suff: Lucio Senio Balbino
29Cayo Octavio Turino (5°)Sexto Apuleyo
suff: Potito Valerio Mesala
28Cayo Octavio Turino (6°)Marco Vipsanio Agripa (2°)

Fin del Imperio inca

Publicado: 15/11/2016 08:41 por Miguel Anchel Sanz en HISTORIA
20161115084153-inca-atahuallpa.jpg

15 de noviembre (1532)

Fin del Imperio inca

Una guerra civil había roto la unidad del Imperio inca; Pizarro lo aprovechó apresando al inca Atahualpa en Cajamarca y solicitando un fabuloso rescate en oro a los dirigentes incas.

Hernando de Soto y Pedro del Barco regresaron con el oro del rescate y de camino encontraron a un grupo de indios que habían hecho prisionero a Huáscar, el inca legítimo, quien ofreció a los españoles un rescate más importante que el prometido por su hermano Atahualpa. Al enterarse, Atahualpa lo hizo asesinar. A la llegada del tesoro a Cajamarca, Pizarro lo repartió entre sus hombres y la Corona: Hernando Pizarro llevaría un quinto de las riquezas al rey de España.

Pizarro había dejado a Atahualpa en una semilibertad. El inca continuaba dando órdenes para la buena marcha de su imperio, aunque rumores alarmantes circulaban sobre la preparación de una rebelión.

Unos generales incas, entre ellos el hermano de Atahualpa, Titi Atauchi, preparaban el ataque a Cajamarca. Atahualpa fue juzgado culpable de traición y de haber hecho asesinar a su hermano Huáscar, el inca legítimo, y a los miembros de su familia, así como de haber exterminado a sus enemigos y haber practicado la idolatría. Fue condenado a muerte. Pizarro aceptó de mala gana la sentencia, aunque dio a Atahualpa la posibilidad de «salvar su alma», bautizándose antes de ser ahorcado. Su cuerpo fue inhumado en la iglesia de San Francisco al día siguiente.

Con la muerte del inca, el imperio se disgregó totalmente en un proceso de anarquía y rebelión por parte de los pueblos sometidos. Para evitar el caos, Pizarro decidió nombrar un nuevo inca, un hermano de Huáscar y de Atahualpa, Titi Cussi Hualpa Yupanqui, y decidió marchar sobre Cuzco, la capital del Imperio. A las puertas de la capital recibió el apoyo de los indios fieles a Huáscar y el 15 de noviembre de 1532 los españoles entraban en Cuzco.

Manco sucedió a su hermano, que acababa de morir, y fue bautizado. Con la cristianización del inca comenzó la de todo el imperio. Sobre las ruinas de la capital se edificaron iglesias y residencias españolas. Se fundó la nueva capital del virreinato del Perú, Ciudad de los Reyes —actual Lima—, en enero de 1536. Situada cerca del mar, próxima al puerto de Callao, la nueva capital se encontraba en un entorno más favorable, geográfica y políticamente. Nuevos colonos llegaron, acelerando la implantación de españoles en Perú.

Durante los primeros meses de 1536, Hernando, Gonzalo y Juan Pizarro permanecieron en Cuzco. El inca Manco, queriendo restaurar el imperio, preparaba una revuelta: envió emisarios por todo el antiguo imperio, llamando a la movilización general. Rápidamente, Cuzco y Lima fueron sitiadas. Francisco Pizarro envió entonces sus navíos a recuperar las tropas españolas dispersas por la costa, solicitando refuerzos desde México, Panamá, Santo Domingo, Nicaragua y Guatemala.

En el curso de un enfrentamiento, el general inca Tempangui fue muerto y el sitio de Lima cayó. Inmediatamente, Pizarro marchó sobre Cuzco y tras numerosas batallas los españoles llegaron a entrar victoriosos en la antigua capital, ayudados por Almagro, que volvía de una expedición desafortunada a Chile. Bajo su mando, los españoles terminaron rápidamente con la resistencia de Manco, que se refugió en las regiones montañosas de Vilcabamba.

¿SABÍAS QUE…?

1. Pizarro cenó la noche de la batalla de Cajamarca con el emperador caído, asegurándole que no había nada que temer, y, días más tarde, Atahualpa ofreció a Pizarro una gran cantidad de oro a cambio de su libertad.

2. Tras la ejecución de Atahualpa, Francisco Pizarro lloró como un niño, portando duelo durante varios días.

3. Viendo al inca y a otros dignatarios impotentes frente a los españoles, los indígenas comenzaron a interesarse en la religión que los recién llegados intentaban imponerles, que pregonaba la caridad y la clemencia, nociones poco conocidas en el imperio.

Datacion Antigua Grecia

Publicado: 09/11/2016 13:22 por Miguel Anchel Sanz en HISTORIA
20161109132346-grecia-antigua.jpg

776/5 Olimpia: fecha tradicional de la fundación de los Juegos Olímpicosc.

735-c. 715 Esparta: primera guerra meseniappios. del s. VII (?) Esparta: reformas de Licurgoc.

668 (?) Argos: tirano Fidónc.

657-c. 583 Corinto: tiranos cipsélidas

630-620 Atenas: intento de Cilón de proclamarse tirano

621/0 Atenas: legislación de Dracón

594/3 Atenas: arcontado y legislación de Solón

582/1 Delfos: comienzo regular de los Juegos Píticosc.

561/0 Atenas: primer golpe de estado de Pisístrato

559-530 Persia: reinado de Ciro IIc.

556 Atenas: segundo golpe de estado de Pisístratoc.

546 Lidia: derrocamiento de Creso por los persas

546/5 Atenas: tercer golpe de estado de Pisístrato

530-522 Persia: reinado de Cambises

525 Egipto: conquista por los persas

522-486 Persia: reinado de Darío I

514/3 Atenas: asesinato de Hiparco

511/0 Atenas: expulsión de Hipias

498-493 Asia Menor: revuelta jonia

491/0 Gela: Gelón se convierte en tirano

490 primera invasión persa de Grecia; batalla de Maratón

488/7 Atenas: primer ostracismo (Hiparco, hijo de Carmo)

486-465 Persia: reinado de Jerjes

485/4 Siracusa: toma por Gelón de Gela

480-479 segunda invasión persa de Grecia

480 batallas de las Termópilas, Artemisio, SalaminaG

 479 batallas de Platea, Mícala

480 intervención cartaginesa en Sicilia derrotada en Himera

478 Esparta: Pausanias en el Egeo, Leotíquidas en Tesalia

478/7 Atenas: fundación de la Liga de Delos

466/5 Siracusa: fin de la tiranía

465-424/3 Persia: reinado de Artajerjes I

465/4-463/2 Liga de Delos: revuelta de Tasosc.

465/4-c. 456/5 Esparta: tercera guerra mesenia

462/1 Atenas: reformas de Efialtesc.

460-446 Primera guerra del Peloponesoc.

460-c. 454 Liga de Delos: campaña en Egipto

454 Liga de Delos: traslado del tesoro de Delos a Atenas

446/5 paz de los Treinta Años entre Atenas y Esparta

444/3 (?) fundación de Turios en Italia como sucesora de Sibarisc.

443 Atenas: ostracismo de Tucídides, hijo de Melesias

440-439 Atenas: guerra contra Samos

435-433 guerra entre Corinto y Córcira

432 Liga de Delos: revuelta de Potidea

431-404 guerra del Peloponeso

431-421 guerra arquidámica

 429 Atenas: muerte de Pericles

428-427 Liga de Delos: revuelta de Mitilene

425 triunfo ateniense en Pilos

424/3 derrota ateniense en Delio

424/3-405/4 Persia: reinado de Darío II

422 batalla fuera de Anfípolis

421 paz de Nicias

418 victoria espartana en Mantinea

416-415 sometimiento ateniense de Melos

415-413 campaña ateniense en Sicilia

413 fortaleza espartana en Decelia

412-411 tratados espartanos con Persia

411 Atenas: revoluciones oligárquicas

410 victoria ateniense en Cícico

406 victoria ateniense en las Arginusas

405 victoria espartana en Egospótamos

410 comienzo de la intervención cartaginense en Sicilia

405-367 Siracusa: tirano Dionisio I

405/4-359/8 Persia: reinado de Artajerjes II

404-403 Atenas: oligarquía de los Treinta

395-386 guerra de Corinto

387/6 paz del Rey = paz de Antálcidas

382-379/8 ocupación espartana de Tebas

378/7 Atenas: fundación de la Segunda Liga Ateniense

371 derrota tebana de Esparta en Leuctra

370/69 campaña tebana en el Peloponeso, liberación de Mesenia362 batalla de Mantinea

359-336 Macedonia: reinado de Filipo II

359/8-338/7 Persia: reinado de Artajerjes III

356-346 tercera guerra sagrada

346 paz de Filócrates entre Atenas y Filipo

344-337 Sicilia: Timoleón lucha contra los tiranos y los cartagineses

343 Atenas: Esquines es absuelto en el juicio de la embajada

340-338 cuarta guerra sagrada

338 Filipo derrota a Atenas y Tebas en Queronea

338/7 Persia: reinado de Artajerjes IV

336-323 Macedonia: reinado de Alejandro III

336-330 Persia: reinado de Darío III

334-323 Alejandro en Asia

334 batalla del Gránico

333 batalla de Issos

331 batalla de Gaugamela

326 batalla del Hidaspes

330 Atenas: fracaso de Esquines en el juicio sobre la corona

323-322 Atenas lidera sin éxito la guerra lamiaca contra Macedonia321 reparto de territorios entre los generales de Alejandro en la conferencia de Triparadiso

316/5-289/8 Siracusa: tiranía de Agatocles

311 tratado entre Casandro, Lisímaco, Ptolomeo I y Antígono Monóftalmos

307/6-272 Epiro: reinado de Pirro

305-304 Rodas resiste el asedio de Demetrio Poliorcetes

301 muerte de Antígono Monóftalmos en la batalla de Ipsos

283 muerte de Ptolomeo I

283 o 282 muerte de Demetrio Poliorcetes

281 muerte de Lisímaco en la batalla de Corupedio

281 muerte de Seleuco I

281/0 Acaya: restablecimiento de la Liga Aquea

280-277 Macedonia y Grecia: invasión de tribus galas

277-240/39 Macedonia: reinado de Antígono Gonatas

274-199 serie de guerras sirias entre los seléucidas y los ptolomeosc.

271-215 Siracusa: gobierno de Hierón II

269/8-263/2 Atenas y Esparta derrotada en la guerra de Cremónides contra Macedonia

263-241 Pérgamo: gobierno de Eumenes Ic.

244-241 Esparta: reinado de Agis IV

240/39-229 Macedonia: reinado de Demetrio IIc.

235-222 Esparta: reinado de Cleómenes III

229-221 Macedonia: reinado de Antígono Doson

229 Atenas liberada de Macedonia, realineada con los ptolomeos

229-228 Roma: primera guerra iliria221-179 Macedonia: reinado de Filipo V

221-217 Grecia: guerra social, finalizada con la paz de Naupacto

219 Roma: segunda guerra iliria

214-205 Roma: primera guerra macedónica, finalizada con la paz de Fénice

206-192 Esparta: gobierno de Nabis

200-196 Roma: segunda guerra macedónica

190-188 Roma: guerra en Asia Menor, finalizada con la paz de Apamea

179-168 Macedonia: reinado de Perseo

174-142 Judea: guerra entre tradicionalistas y helenizantes, finalizada con la creación de un estado independiente regido por los asmoneos

171-167 Roma: tercera guerra macedónica, finalizada con la abolición del reino

150-146 Roma: cuarta guerra macedónica, finalizada con Macedonia convertida en una provincia y Acaya anexionada a esta

133 Pérgamo: legada a Roma por Atalo III, se convierte en una provincia de Asia

89-63 guerras de Roma contra Mitrídates VI de Ponto, finalizada con la disolución del reino seléucida

30 Egipto: suicidio de Cleopatra VII, tras el cual Egipto pasa a ser una posesión de los emperadores romanos

27 Acaya se convierte en una provincia romana

Historia de Danone

Publicado: 18/10/2016 10:43 por Miguel Anchel Sanz en HISTORIA
20161018104309-danone-anos-1920.jpg

Tarro de Danone años 1920

Danone, la gran empresa que nació en España con la venta de yogures medicinales

Daniel Carasso, el ya fallecido hijo del fundador Danone

Danone, la gran empresa que nació en España con la venta de yogures medicinales


Pocos conocen el origen español de la marca de yogures Danone. La multinacional, actualmente francesa, tiene su germen en la ciudad de Barcelona, donde el judío sefardí Isaac Carasso comercializó los primeros productos en farmacias allá por 1919. La leche fermentada era considerada entonces un producto medicinal, un «remedio heroico» que prolongaba la vida de quienes la consumían.

La sede del «postre de la digestión feliz», que llegó incluso a ser recetado por los médicos de la época, se trasladó en 1929 desde la Ciudad Condal a París, donde levantó su primera gran fábrica. La marca pasó a estar dirigida por Daniel, hijo de Carasso, y desde entonces su crecimiento ha sido imparable. El primer éxito de la compañía fue el lanzamiento del yogur de sabores, que encadiló a la sociedad parisina.

El verdadero despegue de Danone llegaría con el salto del charco desde el continente europeo y su apertura en Estados Unidos en 1937. Daniel Carasso decidió cambiar allí el nombre de la marca por Dannon para facilitar su pronunciación y por ende las ventas. En España, Danone S.A. pasará a estar presidida por Luis Portablella Comte-Lacoste desde 1941 y durante 40 años de prosperidad empresarial.

Danone, la gran empresa que nació en España con la venta de yogures medicinales

La primera gran fábrica de Danone en nuestro país se inauguró en 1963 en Aldaia (Valencia). Hoy en día sigue en pie reconvertida en una de las plantas más modernas de la multinacional. Danone también cuenta con las instalaciones industriales de Salas (Asturias), Parets del Vallés (Barcelona) y la de Tres Cantos (Madrid). Esta última cumplía ayer 20 años de vida con una producción actual de 160.000 toneladas anuales. Está especializada en la fabricación del yogur natural y de sabor, Activia natural y desnatado, Vitalínea sabores y Danet.

El ascenso de la compañía de alimentación continúa imparable. Danone se ha convertido en la marca con mejor reputación entre los españolesgracias a la calidad de sus productos y a su constante innovación. Lanzamientos como Petit Suisse, Actimel y Danacol han impulsado su éxito y han ayudado a mantener el consumo de artículos Danone pese al auge de las marcas blancas.

Estatua del rey Ibbit-Lim

Publicado: 22/09/2016 08:27 por Miguel Anchel Sanz en HISTORIA
20160922082736-busto-ibit-lim.jpg

Título

Estatua del rey Ibbit-Lim

Descripción

La importancia de esta estatua de basalto dañado radica en su inscripción dedicatoria en lugar de su valor como obra de arte. Este fragmento de 1,8 pies de altura representa una figura masculina con barba que llevaba una capa.Sólo el torso se conserva, pero sus hombros están cubiertos con una inscripción cuneiforme en acadio provincial que lo identifica como Ibbit-Lim, rey de Ebla, que dedicó su estatua de la diosa Ishtar de su ciudad. El descubrimiento de esta estatua en la temporada 1968 en Tell Mardikh presenta la primera evidencia concreta para la identificación del sitio con la antigua Ebla, una ciudad conocida por las referencias históricas de los reyes acadios Sargón y Naram-Sin (siglos 23 de 24 y BCE) . El posterior descubrimiento de los archivos del tercer milenio aC en Tell Mardikh en 1975 confirmó el nombre de la ciudad antigua. 

La estatua ha sido fechado, principalmente por motivos epigráficos, a la temprana Edad del Bronce Medio, sobre 2000- 1850 aC La torpeza de los signos cuneiformes y los acadia gramaticalmente pobres sugieren que, en este periodo, al menos, Ebla era más provincial que en su apogeo 400 años antes.La calidad del crudo de la talla de la estatua (la verdad, gran parte dañada) está en línea con el estilo de su escritura; tanto en contraste con los ricos archivos y hallazgos escultóricos a Mari que datan de la misma época. Esta estatua de Ibbit-Lim él la única figura histórica atestiguada desde la Edad del Bronce Medio Ebla hace. Que, junto con ser uno de los pocos de Ebla a partir de ese periodo la inscripción, hace que esta estatua parcialmente conservado un precioso documento. 

Reyes de Ebla

_ Igris-Kalam ca. 2575 a. C.

_ Irkab-Damu ca. 2455 a. C.

_ Ar-Ennum ca. 2430 a. C.

_ Ishak Malek

_ Enar Damu

_ Baga Damu

_ Agur Lim

_ Kun Damu

_ Igrit Khalam (Igrit Khalab)

_ Adub Damu

_ Ishtar Damu ca. 2300 a. C.

_ Eberu

_ Ibbi Sipis

_ dominio de Akkad ca. 2250 a. C.

_ independiente, reyes desconocidos, ca. 2220-2050a. C.

_ dominio de Ur ca. 2050 a. C.

_ dominio de Yamkhad ca. 2003 a. C.

_ Ibit-Lim ca. 2000 a. C.

_ Sucesores desconocidos 2000-1600 a. C.

Civilizaciones de Grecia

Publicado: 22/09/2016 07:56 por Miguel Anchel Sanz en HISTORIA
20160922075604-periodizacion-grecia.jpg

Civilizaciones de Grecia

Civilización egea y cicládica

Las primeras civilizaciones registradas en lo que actualmente es Grecia, son las civilizaciones prehistóricas, que no produjeron registros escritos y por tanto, solo se pueden estudiar mediante la arqueología.

Civilización minoica

Es la primera civilización del mundo griego, y floreció en la isla de Creta. Sus habitantes se establecieron en la zona hacia el año 6000 a. C., y alcanzó el máximo esplendor entre los años 2000 a. C. y 1600 a. C. Contaban con abundantes riquezas, acumuladas gracias al comercio con otras ciudades de la edad de bronce, y a la fertilidad de su suelo, que producía aceitunas, cereales y vino en abundancia. Todo el sistema económico se centralizaba en torno a sus ricos palacios, caracterizados por su decoración a base de escenas pintadas en los muros o “frescos”. Se trataba de construcciones edificadas cerca del mar, y son una muestra del desarrollo artístico y arquitectónico de la cultura minoica.

Civilización micénica

Del año 1600 a. C. hasta el año 1100 a. C. Grecia disponía en la Edad de Bronce de centros palaciegos importantes que dominaban distintos territorios, entre ellos Micenas, que fue uno de los centros principales de sus actividades. El rey o señor vivía en estos grandes palacios que desempeñaban el papel de cuartel general del ejército y centro administrativo. El pueblo micénico se caracterizó por su activo comercio marítimo y sus numerosas exportaciones de productos manufacturados. Alcanzaron su cenit sobre el año 1600 a. C., y poco a poco fueron desapareciendo los palacios en circunstancias aún desconocidas hasta la invasión de los dorios.

Civilización clásica y postclásica

No es fácil delimitar la civilización griega ni en cuanto a espacio ni tiempo. Convencionalmente se hace la siguiente división:

I: Arcaica (723-453 a. C.).II: Clásica (siglo V-III a. C.).III: Helenística (siglo III-I a. C.).

En este curso histórico surgieron varios hechos importantes y fundamentales en la formación definitiva de lo que fue Grecia posteriormente: la formación de las polis (ciudades), el siglo V a. C., la Edad Ateniense, las guerras Médicas o la del Peloponeso (cinco años después de la cual se trataron de modificar las ciudades estados), la preeminencia de Macedonia (con Filipo II y su hijo, Alejandro Magno) y la extensión por Asia del mundo helenístico. La dominación romana en el siglo II a. C. pondría punto final a la civilización griega políticamente, pero dejaría una impronta indeleble en sus invasores a través de los siglos.

Gobiernos de España

Publicado: 15/09/2016 09:18 por Miguel Anchel Sanz en HISTORIA
20160304094336-tema-2-el-liberalismo-durante-el-reinado-de-isabel-ii-3-728.jpg

Gobiernos de España

Isabel II (1833-1868)

Sexenio Democrático (1868-1874)

Gobierno Provisional

Amadeo I, Rey de España (elegido democráticamente)

Primera República

Alfonso XII (1874-1885)

Regencia de María Cristina de Habsburgo (1885-1902)

Alfonso XIII (1902-1931)

Segunda República (1931-1939)

Periodo Constituyente

Niceto Alcalá Zamora y Torres, Presidente de la República

Diego Martínez Barrio, Presidente de la República (interino)

Manuel Azaña Díaz, Presidente de la República

Presidencia de la República vacante

Gobiernos del Exilio (1939-1977)

Dictadura de Francisco Franco Bahamonde (1936/1939-1975)

Monarquía constitucional (1975 - Actualidad)

Juan Carlos I, Rey de España

Felipe VI, Rey de España

**************

Presidentes del Consejo de Ministros de España

20160914105930-gobierno-de-romanones.jpg

EL LIBERALISMO

Con la Constitución de 1812 el sistema político liberal queda definitivamente establecido. Frente al absolutismo el nuevo sistema establece la igualdad ante la ley y la participación política de los ciudadanos. En la interpretación de estos derechos y en su realización política concreta fue donde se definieron los dos partidos básicos del segundo tercio del siglo XIX: El Partido Moderado y el Partido Progresista. A la izquierda de estos últimos comenzaron a formarse los primeros grupos de demócratas y de republicanos que quedaron excluidos en el pacto constitucional del 1837.
No eran partidos como los del siglo XX sino incipientes partidos de notables que carecían de organización interna y estructura permanente.
Principios del liberalismo doctrinario
Existencia de una ley fundamental escrita
División de poderes
Estructuración de órganos representativos basados en el sufragio censitario
Consagración de un régimen de libertades individuales

Moderados:
Defensores de la soberanía compartida entre la Corona y las Cortes, el llamado liberalismo doctrinario. Así la Corona quedaba dotada de considerables atribuciones que la convertían en factor decisivo del proceso político, pues, en los conflictos entre el poder ejecutivo y el legislativo, ella era quien determinaba la sustitución del primer ministro o la disolución de las Cortes
Partidarios del sufragio restringido, en los gobiernos moderados elevaron el grado de riqueza necesario para ser elector. Para los moderados, la clase inferior era incapaz de gobernar y debía, por tanto ser excluida
Defensores de la propiedad privada como principio sagrado e inviolable, el orden público, el centralismo y el entendimiento con la Iglesia
Sus bases sociales eran las clase medias enriquecidas por la desamortización, la aristocracia latifundista y la burguesía de negocios industriales, comerciantes y financieros, vinculada con frecuencia a las compañías de ferrocarril

Progresistas:
Defensores de la soberanía nacional como única base del poder y recortar las atribuciones de la Corona, aunque esta conservara la facultad de disolver las Cortes
El sufragio se restringió menos: de un 0,5 % de votantes con el estatuto Real, la Ley Electoral de 1837 lo elevó a un 2,2 %, y en 1843 fue ya del 4,3 %
La declaración de derechos solía ser más amplia, incluyendo la libertad de imprenta y de asociación
Sus bases sociales eran pequeños comerciantes, menestrales, artesanos, empleados modestos y militares de baja graduación. Siempre dispuestos a unirse a cualquier movimiento revolucionario, critican las inmoralidades del gobierno y la preponderancia del clero y postulan la supresión de los “consumos” (impuestos que gravaban los artículo de primera necesidad)


El liberalismo radical a partir de la Constitución de 1837 se fue consolidando poco a poco un liberalismo radical, opuesto a la revisión de la Constitución de 1812, este grupo fue bastante heterogéneo, pero se pueden identificar rasgos comunes:
Defendían la soberanía nacional plena y una ampliación del sufragio que podía llegar hasta el sufragio universal masculino
Desconfían de la Corona, lo que llevó a algunos liberales radicales hasta el republicanismo
Eran defensores de la aplicación radical del decreto de abolición de señoríos y participación popular en el poder local y provincial.
Casi todas las corrientes radicales se aglutinaron en la década siguiente en torno al Partido Demócrata, creado en 1849, y cuyas demandas se centraban en la soberanía nacional, el sufragio universal masculino, la tolerancia religiosa, el sistema fiscal proporcional a la riqueza, la enseñanza primaria gratuita, 

Ebla, una ciudad olvidada

Publicado: 09/09/2016 11:26 por Miguel Anchel Sanz en HISTORIA

Giovanni Pettinato

Ebla, una ciudad olvidada

Arqueología e historia

Pliegos de Oriente

ISBN: 978-84-8164-353-4

424 páginas

1ª edición

Fecha de publicación: abril 2000

Encuadernado en Rústica

Dimensiones: 140 x 230 mm, peso 460 g

Materias: Ciencias bíblicas y orientales ; Medio Oriente

Cuando en los años sesenta en Tell Mardikh (Siria), la misión arqueológica de la Universidad La Sapienza de Roma identificó, a pesar de la incredulidad y el escepticismo del mundo académico internacional, el yacimiento de la antigua ciudad de Ebla, los arqueólogos comprendieron que se hallaban ante un acontecimiento de una relevancia extraordinaria.

Resurgida tras siglos de silencio, Ebla, sobre la que se habían avanzado las más diversas hipótesis de localización, ha resultado ser uno de los principales centros económicos y culturales del Próximo Oriente ya desde el III milenio a.e. Desde el punto de vista arqueológico, y sobre todo, desde el epigráfico, su descubrimiento ha sido uno de los más importantes de este siglo, especialmente gracias al sorprendente hallazgo de la Biblioteca del Palacio Real, que albergaba nada menos que veinte mil tablillas. Se trata del archivo más grande hasta ahora excavado en el área del Próximo Oriente Antiguo, un auténtico tesoro epigráfico, una biblioteca, en el sentido más moderno del término, que contenía balances económicos, textos históricos y literarios, e incluso vocabularios bilingües, léxicos y listas enciclopédicas, fundamentales para la reconstrucción de los rasgos esenciales de aquella civilización.

En este volumen, Giovanni Pettinato, uno de los mayores expertos del mundo de las civilizaciones sumeria y asirio-babilónica, nos acompaña, en un apasionante viaje a través de los milenios, hacia el descubrimiento de la cultura, la economía y la original estructura del poder vigente en la «metropoli de la antigüedad», donde, al contrario de lo que pudiera pensarse trantándose de una sociedad oriental, las mujeres desempeñaban un papel de relieve. Además, y puesto que él fue el primero que consiguió interpretar la lengua de Ebla, inscrita sobre tablillas de arcilla mediante los ya conocidos caracteres cuneiformes sumerios, el autor nos ofrece la ocasión única de seguir paso a paso la aventura del desciframiento de una lengua desconocida.

20160909094117-tablillas-de-arcilla-en-la-biblioteca.jpg

Ebla: antigua ciudad que emerge del olvido

En el verano de 1962, Paolo Matthiae comenzó a explorar las llanuras del noroeste de Siria. Este joven arqueólogo italiano no estaba muy seguro de lo que encontraría, pues esa zona carecía de interés arqueológico en aquel entonces. Pero contra todo pronóstico, las excavaciones que inició dos años después en Tell Mardij (a 60 kilómetros [40 millas] al sur de Alepo) sacarían a la luz lo que para muchos entendidos constituye ‘el hallazgo arqueológico más importante del siglo XX’.

CIERTAS inscripciones antiguas atestiguaban la existencia de una ciudad llamada Ebla. Sin embargo, nadie sabía bajo cuál de los numerosos tells dispersos por el Oriente Medio podría encontrarse. (Un tell es una colina artificial formada por la superposición de ruinas.) En uno de esos textos se narraba la victoria del rey Sargón de Akkad sobre “Mari, Yarmuti y Ebla”. En otra inscripción, el monarca sumerio Gudea aludía a la valiosa madera que había recibido procedente de “las montañas de Ibla [Ebla]”. El nombre de Ebla también aparece en Karnak (Egipto), en una lista de antiguas urbes conquistadas por el faraón Tutmosis III. No sorprende, pues, el interés de los arqueólogos por hallar esta ciudad.

Finalmente, las continuas excavaciones dieron su fruto. En 1968 se desenterró parte de una estatua de un rey de Ebla, Ibbit-Lim, en la que aparecía una inscripción en lengua acadia. Esta explicaba que la estatua había sido dedicada a la diosa Istar, quien “resplandecía en Ebla”. Así es, los hallazgos arqueológicos estaban sacando a la luz “una nueva lengua, una nueva historia, una nueva cultura”.

Con todo, la prueba determinante de que la antigua ciudad de Ebla se localizaba en la actual Tell Mardij fueron unas tablillas de escritura cuneiforme —descubiertas entre 1974 y 1975—, en las que se mencionaba a Ebla en repetidas ocasiones. Las excavaciones también revelaron que la ciudad había vivido dos períodos. Tras una primera época de esplendor, fue conquistada y arrasada. Y pese a que más tarde fue reconstruida, con el tiempo volvió a caer en manos de sus enemigos y quedó relegada al olvido durante siglos.

Una ciudad con muchas historias

Las ciudades más antiguas se edificaron en llanuras aluviales —como la formada entre los ríos Tigris y Éufrates, por ejemplo—, que posibilitaban la agricultura intensiva. De hecho, los primeros centros urbanos mencionados en la Biblia se hallaban en el área de Mesopotamia (Génesis 10:10). Por el contrario, Ebla —cuyo nombre probablemente significa “roca blanca” en alusión al sustrato de piedra caliza sobre el que se erigía— estaba situada en una región alejada de los principales ríos. Es posible que en la elección del lugar tuviera mucho que ver dicho sustrato, pues garantizaba la presencia de reservas naturales de agua.

Como las precipitaciones eran escasas, la agricultura se limitaba al cultivo extensivo de cereales, vides y olivos. La zona también era apropiada para la cría de ganado, en particular de ovejas. Por otra parte, la situación estratégica de esta metrópoli —a medio camino entre la llanura de Mesopotamia y la costa mediterránea— favorecía el comercio de madera, piedras semipreciosas y metales. Así pues, Ebla era el centro neurálgico de una región de aproximadamente 200.000 habitantes, una décima parte de los cuales vivían en la capital.

Las ruinas de un gran palacio ilustran el esplendor de este período de la civilización eblaíta. Tan solo el pórtico de entrada tenía entre 12 y 15 metros [40 y 50 pies] de altura. A lo largo de los años, el palacio tuvo que ser ampliado para satisfacer las crecientes necesidades de un cuerpo administrativo cada vez más numeroso. Los funcionarios trabajaban bajo una compleja jerarquía, en la que el rey y su consorte contaban con la ayuda de “señores” y “ancianos”.

También se han desenterrado más de diecisiete mil piezas de arcilla, entre tablillas enteras y fragmentos. Se piensa que, en su origen, se trataba de unas cuatro mil tablillas, cuidadosamente colocadas en estanterías de madera. Estos textos nos dan una idea de la magnitud del imperio comercial eblaíta. Los símbolos reales de dos faraones revelan, por ejemplo, que la ciudad mantuvo tratos comerciales con Egipto. Aunque la mayoría de las tablillas fueron escritas en lenguaje cuneiforme sumerio, algunas están en eblaíta, una lengua semítica muy antigua que pudo ser descifrada gracias a estos textos. A los estudiosos de la cultura oriental les sorprendió mucho descubrir una lengua semítica de tanta antigüedad. Un detalle interesante es que algunas de tales tablillas contienen listas bilingües de vocabulario en sumerio y eblaíta. El libro Ebla: una nueva historia, una nueva cultura dice que forman en conjunto el “más antiguo Vocabulario conocido en la Historia”.

Ebla también fue una potencia militar. Así lo demuestran algunos mosaicos que se han desenterrado: en ellos se ve a soldados eblaítas ejecutando a sus enemigos o entregando cabezas cortadas. Con todo, el esplendor de esta civilización llegó a su fin cuando se cruzó en el camino de las incipientes potencias de Asiria y Babilonia. No resulta fácil saber con exactitud cuándo ocurrió, pero parece que Ebla fue atacada, en un primer momento, por Sargón I (diferente del Sargón mencionado en Isaías 20:1) y luego por su nieto Naram-Sin. Los restos arqueológicos indican que los enfrentamientos fueron violentos, y los ataques, feroces.

Pero, como ya se dijo antes, la ciudad resurgió de sus cenizas tiempo después, e incluso recobró cierta importancia en la zona. Fue reconstruida siguiendo un plan preciso que hacía resaltar su grandeza. En la ciudad baja había un área sagrada dedicada a la diosa Istar, quien para los babilonios era la diosa de la fertilidad. De hecho, es probable que hayamos oído hablar de la famosa Puerta de Istar que se desenterró en las ruinas de Babilonia. En Ebla también se ha encontrado una impresionante edificación donde se cree que se guardaban los leones consagrados a esa misma diosa. Todo lo dicho nos lleva a preguntarnos cómo era la religión de los habitantes de Ebla.

La religión de los eblaítas

Como en todo el antiguo Oriente, los eblaítas adoraban a un panteón de dioses, entre ellos a Baal, Hadad (un componente del nombre de algunos reyes sirios) y Dagan (1 Reyes 11:23;15:18; 2 Reyes 17:16). Los habitantes de Ebla no solo reverenciaban a todos sus dioses, sino que incluso honraban a los de otras naciones. Los hallazgos arqueológicos revelan que, especialmente en el segundo milenio antes de nuestra era, también divinizaban a los antepasados de los reyes.

No obstante, los eblaítas no confiaban ciegamente en sus dioses. Cuando reconstruyeron la ciudad, la protegieron con unas imponentes murallas dobles capaces de disuadir a cualquier enemigo. Tan solo el muro externo tenía un perímetro de tres kilómetros [2 millas]. Sus ruinas todavía se pueden ver en la actualidad.

Sin embargo, esta segunda Ebla también llegó a su fin. Es probable que fueran los hititas quienes, alrededor del año 1600 antes de nuestra era, asestaran el golpe final a lo que quedaba de esta gran potencia. Un antiguo poema dice que Ebla fue destruida “como una vasija de cerámica hecha añicos”. Poco a poco, su mera mención fue desapareciendo de las páginas de la historia. Solo reaparece brevemente en un documento escrito por los cruzados que se dirigían a Jerusalén en 1098, donde se describe el lugar en el que una vez se levantó Ebla como un remoto puesto de avanzada de nombre Mardij. Su recuerdo había quedado enterrado en la memoria del tiempo, y tuvo que esperar muchos siglos para emerger del olvido.

En el verano de 1962, Paolo Matthiae comenzó a explorar las llanuras del noroeste de Siria. Este joven arqueólogo italiano no estaba muy seguro de lo que encontraría, pues esa zona carecía de interés arqueológico en aquel entonces. Pero contra todo pronóstico, las excavaciones que inició dos años después en Tell Mardij (a 60 kilómetros [40 millas] al sur de Alepo) sacarían a la luz lo que para muchos entendidos constituye ‘el hallazgo arqueológico más importante del siglo XX’.

CIERTAS inscripciones antiguas atestiguaban la existencia de una ciudad llamada Ebla. Sin embargo, nadie sabía bajo cuál de los numerosos tells dispersos por el Oriente Medio podría encontrarse. (Un tell es una colina artificial formada por la superposición de ruinas.) En uno de esos textos se narraba la victoria del rey Sargón de Akkad sobre “Mari, Yarmuti y Ebla”. En otra inscripción, el monarca sumerio Gudea aludía a la valiosa madera que había recibido procedente de “las montañas de Ibla [Ebla]”. El nombre de Ebla también aparece en Karnak (Egipto), en una lista de antiguas urbes conquistadas por el faraón Tutmosis III. No sorprende, pues, el interés de los arqueólogos por hallar esta ciudad.

Finalmente, las continuas excavaciones dieron su fruto. En 1968 se desenterró parte de una estatua de un rey de Ebla, Ibbit-Lim, en la que aparecía una inscripción en lengua acadia. Esta explicaba que la estatua había sido dedicada a la diosa Istar, quien “resplandecía en Ebla”. Así es, los hallazgos arqueológicos estaban sacando a la luz “una nueva lengua, una nueva historia, una nueva cultura”.

Con todo, la prueba determinante de que la antigua ciudad de Ebla se localizaba en la actual Tell Mardij fueron unas tablillas de escritura cuneiforme —descubiertas entre 1974 y 1975—, en las que se mencionaba a Ebla en repetidas ocasiones. Las excavaciones también revelaron que la ciudad había vivido dos períodos. Tras una primera época de esplendor, fue conquistada y arrasada. Y pese a que más tarde fue reconstruida, con el tiempo volvió a caer en manos de sus enemigos y quedó relegada al olvido durante siglos.

Una ciudad con muchas historias

Las ciudades más antiguas se edificaron en llanuras aluviales —como la formada entre los ríos Tigris y Éufrates, por ejemplo—, que posibilitaban la agricultura intensiva. De hecho, los primeros centros urbanos mencionados en la Biblia se hallaban en el área de Mesopotamia (Génesis 10:10). Por el contrario, Ebla —cuyo nombre probablemente significa “roca blanca” en alusión al sustrato de piedra caliza sobre el que se erigía— estaba situada en una región alejada de los principales ríos. Es posible que en la elección del lugar tuviera mucho que ver dicho sustrato, pues garantizaba la presencia de reservas naturales de agua.

Como las precipitaciones eran escasas, la agricultura se limitaba al cultivo extensivo de cereales, vides y olivos. La zona también era apropiada para la cría de ganado, en particular de ovejas. Por otra parte, la situación estratégica de esta metrópoli —a medio camino entre la llanura de Mesopotamia y la costa mediterránea— favorecía el comercio de madera, piedras semipreciosas y metales. Así pues, Ebla era el centro neurálgico de una región de aproximadamente 200.000 habitantes, una décima parte de los cuales vivían en la capital.

Las ruinas de un gran palacio ilustran el esplendor de este período de la civilización eblaíta. Tan solo el pórtico de entrada tenía entre 12 y 15 metros [40 y 50 pies] de altura. A lo largo de los años, el palacio tuvo que ser ampliado para satisfacer las crecientes necesidades de un cuerpo administrativo cada vez más numeroso. Los funcionarios trabajaban bajo una compleja jerarquía, en la que el rey y su consorte contaban con la ayuda de “señores” y “ancianos”.

También se han desenterrado más de diecisiete mil piezas de arcilla, entre tablillas enteras y fragmentos. Se piensa que, en su origen, se trataba de unas cuatro mil tablillas, cuidadosamente colocadas en estanterías de madera. Estos textos nos dan una idea de la magnitud del imperio comercial eblaíta. Los símbolos reales de dos faraones revelan, por ejemplo, que la ciudad mantuvo tratos comerciales con Egipto. Aunque la mayoría de las tablillas fueron escritas en lenguaje cuneiforme sumerio, algunas están en eblaíta, una lengua semítica muy antigua que pudo ser descifrada gracias a estos textos. A los estudiosos de la cultura oriental les sorprendió mucho descubrir una lengua semítica de tanta antigüedad. Un detalle interesante es que algunas de tales tablillas contienen listas bilingües de vocabulario en sumerio y eblaíta. El libro Ebla: una nueva historia, una nueva cultura dice que forman en conjunto el “más antiguo Vocabulario conocido en la Historia”.

Ebla también fue una potencia militar. Así lo demuestran algunos mosaicos que se han desenterrado: en ellos se ve a soldados eblaítas ejecutando a sus enemigos o entregando cabezas cortadas. Con todo, el esplendor de esta civilización llegó a su fin cuando se cruzó en el camino de las incipientes potencias de Asiria y Babilonia. No resulta fácil saber con exactitud cuándo ocurrió, pero parece que Ebla fue atacada, en un primer momento, por Sargón I (diferente del Sargón mencionado en Isaías 20:1) y luego por su nieto Naram-Sin. Los restos arqueológicos indican que los enfrentamientos fueron violentos, y los ataques, feroces.

Pero, como ya se dijo antes, la ciudad resurgió de sus cenizas tiempo después, e incluso recobró cierta importancia en la zona. Fue reconstruida siguiendo un plan preciso que hacía resaltar su grandeza. En la ciudad baja había un área sagrada dedicada a la diosa Istar, quien para los babilonios era la diosa de la fertilidad. De hecho, es probable que hayamos oído hablar de la famosa Puerta de Istar que se desenterró en las ruinas de Babilonia. En Ebla también se ha encontrado una impresionante edificación donde se cree que se guardaban los leones consagrados a esa misma diosa. Todo lo dicho nos lleva a preguntarnos cómo era la religión de los habitantes de Ebla.

La religión de los eblaítas

Como en todo el antiguo Oriente, los eblaítas adoraban a un panteón de dioses, entre ellos a Baal, Hadad (un componente del nombre de algunos reyes sirios) y Dagan (1 Reyes 11:23;15:18; 2 Reyes 17:16). Los habitantes de Ebla no solo reverenciaban a todos sus dioses, sino que incluso honraban a los de otras naciones. Los hallazgos arqueológicos revelan que, especialmente en el segundo milenio antes de nuestra era, también divinizaban a los antepasados de los reyes.

No obstante, los eblaítas no confiaban ciegamente en sus dioses. Cuando reconstruyeron la ciudad, la protegieron con unas imponentes murallas dobles capaces de disuadir a cualquier enemigo. Tan solo el muro externo tenía un perímetro de tres kilómetros [2 millas]. Sus ruinas todavía se pueden ver en la actualidad.

Sin embargo, esta segunda Ebla también llegó a su fin. Es probable que fueran los hititas quienes, alrededor del año 1600 antes de nuestra era, asestaran el golpe final a lo que quedaba de esta gran potencia. Un antiguo poema dice que Ebla fue destruida “como una vasija de cerámica hecha añicos”. Poco a poco, su mera mención fue desapareciendo de las páginas de la historia. Solo reaparece brevemente en un documento escrito por los cruzados que se dirigían a Jerusalén en 1098, donde se describe el lugar en el que una vez se levantó Ebla como un remoto puesto de avanzada de nombre Mardij. Su recuerdo había quedado enterrado en la memoria del tiempo, y tuvo que esperar muchos siglos para emerger del olvido.

Ebla y la Biblia

Un artículo publicado en 1976 en la revista Biblical Archeologist despertó la curiosidad de los investigadores bíblicos. El traductor de las tablillas eblaítas planteó la posibilidad de que, además de otros datos, estos textos citaran nombres de personas y lugares mencionados siglos después en la Biblia. Parece ser que algunos eruditos fueron un poco más allá de lo que en realidad decía el artículo, pues comenzaron a escribir que en Ebla se habían encontrado pruebas arqueológicas que confirmaban la veracidad del relato de Génesis.* El jesuita Mitchell Dahood llegó a decir que las tablillas de arcilla de Ebla “arrojan luz sobre los pasajes oscuros de la Biblia”. Entre otras cosas sostenía que dichas tablillas podían aclarar “la cuestión de la antigüedad del nombre del Dios de Israel”.

En la actualidad se están examinando estos textos con más objetividad. En vista de que tanto el hebreo como el eblaíta son lenguas semíticas, no se puede descartar la posibilidad de que algunos nombres de lugares o personas puedan parecerse, o incluso ser idénticos, a los que aparecen en la Biblia. Sin embargo, esto no quiere decir que aludan a los mismos lugares o personajes. Todavía queda por ver si los descubrimientos de Ebla de veras tendrán repercusión en las investigaciones de los eruditos bíblicos. En lo concerniente al nombre divino, el escritor del artículo antes mencionado negó haber declarado alguna vez que los textos eblaítas nombraran a “Yavé”. Hay quienes opinan que el signo cuneiforme que se interpreta como ja se refiere a una de las numerosas deidades del panteón eblaíta. Otros especialistas, por su parte, sostienen que no es más que un signo gramatical. En cualquier caso, está claro que no alude al único Dios verdadero, Jehová (Deuteronomio 4:35; Isaías 45:5).

[Nota]

Para más información sobre cómo la arqueología corrobora el relato bíblico, véase el capítulo 4 del libro La Biblia... ¿la Palabra de Dios, o palabra del hombre?, editado por los testigos de Jehová.

Enlace:

http://cdli.ucla.edu/

http://cdli.ucla.edu/collections/syria/idlib_en.html@section=3.html

http://www.sedin.org/propesp/Mardikh-TELL.htm

http://web.archive.org/web/20071231130750/http://155.210.60.15/HAnt/POA/ebla.html

https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=51362

http://www.webislam.com/noticias/44490-nombres_de_profetas_aparecen_en_las_tablas_de_ebla_1500_anos_mas_antiguas_que_la.html

Real Señorío de Molina

Publicado: 07/09/2016 13:51 por Miguel Anchel Sanz en HISTORIA
20160907135102-sexmas-of-molina-manor-map.jpg

El Real Señorío de Molina fue un señorío jurisdiccional medieval en España establecido en torno a la villa de Molina de Aragón, en la actual provincia de Guadalajara. Fue fundado como señorío independiente entre los reinos de Castilla y de Aragón por Manrique Pérez de Lara. Desde 1321 el título de señor de Molina quedó ligado los de rey de Castilla, primero, y rey de España, después. Mantuvo el fuero casi invariado desde su fundación hasta su abolición en 1813 y tuvo una división administrativa similar a la de las comunidades de villa y tierra.

 

División administrativa

Mapa de las sexmas del Señorío de Molina.

El Señorío de Molina, al igual que las otras comunidades de villa y tierra de la Extremadura castellana, estaba estructurada en torno a una villa principal, en este caso Molina, rodeada por las tierras que se dividían en sexmas, cuatro en este caso en lugar de las seis más habituales. Estas sexmas eran la del Campo, la del Pedregal, la del Sabinar y la de la Sierra. A su vez, cada sexma se dividía en unas veinteveintenas, que correspondían a cada una de las aldeas de la sexma y sus tierras, que a su vez se dividían cada una en unos cinco quiñones con el fin de repartir las tierras de cada pueblo.

Sexma del Campo

La sexma del Campo es la más septentrional y más extensa, abarcando los valles altos del Mesa y delPiedra y la paramera nororiental de Molina.

Algar de Mesa, Amayas, Anchuela del Campo, Campillo de Dueñas, Chilluentes, Cillas, Concha, Cubillejo de la Sierra, Cubillejo del Sitio, Embid, Establés, Fuentelsaz, Hinojosa, Labros, Milmarcos, Mochales, Pardos,Rueda de la Sierra, Tartanedo, Torrubia, Tortuera, Villel de Mesa y La Yunta.

Sexma del Pedregal

La sexma del Pedregal se sitúa al este de Molina en torno al camino que llevaba a Teruel y Valencia.

Aldehuela, Anchuela del Pedregal, Anquela del Pedregal, Castellar de la Muela, Castilnuevo, Chera, El Pobo de Dueñas, Hombrados, Morenilla, Novella, Otilla, El Pedregal, Pradilla, Prados Redondos, Setiles, Tordellego, Tordelpalo, Tordesilos,Torrecuadrada de Molina y Torremochuela.

Sexma del Sabinar

La sexma del Sabinar se sitúa al oeste de Molina y comprende sobre todo los cursos del río Arandilla y del medio y bajo Gallo.

Aragoncillo, Baños de Tajo, Buenafuente del Sistal, Canales de Molina, Castellote, Cobeta, Corduente, Cuevas Labradas, Cuevas Minadas,Escalera, Fuembellida, Herrería, Lebrancón, Luzón, Olmeda de Cobeta, Rillo de Gallo, Selas, Taravilla, Teroleja, Torete, Torrecilla del Pinar,Torremocha del Pinar, Valhermoso, Valsalobre, Ventosa y Villar de Cobeta.

Sexma de la Sierra

La sexma de la Sierra es la más meridional y comprende los pueblos que se sitúan en la orilla oriental del Alto Tajo, frontera natural con el común de villa y tierras de Cuenca, y en la sierra de Molina.

Adobes, Alcoroches, Alustante, Checa, Chequilla, Megina, Motos, Orea, Peralejos de las Truchas, Pinilla de Molina, Piqueras, Terzaga, Terzaguilla,Traíd y Villanueva de las Tres Fuentes.

Historia

Con la conquista cristiana de la península Ibérica se establece en la zona de frontera con las taifas andalusíes, las Extremaduras aragonesa ycastellana, un nuevo régimen administrativo basado en los fueros y en las comunidades de aldeas del Reino de Aragón y comunidades de villa y tierra del Reino de Castilla. La taifa de Molina fue conquistada en 1129 por Alfonso I de Aragón, pero la repoblación corrió a cargo del Reino de Castilla, lo que provocó las disputas de ambas coronas por el territorio molinés. Manrique Pérez de Lara, conde y señor de Lara, con influencia ante ambos reyes, hizo de mediador en la concordia de Carrión de 1137, donde Castilla devolvió a Aragón las plazas de Calatayud y Daroca, y donde se consiguió que todas las tierras de Molina fueran declaradas solariegas y que ambos soberanos le aceptasen como señor de Molina y de Mesa, naciendo así en 1138 el señorío de Molina, independiente de ambas Coronas durante más de siglo y medio, y recibiendo un fuero propio.

En 1293 falleció Blanca Alfonso de Molina, hermana de la reina María de Molina, quien dispuso en su testamento otorgado el 10 de mayo de 1293, que el señorío lo heredara el rey Sancho IV «lo que se traduce en la transmisión del señorío de Molina a los reyes Sancho y María».2 Desde 1295, tras la muerte de Sancho IV, María de Molina se convirtió, hasta la mayoría de edad de su hijo Fernando IV de Castilla, en su tutora. Tras la muerte del rey Fernando IV en 1312, María de Molina volvió a desempeñar el cargo de tutora del rey, en la persona de su nieto Alfonso XI de Castilla, que alcanzó la mayoría de edad en 1325, cuatro años después de la muerte de su abuela, el cual heredaría también el señorío de Molina, que quedó vinculado desde ese momento a la Corona de Castilla.

Pedro I heredó en 1350, como rey de Castilla, el señorío de Molina tras la muerte de su padre, Alfonso XI. Durante su vida se ve involucrado en una nueva guerra con el rey Pedro IV de Aragón, la conocida comoguerra de los Dos Pedros, en la que el señorío de Molina se encuentra profundamente inmerso. Con la muerte de Pedro I en 1369 de manos de su hermanastro Enrique de Trastámara, futuro rey de Castilla, éste le entrega el señorío de Molina al monje francés y capitán de las Compañías Blancas, Bertrand du Guesclin, en forma de ducado como agradecimiento a su colaboración. La Villa y el Señorío no aceptaron a Duguesclin como su señor y se entregaron a Pedro IV de Aragón, al que reconocieron como señor de Molina. Desde entonces, en su homenaje la villa de Molina substituyó el apellido de los Caballeros por el de Aragón y llamó como este reino a la torre más alta de su fortaleza. Con la Paz de Almazán de 1375 el señorío es devuelto al rey de Castilla y el título de señor de Molina quedaría desde entonces vinculado al de rey de Castilla, primero, y al de Rey de España, después.

La importancia estratégica militar del señorío y de Molina de Aragón durante los siglos XIV y XV, como zona fronteriza, continuó siendo clave en tanto en cuanto se sucedían las batallas entre las coronas de Castilla y de Aragón. Aun así, el Señorío de Molina mantuvo inalterados sus fueros.

En 1465, Enrique IV de Castilla quiso entregar el Real Señorío de Molina a su valido Beltrán de la Cueva. Los molineses se levantan en armas contra de la Cueva y vencen a sus tropas en la acción de Rueda, lo que haría que el Rey y su valido desistiesen de la empresa y el Señorío de Molina pudiera mantener su fuero.

La unión de las Coronas de Castilla y de Aragón produjo una estabilidad en el señorío en lo referente a las batallas militares, y genera un ricocomercio lanar y merced a su situación fronteriza y de paso aduanero entre Aragón y Castilla. Sería durante la época del reinado de los llamadosReyes Católicos cuando se produce una mayor entrada de capital al señorío lo que hace crecer económica y urbanísticamente a Molina de Aragón.

En la década de los años 1630 vuelve a convertirse en centro de batallas durante la Guerra de los Treinta Años y, sobre todo, en 1641 cuandoFelipe IV y el Conde-Duque de Olivares reúnen a las Cortes y a los ejércitos en Molina para preparar la marcha a Cataluña con el fin de apaciguar su sublevación.

Entre 1704 y 1710, durante la Guerra de Sucesión española, el Real Señorío de Molina se mantuvo fiel a Felipe V de Borbón y fue campo de batalla entre los Austrias, apoyados por Aragón, y los Borbones, apoyados por Castilla. Molina fue ocupada por las tropas austracistas en 1706 y recuperadas ese mismo año por las borbónicas de Juan de Nassau. Estas batallas y las epidemias de peste que asolaron la península Ibérica durante el siglo XVIII dieron lugar a que el Real Señorío de Molina comenzase una decadencia económica y demográfica. Aun así siguió manteniendo sus fueros pese al proceso de deseñorialización desde finales de siglo hasta que fue incluido en la intendencia de Cuenca, primero, y en la de Guadalajara, desde 1802, aunque durante la guerra de la Independencia se constituyó en Molina una Junta Superior y en la Constitución española de 1812 se citara como una entidad regional más.3 En 1813 se constituye la que llamarían Diputación Provincial de Guadalajara con Molina, germen de la actual provincia de Guadalajara creada en [1833, donde se integra el señorío de Molina, produciéndose así su disolución y abolición definitiva de su fuero.4

Señores de Molina

Escudo de la Casa de Manrique de Lara.

El primer Señor de Molina fue Manrique de Lara que consigue el fuero independiente de los reinos deCastilla y de Aragón tras mediar entre ellos por la disputa de aquel territorio. El título fue heredándose de padres a hijos, que fueron emparentándose con la alta nobleza de la época hasta que cayó en manos de Alfonso XI, nieto de María de Molina y bisnieto de Blanca de Molina, últimas señoras independientes de Molina, momento en el que quedaría ligado a los títulos primero de rey de Castilla y después de rey de España.5

I. Manrique Pérez de Lara6 ( fallecido el 9 de julio de 1164). Fundador del señorío (1138-1164)II. Pedro Manrique de Lara (1164-1202)7III. Gonzalo Pérez de Lara (1212-1239)8IV. Mafalda González de Lara y su esposo, el infante Alfonso de Molina,9 hijo de Alfonso IX de León. (1239-1272)V. Blanca Alfonso de Molina, y Alfonso Fernández "el Niño", hijo ilegítimo de Alfonso X el Sabio (1262-1293)10VI. Sancho IV y María de Molina, reina consorte de Castilla (1293-1321)

Desde entonces el título de señor de Molina quedó vinculado al reino de Castilla.10

VII. Alfonso XI de Castilla, (1321-1350)VIII. Pedro I de Castilla, (1350-1369)

El título de señor de Molina pasó a ser del rey de Aragón

IX. Pedro IV de Aragón; (1369-1375)

Desde este momento el título de Señor de Molina queda definitivamente ligado al de rey de Castilla.

X. Enrique II de Castilla, (1375-1379)XI. Juan I de Castilla, (1379-1390)XII. Enrique III de Castilla (1390-1406)XIII. Juan II de Castilla (1406-1454)XIV. Enrique IV de Castilla (1454-1474)XV. Isabel I de Castilla (1474-1504)XVI. Juana I de Castilla (1504-1516)

Desde este momento el título de Señor de Molina queda ligado al de Rey de España.

XVII. Carlos I de Austria, rey de España (1516-1556)XVIII. Felipe II de Austria (1556-1598)XIX. Felipe III de Austria (1598-1621)XX. Felipe IV de Austria (1621-1665)XXI. Carlos II de Austria (1665-1700)XXII. Felipe V de Borbón (1700-1746)XXIII. Fernando VI de Borbón (1746-1759)XXIV. Carlos III de Borbón (1759-1788)XXV. Carlos IV de Borbón (1788-1808)XXVI. Fernando VII de Borbón (1808-1833)XXVII. Isabel II de Borbón (1833-1868)XXVIII. Amadeo I de Saboya (1871-1873)XXIX. Alfonso XII de Borbón (1875-1886)XXX. Alfonso XIII de Borbón (1886-1931)XXXI. Juan Carlos I de Borbón (1975-2014)XXXII. Felipe VI de Borbón (2014-)


Rey de Romanos

Publicado: 20/07/2016 12:00 por Miguel Anchel Sanz en HISTORIA

Rey de Romanos

Escudo de José II, último rey de Romanos.

Rey de Romanos (en latínRex Romanorum) fue el título usado en el Sacro Imperio Romano Germánico por unemperador futurible, que no había sido coronado por el papa, y que por lo tanto no podía intitularse Emperador.

 

Origen

La unción y coronación imperial de Luis II en abril de 850, asentó una constante a lo largo del medievo, que tales ritos solo podía hacerlos el papa, y en Roma, incluso si había sido ungido rey previamente. En 855, con la abdicación y muerte del emperador Lotario I, Luis II, que por entonces ya era rey de Italia, no obtuvo territorios al norte de los Alpes en el reparto efectuado por Lotario I. Al quedar como soberano italiano, el título imperial quedó confinado a Italia1 2 y a la defensa del papado, de lo que resultó, tras la muerte de Luis II, que el propio papado se arrogó la iniciativa de designar al emperador.3

Este principio, de que solo el papa podía coronar al emperador y que el emperador era el protector de la Iglesia romana, que se estableció en el periodo carolingio continuó a partir del siglo X cuando Otón I reclamó al papa el reconocimiento de su estatus político.4 Otón I empleó el título deImperator augustus, y fueron su hijo Otón II y su nieto Otón III los que decantaron la afirmación del Imperio centrada en Roma, y manifestada definitiva a través de su intitulación como Romanorum imperator augustus en 982.5

Sin embargo, el papa era el que en último lugar podía coronar al soberano alemán como emperador, el soberano alemán era potencialmente un emperador y podían pasar años antes de llevarse a cabo la coronación imperial, con lo que los soberanos alemanes debían conformarse con el título de rex.6 El vínculo entre los reyes alemanes con la corona imperial se fue reforzando con Conrado II al intitularse como designado para la corona imperial de los romanos, imperium designatus romanorum, siendo ya rey de Alemania y de Italia. Finalmente fue Enrique III cuando estableció la conexión entre su título real y la corona imperial cuando emitió un diploma el 14 de enero de 1040 donde por primera vez apareció la expresiónRomanorum rex (rey de Romanos). El uso de este término fue usándose más frecuentemente y se estableció de forma más permanente con Enrique V,7 con la intención de contrarrestar la designación peyorativa y limitada de rex teutonicorum con la que el papa se refería él durante la Querella de las Investiduras.8 9

Significación

El rey de Romanos puede ser considerado como un emperador electo en espera de ser coronado como tal en Roma o como el heredero del emperador designado en vida del propio emperador.10 Esto es, el Rey de Romanos podría ser el heredero de un emperador o un soberano del Sacro Imperio en ejercicio en «espera de coronación» y que se intitularía emperador cuando fuera coronado por el papa en Roma.11 El rey de Romanos se intitulaba como Romanorum rex semper Augustus antes de ser coronado Romanorum imperator semper augustus por el papa —hasta el año 1508—.

Un emperador ya coronado deseoso de transmitir su trono a su descendencia en una monarquía electiva, hacía elegir a su sucesor durante su reinado por su propia iniciativa, con el consentimiento de los Electores y de acuerdo a las provisiones de la Bula de Oro de 1356. De este modo, a la muerte del emperador, había ya un rey que le sucedía inmediatamente, sin requerir otra coronación o Wahlkapitulation, puesto que ya había sido jurada una capitulación; así se evitaba un trono vacante y conflictos de intereses en una nueva elección.12 Este sucesor tomaba el título de Rey de Romanos y se coronaba en Aquisgrán o en Fráncfort, y no intervenía en el gobierno salvo incapacidad del emperador o su renuncia de responsabilidades (como hicieron Maximiliano I durante el reinado del emperador Federico III o Fernando I durante el reinado del emperador Carlos V), su única función era ser el vicario general del Imperio.13

Si a la muerte del emperador no había ningún Rey de Romanos electo, entonces se hacía necesaria una elección por electores, acorde con las provisiones de la Bula de Oro de 1356. Durante la vacancia en el trono, la autoridad era ejercida por dos vicarios imperiales: el conde palatino del Rin (Pfalzgraf bei Rhein) y el duque de Sajonia (Herzog von Sachsen).14

Desde el año 1508, el Rey de Romanos Maximiliano I se intituló, con el consentimiento del Papa Julio II, como emperador electo (Erwählter Römischer Kaiser), con lo que ya no necesitaba ser coronado por el Papa, sino que bastaba con la coronación en sus territorios. Así, la posición delRey de Romanos se quedó limitada a ser el heredero electo en vida del emperador, que automáticamente pasaba a ser emperador electo a la muerte de su predecesor sin necesidad de otra ceremonia.

Lista de los Reyes de Romanos

Rey de RomanosDinastíaElección / Coronación

como Rey de Romanos

Final
Enrique VSalia10 de mayo de 1098 /
6 de enero de 1099
13 de abril de 1111
Coronación imperial
 
Lotario IISupplinburgo24 de agosto de 1125 /
30 de agosto de 1125
4 de junio de 1133
Coronación imperial
Conrado III
rey rival
Hohenstaufen18 de diciembre de 1127 Elección como rey rivalSeptiembre de 1135
Renuncia
 
Conrado IIIHohenstaufen7 de marzo de 1138 /
13 de marzo de 1138
15 de febrero de 1152 †
Enrique BerenguerHohenstaufenMarzo de 1147 /
30 de marzo de 1147
Agosto de 1150 †
 
Federico IHohenstaufen5 de marzo de 1152 /
9 de marzo de 1152
18 de junio de 1155
Coronación imperial
 
Enrique VIHohenstaufenJulio de 1169 /
15 de agosto de 1169
15 de abril de 1191
Coronación imperial
Federico IIHohenstaufen25 de diciembre de 1196
Primera elección como Rey de Romanos
6 y 8 de marzo de 1198
Elección de Felipe de Suabia15
 
Felipe de SuabiaHohenstaufen6 y 8 de marzo de 1198 /
8 de septiembre de 1198 (Primera coronación) y
6 de enero de 1205 (Segunda coronación)
21 de agosto de 1208 †
Otón IV
rey rival
Güelfa9 de junio de 1198 /
12 de julio de 1198
Reconocido como legítimo Rey de Romanos
 
Otón IVGüelfa22 de septiembre de 1208 y 11 de noviembre de1208
Segunda elección como legítimo Rey de Romanos
4 de octubre de 1209
Coronación imperial
Federico II
rey rival
HohenstaufenNoviembre de 1211 y 5 de diciembre de 1212
Segunda elección (como Rey rival) /
9 de diciembre de 1212
Primera coronación (como Rey rival)
Reconocido como legítimo Rey de Romanos
 
Federico IIHohenstaufen25 de julio de 1215
Segunda coronación como legítimo Rey de Romanos
22 de noviembre de 1220
Coronación imperial
EnriqueHohenstaufen23 de abril de 1220 /
8 de mayo de 1222
4 de julio de 1235
Depuesto
Enrique Raspe
rey rival
Ludowinger22 de mayo de 1246
Elección como Rey rival
16 de febrero de 1247 †
 
Conrado IVHohenstaufenFebrero y julio de 1237
Elegido y confirmado, pero no coronado
21 de mayo de 1254 †
Guillermo de Holanda
rey rival
Holanda3 de octubre de 1247 /
1 de noviembre de 1248
28 de enero de 1256 †
 
Ricardo de CornuallesPlantagenet13 de enero de 1257 /
17 de mayo de 1257
2 de abril de 1272
Alfonso de Castilla
rey rival
Borgoña1 de abril de 1257
Elegido Rey rival pero no coronado
Mayo de 1275
Renuncia
 
Rodolfo IHabsburgo29 de septiembre de 1273 /
24 de octubre de 1273
15 de julio de 1291 †
 
Adolfo de NassauNassau5 de mayo de 1292 /
24 de junio de 1292
23 de junio de 1298Depuesto /
2 de julio de 1298 †
 
Alberto IHabsburgo24 de junio y 27 de julio de 1298 /
24 de agosto de 1298
1 de mayo de 1308 †
 
Enrique VIILuxemburgo27 de noviembre de 1308 /
6 de enero de 1309
29 de junio de 1312
Coronación imperial
 
Luis IVWittelsbach20 de octubre de 1314 /
25 de noviembre de 1314
17 de enero de 1328
Coronación imperial
Federico de Habsburgo
rey rival
Habsburgo19 de octubre de 1314 /
25 de noviembre de 1314
5 de septiembre de 1325Tratado de Trausnitz
Federico de HabsburgoHabsburgo7 de enero de 1326
Rey de Romanos corregente por el Tratado de Ulm
13 de enero de 1330 †
Carlos IV
rey rival
Luxemburgo11 de julio de 1346 /
26 de noviembre de 1346
Reconocido como legítimo Rey de Romanos
 
Günther de Schwarzburg
rey rival
Schwarzburg30 de enero de 1349 /
6 de febrero de 1349
26 de mayo de 1349
Renuncia por el Tratado del Eltville
Carlos IVLuxemburgo17 de junio de 1349 /
25 de julio de 1349
Segunda elección / coronación como legítimo Rey de Romanos
5 de abril de 1355
Coronación imperial
 
WenceslaoLuxemburgo10 de junio de 1376 /
6 de julio de 1376
20 de agosto de 1400
Depuesto
Federico de Brunswick-Lüneburg
rey rival
Güelfa22 de mayo de 1400
Elegido Rey rival
5 de junio de 1400 †
 
Roberto del PalatinadoWittelsbach21 de agosto de 1400 /
6 de enero de 1401
18 de mayo de 1410
 
SegismundoLuxemburgo20 de septiembre de 1410 y 21 de julio de 1411 /
8 de noviembre de 1414
31 de mayo de 1433
Coronación imperial
Jobst de Moravia
rey rival
Luxemburgo1 de octubre de 1410
Elegido Rey rival
8 de enero de 1411 †
 
Alberto IIHabsburgo18 de marzo de 1438
Elegido pero no coronado como Rey de Romanos
27 de octubre de 1439 †
 
Federico IIIHabsburgo2 de febrero de 1440 /
17 de junio de 1442
19 de marzo de 1452
Coronación imperial
 
Maximiliano IHabsburgo16 de febrero de 1486 /
9 de abril de 1486
4 de febrero de 1508 y 6 de febrero de 1508
Reconocimiento y coronación como Emperador electo
 
Carlos VHabsburgo28 de junio de 1519 /
23 de octubre de 1520
26 de octubre de 1520
Reconocimiento como Emperador electo
 
Fernando IHabsburgo5 de junio de 1531 /
11 de enero de 1531
24 de marzo de 1558
Coronación como Emperador electo
 
Maximiliano IIHabsburgo28 de noviembre de 1562 /
30 de noviembre de 1562
25 de julio de 1564
Reconocimiento como Emperador electo
 
Rodolfo IIHabsburgo27 de octubre de 1575 /
1 de noviembre de 1575
12 de octubre de 1576
Reconocimiento como Emperador electo
 
Fernando IIIHabsburgo22 de diciembre de 1636 /
30 de diciembre de 1636
15 de febrero de 1637
Reconocimiento como Emperador electo
Fernando IVHabsburgo31 de mayo de 1653 /
18 de junio de 1653
9 de julio de 1654 †
 
José IHabsburgo23 de enero de 1690 /
26 de enero de 1690
5 de mayo de 1705
Reconocimiento como Emperador electo
 
José IIHabsburgo-Lorena27 de marzo de 1764 /
3 de abril de 1764
18 de agosto de 1765
Reconocimiento como Emperador electo

Otras menciones

Rex Romanorum fue el título con el que los germanos denominaron el territorio de la Galia, aún no germanizado, sobre el que gobernaba Siagrio(464-486).

Durante el Imperio de Oriente (Imperio romano de Oriente), cuya capital era Constantinopla, se usaba la lengua griega: para utilizar el término latino "imperator" (emperador) hacían referencia a la palabra "basileus" (rey), aunque el monarca llevaba el título de: Βασιλεύς των Ρωμαίων (Basileus tôn Rômaniôn), es decir: "Rey de Romanos".

Napoleón II se le otorgó por nacimiento el título de Rey de Roma, a instancias de su padre el emperador de Francia Napoleón I, y en virtud delSenadoconsulto del 17 de febrero de 1810.

 

Bula de Oro de 1356


La bula o sello dorado adosado al decreto le valió el nombre de Bula de Oro.

La Bula de Oro (en latín, bulla aurea) de 1356 consistía en un conjunto de reglas que regulaban detalladamente el proceso completo de elección del Rey de Romanos.

De esta forma, la bula fijaba Fráncfort como el lugar de la elección y establecía siete príncipes electores(Kurfürsten) como los responsables de llevarla a cabo, a la sazón, los arzobispos de MagunciaTréveris yColonia, el Rey de Bohemia, el Conde Palatino del Rin, el Duque de Sajonia y el margrave de Brandeburgo.

La necesidad de establecer un reglamento de elección surgió tras las dobles elecciones de 1198, 1257 y 1314, y la asunción por parte del papado del poder aprobar y legitimar a un determinado candidato, de modo que se apreció la necesidad de fijar un procedimiento para elegir el emperador sin intervención papal. En la declaración de Rhens (1338), se proclamó como una antigua costumbre imperial la validez de una elección por mayoría y que el Rey de Romanos electo asumiría el poder inmediatamente, sin requerirse la aprobación papal. Esta declaración se estableció en la subsiguiente Dieta de Fráncfort como una ley imperial. Finalmente, en la Dieta de Núremberg, Carlos IV promulgó la Bula de Oro (por el sello dorado (bula) que llevaba), que estableció y fijó el procedimiento de elección del rey.

 

Príncipe elector

Electores de Enrique VII.

El príncipe elector o príncipe electoral (en alemán: Kurfürst) en el Sacro Imperio Romano Germánico era un miembro del colegio electoral que tenía la función de elegir a los emperadores de Alemania. Se definen sus funciones y los primeros príncipes electores por laBula de Oro de 1356. Durante y después del siglo XV, en realidad se limitaban únicamente a formalizar lo que era, de hecho, una sucesión dinástica. Formalmente, elegían al Rey de los Romanos, que se convertía en Emperador del Sacro Imperio únicamente cuando era coronado por el papa. Carlos V (Carlos I de España) fue el último en ser realmente coronado; todos sus sucesores fueron meramente "Emperadores Electos". Los electores se encontraban entre los príncipes del Imperio, pero tenían ciertos privilegios (además de los electorales), que se perdían cuando perdían el cargo de elector.

Durante una gran parte de la historia del Sacro Imperio (legalmente desde el siglo XIV) había siete electores, los arzobispos de MagunciaTréveris y Colonia, el Rey de Bohemia, el Conde Palatino del Rin, el Duque de Sajonia y el margrave de Brandeburgo. Los tres últimos son conocidos también como el Elector Palatino, el Elector de Sajonia y el Elector de Brandeburgo, respectivamente. Durante el siglo XVII se añadieron otros electores, que incluían los Duques de Baviera (electores de Baviera) y los Duques de Brunswick-Luneburgo (electores de Hanover). A comienzos del siglo XIX se crearon nuevos electores, pero nunca participaron en ninguna elección, ya que el Sacro Imperio fue abolido el 8 de agosto de 1806 bajo presiones de Napoleón Bonaparte.

Composición

Escudos de Armas representando los siete originales electores con la figura de Germania.

La práctica germana de elegir monarcas entre las antiguas tribus germánicas originó coaliciones y se eligieron líderes entre ellas. Las elecciones eran irregularmente llevadas por los francos, cuyos Estados sucesores incluían Francia y Alemania. La monarquía francesa se convirtió eventualmente en hereditaria, pero la monarquía alemana continuó siendo legitimada por medio de elecciones. Mientras que todos los hombres originalmente ejercían el derecho a votar en dichas elecciones, el sufragio se fue convirtiendo en un derecho limitado de los líderes del reino. En la elección de Lotario II en 1125, un pequeño número de nobles eminentes eligieron al monarca y posteriormente los restantes dieron su aprobación. Pronto el derecho para escoger monarca fue arreglado entre un exclusivo grupo de príncipes, y el procedimiento que buscaba la aprobación del resto de los nobles fue abandonado. El colegio de electores fue mencionado en 1152 y de nuevo en 1198. Una carta del Papa Urbano IV sugiere la "inmemorial costumbre" de siete príncipes eligiendo al monarca. El colegio electoral estaba formado por:

Los tres arzobispos se contaban entre los más ricos y poderosos de Europa, mientras que los duques controlaban el ancestral territorio franco. Los siete fueron mencionados como los votantes en la elección de 1157 que resultó en la elección de dos reyes.

El Palatinado y Baviera originalmente eran gobernados por la misma persona, pero en 1253 se dividieron entre dos miembros de la dinastía Wittelsbach. Los otros electores se negaron a permitir a dos príncipes de la misma dinastía a tener derechos electorales. Mientras tanto el Rey de Bohemia, que mantuvo puestos imperiales, buscó su derecho de participar en elecciones pero fue cuestionado, ya que su reino no era germánico, aunque usualmente era reconocido en lugar de Baviera, que era gobernada por una línea más joven de los Wittelsbach.

La declaración de Rhense en 1338 por seis electores resolvió que la elección por todos o la mayoría de los electores confería el título real y control sobre el imperio sin confirmación papal. La bula de 1356 finalmente resolvió las disputas entre los electores; bajo ella, los arzobispos de Maguncia, Tréveris y Colonia, así como el Rey de Bohemia, el Conde del Palatinado, el Duque de Sajonia y el Margrave de Brandeburgo tenían el derecho de elegir al rey.

La ratificación del tratado de Münster por Gerard Terborch.

La composición del colegio se mantuvo sin cambios hasta el siglo XVII. En 1621, al Elector Palatino Federico V se le prohibió participar en la elección por su implicación en la Guerra de los Treinta Años. El lugar del Elector Palatino fue transferido al Duque de Baviera, la cabeza de una rama inferior de la familia. Cuando finalizó la guerra con el tratado de Münster (Paz de Westfalia) en 1648, un nuevo electorado fue creado para el Conde Palatino del Rin. Como el Elector de Baviera mantuvo su voto, el número de electores se incrementó a ocho.

En 1692, como resultado de la herencia del Palatinado por una rama católica de la familia Wittelsbach, que amenazaba con alterar el balance religioso del colegio de electores, el número se elevó a nueve, dándole un puesto al Duque de Brunswick-Luneburgo, que sería conocido como el Elector de Hanover. En 1777, el número de electores fue reducido a ocho cuando el Elector Palatino heredó Baviera.

Muchos cambios en la composición del colegio fueron realizados por Napoleón Bonaparte. El tratado de Lunéville (1801) que cedió la ribera izquierda del Rin a Francia llevó a la abolición de los arzobispados de Tréveris y Colonia, y la transferencia del Elector de Maguncia a Ratisbona. En 1803, se crearon electorados para el Duque de Württemberg, el Margrave de Baden, el Landgrave de Hesse-Kassel y el Duque de Salzburgo, llegando el total de electores a diez. Cuando Austria se anexionó Salzburgo bajo el tratado de Bratislava (1805), el Duque de Salzburgo se trasladó al Gran Ducado de Wurzburgo y retuvo su electorado. Ninguno de los nuevos electores tuvo la oportunidad de votar, debido a que el Sacro Imperio Romano fue abolido en 1806, y los nuevos electores nunca fueron confirmados por el Emperador.

 

 

Iberos

Publicado: 17/05/2016 11:13 por Miguel Anchel Sanz en HISTORIA
20160517111346-peninsula-iberica-300ac-pueblos-iberos.jpg

Iberos

Este artículo trata sobre los pueblos prerromanos que habitaron Iberia. Para otros usos de este término, véase Ibero (desambiguación).
Iberos

Pueblos ibéricos hacia el 300 a. C. (en anaranjado)
Información
Raíz étnicaPreindoeuropeo
 Iberos
IdiomaIbero
RegiónLevante, sur de la península ibérica y suroeste deFrancia
Correspondencia actualEspañaPortugal y Francia
Pueblos relacionados

Los iberos o íberos fue como llamaron los antiguos escritores griegos a las gentes del levante y sur de la península ibérica para distinguirlos de los pueblos del interior, cuya cultura y costumbres eran diferentes. De estos pueblos escribieron Hecateo de Mileto,HeródotoEstrabón o Rufo Festo Avieno, citándolos con estos nombres, al menos desde el siglo VI a. C.: elisicessordonesceretanosairenosinosandosinosbergistanosausetanos,indigetescastelanoslacetanoslayetanoscossetanosilergetasiacetanossuessetanos,sedetanosilercavonesedetanoscontestanosoretanosbastetanos y turdetanos.

Geográficamente, Estrabón y Apiano denominaron Iberia al territorio de la península ibérica.

Historia

Vista del poblado de San Cristóbal, en Mazaleón (Teruel).

Aunque las fuentes clásicas no siempre coinciden en los límites geográficos precisos ni en la enumeración de pueblos concretos, parece que la lengua es el criterio fundamental que los identificaba como iberos desde el punto de vista de griegos y romanos, puesto que las inscripciones en lengua ibérica aparecen a grandes rasgos en el territorio que las fuentes clásicas asignan a los iberos: la zona costera que va desde el sur del Languedoc-Rosellón hasta Alicante, que penetra hacia el interior por el valle del Ebro, por el valle del Segura, gran parte de La Mancha meridional y oriental hasta el ríoGuadiana y por el valle alto del Guadalquivir.

Desde el punto de vista arqueológico actual, el concepto de cultura ibérica no es un patrón que se repite de forma uniforme en cada uno de los pueblos identificados como iberos, sino la suma de las culturas individuales que a menudo presentan rasgos similares, pero que se diferencian claramente en otros y que a veces comparten con pueblos no identificados como iberos.

Referencias históricas

La primera referencia que se tiene de los iberos es a través de los historiadores y geógrafos griegos. Curiosamente, los griegos también llamaban iberos a un pueblo de la actual Georgia, conocido como Iberia caucásica, con los que, sin duda, no tienen ningún parentesco. Al principio, los griegos utilizaron la palabra ibero para designar el litoral mediterráneo occidental, y posteriormente, para designar a todas las tribus de la península. También llamaban Iberia al conjunto de sus pueblos.

Pebetero contestano hallado en la necrópolis de Lucentum (o Akra Leuké), conjunto arqueológico del Tossal de Manises (provincia de Alicante). Actualmente en el Museo Arqueológico de Alicante.

Las primeras descripciones de la costa ibera mediterránea provienen de Avieno en su Ora maritima, del viaje de un marino de Massalia mil años antes (530 a. C.):

La mayor parte de los autores refieren que los iberos se llaman así justo por este río, pero no por aquel río que baña a los revoltosos vascones. Pues a toda la zona de este pueblo que se encuentra junto a tal río, en dirección occidente, se la denomina Iberia. Sin embargo el área oriental abarca atartesios y cilbicenos.

Avieno, Ora maritima.

Apiano habla de pueblos y ciudades, aunque ya habían desaparecido en su época. También describe la parte más occidental de AndalucíaEstrabón hace una descripción de esta zona basándose en autores anteriores, y se refiere a las ciudades de la Turdetania, como descendientes de la cultura de Tartessos. En general, autores como Plinio el Viejo y otros historiadores latinos se limitan a hablar de pasada sobre estos pueblos como antecedentes de la Hispania romana.

Para estudiar a los iberos, se ha recurrido, además de a las fuentes literarias, a las fuentes epigráficasnumismáticas, yarqueológicas.

Origen de los iberos

A pesar de que estos pueblos compartían ciertas características comunes, no eran un grupo étnico homogéneo ya que divergían en muchos aspectos. No se sabe detalladamente el origen de los iberos, aunque hay varias teorías que intentan establecerlos:

  • Una hipótesis sugiere que llegaron a la península ibérica en el periodo Neolítico, y su llegada se data desde el quinto milenio antes de Cristo al tercer milenio antes de Cristo. La mayoría de los estudiosos que adoptan esta teoría se apoyan en evidencias arqueológicas, antropológicas y genéticas estimando que los iberos procedían de las regiones mediterráneas situadas más al este.
  • Otros estudiosos han sugerido que pueden tener su origen en el norte de África, aunque se trata de una hipótesis discutida. Los iberos inicialmente se habrían asentado a lo largo de la costa oriental de España y, posiblemente, más adelante se propagaron por parte de la península ibérica.
  • Otra hipótesis alternativa afirma que formaban parte de los habitantes originales de Europa occidental y los creadores/herederos de la gran cultura megalítica que surge en toda esta zona, posiblemente, una teoría respaldada por estudios genéticos. Los iberos serían similares a las poblaciones celtas del primer milenio antes de Cristo de Irlanda, Gran Bretaña y Francia. Posteriormente (según la interpretación más tradicional), los celtas cruzarían los Pirineos en dos grandes migraciones: en el IX y el VII siglo a. C. Los celtas se establecieron en su mayor parte al norte del río Duero y el río Ebro, donde se mezclaron con los iberos para conformar el grupo llamado celtíbero.

Origen y extensión de los protoíberos

Los supuestos límites máximos de la expansión íbera habrían llegado desde el mediodía francés hasta el Algarve portugués y el norte de la costa africana.3

Sin embargo, con posterioridad, los pueblos celtíberos ejercieron influencia sobre otros pueblos del interior de la península. Esta influencia se aprecia en la llegada del torno de alfarero a muchas zonas de la meseta norte de la península, sobre todo a los pueblos limítrofes delvalle del Ebro, e incluso a algunos más alejados como arévacospelendones o vacceos.

Los iberos fueron, en definitiva, los diferentes pueblos que evolucionan desde diferentes culturas precedentes hacia una serie de estructuras proto-estatales, viéndose ayudados en dicha evolución por la influencia de fenicios, primero, y luego de griegos y púnicos, que traerán consigo elementos de lujo que ayudarán, como bienes de prestigio, a la diferenciación interna de los diversos grupos sociales.

Lengua

La lengua ibérica en el contexto de las lenguas paleohispánicas.

La lengua ibera es una lengua paleohispánica que está documentada por escrito, fundamentalmente, en signario ibero nororiental (o levantino) y ocasionalmente ensignario ibero suroriental (o meridional) y en alfabeto greco-ibérico. Las inscripciones más antiguas de esta lengua se datan a finales del siglo V a. C. y las más modernas a finales del siglo I a. C., o principios del siglo I d. C.

Los textos en lengua ibera se saben leer razonablemente bien, pero en su mayor parte son incomprensibles, puesto que la lengua íbera es una lengua sin parientes suficientemente cercanos que sean útiles para la traducción de textos.

Extensión y variantes

La lengua ibera, en sus diferentes variantes, se hablaba en la amplia franja costera que se extiende desde el sur del Languedoc-Rosellón hasta Alicante, y penetraba hacia el interior por el valle del Ebro, el valle del Júcar, el valle del Segura y el alto valle delGuadalquivir hasta el río Guadiana como límite noroeste. Las inscripciones en lengua íbera aparecen sobre materiales muy variados: monedas de plata y bronce, láminas de plomo, cerámicas áticas, cerámicas de barniz negro A y B, cerámicas pintadas, dolías, ánforas, fusayolas, estelas, placas de piedra, mosaicos, etc. Es, con diferencia, la lengua paleohispánica con más documentos escritos encontrados, unos dos millares de inscripciones, que representan el 95 % del total.

Escrituras

Las escrituras ibéricas en el contexto de lasescrituras paleohispánicas.
Reproducción del plomo de Ullastret, finales del siglo IV a. C.

La escritura ibérica constituye uno de los principales testimonios del desarrollo cultural con personalidad propia de los iberos. Se conocen tres tipos de escrituras paleohispánicas: la escritura del suroeste, la meridional y la ibérica levantina. Además se escribió lengua ibérica con alfabeto jónico, prácticamente sólo en territorio contestano, como lo testimonian algunos plomos encontrados en la Serreta de Alcoy, grafitos sobre cerámica procedentes de la Isleta de Campello (ambos en Alicante) y el plomo de El Cigarralejo (Mula, Murcia). La escritura ibérico-levantina es la mejor conocida, y fue descifrada en la década de 1920 por Manuel Gómez-Moreno.

Sin embargo, hasta la fecha, no ha sido posible su traducción, por lo que no es posible entender lo que dicen los textos. Es una escritura de tipo mixto, silábica y alfabética, que posiblemente procede de una escritura más antigua de origen fenicio o chipriota. El descubrimiento de grafitos en cerámica procedentes de yacimientos tartésicos como el Cabezo de San Pedro, en Huelva, con una cronología entre mediados del siglo IX y mediados del siglo VIII AC, sugieren que la adopción de la escritura meridional y del SO se produjo de forma temprana, lo que explicaría la introducción de formas arcaicas del alfabeto fenicio, utilizadas con anterioridad al siglo VIII a. C. Este alfabeto sería adaptado a la lengua tartésica, con la introducción de signos silábicos, dando origen al primitivo signatario paleohispánico y que será el origen de la escritura del SO utilizada en las estelas tartésicas. La escritura meridional se utilizó en la Alta Andalucía y en el sureste, incluida la Contestania, persistiendo hasta época romana temprana.

Esta escritura fue posteriormente adaptada a la lengua ibérica posiblemente en el territorio de la Contestania dando origen a la ibero-levantina (que se escribe de izquierda a derecha, al contrario que la meridional), conviviendo con la escritura meridional y la ibero-jónica, y desde allí se extendió al resto del territorio ibérico. El hecho de que en Contestania se documente la utilización de tres formas de escribir la lengua ibérica (escritura meridional, levantina e ibero-jónica), sugiere a algunos autores (J de Hoz, ver referencias) que sería en este territorio donde se produjo la aparición de la escritura ibérica levantina a partir de la meridional.

Los procesos de intercambio comercial facilitaron la extensión de la escritura levantina por el arco mediterráneo y el valle del Ebro (junto a otras manifestaciones culturales como la cerámica ibérica), donde fue utilizada para escribir celtíbero en el siglo I a. C. (ejem., bronces de Botorrita procedentes de Contrebia Belaisca y alfabeto monetal), y cuando prácticamente ya no se utilizaba en su lugar de origen. En la Contestania y en la Edetania encontramos textos escritos en plomo (La Serreta, La Bastida de las Alcusas, éste en escritura meridional) y sobre cerámica (San Miguel de Liria), principalmente. Es posible que se utilizaran otros soportes (madera, papiro, pieles) de los que no queda testimonio. Una pregunta interesante se plantea en relación con qué estratos sociales conocían y utilizaban la escritura. Parece probable una aplicación relacionada con prácticas religiosas y comerciales. Es posible que las clases dirigentes la utilizaran como método de control de mercancías (grafitos en cerámica indicadores de origen, destino, o poseedor), sin descartar prácticas de tipo mágico relacionadas con determinados cultos, como sugiere su presencia en depósitos votivos (como en el plomo de Amarejo) y santuarios, así como en cerámica, y de tipo funerario (estelas, como la de Sinancas).

La romanización hizo que la utilización de la escritura ibérica fuera desapareciendo de forma paralela a una progresiva latinización. En algunos lugares como Sagunto o el valle del Ebro perduró hasta época republicana, desapareciendo prácticamente su uso en torno al siglo I a. C. Una relevante excepción la constituye el fragmento de sigillata con inscripción bilingüe procedente del Tossal de Manises, depositado en el MARQ. No obstante, algunos autores sospechan que pueda tratarse de una falsificación en tanto que, si bien la pieza es antigua, la inscripción podría no serlo ya que se hunde en algunos descorchados de la pieza.

Vascoiberismo

El vascoiberismo es una hipótesis de trabajo sobre la estructura y parentesco filogenético del idioma ibero, que en su versión extrema pretendía traducir los textos en lengua ibera a través de la lengua vasca. Sin embargo, las diversas propuestas de traducciones basadas en el euskera no han resultado consistentes gramaticalmente, ni permiten traducir las inscripciones. Una de las principales críticas a los «traductores» vascoiberistas es que el ibérico interpretado a la luz de sus traducciones no parece tener una gramática regular reconocible, existiendo sólo similitudes de forma con el léxico del vasco. Hoy en día esta visión identificativa extrema no cuenta con respaldo académico.

Sin llegar a la identificación plena entre lenguas, muchos estudiosos de la lengua ibera reconocen ciertas afinidades entre la lengua ibera y la lengua vasca, o más correctamente, con su variante más antigua, la lengua aquitana, hasta el punto que para algunos, estas afinidades ya serían suficientes para afirmar que pertenecen a la misma familia. Estas afinidades, sin embargo, son interpretadas por muchos autores como una influencia de tipo sprachbund más que como una muestra de parentesco filogenético real.

Influencia de los flujos culturales en la cultura íbera

El origen del sustrato cultural local que ejerció influencia en los iberos se remonta, cuando menos, al primer Neolítico mediterráneo: la cultura agro-pescadora de la cerámica impreso-cardial, que se extendió desde el Adriático hacia occidente, influyendo intensamente en los aborígenes paleolíticos y asimilando toda las regiones costeras del Mediterráneo occidental en el V milenio a. C.

Hacia el 2600 a. C. se desarrolla en Andalucía oriental la civilización calcolítica, que se aprecia en los yacimientos de Los Millares (Almería) yMarroquíes Bajos (Jaén), estrechamente relacionados con la cultura portuguesa de Vila Nova y quizás (no probado) con alguna cultura del Mediterráneo oriental (Chipre).

Hacia 1800 a. C., esta cultura se ve sustituida por la de El Argar (bronce), que se desarrolla independientemente y parece estar muy influida en su fase B (desde 1500 a. C.) por las culturas egeas contemporáneas (enterramientos en pithoi).

Hacia 1300 a. C., coincidiendo con la invasión del noroeste peninsular por los celtas, El Argar, que bien pudo haber sido un estado centralizado, da paso a una cultura «post-argárica», de villas fortificadas independientes, en su mismo ámbito. Tras la fundación de Marsellapor los focenses (hacia 600 a. C.), los iberos reconquistan el noreste a los celtas, permitiendo la creación de nuevos establecimientos griegos al sur de los Pirineos.

A las comunidades establecidas al final de la edad del bronce se las considera sustrato indígena al hablar de la cultura íbera. Básicamente hay cuatro focos: El Argar, la cultura del Bronce Manchego, la del Bronce Valenciano y los campos de urnas del Noreste.

Relaciones con otros pueblos

El área de cultura predominantemente ibérica abarcaba todo el litoral mediterráneo, desde la actual Andalucía hasta el sur francés, incluyendo parte del valle del Ebro. Experimentarán influencias fenicias y, posteriormente, griegas a través de los contactos con las colonias que fueron estableciendo en zonas estratégicas de la costa mediterránea y el sur atlántico de la península.

Pueblos peninsulares no ibéricos

Gran parte del occidente, norte y centro peninsular pertenece a una cultura no ibérica, de pueblos asentados en época paleolítica y mesolítica; desde el siglo VIII a. C. se añadirán grandes contingentes de inmigrantes celtas que, paulatinamente, se asentarán en la meseta y en las zonas costeras atlánticas. Serán influenciados por las culturas fenicia y griega, indirectamente, a través de sus relaciones con los pueblos íberos.

Fenicios

La antigua Iberia fue objeto de los intereses comerciales de los fenicios, pueblo de tradición marinera que, según los historiadores clásicos, hacia el siglo IX a. C.5fundó su primera colonia ultramarina en el Atlántico, al otro extremo del Mediterráneo, Gádir 𐤀𐤂𐤃𐤓 (Cádiz) por su valor estratégico (dominio del paso del Estrecho) y comercial (riquezas minerales de la región de Huelva). También fundaron otras colonias, principalmente en el suroeste peninsular, como Toscanos (Torre del Mar), Malaka (Málaga), Sexi (Almuñécar) o Abdera (Adra), en Almería.

Mediante el trueque de productos manufacturados por materias primas, monopolizaron el comercio de metales e impulsaron la industria del salazón. Hay constancia de explotaciones mineras en la península de metales (oro, plata y estaño), en la zona de Río Tinto, y en otras de la provincia de Huelva. Estas explotaciones aportaron riqueza, no sólo a los fenicios, también a las caciques de la zona, habiéndose encontrado varios «tesoros» en algunas necrópolis de la época. No hay noticias de grandes revueltas ni guerras.

Griegos

La colonización griega tuvo dos objetivos: comerciales y el paliar el problema demográfico de laspolis griegas. Divulgaron el alfabeto y el uso de la moneda. También practicaron intercambios con los nativos, de vino, aceite y manufacturas (cerámicas, bronces) por materias primas (oro, plata, plomo, cereales, esparto y salazones). Los griegos focenses, procedentes del Asia Menor, fundaron asentamientos en la costa nordeste mediterránea, como Massalia (Marsella); posteriormente Rhode (Rosas), en el golfo de Rosas y Emporion (Ampurias), en la península; también posibles núcleos comerciales, más o menos estables, como Hemeroscopio, Baria, Malaka, y Alonis.nota 1

Cartagineses

Los cartagineses eran un pueblo de origen fenicio que se estableció en Cartago Qart Hadašt(en el actual Túnez). Se independizaron de la metrópolis cuando Tiro declinó bajo el poder asirio. Con su inmejorable situación estratégica, en medio del Mediterráneo, lideró a todas las colonias fenicias de occidente, entre estas, las factorías de Iberia, que enviaban plata, estaño y salazones.

A raíz de la enorme deuda que contrajeron con Roma en la Primera Guerra Púnica, Cartago emprendió la conquista de las regiones mediterráneas de la península ibérica para crear un nuevo imperio cartaginés; Amílcar Barca desde Cádiz, su única plaza, comenzó la invasión del valle del río Betis, cuyos reyezuelos se entregaron por la fuerza o la diplomacia, uniéndose al ejército invasor. Las nuevas prospecciones colmaron de plata las arcas cartaginesas y después de nueve años de guerra, había conseguido para Cartago la plata y los mercenarios de Iberia. Amílcar muere el año 229 a. C. en una escaramuza contra los oretanos.

Su yerno, Asdrúbal, continuó su labor aunque utilizando una política de alianzas con los reyes ibéricos; se fundó la ciudad de Qart Hadasht(Cartagena) y se estableció un tratado con los romanos fijando en el río Ebro los límites de influencia de los dos imperios. Los cartagineses se adueñaron de todo el sur de la península, desde el Levante hasta el golfo de Valencia y puede que dominasen también el territorio de los oretanos. Asdrúbal muere asesinado el año 221.

Aníbal Barca (Aníbal), con solo 25 años, es elegido nuevo general por su ejército; invade el territorio de los olcades y penetra en los territorios de la meseta central al año siguiente, ocupando las ciudades de Toro y Salamanca; pagados los tributos, emprende regreso aCartago Nova con numerosos rehenes, siendo atacado por un ejército en coalición de carpetanos, vacceos y olcades, a los que derrota junto al Tajo. El ataque a la ciudad de Sagunto desencadena la Segunda Guerra Púnica que concluye con la derrota de Aníbal, el declive del poder cartaginés y la conquista romana de la península ibérica. Durante esta época destacaron Istolacio, y su hermano Indortes, generales celtas de los ejércitos mercenarios (Diodoro 25. 10).

Conquista romana

Roma decidió conquistar la península ibérica por la gran cantidad de recursos que poseía y su valor estratégico.

El proceso conquistador duró cerca de doscientos años y se hizo en varias etapas: los Escipiones (218–197 a. C.) ocuparon la franja mediterránea, el valle del Ebro y el del Guadalquivir, aunque no sin dificultades. Después, conquistaron la Meseta y Lusitania (Portugal). Los guerreros íberos preferían la muerte a tener que entregar sus armas. Los pueblos que habitaban estas zonas, ofrecieron gran resistencia, como los guerrilleros lusitanos con Viriato y los numantinos con jefes celtíberos como Retógenes Caraunio (App. Iber. 93). Posteriormente (29 a 19 a. C.) sometieron a los cántabros y astures, dominando así toda la península, aunque la violenta resistencia requirió la presencia del emperador AugustoHispania fue dividida administrativamente en provincias romanas y se convirtió en fuente de materias primas con destino a la capital de Imperio romano.

La sociedad ibera y su organización social

Jinete ibero del siglo III a. C. Parte del Grupo A del llamadoRelieve de Osuna (Sevilla, España).M.A.N.Madrid.

Aunque los textos clásicos hablan de unas formas de gobierno muy homogéneas —simplificación debida a motivos propagandísticos–, la mayoría de la comunidad científica estima que hubo formas de gobierno mucho más heterogéneas y complejas.

... los iberos, amantes de la libertad, que no aceptaban un jefe, sino a lo sumo en caso de guerra y por corto tiempo,... —Adolf Schulten


La casta guerrera y noble era la que contaba con más prestigio y poder dentro de estas.
 Aparte de las armas, poseer caballos otorgaba también gran prestigio y reflejaba poder, nobleza, y formar parte de la clase más pudiente.La sociedad ibera estaba fuertemente jerarquizada en varias castas sociales muy dispares, todas ellas con una perfecta y bien definida misión para hacer funcionar correctamente una sociedad que dependía de ella misma para mantener a su ciudad.

También tenían gran importancia la casta sacerdotal, en la que las mujeres, como se observa en los túmulos funerarios, eran el vínculo de la vida y la muerte. Las sacerdotisas gozaban de gran prestigio, ya que eran las que estaban en continuo contacto con el mundo de los dioses, aunque también había hombres que desarrollaban una tarea mística, prueba de ello son los sacerdotes lusitanos, que leían el futuro en los intestinos de los guerreros enemigos.

Otra de las castas era la de los artesanos, apreciados porque de ellos salían los ropajes con los que se vestían y resguardaban del frío, los que elaboraban calzado, los que modelaban vasijas en las que guardar agua y alimentos y, sobre todo, por ser los que les hacían, a medida, armas y armaduras con las que se distinguían de las otras castas más bajas.

Finalmente estaba el «pueblo llano», gente de distintos oficios que se dedicaban a los trabajos más duros.

Indumentaria ibera

Los iberos se vestían con telas de distintas calidades, según su poder económico.

  • Guerreros: Según los textos antiguos, la prenda más habitual era un vestido de tela, como la de los romanos, con el ribete en rojo.
  • Sacerdotisas: Las sacerdotisas eran quizás las que más adornos tenían. De ellas vienen la mantilla y la peineta, con la que se solían cubrir la cabeza y el cuerpo, un ejemplo de ello es la Dama de Elche, y los moños que hoy se pueden ver en Castellón.
  • Otras prendas de vestir: Otra prenda muy valorada, era el sagum, una capa de lana, que protegía del duro frío. Otra de las prendas que aún existen hoy, es una tela que a modo de diadema utilizaban los guerreros para recogerse el pelo. Su calzado era unas alpargatas, que se ataban a la pierna y el pie, en el invierno se cubrían los pies y las piernas con unas botas de piel y pelo de animal.

El guerrero ibero

Su carácter fue descrito por los griegos, quienes se fascinaron por unos soldados que se lanzaban al combate sin miedo alguno y que resistían peleando sin retirarse aún con la batalla perdida, los guerreros a los que se referían eran mercenarios iberos reclutados por los griegos para sus propias guerras.

Economía

No sabemos mucho sobre la agricultura ibérica, pero sí lo suficiente como para deducir su importancia económica. Del estudio de una buena cantidad de piezas del utillaje agrícola halladas en los poblados del área valenciana, dedujo E. Plá que se había llegado en éste, como en otros edificios, a una especialización adecuada, dándose con la herramienta justa que en muchos casos ha llegado hasta nuestros días.

La agricultura que se practica es la de secano, siendo los cultivos fundamentales el cereal, el olivo y la vid, para la que está atestiguada ya en el siglo VI la obtención de excedentes con destino a su comercialización, así como las leguminosas (garbanzos, guisantes, habas y lentejas). Y por otra parte, se conocen diversas especies frutales, entre las cuales destaca el manzano, el granado y la higuera.

Tuvieron también cierta importancia determinados cultivos industriales, especialmente el lino en Saitabi (Játiva). Tenemos ampliamente documentada la industrialización del esparto, especialmente en el Campus Spartarius, al norte de Cartagena, con multitud de aplicaciones, entre las cuales sobresalen los cordajes para la navegación.

Respecto a la ganadería, no parece haber tenido un papel predominante, salvo quizá en regiones específicas, limitándose al papel habitual complementario de la agricultura. Sí es necesario señalar la importancia de ciertas especies como el caballo, utilizado en la caza y la guerra y probablemente símbolo de determinado estatus social en cuanto que da acceso a estas actividades. También debió tenerse en gran estima al buey y de la abundancia de ganado bovino nos hablan las frecuentes menciones del sagum o manto de lana ibérico en las fuentes romanas.

La caza, parece haber tenido una cierta importancia, según se deduce de su frecuente representación en la cerámica pintada, aunque quizá más como actividad social que económica. El jabalí debe haber sido la pieza reina, aunque junto a él se cazan igualmente cérvidos y varias especies menores.

Arte ibérico

El arte ibérico posee sus mejores manifestaciones en obras escultóricas de piedra y bronce, madera y barro cocido. Ofrece gran variedad regional con rasgos culturales de cada zona que se distribuye en tres zonas bien diferenciadas: Andalucía, la zona de Levante y el Centro peninsular.

Escultura

La escultura ibérica aparece en torno al 500 a. C. y constituye una de las manifestaciones más importantes de la cultura ibérica en la que confluyen influjos mediterráneos (griegos y fenicios principalmente) y autóctonos. Desde los primeros descubrimientos se han planteado entre los especialistas diversas hipótesis respecto a su origen.

Las diferentes influencias se ven reflejadas en las obras, algunas de estilo más orientalizante (Pozo Moro), con posibles influjos sirio-hititas, y otras de aspecto más jónico (Cerrillo Blanco, Porcuna), con algunas evocaciones del arte chipriota y etrusco.

Pintura

La pintura ibérica no reúne la perfección y el interés que ofrece la escultura, pero tampoco deja de tener su importancia aún prescindiendo de que muchas interesantes pinturas de las llamadas prehistóricas pueden datar de las edades del bronce y del hierro y sean, por lo mismo, verdadera y propiamente obras de arte ibéricas. Fuera de ellas, la pintura ibérica se reduce a decoraciones de numerosas vasijas y de algún muro de cámaras sepulcrales. Su mayor antigüedad se atribuye al siglo VI a. C. como puede inferirse por comparación con los restos de cerámica griega con los cuales se halla, a veces confundida la ibérica y, sin duda, que ésta fue siguiendo a través de las civilizaciones púnica y romana llegando quizá hasta la invasión de los bárbaros.

Kalathos ibérico decorado. Cueva del Cabuchico (Azuara, Zaragoza), siglo I a. C. Museo de Zaragoza.

Cerámica

Con la introducción del torno rápido por los fenicios en el siglo VIII a. C. se produce un cambio en la fabricación de la cerámica en el mundo indígena, lo que permite el desarrollo de una de las manifestaciones más características de la cultura ibérica.

Etapas de la cerámica ibérica, según Ruiz-Molinos:

  • Ibérico I (600/580–540/530 a. C.), protoibérico, orientalizante final. Vasos trípodes, vasos con asas triples, formas de barniz rojo y ánforas fenicias.
  • Ibérico II (540/530–450/425 a. C.), ibérico antiguo. Urnas de orejeras (Oral), vasos con borde de cabeza de ánade, decoración con bandas. Asociada con cerámica griega de origen masaliota o de Emporiton, y cerámicas áticas de figuras rojas.
  • Ibérico III (450/425–350/300 a. C.), ibérico inicial-pleno. Diversificación de formas y motivos. Cerámica de barniz rojo-ibérico en el Levante y Andalucía. Apogeo de la cerámica ática de figuras rojas. Al final (350–300 a. C.) se produce un corte brusco de las importaciones de cerámica griega.
  • Ibérico IV (350/300–175/150 a. C.), Ibérico pleno-tardío. Máximo desarrollo de la diversificación. Aparición del estilo de Liria-Oliva. Las decoraciones son variadas e incluyen escenas con guerreros, de recolección, actividades textiles, caballeros, danzantes, músicos, animales, etc. Su final coincide con la aparición de la cerámica campaniense y el final de la segunda guerra púnica.
  • Ibérico V (175/150–60 d. C.), Ibérico tardío. Vinculada a las producciones romanas (campaniense A y B, sigillata). Estilo de Azaila, continuación del Elche-Archena.
  • Ibérico VI (60 d. C.–siglo II/III d. C.). Producción marginal con estilo ibérico en época romana.

Religión

La religión es un tema poco conocido de la cultura ibérica, pero en los últimos años se han producido importantes avances en el conocimiento e interpretación de muchos hallazgos. Las fuentes fundamentales son los materiales arqueológicos, y los escasos escritos. Entre los materiales más relevantes estarían los exvotos de bronceterracota y piedra, la cerámica y otros objetos como falcatas votivas.

Animales sagrados

Poco se sabe del mundo de los dioses de los iberos, lo poco que se conoce es gracias a escritos de antiguos historiadores y filósofos, y a algún que otro resto arqueológico. De lo que sí se tiene constancia, es que animales como los toros, lobos, linces, o buitres, formaban parte de este mundo, ya fuese como dioses, símbolos, vínculos con el mundo mortal y sus 'espíritus', o el mundo divino.

El toro representaría la virilidad y la fuerza. El lince estaba vinculado al mundo de los muertos. Los buitres llevaban las almas de los guerreros muertos en las batallas al mundo de los dioses. No se sabe mucho más, ya que ha perdurado escasa información sobre estos asuntos.

Enterramientos

Caja funeraria ibera hallada en Galera.

Los iberos utilizaban el rito de la incineración, conocido gracias a los fenicios o a los pueblos transpirenaicos que introducen la cultura de los campos de urnas.

Las cenizas eran guardadas en urnas cinerarias de cerámica con forma de copa, con tapa y sin decoración. Otras tenían forma de caja con patas terminadas en garras, con tapadera y decoración de animales. Las urnas se introducían en fosos excavados en tierra junto con un ajuar funerario. Los íberos, para señalizar el lugar de la tumba, construían túmulos de variadas dimensiones, aunque había enterramientos mucho más elaborados para las clases sociales más altas como ocurre en el caso de la Cámara Sepulcral de Toya, Peal de Becerro(Jaén).

Se han hallado túmulos con recipientes cerámicos a los pies de la difunta, como la Dama de Baza que está sentada en una especie de trono alado, o Dama de Elche que guarda y protege los restos y el ajuar funerario. En otros túmulos se depositaban las armas del difunto, al que se incineraba y se introducía en una vasija de cerámica ornamentada. En algunos funerales se peleaba sobre la propia tumba hasta la muerte, como en el entierro de Viriato.

Hace unos 9.500 años, las últimas comunidades de cazadores-recolectores que ocupaban la Península Ibérica comenzaron a enterrar de forma sistemática en cementerios, un hábito que se vincula a la progresiva sedentarización de estas sociedades y a un cambio significativo en la relación de sus territorios con las actividades económicas. La necrópolis más antigua de la península ibérica, se haya en Oliva(Valencia). Los restos tienen una antigüedad de entre 9500 y 8500 años.

Túmulo ibérico en elCabezo de Alcalá.

Santuarios

Se han identificado lugares de culto como santuarios urbanos, algunos de los más importantes localizados en la Contestania y área de influencia como el Santuario de la Serreta (Alcoy), famoso por sus terracotas, elSantuario del Cerro de los Santos (Albacete), el templo urbano de La Alcudia (Elche), los templos de la Isleta(Campello), el santuario de la Luz (Verdolay, Murcia), el santuario de El Cigarralejo (Mula, Murcia), el Santuario de Coimbra de Barranco Ancho (Jumilla, Murcia) y el santuario de La Encarnación (Caravaca, Murcia). También se han identificado espacios sacros como el santuario doméstico de El Oral (S. Fulgencio, Alicante), o el de la Bastida de les Alcuses (Mogente, Valencia) y depósitos votivos como el encontrado en el El Amarejo (Bonete, Albacete), o el posible santuario de Meca (Ayora, Valencia). En el ámbito rural, destaca el Santuario de El Pajarillo (Huelma, Jaén), localizado en un punto estratégico de tránsito y que exhibe una arquitectura teatral de compleja narración mitológica para la fama del príncipe ibero protagonista del conjunto escultórico.

Otra característica es el empleo de grutas o cavernas a modo de santuarios, en los que se depositaban pequeñas estatuillas, llamadasexvotos, como ofrenda votiva a alguna deidad. Estas figuras son tanto de mujeres sacerdotisas como de hombres guerreros, a pie o a caballo, otras están sacrificando algún animal con un cuchillo, o mostrando su respeto con las manos en alto, o con los brazos abiertos.

Asentamientos

Vista desde el norte de Cástulo. La ubicación de la ciudad ibérica en una meseta, fortificada en su perímetro, constituye un clásico ejemplo de oppidum.

Las zonas que mejor se conocen son las del Alto Guadalquivir y del río Segura, donde se distinguen tres tipos de poblados:

  • Pequeños asentamientos, situados en zonas llanas y que carecían de fortificación;
  • Recintos fortificados, estructuras de dimensiones reducidas con fuertes defensas que solían estar en zonas altas.
  • Grandes poblados u oppida, centros que controlaban una región o un territorio, donde se situaban los distritos poblados en llano y sus recintos fortificados. Son las capitales mencionadas porEstrabón.

Las ciudades

Mapa de la montaña Peña del Moro en Sant Just Desvern (Barcelona).

Las ciudades iberas podían estar construidas junto a cerros, en lugares estratégicos, controlando las vías de paso, lo que les daban una importante ventaja frente a los enemigos; solían estar circundadas por muros de piedra y adobe, sobre los que se disponían torres de vigilancia y las puertas a la ciudad. Los asentamientos construidos en llano nunca estaban amurallados y tenían una funcionalidad económica, agrícola y ganadera.

La mayoría... no fueron concebidos para rechazar asedios formales que nunca vendrían, no sólo porque las fortificaciones ejercieran un efectivo papel militar disuasorio —también—, sino porque el atacante no tendría ningún interés en asediar la ciudad. Un asalto rápido o por sorpresa a una granja, bien; una entrada en tropel por una puerta abierta cuando se perseguía a un enemigo en huida, de acuerdo... pero un asedio prolongado carecería de sentido en la forma ibérica de entender la guerra... más valdría volver a saquear los campos y buscar la sorpresa la primavera siguiente.

Fernando Quesada Sanz

Las casas de las ciudades solían ser de planta rectangular, hechas de adobe sobre una base de piedra, a modo de cimientos, de una sola planta y, algunas veces, dos; las cubiertas tenían una estructura de madera y recubrimiento vegetal.

La principal ciudad de la OretaniaCástulo, fue también el oppidum más extenso de la península, si bien las posteriores etapas históricas, principalmente romanas y medievales, ocultaron arqueológicamente esta fase ibera, conocida gracias a las diversas campañas de investigación.

20160512104900-mapa-iberia-300ac.jpg

Edad de los Metales Peninsula Iberica

Calcolítico

Al Calcolítico o Edad del Cobre se asocian dos grupos culturales: Los Millares y Vila Nova, ambos relacionados en su segunda fase con el vaso campaniforme.

Vaso campaniforme procedente deCiempozuelos. Estos se pueden hallar en sepulturas individuales, con ajuares funerarios que incluyen objetos de cobre. Corresponden a la fase final del Calcolítico.

Entre los años 3100 y 2200 a. C., o 3500-2250, según diferentes investigadores, surgió en las zonas almeriense y murciana la denominada cultura de Los Millares, cuyo nombre proviene del yacimiento principal. Se trata de una sociedad establecida en pequeñas poblaciones fortificadas, con unas superficies de entre una hectárea y cinco, y necrópolis megalíticas de tholoi en las inmediaciones. Su economía estaba basada en una agricultura de secano, con indicios de estar complementada por cultivos de regadío. También tenían una cabaña ganadera de cierta entidad y comerciaban con el Atlántico y África. La metalurgia del cobre que practicaban está considerada de origen autóctono.

Contemporáneo a Los Millares y con características similares, el complejo de Vila Nova se desarrolló en la desembocadura del río Tajo, en el actual Portugal. La principal diferencia estriba en las necrópolis, donde se encuentra una relativa abundancia de hipogeos y cuevas artificiales en detrimento de los tholoi, justo al contrario que en el sudeste.

El fenómeno del vaso campaniforme se desplegó por toda Europa a partir del 2900 a. C. o entre el 2400-1800, dependiendo de los autores. Su nombre se debe a la existencia de abundantes cuencos y vasijas cerámicas con la forma de campana invertida, asociados en los ajuares a una serie de objetos característicos que incluyen elementos de cobre, en tumbas que evidencian la existencia de élites sociales diferenciadas por su nivel de riquezas. Se han encontrado restos en la desembocadura del río Tajo, CataluñaAndalucía y Madrid (Ciempozuelos).

En el centro peninsular hallamos también la cultura de Las Motillas, elevaciones defensivas situadas en el entorno del Guadiana.

Edad del Bronce

Tesoro de Villena, el mayor y más importante conjunto de orfebrería prehistórica de la Península.
Edad del Bronce en lapenínsula ibérica hacia el 1500 a.C.

En el sudeste peninsular los grupos millareses dieron paso a la cultura argárica que se desarrolló principalmente en las actuales provincias de AlmeríaGranada y Murcia, aunque también en las áreas limítrofes. Está caracterizada por pueblos levantados sobre cabezos o colinas de difícil acceso, muchos de ellos con fortificaciones y de tamaño mayor que en la etapa anterior. Sus casas suelen ser de planta más o menos rectangular y en sus suelos o paredes se depositaban los muertos, convirtiéndose así simultáneamente en viviendas y necrópolis. La agricultura y ganadería desempeñaban un papel fundamental, así como la metalurgia, mediante la cual fabricaban las armas y objetos suntuarios de cobreplataoro y bronce que otorgabanestatus social a sus poseedores. El control de las materias primas y de la metalurgia condujo a una clara estratificación social que llevó al establecimiento de las jefaturas, que, según algunos autores, se convirtieron en incipiente estado.

Los grupos argáricos tuvieron intensos contactos con sus vecinos del área del Guadiana y delGuadalquivir. Hacia el norte, el Bronce Manchego o complejo de Las Motillas se extendió por AlbaceteCiudad Real. En un principio se creyó que éste no era más que una expresión diferenciada de la cultura argárica, resultante de su expansión hacia el interior, pero actualmente se tiende a caracterizarlo como un horizonte propio, con importantes relaciones con el Argar y el Bronce valenciano. Los asentamientos manchegos son bastante numerosos y, aunque dispersos y extensivos dentro de un territorio, mantenían relaciones entre sí formando agrupaciones. Los caracterizados como morras (en Albacete) y motillas (en Ciudad Real), eran fortalezas circulares dispuestas en anillos concéntricos en torno a una gran torre central, constituyendo lugares de habitación sin parangón en el resto de la Península. Existe, incluso, un asentamiento muy singular, el crannóg de El Acequión, que demuestra la versatilidad de estos grupos para adaptarse al medio. Sus redes de relaciones y comunicaciones se mantuvo casi intacta hasta época romana.

Cuencos de Axtroki. Oro repujado delBronce final. Hallados en Escoriaza(Guipúzcoa).

Durante el Bronce final comenzó a despuntar en las Islas Baleares la cultura talayótica, que llegaría a su clímax durante la Edad del Hierro. También hacia el final del periodo (1200-1000 a. C.) se extendieron por el área de Cataluña los primeros asentamientos de los campos de urnas.

Edad del Hierro

La Edad del Hierro transcurrió, aproximadamente, desde el año 800 a. C. hasta la conquista romana de Hispania, que comenzó en el 218 a. C.. Ésta sería la última etapa prehistórica en el territorio peninsular, ya que coincide con la fundación de colonias por parte de los pueblos mediterráneos (feniciosgriegos y cartagineses) y la supuesta llegada de otros del norte de Europa (los celtas, aunque recientes estudios de la universidad de Oxford pretenden que este pueblo podría ser autóctono de la península). Las primeras colonizaciones se limitaron, fundamentalmente, a pequeños asentamientos, escasos y breves, ya que tanto fenicios como griegos dieron mayor importancia a comerciar y asegurarse el control de las riquezas mineras para sus metrópolis, que a establecerse de una forma permanente en el territorio peninsular. La consecuencia inmediata de estas aportaciones foráneas fue una considerable influencia cultural sobre los indígenas afectados. En general no existe discontinuidad entre los grupos del Bronce y los del Hierro: los restos arqueológicos nos hacen pensar en una paulatina evolución y solamente las aportaciones tecnológicas y culturales externas provocaron una progresiva diferenciación entre los pueblos mediterráneos y los del interior.

Tradicionalmente, este periodo ha sido definido como Protohistoria de la península ibérica, siguiendo la interpretación clásica de ésta: el tiempo en el que no hay fuentes escritas directas (producidas por la propia sociedad protohistórica), sino indirectas (realizadas por otra sociedad que ya estaba en una fase histórica). Para la península ibérica esta fase ocuparía los últimos siglos del II milenio a. C. y la mayor parte del primero. Entre estos textos indirectos se debería mencionar la Biblia (que tiene algunas enigmáticas menciones que pueden, quizás, localizarse en la península ibérica), documentos en griego como el Periplo massaliota o el Periplo de Piteas y los abundantes documentos de época romana, en latín o en griego.

Idiomas en la península ibérica alrededor del 300 a. C.

Es prácticamente imposible precisar el momento en que apareció la metalurgia del hierro en la península, ya que durante algunos siglos este metal coexistió con el bronce. Es posible que la trajesen los fenicios al establecerse en el sur de la península hacia el año 1.000 a. C. o bien los griegos, que fundaron su primera colonia (probablemente Rhodes, actual RosasGerona) en el siglo VIII a. C. Tampoco hay que olvidar que a partir del 900 a. C. se cree que llegaron grupos célticos, que ya conocían este metal y lo utilizaban para fabricar sus espadas, lanzas, escudos o cascos.

La cultura talayótica se desarrolló en este periodo. El nombre deriva de sus características torres defensivas, troncocónicas y construidas con grandes piedras, en torno a las cuales se establecían los poblados. Además, hay otro tipo de monumentos llamados taulas, con forma de altar, pero de tres o cuatro metros de altura, de las que se conservan una treintena en Menorca. El tercer tipo de monumento caracterizado por su vastedad es la naveta, edificio rectangular terminado en ábside y construido con grandes bloques de piedra, que servía como lugar de enterramiento colectivo.

Los pueblos de la denominada área ibérica (sur y este peninsular) fueron los que más intensamente recibieron la influencia de las colonias griegas y púnicas, y son calificados como preindoeuropeos. En la zona suroccidental se produjo incluso el surgimiento (y desaparición) de una entidad política de supuesta dimensión estatal: Tartessos. Los pueblos de la denominada área indoeuropea (centro, oeste y norte peninsular) estaban más bien vinculados al ámbito cultural centroeuropeo conocido como celta, aunque entre ellos había notables casos de pueblos preindoeuropeos, como los vascones.

Fenicia

Publicado: 11/05/2016 14:18 por Miguel Anchel Sanz en HISTORIA

Fenicia

𐤊𐤍𐤏𐤍 kanaʕan
Φοινίκη Phoiníkē
Fenicia / Canaán
 1200 a. C.-539 a. C.

ImperioAqueménida500AC.svg 

Ubicación de {{{nombre_común}}}
CapitalBiblos
(1200-1000 a. C.)

Tiro
(1000-333 a. C.)
Idioma principalfenicio-púnico
Religiónpoliteísmo fenicio
GobiernoMonarquía
Rey 
 • 1000 a. C.Ahiram
 • 969-936 a. C.Hiram I de Tiro
 • 820-774 a. C.Pigmalion I de Tiro
Historia 
 • Establecido1200 a. C.
 • Biblos se convierte en el centro predominante fenicioCirca de 1200 a. C.
 • Tiro, bajo el reinado de Hiram I de Tiro, se convierte en el centro predominanteCirca de 814 a. C.
 • Ciro II el Grandeconquista FeniciaCirca de 539 a. C.
 • Disolución539 a. C.
Población
 • 1200 a. C. est.200 000 

Fenicia (en fenicio 𐤊‏𐤍‏𐤏‏𐤍‏, kanaʿan; o 𐤐‏𐤕‏, Pūt)1 es el nombre de una antigua región del cercano oriente, cuna de la civilización fenicio-púnica, que se extendía a lo largo delLevante mediterráneo, en la costa oriental del mar Mediterráneo. Su territorio abarcaba desde la desembocadura del río Orontes al norte, hasta la bahía de Haifa al sur, comprendiendo áreas de los actuales IsraelSiria y Líbano, una región denominada antiguamente Canaán, con cuya denominación se engloba muy a menudo en las fuentes.

 

Historia

Sarcófago fenicio de Palermo(siglo V a. C.).

Poblada desde principios del III milenio a. C. por semitas cananeos, la Fenicia histórica se extendía sobre una estrecha franja costera de 40 km, desde el Monte Carmelo hasta Ugarit (unos 300 km). Su suelo montañoso y poco apto para la agricultura (aunque se esforzaron por sacarle provecho) orientó a sus habitantes hacia las actividades marítimas. Con más razón el mar se le impuso a este pueblo, al quedar dividido en pequeñas ciudades estado separadas por espolones rocosos, pues elcabotaje era mejor que las vías terrestres para el contacto entre las ciudades, que se escalonaban desde Acre y Tiro, por Sidón y Biblos, hasta Arados y Ugarit. Fenicia, al ser un estrecho paso entre el mar y el desierto de Siria, en contacto al sur, a través de Canaán y del Sinaí con Egipto, y al norte, a través del Éufrates, con Mesopotamia y Asia Menor, estaba destinada a ser una rica encrucijada comercial, codiciada por los grandes imperios vecinos.

Pueblo fenicio

El nombre étnico que se daban los fenicios a sí mismos era 𐤊𐤍𐤏𐤍𐤉 (kenaʿani, «canaaneos») o 𐤁‏𐤍‏ 𐤊‏𐤍‏𐤏‏𐤍‏ (bin kenaʿan, «hijos de Canaán») y coincide con el pueblo cananeo citado en la Biblia. Los griegos los llamaron Φοίνικες (phoínikes, «rojos, púrpuras»), muy probablemente por los apreciados tintes de color púrpura con que comerciaban. De phoíniks derivó el término «fenicio», que se aplica más bien a los descendientes de los cananeos que habitaban en la franja costera desde Dor (actualIsrael) hasta Arados o Arwad (actual Siria), entre siglo XIII a. C. y la conquista musulmana. No obstante, el término phoíniks puede fácilmente ser una etimología popular derivada del etnónimo pōnīm, gentilicio de Pūt. Este término denominaba estrictamente la región costera de Canaán, y muchos de los pueblos fenicios lo utilizaban como sinónimo.De pōnīm derivarían también las formas latinas poenus y punicus.

La cultura fenicia es una civilización antigua que no dejó firmes huellas físicas de su existencia. Su lugar geográfico en la historia, es la actual República Libanesa, y el crecimiento desproporcionado de las ciudades, así como los frecuentes enfrentamientos bélicos del pasado, han dificultado el hallazgo de restos que revelen su cultura material. Sin embargo, a diferencia de otras, dejó un importante legado cultural a las civilizaciones posteriores, entre ellas crear un importante vínculo entre las civilizaciones del mar Mediterráneo, los principios comerciales y el alfabeto.

Economía

Agricultura y explotación forestal

Si bien la geografía de la región era accidentada, los fenicios aprovecharon al máximo las posibilidades del suelo para la explotación agrícola y cultivaron hasta en las laderas de las montañas. Sus bosques de cedros del Líbano les permitían la explotación maderera.

Vino fenicio

Los fenicios fueron uno de los primeros pueblos antiguos en tener un importante efecto sobre la historia del vino.5 A través del contacto y el comercio difundieron su conocimiento de la viticultura y la producción de vino y propagaron varias variedades antiguas de vid.6 Introdujeron o animaron la expansión de la viticultura y la producción de vino en varios países que siguen elaborando variedades aptas para el mercado internacional, como el LíbanoArgeliaTúnezEgiptoGreciaItaliaEspaña o Portugal.5 Aunque pudieron ejercer un efecto indirecto en la expansión de la viticultura en Francia, a menudo se confunden con los griegos foceos,7 que fundaron la colonia viticultora de Massilia(Marsella) en el 600 a. C. y llevaron la producción de vino tierra adentro.

Industria

La cerámica fenicia fue muy utilizada y comercializada; así como los objetos de vidrio coloreado y los tejidos de lana teñidos con púrpura de Tiro, un colorante que extraían de un molusco (el múrice, del género Murex, y cuyo nombre en griego —phoinikes, derivado de phoinos: "rojo sangre"— identificaba tanto al tinte como al pueblo que lo comercializaba).

Los fenicios desarrollaron una industria de artículos de lujo muy solicitados en la época y de gran valor comercial, como joyas, perfumes y cosméticos.

Comercio y navegación

Mapa de las principales rutas comerciales usadas por los fenicios.

El comercio era una actividad principal. Consistía inicialmente en el intercambio en forma de trueque de los productos elaborados en Fenicia por las mercancías disponibles en otros lugares (bien otros productos manufacturados —especialmente de las civilizaciones más desarrolladas—, o bien materias primas, como minerales metálicos —cobre y estaño— o metales preciosos -especialmente de los pueblos más primitivos de Occidente). Posteriormente, la invención de la moneda permitió relaciones comerciales más sofisticadas.

La necesidad del transporte a largas distancias estimuló la construcción naval y la mejora de las técnicas de navegación.

Fueron los grandes mercaderes de la antigüedad. La geografía de sus costas, que propiciaba la instalación de puertos, y la madera de sus bosques les brindaban los elementos básicos para construir barcos y organizar compañías de navegación. Una de ellas fue contratada por el rey persa Darío I en el siglo V a. C. En cierta medida consiguieron establecer una talasocracia o "gobierno de los mares" que les permitía controlar comercialmente el Mediterráneo.

Los viajes fenicios establecieron nexos perdurables entre el Mediterráneo oriental y el occidental, no solo comerciales; sino también culturales.

Colonización fenicia

Durante sus largos viajes debían abastecerse en distintos puntos de su recorrido. Incluso se suponía que las limitaciones inherentes a la navegación primitiva (evitación de la navegación nocturna) impedirían singladuras muy superiores a los 60 km, aunque se ha comprobado que recorrían distancias mucho mayores sin tocar puerto.9 Con el tiempo, esas escalas fueron transformándose en establecimientos permanentes que permitieran el almacenamiento y el comercio estable con los pueblos indígenas, que la historiografía denomina factorías o colonias, de forma similar a las colonias griegas. La colonización fenicia fue un fenómeno comercial y poblador localizado en puertos de fácil defensa, penínsulas o islas cercanas a la costa, sin conquistas territoriales en el interior.

También se establecieron colonias fenicias en las proximidades de algunas ciudades de mayor grado de civilización, donde obtenían concesiones, como en la ciudad egipcia de Menfis.

Los marinos comerciantes de Sidón crearon asentamientos-almacenes amurallados. Los de Tiro fundaron hacia el año siglo IX a. C. en el norte de África Qart Hadasht (Cartago), cuya posición estratégica entre el Mediterráneo occidental y el Mediterráneo oriental la convirtió en la más importante de todas las colonias. Terminó por acoger el centro de la civilización púnica cuando las ciudades metropolitanas del Levante fueron conquistadas por el Imperio persa (siglo VI a. C.).

La rivalidad secular que mantenían griegos y fenicios por las rutas comerciales y el establecimiento de colonias llevó, también en el siglo VI a. C., a un enfrentamiento militar de gran envergadura, la batalla de Alalia (año siglo VI a. C.), en la que la colonia griega focense de Alalia se enfrentó a la flota cartaginesa, aliada con los etruscos, redefiniéndose la relación de fuerzas en la región.

Las factorías fenicias se esparcieron prácticamente por toda la ribera sur mediterránea y sus islas: desde Gadir, más allá del estrecho de Gibraltar, en el entorno del mítico reino de Tartessos y puerta de las rutas del océano Atlántico, hacia el norte —Europa— y el sur —África—, hasta las costas de Asia y el mar Negro.

En la costa africana son localidades de fundación fenicia TangisMogador y Lixus (actual Marruecos), Sidi Abdselam del Behar —desembocadura del ued Martil— y Kudia Tebmain —ued Emsá— (actual Argelia), Utica —de la que se piensa que fue la primera colonia en fundarse, o quizá la segunda después de Gadir—, HadramemtumLeptis Minor —Leptis Parva— y Tapso (actual Túnez), Leptis Magna,Trípoli y Sabratha (actual Libia).

En las islas del Mediterráneo occidental, Iboshim o Eubussus (Ibiza), Nora (Nurri), SulcisTharros (San Giovanni di Sinis), Bithia y Olbia(Cerdeña), Motia (Sicilia) y Malta; en las del mediterráneo oriental Kition (Chipre).

Los fenicios fueron el primero de los pueblos colonizadores históricos de la Península Ibérica. Los restos arqueológicos más antiguos descubiertos hasta la actualidad proceden de Malaka (Málaga) y Gadir (Cádiz), aunque establecieron colonias también en el mediterráneo peninsular en Toscanos (Vélez-Málaga), Sexi (Almuñécar), Abdera (Adra), Cerro del PradoChorrerasVillaricosMazarrónGuardamar de Segura; y en el área atlántica peninsular en Onuba (Huelva), Chiclana de la frontera, (Cádiz), Abul (Alcacer do Sal) y probablemente enOlissipo (Lisboa) y en otras escalas en la ruta comercial, que siendo de origen prehistórico llegaba hasta Galicia e incluso las Islas Británicas.

La fundación de la nueva Qart Hadasht (Nueva Cartago, la actual Cartagena) fue una iniciativa posterior, respondiendo a los nuevos criterios de la civilización púnico-cartaginesa del siglo III a. C., en la época de las guerras púnicas contra Roma. También a esa época pertenecen los restos púnicos de Melilla.10

Colonias tirias y colonias sidonias

La mayor parte de las colonias fenicias eran tirias (fundadas por Tiro). Se ha propuesto como una diferencia con las colonias sidonias (fundadas por Sidón) la divinidad tutelar: Melkart para Tiro, Astarté para Sidón. Otra diferencia es que varias colonias sidonias estaban establecidas en la ribera norte del Mediterráneo, como Temesa (cerca de Nápoles), las islas de CitereaChipreCreta y Rodas,12 o en Asia. Se ha señalado como rasgo propio de las colonias sidonias en la Península Ibérica sus topónimos con la terminación -ipo (BaicipoDipo,AcinipoLacipoIripoOripoOstipoSisipoVentipoOlisipo).13 Se dice que, de entre las colonias de Sidón, Paros proporcionaba mármol,Thasos, oro, Melos, azufre y alumbre; mientras que el tinte púrpura provenía de Citerea y Creta.

Cultura

El pueblo fenicio contribuyó a crear un importante vínculo entre las civilizaciones mediterráneas y más aún entre las formas artísticas del mundo antiguo, por imitación, fusión y difusión de ellas, aunque no se le considere como original creador de una gran cultura propia.

Los fenicios utilizaban un alfabeto fonético, que los griegos adaptaron a su propia lengua y, con el tiempo, sirvió de modelo para los posteriores alfabetos occidentales. Este alfabeto constaba de veintidós signos para las consonantes, y no tenía vocales, pero fue muy importante, pues era sencillo y práctico, a diferencia de otros alfabetos coetáneos que solo dominaban los escribas y altos funcionarios, tras un arduo aprendizaje.

La cultura fenicia fue muy importante en su época pero, desgraciadamente, han quedado pocas huellas de su historia. Conocemos de su existencia, sobre todo, a través de los textos de otros pueblos que entraron en contacto con ellos, en particular los asiriosbabilonios y, más tarde, los griegos. Se estudia principalmente en las ruinas de las ciudades que fueron colonias de Sidón o Tiro, como las de Cerdeña yAndalucía y, sobre todo, en las establecidas en la isla de Chipre.

Arte fenicio

Cabeza escultórica, procedente deCartago.

Sus producciones fueron más artesanales que artísticas, y en sus esculturas, cerámicas, joyas y objetos de metal, domina la influencia egipcia desde el siglo X a. C. (que es la fecha más antigua que se suele asignar al arte fenicio), con elementos asirios, hasta llegar al siglo VII a. C. Sin embargo, a partir de entonces prepondera la influencia griega, llegando a veces a confundirse sus producciones con las griegas, como se confunden las anteriores al siglo X a. C. con las asirias y egipcias.

Las formas de arquitectura se infieren más por los dibujos de los sellos y otros relieves que por las ruinas de sus edificios aunque no faltan algunos restos de piezas arquitectónicas hallados en Chiprey Fenicia. Entre éstos, figura el capitel con volutas, inspirado en el arte oriental y que bien pudo ser el antecesor del capitel jónico. Los templos fenicios (como el de Biblos) se distinguían por tener el santuario sin cubierta. En él se daba culto a una piedra o betilo que generalmente consistía en un aerolito de forma cónica (como piedra caída del cielo) situado en medio de la estancia a la cual precedía un atrio rodeado interiormente de columnas. Era también característica la forma que a lossarcófagos suntuosos de piedra daban los fenicios sidonitas que se adaptaba más o menos al contorno de la figura humana como los de la madera egipcios (sarcófagos antropoides).

Posteriormente, este arte se fue extendiendo a lo largo de toda la costa mediterránea donde los fenicios tenían influencia, llevándolo a esos lugares, además de influenciar a las culturas autóctonas, siendo un claro ejemplo Tartessos, el cual llegó a tener una importante aculturización.[cita requerida]

Literatura fenicia

Todo sobre la literatura fenicia y púnica está rodeado de un halo de misterio dados los pocos vestigios que se han conservado: todo lo que resta es una serie de inscripciones, pocas de las cuales tienen carácter netamente literario (solo alguna narración histórica, poemas, etc.),15monedas, fragmentos de la Historia de Sanjuniatón y del Tratado de Magón, la traducción al griego del viaje de Hannón el Navegante y el texto del Poenulus de Plauto.16 Sin embargo, es un hecho probado que tanto en Fenicia como en Cartago hubo bibliotecas y que los fenicios tuvieron una rica producción literaria heredera del pasado cananeo, de la que obras como las redactadas por Filón de Biblos o Menandro de Éfeso son una parte ínfima.

Alfabeto

Inscripción púnica hallada en Nabeul (Túnez). Recuerda consagración de unos santuarios aBaal Hammon y Tanit.

Los fenicios fueron los inventores del alfabeto. El alfabeto fenicio comenzó como una serie deideogramas, un conjunto de símbolos que representaban animales y objetos. A estos ideogramas se les asignaba un valor fonético de acuerdo al nombre, en idioma fenicio, del animal u objeto representado; este alfabeto solo contenía consonantes, veintidós en total. Era un sistema simple, lo que permitía la difusión del conocimiento y la cultura.

Posteriormente, el alfabeto fenicio fue adoptado y modificado por los griegos para representar su idioma. Los griegos tomaron algunas letras del alfabeto fenicio y les dieron valor de vocal; debido a las diferencias lingüísticas entre ambos idiomas (griego = indoeuropeofenicio = semita) también cambiaron la pronunciación de algunas letras, y agregaron algunos símbolos para representar sonidos inexistentes en fenicio. El alfabeto latino proviene del alfabeto etrusco, que fue a su vez una adaptación del alfabeto griego.

Los hebreos también adoptaron el alfabeto fenicio, aunque dada la similitud de sus lenguas y la mutua influencia por su cercanía geográfica hubo una menor modificación que por los griegos.

El alfabeto fenicio ha sido en una u otra forma la base para los alfabetos latinogriegocirílicoárabe, y algunos estudiosos consideran que también dio origen a los abugidas del subcontinente asiático.

Lista de grafemas
LetraPhoenician aleph.svgPhoenician beth.svgPhoenician gimel.svgPhoenician daleth.svgPhoenician he.svgPhoenician waw.svgPhoenician zayin.svgPhoenician heth.svgPhoenician teth.svgPhoenician yodh.svgPhoenician kaph.svg
Nombreʾalp
bet
gaml
delt
he
wau
zai
ḥet
ṭet
yod
kap
Significadobuey
casa
camello
puerta
ventana
anzuelo
arma
muro
rueda
mano
palma (de mano)
Transliteraciónʾ
b
g
d
h
w
z


y
k
Valor/ʔ/
/b/
/g/
/d/
/h/
/w/
/z/
/ħ/
/tˀ//j/
/k/
Unicode𐤀
𐤁
𐤂
𐤃
𐤄
𐤅
𐤆
𐤇
𐤈
𐤉
𐤊
 
LetraPhoenician lamedh.svgPhoenician mem.svgPhoenician nun.svgPhoenician samekh.svgPhoenician ayin.svgPhoenician pe.svgPhoenician sade.svgPhoenician qoph.svgPhoenician res.svgPhoenician sin.svgPhoenician taw.svg
Nombrelamd
mem
nun
semk
ʿainpe
ṣadeqop
roš
šin
tau
Significadoaguijada
agua
serpiente
pescado
ojo
boca
cazar
mono
cabeza
diente
marca
Transliteraciónl
m
n
s
ʿ
p

q
r
š
t
Valor/l/
/m/
/n/
/s/
/ʕ/
/p/
/sˀ/
/q/
/r/
/ʃ/
/t/
Unicode𐤋
𐤌
𐤍
𐤎
𐤏
𐤐
𐤑
𐤒
𐤓
𐤔
𐤕

Religión

Astarté siriaca, obra de Dante Gabriel Rossetti (1877).
Baal tonante, estela hallada enUgarit.

Los dioses adorados por los fenicios varían de una ciudad a otra. Así el panteón de Sidón difiere del de Tiro o el de Chipre. Es más, algunas divinidades están presentes de una forma u otra en la mayoría de las ciudades significativas. Estas divinidades son principalmente AstartéBaalDagón,Resef y Melkart.

Astarté

Astarté era la principal diosa de Sidón y con presencia en las otras ciudades fenicias. Astarté es la diosa de la fecundidad, aunque sus características y dependiendo de las ciudades son diferentes. También es adorada como diosa guerrera, de la caza o incluso como patrona de los navegantes.

Suele representarse posada sobre un león y sosteniendo una flor de loto y una serpiente. En otras representaciones se acentúa su carácter como diosa de la fecundidad y aparece tocándose los senos o dando de mamar a dos niños. Se asimiló en otras culturas con nombres diferentes como por ejemplo la Afrodita de los griegos, la Venus romana o la Isis egipcia. Contaba con abundantes santuarios en Sidón y Tiro. Está documentado un santuario dedicado a Astarté en El Carambolo (Sevilla), fechado en el siglo VIII a. C.

Astarté es la reina del cielo a quien los cananitas habían quemado incienso en la Biblia (Jeremías, 44).

Eshmún

Eshmún era adorado en Sidón y en Chipre. Se le asimila a Apolo y a Esculapio como dios sanador. Contaba con varios templos distribuidos por toda la costa mediterránea, desde del Líbano hastaEspaña. Entre los templos destaca un gran santuario a las afueras de Sidón en un lugar donde brotaba una fuente, y el Templo de Eshmún de la ciudad de Cartago. En los rituales de adoración a Eshmún se realizaban abluciones y danzas. También se conoce que existieron unos juegos en su honor y que el vencedor ganaba una tela púrpura.

Baal

Baal (en fenicio 𐤁‏𐤏‏𐤋‏, AFI: [ba'ʕal], «señor») era una divinidad (posiblemente solar) de varios pueblos situados en Asia Menor y su influencia: fenicios, cartaginesescaldeosbabiloniossidoniosfilisteos. Su significado se aproxima al de amo o señor. Era el dios de la lluvia y la guerra. En laBiblia, Baal (בעל Ba‘al) es uno de los falsos dioses, al cual los hebreos rindieron culto en algunas ocasiones cuando se alejaron de su adoración a Yahvé. Fue adorado por los fenicios como el dios más importante de su panteón y además tuvo una esposa llamada Baalit que se representaba como una mujer hermosa.

Anat

Anat era la esposa de Baal, era a la vez una diosa semita de la fertilidad y una joven e impetuosa diosa de la guerra, a quien se ha relacionado con la diosa Hator egipcia y con la Atenea griega. También fue venerada en el Antiguo Egipto.

Reshef

Dios de carácter guerrero, dueño de las calamidades. Alcanzó en el Antiguo Egipto, a partir delImperio Nuevo, una gran veneración cuando Amenofis II lo adoptó como genio protector, asimilándolo con Montu, el dios egipcio de la guerra, y asociándolo a Astarté.

Chusor

Considerado como el primero de los navegantes de la humanidad, los fenicios creían que este dios había construido el palacio de Baal, se le considera también el descubridor de la pesca y de las construcciones navales, además de ser el dios de herreros y armeros.

Hadad

Dios del aire, de la tormenta, los relámpagos, la lluvia y el viento. Según las creencias de los marineros fenicios, su voz sonaba en las tormentas.

Melkart

En origen, Melkart fue una divinidad fenicia de la ciudad de Tiro, siendo la forma fenicia del dios Baal. Originariamente era un dios agrícola, del campo, la vegetación, la fecundidad y la primavera, por lo que su ritual comprendía una serie de ritos de muerte y resurrección cíclicos anuales, coincidentes con las estaciones del año; No obstante, también era una deidad marina, pues era un divinidad de carácter sincrético. Pasó luego a ser considerado «rey de la ciudad», que es el significado etimológico de su nombre (melk, «rey»; qart, «ciudad»), y como patrono de la ciudad de Tiro, se transformó también en dios de la colonización y de la protección de la navegación. Los tirios le consideraban el guía de sus viajes marítimos y exploraciones, de modo que le consagraron el templo fundado al mismo tiempo que la ciudad de Cádiz en el otro extremo de la isla mayor, donde hoy se encuentra el islote de Sancti Petri y en el que, según la leyenda, Aníbal hizo el juramento de odio eterno a los romanos antes de marchar hacia Sagunto e iniciar la Segunda Guerra Púnica. Aunque también se decía que lo hizo siendo un niño en Cartago. Fue conocido en la antigüedad como el santuario de Heracles o Heraclión.

El lugar en donde fue situado el templo inicial en Cádiz, cerca del estrecho de Gibraltar, fomentó la leyenda de la separación de lasColumnas de Hércules, en principio llamadas Columnas de Melkart por los fenicios, más tarde Columnas de Heracles por los griegos hasta el actual nombre romano.

Se le atribuía la civilización de las tribus salvajes de las costas lejanas, la fundación de las colonias fenicias y la introducción de la ley y el orden entre los hombres.

En diversos restos arqueológicos, entre los que destacan las monedas, se le representa a menudo cabalgando en un hipocampo. En la época tardía de la civilización fenicia, también se le consideraba el dios del Sol que se encontraba en unión con Baal y Moloch, las fuerzas malignas y benignas del cielo, respectivamente. Alejaba la hostilidad entre ambos y por tanto, reducía el efecto del fulgor solar y de los fríos invernales. Es por ello que en su altar debía haber un fuego perenne.

Cada día seguía a la esquiva Astarté hasta que él la encontraba en un punto remoto de Occidente y se esposaron. Matrimonio que trajo la perdición de la diosa y la transformó en la dulce Ashera.

Los griegos le llamaban Melicertes y le comparaban con Heracles, por los atributos guerreros que le caracterizaban.

Bes

Dios protector, que a menudo aparecía representado en los relieves de las estelas y en los monumentos funerarios.

Dagón

Se le menciona en la Biblia, cuando habla del dios Dagón al que rindieron culto en el templo de Asdot (I Samuel 5, 1-7), u ocupando su templo como baños públicos.

Es posible que realmente el nombre se haya utilizado para denominar a tres dioses distintos: un Ben Dagón, que aparece en los primeros textos ugaríticos en lucha contra el dios Baal; un segundo Dagan, dios sumerio de la fertilidad, venerado por todo el Oriente Antiguo; y, por último, en Fenicia, Dagón, un dios marino, un ser a medias hombre y pez. La posible confusión puede ser originada por una etimología dudosa. La palabra caldea dagan se traduce por 'grano', 'trigo' o 'semilla' y si se derivase del hebreo antiguo dag, significa 'pez'.

De acuerdo con la interpretación que se cree más probable, Dagón era descrito con cara y manos, y una parte de su cuerpo era parecida a un pez, "el tronco de Dagón" (versículo 5). Del texto recibido de los Setenta parece que también tenía pies, aunque la edición Swete da a este punto una lectura diferente. En la traducción griega esta frase se muestra con las características de tener un aspecto de brillo pulido. La descripción de la Biblia coincide con la que puede verse en las monedas de varias ciudades, filisteas o fenicias; en la mayoría de ellas Dagón se representa como una figura compuesta, la parte superior del cuerpo es humana, y la inferior es de pez. De ello parece deducirse que Dagón era un dios pez, hecho que no sorprende en lo más mínimo, puesto que parece haber sido la deidad principal de ciudades marítimas, tales como, Asdod, Gaza (los lugares originales se supone que están enterrados bajo las dunas de arena que corren a lo largo de la orilla), Ascalón, y Arvad. En los monumentos, y también probablemente en el culto popular, Dagón está asociado a veces con una deidad hembra también medio pez, Derceto o Atargatis, a menudo identificadas como Astarté.

Algunos especialistas, sin embargo, no dan valor a estos datos, y consideran que Dagón era el dios de la agricultura. Su opinión está basada en la siguiente afirmación filo bíblica: "Dagón, es decir, espiga ' [la palabra hebrea para espiga es dagan]. "Dagón, después de descubrir el trigo y el arado, fue llamado Zeus del arado" (2, 16). El mismo escritor nos dice (en Eusebio, Prep. Evang. 1, 6) que, según una leyenda fenicia antigua, Dagón era uno de los cuatro hijos nacidos del matrimonio de Anú, el señor de cielo, con su hermana, la tierra. Es más, en un sello que tiene ciertas señales simbólicas hay una provisión de trigo, puede leerse escrito en caracteres fenicios el nombre de Baal-Dagón pero no la imagen de un pez. Es posible cuestionar si estos argumentos tienen más valor que los que apoyan la otra opinión; para quienes aceptan la interpretación etimológica filo bíblica el posible error es debido a una equivocación en el nombre. También pudiera admitirse que en el transcurso del tiempo, a lo largo de la orilla mediterránea, se desarrolló una concepción y representación doble de Dagón como resultado de la supuesta doble derivación del nombre. Todos los estudiosos están de acuerdo en que tanto el nombre como el culto de Dagón se importaron de Babilonia.

Las cartas de Amarna (ca. 1480-1450 a. C.), qué han aportado los nombres de Yamir-Dagan y Dagan-takala, gobernantes de Ascalón, dan testimonio de la antigüedad del culto a Dagón entre los habitantes de Palestina. Sabemos por la Biblia que la deidad tenía templos en Gaza (Jueces, 16, 21, 23) y Asdod (I Samuel 5, 1-7); Suponemos que existieron estanques igualmente en otras ciudades filisteas. El culto a Dagón parece que se había extendido incluso más allá de los confines de su confederación. El testimonio de los monumentos es positivo para la ciudad fenicia de Arvad; más aún, el Libro de Josué menciona dos pueblos llamados Bét Dagón, uno en el territorio de Judá (Josué 15, 41), y el otro en la frontera de Aser (Josué 19, 27); Josefo también habla de un Dagón "más allá de Jericó" (Antiq. Jud., XIII, 8, 1; De Bel. Jud. I, 2, 3): todos estos nombres son anteriores a la conquista israelita, y, a menos que los derivemos de dagan, dan testimonio de a una amplia difusión del culto de Dagón a lo largo de Palestina. Este culto se mantuvo, por lo menos en ciertas ciudades filisteas, hasta los últimos siglos a. C. Este era el caso de Asdod; el templo de Dagón que estaba allí fue quemado por Judas Macabeo (l Mac.10, 84; 11, 4).

Al contrario de los Baales que, entre los cananitas, era deidades esencialmente locales, Dagón parece que era considerado por los filisteos como un dios nacional (I Crónicas 10, 10). A él atribuyeron su éxito en la guerra; le dieron gracias con grandes sacrificios, ante él se regocijaron por la captura de Sanson (Jueces 16, 23); a su templo llevaron los trofeos de sus victorias, el Arca (I Samuel 5, 1, 2), la armadura, y la cabeza de Saúl (1 Samuel 31, 9, 10; I Crónicas 10, 10). Un bajorrelieve de bronce de trabajo asirio fenicio también sugeriría que Dagón tenía una función prominente en las doctrinas de la muerte y la vida futura. Acerca del ritual de su culto, poco puede recogerse o de los documentos o de la Escritura. Los acuerdos detallados para devolver el Arca (1 Samuel 5; 6) pueden haber estado inspirados más por las circunstancias que por cualquier ceremonia del culto a Dagón. Solo conocemos por los autores antiguos que, por razones religiosas, la mayoría de los sirios se abstenían de comer peces, una práctica que uno se inclina a relacionar con el culto de un dios pez.

Paam

El significado de Paam no es otro que «falo» y en honor a él se realizaba la prostitución ritual, muy corriente entre los fenicios y otras culturas antiguas, que se llevaba a cabo con fines profilácticos.

Moloch

Moloch era el dios supremo y protector de la ciudad de Cartago. Los navegantes fenicios exportaron, a través del comercio, los cultos a varios dioses representados como deidades-toro: el dios El, al dios Baal y sobre todo, al sanguinario dios Moloch. La estatua de Moloch lo representaba con cuerpo de hombre y cabeza de toro con cuernos. Cada año se encerraban dentro jóvenes que se le ofrecían como sacrificio y los quemaban.20 Moloch aparece mencionado varias veces en la Biblia, relacionado con sacrificios infantiles.

20160511104306-mapa-fenicios-hispania.jpg

Colonización fenicia en la Península Iberica

Reconstrucción de los restos de un barco fenicio del tipo hippos ("caballo", por la forma en que eran decorados), del siglo VII a d. C., hallado enMazarrón (Museo Nacional de Arqueología Subacuática -ARQUA-). Madía más de ocho metros y transportaba casi tres mil kg de mineral.44
Parte del cargamento del barco fenicio de Mazarrón.
Dama de Galera, estatuilla fenicia del siglo VII a. C., procedente de la necrópolis ibérica de Tútugi, que representa a Astarté.
Sarcófago antropomorfo fenicio hallado en Cádiz.
Anillo de oro fenicio procedente de Gadir, siglo VII a. C.
Vasijas de vidrio de tipología fenicia procedentes de Ampurias.

Según Veleyo Patérculo, la primera colonia fenicia fundada en la península ibérica sería Gadir (Cádiz), ochenta años después de la caída de Troya (lo que, según el cómputo común en su época, la situaría en el año 1104 a. C., antes incluso de la fundación de la propia Roma -753 a. C.-). Aunque tal datación responde a criterios míticos, lo cierto es que muy recientes excavaciones parecen indicar la existencia de estructuras urbanas, si no de semejante cronología, sí de al menos el siglo IX a. C.;45 las evidencias arqueológicas sitúan la fundación de Malaka (Málaga) entre los siglos IX a. C. y VIII a. C.46 47 Además de Gadir y Malaka, y de la segura presencia fenicia en las ciudades tartésicas del entorno del Lacus Ligustinus, a lo largo del litoral sur peninsular hubo asentamientos fenicios, muchos de los cuales tendrían en una primera fase un carácter transitorio mientras que otros irían paulatinamente adquiriendo una importancia cada vez mayor hasta llegar a convertirse en destacables núcleos de población, como Abdera (Adra) ySexi (Almuñécar). Junto a estas colonias, los fenicios utilizaron establecimientos de menor entidad, extendidos como bases portuarias para sus rutas de navegación y para la diversificación de los contactos con el interior; tanto en el litoral mediterráneo (Salambina -Salobreña-, Toscanos,TrayamarCerro del VillarCalpe -Gibraltar-, Carteia -San Roque-) como en el atlántico (BarbateRotaOnuba -Huelva-, AljaraqueAyamonte,48 Baesuris -Castro Marim-Ossonoba -Faro-, Callipo -desembocadura del Sado-,Olissipo -Lisboa, desembocadura del Tajo-, Collipo -São Sebastião do Freixo-, Quinta do AmarazLeiriaSanta Olaia -desembocadura del Mondego-, Cale -Vila Nova de Gaia, desembocadura del Duero-)49 y en la costa norteafricana (Rusadir -Melilla-, Abila -Ceuta-, Lixus -Larache-).

Las excavaciones arqueológicas encuentran en ellos objetos datables entre los siglos VIII y VII a. C. y de tipología proveniente de ámbitos orientales del Mediterráneo y helénicos, lo que ha permitido constatar la existencia de todo un comercio de objetos helénicos llevado a cabo por el comercio fenicio o griego. La cerámica de barniz rojo, muy característica, que aparece solo en enclaves fenicios y nunca en griegos, tiene su origenen ámbitos del Mediterráneo oriental (Siria y Chipre), desde donde se importaría a través del comercio fenicio hasta la península ibérica. De notable interés resulta la necrópolis de Sexi, en donde se han hallado urnas de alabastro que testimonian rituales de incineración y todo tipo de objetos (marfiles, vasos de bronce) que prueban los profundos contactos con el Mediterráneo oriental. Tales objetos fueron importados en un primer momento y después producidos localmente por artesanos indígenas que imitaron sus modelos (orfebrería de oro y plata de los tesoros de Aliseda y del Carambolo, en el ámbito tartésico). Estas tesauraciones evidencian la extraordinaria riqueza en metales de la península. No obstante, en este periodo y ámbito los intercambios comerciales se realizaban con el sistema de trueque, sin intermediación de moneda; fueron los griegos los que introdujeron el comercio monetario en la península, produciéndose posteriormente acuñaciones iberas y cartaginesas.50

La extensión de la actividad comercial fenicia alcanzó una considerable amplitud desde comienzos del VIII y sobre todo en el VII a. C., coincidiendo con la expansión asiria en Oriente Próximo, que afectó a las ciudades fenicias al cerrarles los mercados orientales, con lo que se vieron forzadas a reorientarse a los occidentales. La colonización fenicia buscó nuevas fuentes de riqueza en la industria de la pesca(almadrabas de atún) y los salazones, introduciendo técnicas propias que alcanzaron gran desarrollo y alta rentabilidad, prestigiando los productos de la zona (lo que continuó en época cartaginesa y romana, siendo la base de las exportaciones -el aceite51 y el garum-). También debe atribuirse a los fenicios la introducción a gran escala de las salinas, estrechamente vinculadas a esta actividad. Se inició la producción de tipologías cerámicas que con anterioridad solo tenían una difusión muy localizada. No está claro si hubo cambios agrícolas que pudieran deberse a influencia fenicia, aunque tradicionalmente se les atribuye la introducción de olivo, posibilidad que también es compatible los datos paleoecológicos, lo que habría completado la trilogía mediterránea característica de buena parte de los paisajes agrarios peninsulares.

La evolución paleoecológica de la «dehesa» del Suroeste peninsular como elemento cultural ha llevado a diferenciar teóricamente cuatro fases desde su proceso de formación a la romanización. Dicho proceso se iniciaría en una Fase I, hacia el 4.000 a. C., cuando se documenta la asociación de Quercus [encina, alcornoque] y Vitis [vid], seguramente silvestre, pero aprovechada, en relación con los primeros poblados calcolíticos del Suroeste peninsular. A partir de la Fase II (2.500-1.600 a. C.) aumenta el Quercusy el Pinus [pino], dando lugar a la formación definitiva de la dehesa como resultado de una actividad antrópica que supone un largo proceso de aprendizaje y selección de especies. Este proceso cabe relacionarlo con el apogeo del Calcolítico y el inicio de la Edad del Bronce, momento al que corresponden los citados poblados de la Vega del Guadiana. La evolución prosigue en la Fase III (1.600-500 a. C), en la que se observa en algunas zonas una fuerte desforestación, que se ha explicado por la intensificación de la minería en áreas mineras, como Huelva, aunque en este período se documentan los primeros pólenes de Olea [olivo], que reflejan seguramente la introducción del olivo por la colonización fenicia a partir del siglo VIII a. C.

Aunque la evolución de la dehesa protohistórica no se conoce en Extremadura con detalle, cabe suponer que esta región sufriría un proceso similar con un aumento de la desforestación debida en parte a explotaciones mineras, aunque en áreas agrícolas como las Vegas del Guadiana, lo más lógico es suponer un proceso de creciente colonización agrícola, seguramente asociado a un hecho cultural tan destacado como la introducción del policultivo mediterráneo. Éste debe considerarse teóricamente introducido por influjo de la colonización fenicia y se atestigua indirectamente por la producción local de ánforas para almacenar y controlar la reserva de alimentos, tal como se evidencia en el palacio de Cancho Roano. Este proceso habría dado lugar, a partir del 500 a. C, a la Fase IV, que corresponde a la formación específica de la dehesa actual, proceso que debe considerarse en estrecha relación con la citada introducción del policultivo mediterráneo de olivo, vid y cereal en las Vegas del Guadiana, y que, con diversas alternativas, ha perdurado a través del mundo romano y medieval hasta la actualidad.52

LA LEGIÓN PERDIDA DE CRASO

Publicado: 26/04/2016 12:39 por Miguel Anchel Sanz en HISTORIA
20160426123932-licinio-craso.jpg

 

LA LEGIÓN PERDIDA DE CRASO

EL ORIGEN DE LA LEYENDA

A mediados del siglo I a. C. la República romana languidecía, víctima de las guerras civiles. La ambición personal del hombre más rico de toda RomaMarco Licinio Craso, junto a su envidia por los dos genios militares del momento, Cneo Pompeyo y Cayo Julio César, costó a la moribunda república una de las derrotas militares más severas de su historia. Siete legiones fueron masacradas en Carrhae (Harran, Turquía), lo que significó el fin del Primer Triunvirato que estaba constituido por estos tres hombres, y además, la muerte del propio Craso.

Tras el funesto desastre romano de la batalla de Carrhae en el 53 a. C contra el Imperio Parto, nadie podía imaginar que iba a surgir una de las más misteriosas leyendas que se recuerden del mundo antiguo; la de la legión perdida de Craso…

UN LARGO E INESPERADO VIAJE 

LAS FUENTES CLÁSICAS

Según los testimonios de Plutarco (Plut. Vida de Craso, XXXI) y Plinio el Viejo (Plin., Historia Natural, VI, 47), una de las grandes consecuencias de aquella batalla, fue que alrededor de 10.000 romanos, el equivalente a dos legiones enteras fueron hechos prisioneros. Su  destino más probable habría sido la esclavitud.

Las fuentes clásicas romanas hablan de que el rey de Partia, (noroeste de Irán), Orodes II, no quiso desaprovechar la oportunidad de contar con prisioneros de un ejército romano y utilizó a muchos de éstos para crear unidades militares destinadas a defender otras fronteras de sus dominios, especialmente la frontera este contra los hunos y escitas. 

Nos cuenta Plinio el Viejo que tras recorrer unos 1.500 km los prisioneros fueron llevados a la región de Margiana en el Asia Central en los dominios de Orodes II, que se corresponde con la actual Turkmenistán 

Un lugar de clima templado que se caracterizaba por poseer aquel hierro tan brillante que usaban los ejércitos partos para sus armaduras. Esta fue la Alejandría de Margiana, fundada por Alejandro Magno en el 328 .a.C en una zona rodeada de montes. Un entorno de difícil acceso a causa de los desiertos arenosos que la rodean. Fue una de las muchas ciudades que llevaron el nombre del conquistador heleno. Despues sería renombrada por  Antíoco I Sóter como Antioquía Margiana a principios del siglo III a. C, quién también la rebautizó como con su propio nombre. Este rey, según relata Estrabón, pobló la ciudad con súbditos sirios y la rodeó en círculo con una muralla de 1.500 estadios. Mas tarde, en el medievo la ciudad sería conocida como Merv , durante el s.XII Merv fue la ciudad más poblada del mundo por su importancia en la Ruta de la seda.

Pero volviendo a retomar nuestra historia en los tiempos de Orodes II, rey de los partos entre los años 57 a.C y 38 a.C, la ciudad existía aún y allí fue donde supuestamente fueron enviados los 10.000 prisioneros romanos para defender las fronteras del Imperio Parto de los ataques de las tribus nómadas antecesoras de los hunos. 

De aquella ‘legión perdida’ muchos no sobrevivirían debido a las terribles condiciones a las que fueron sometidos.

Años más tarde, durante el gobierno de AugustoRoma inicia una relativa etapa de paz conocida como la Pax Augusta. El primer emperador de Roma firma una tregua con el reino con más poder de entre sus vecinos, el Imperio Parto e intercede para que le fueran devueltos muchos de los prisioneros romanos hechos en las contiendas del pasado, pero nada sabemos al respecto de los hombres de Craso.

A pesar de las fuentes clásicas, la ausencia de pruebas arqueológicas nos lleva a pensar que el destino de los prisioneros sigue siendo incierto, y es aquí donde comienza la leyenda de la legión perdida de Craso. 

LAS CRÓNICAS  CHINAS 

A partir de aquí, perdemos la pista en la historiográfia clásica. Pero 1955, el sinólogo americano Homer Hasenpflug Dubs, abre una nueva linea de investigación sobre la supuesta leyenda al descubrir algunos indicios en las crónicas chinas de la dinastía Han del 36 a. C.. Según Dubs estas crónicas sitúan la legión romana perdida en territorio amarillo.

¿Es posible que estos prisioneros romanos cruzaran las fronteras del territorio parto y llegarán más lejos hasta territorio chino? 

Esta es la teoría que defiende Dubs enmarcada en el historia china de tiempos de la dinastía Han . Otros expertos, ademas del americano, han especulado sobre esta posibilidad con argumentos en pro y en contra que iremos viendo en próximas entregas…

  

Legionarios Romanos en China

¿UNA CIUDAD ROMANA EN CHINA?

En un capítulo anterior hablamos del expediente X de la legión perdida de Craso cuyo paradero, según las fuentes clásicas, habría sido algún lugar de la actual Turkmenistán. Allí unos 10.0000 prisioneros de las legiones romanas de Craso habrían sido “supuestamente” reclamados por el rey Orodes II, -entre el 57 a.C y 38 a.C-, para defender las fronteras de su Imperio Parto.  Pero el destino de los 10.000 legionarios capturados seguía siendo un misterio. En el año 20 a.C, las negociaciones con los partos, bajo la dirección de Augusto y Marco Antonio, sobre el regreso de estos soldados sólo contribuyó a alimentar más el misterio. Los partos declararon que no había presos para repatriar. Sin otros indicios materiales, el rastro de esta legión se esfumó en el tiempo, convirtiéndose en leyenda…

DUBS Y LAS CRÓNICAS CHINAS

No fue hasta el año 1955, cuando el sinólogo americano Homer Hasenpflug Dubs, estudiando las crónicas históricas chinas de la dinastía Han del 36 a. C., creyó haber descubierto el origen del mito de la legión perdida que sitúa en territorio chino.

Estas crónicas legadas por el antiguo historiador y biógrafo chino Ban Gu narran los hechos en el contexto de la dinastía Han cuando se quiso pacificar la frontera occidental de China. Para llevar a cabo esta misión  el general Gan Yanshou emprendió una campaña contra los xiongnu, antecesores de los hunos, que  culminó con la toma de la capital, una ciudad de ubicación desconocida, pero que probablemente fuera la vieja  Zhizhi (actual Dzhambul) en Tashkent, Uzbekistán.

Los xiongnu eran un pueblo nómada en territorio de la actual Mongolia cuya relación con los chinos siempre fue complicada y armada. Los historiadores modernos coinciden en que los xiongnu mencionados en las crónicas chinas eran el mismo pueblo que siglos más tarde invaden el Impèrio romano siendo conocidos en Europa como los hunos.

En las citadas crónicas se dice que la capital de los enemigos de los chinos Han, estaba fortificada con una doble empalizada y que fue bravamente defendida por unos ‘bárbaros‘ que combatían de forma muy disciplinada y organizada, con una formación que recuerda a la tortuga o testudo.

¿Se referia el historiador chino con el termino ‘bárbaros’ a los romanos considerados como tales en suelo extranjero? 

Para Dubs, tras una década estudiando el fenómeno, los defensores de Zhizhi fueron parte de aquellos romanos de la legión de Craso que dos décadas antes tras ser derrotados fueron hechos prisioneros siendo enviados a aquel remoto poblado en el desierto de Gobi donde su rastro aparente desapareció para siempre.

¿Pero realmente fue así? Veamos un poco mejor el contexto de enfrentamientos entre los hunos y la Dinastía china Han.

ROMANOS AL SERVICIO DEL JEFE HUNO JZH-JZH 

Unos pocos años antes de la batalla de Carrhae, en Asia Centrallos hunos, que habían disfrutado más de un siglo de relativa estabilidad política, se fracturaron en dos grupos hacia el año 58 a.C. La parte oriental estaba regida por Hou-Han-Sie, que había logrado el apoyo de la nobleza de la región, y por lo tanto Dubs supone que él es el gobernante legal de la imperio. La mitad occidental del territorio huno fue gobernado por Jzh-Jzh, hermano mayor de Hou-Han-Sie.

Jzh-Jzh fue militarmente superior y derrotó a Hou-Han-Sie quien se vió obligado a buscar la protección de China. Jzh-Jzh viendo que el este era complicado de acceder, se movió hacia el oeste de Mongolia y peleó con los habitantes locales, a quienes derrotó. 

El investigador australiano David Harris sugiere que los prisioneros romanos huyeron a los territorios del rey huno Jzh-Jzh, quien los contrató como mercenarios y los envió a la frontera sur con China

Las acciones del jefe huno amenazaban la estabilidad de la ruta comercial, así, la corte Han envió una embajada encabezada por Gu Ji en enero de 42 a.C., pero Jzh-Jzh cometió el error de ejecutarlo y luego se negó a devolver los cadáveres a los chinos.

A continuación, en el 38 a. C., los chinos movilizaron una fuerza de 40.000 hombres bien entrenados comandados por Gan Yen-shou y Chen Tang para calmar la situación en el oeste. 

Los chinos lograron una victoria decisiva en el 35 a. C. Jzh-Jzh fue ejecutado por su resistencia. En las crónicas chinas  el general chino Chen Tang,  luchando contra los soldados hunos observa una táctica sorprendente en formación de escamas de pescado nunca vista hasta entonces. Se trataba ni mas ni menos que de la Testudo (concha), utilizada por las legiones romanas en todo el imperio, una formación en cuadrado  utilizando los escudos en la primera fila para cubrir el cuerpo y en las siguientes filas para cubrir sus cabezas.

Los vencedores chinos quedaron tan impresionados con 145 soldados enemigos de entre los supervivientes en Zhizhi, que los emplearon en la defensa de los ataques del Tíbet conduciéndolos  más hacia el este hasta el puesto recién nombrado de Liqian (Li-chien) en la provincia de Gansu. Por supesto que tampoco existen pruebas de  que los romanos llegaran a poner un pie en Gansu antes de la era cristiana.

LIQIAN, ROMA PARA LOS CHINOS

Las hipótesis de Dubs y  Harris han revivido  la vieja discusión sobre si un grupo de legionarios romanos llegó a ofrecer sus servicios al jefe de los hunos  Jzh-Jzh en el 36 a.d.C antes de establecerse en el pueblo de Gansu llamado Liqian.  

Dubs descubrió que Liqian o Li-Chien era el antiguo nombre de la actual Zhelaizhai, en la provincia occidental de Gansu, una pequeña aldea en el borde del Gobi en China. Aunque se necesita algo de imaginación para encontrar la similitud del nombre deLegión y Liqian, el término si está documentado dentro de las 1.587 ciudades según el censo realizado por la dinastía Han en el año 5 d. C, también el mapa del Imperio de China Han de este mismo período muestra un condado llamado Liqian y casualmente, además, ese era el nombre que daban los chinos a Roma.

Probablemente derive de alguna de las ciudades llamadas Alejandría que dependía de Roma que habían sido fundadas por los griegos en época helenística y con las que tenían contactos comerciales. 

Aparte de Liqian , aparecen dos ciudades chinas de origen extranjero, Kucha y Wen-Siu, que tenían nombres que derivaban de idiomas extranjeros y que debían a la población inmigrante del Asia central con la que habían sido fundadas. Por ello pensó el sinólogo americano que el nombre de Liqian o Li-Chien podía ser un caso semejante, dado que no se conoce su origen en los dialectos chinos antiguos y sí podría estar relacionado, como se ha dicho, con el nombre que los chinos daban para referirse a Roma.

ROMANOS BATALLANDO ENTRE LOS HUNOS

La descripción de la batalla contiene varias frases peculiares que conduce a creer a Dubs que una fuerza extranjera, integrante del ejército huno, participó en la batalla. Una frase de la primera escena, tomada de la Historia de la Antigua Dinastía Han dice así:

“Más de un centenar de soldados de infantería, alineados a cada lado en una formación de escamas de pescado (se refiere a la testudo), forman un ejercicio militar”. 

La segunda frase de interés hace referencia a una doble empalizada de madera.

“Desde detrás de la empalizada, los soldados disparaban y mataban a muchos de los que estaban fuera”. 

Estas menciones hacen que Dubs, sugiera que estos más de cien soldados, según se dice 145, no fueran de origen huno, y de hecho, los atribuye a soldados de infantería de origen romano por su orden y disciplina de batalla, cosa que los hunos no tenían, ya que atacaban desordenadamente. Además, los hunos, como los partos, basan su ejército en gran medida en montar arqueros a caballo, con lo que fuerza de infantería profesional se habría nutrido de mercenarios en lugar de los pueblos indígenas.

Si bien Dubs tardo un par de años en llegar a esta conclusión.

Cuando comenzó su investigación sobre el origen de los soldados representados en la pintura y biografía en 1939,  inicialmente pensó que los soldados de infantería eran de origen sogdiano. Es decir que habrian sido cedidos como ayuda por el rey de Sogdiana al jefe huno Jzh-Jzh. Dubs declaró entonces que la testudo podría hacer referencia, en realidad, a la formación griega de practicar de escudos superpuestos muy de la falange macedonia, un orden de batalla para atraer la atención de los chinos, quienes no conocían esta táctica.

Pero dos años más tarde, Dubs alteró su análisis de la procedencia de los soldados de infantería recordando que la zona de Bactria y Sogdiana cayó ante los bárbaros alrededor de 130 a. C.,casi un siglo antes del saqueo de Jzh-Jzh. Tarn, también corrobora la nueva tesis de Dubs, diciendo que le era poco probable que un siglo después de la caída de la zona, se siguiera usando el modelo de la falange y que usarían otra formación que no fuera con los escudos redondos, sino rectangulares. Y que esa nueva formación solo podría ser la de una testudo romana, con los scutum (escudos) rectangulares pareciendo a lo que se denominaba “escamas de pescado”.

Dubs considera, pues, que en efecto los soldados romanos que estaban en el este de Partia, algunos escaparon y otros pudieron ser vendidos como mercenarios a Jzh-Jzh.

PRUEBAS DE LA PRESENCIA ROMANA EN EL ASIA CENTRAL

A parte de lo ya dicho, la descripción de la empalizada doble también serviría como una pieza integral de la evidencia para suponer que había una presencia romana en Asia Central. Tanto Tarn como Dubs afirman no haber visto nunca, ya sea en la literatura o arqueología, una ciudad griega que tuviera una empalizada fuera de la primera pared, es decir una segunda empalizada y un foso exterior.

Dubs añade que la doble empalizada de madera vista en Sogdiana por los chinos era entonces una característica estándar en las fortificaciones romanas, con su foso, empalizadas, estacas o muralla, lo que sugiere que hasta Jzh-Jzh tuvo asistencia de la ingeniería romana en la construcción de su ciudad. 

Después de la batalla, en su informe al emperador Huang Ti,  sus comandantes Gan Yen-shou y Tang Chen dijeron que habían matado 1.518 personas, aceptado la entrega de más de mil, y llevados vivos a 145 hombres. 

A MODO DE CONCLUSIÓN

Lo que resulta extraño es que los 145 hombres capturados vivos se considerasen independientes de los miles de soldados que se habían rendido, por lo que supone Dubs que estos 145 hombres eran los soldados romanos que participaron en la batalla y que los chinos, como premio a su valentía, les dejaran instalarse en una ciudad fronteriza, la ya citada Liqian o Li-Chien en la región en Yongchang, provincia de Gansu, y vivieran bajo el modelo romano, bajo el estatuto de colonia. 

Sin embargo, los historiadores chinos no hicieron mención de este acto porque habría sido de poca importancia para China. Se sabe que Liqian o Li-Chien existió hasta al menos el siglo VIII, cuando los tibetanos invadieron la región, siendo lo más probable que estos destruyeran el importante y estratégico enclave.

A pesar de estos argumentos a favor de la presencia romana en China existen otros tantos detractores de las teorias de Dubs y Tarn que conoceremos con detalle en la próxima entrega cuya lectura os recomendamos para tener una visión más amplia del tema.

BIBLIOGRAFÍA

  • CAMMANN, S.: “Review: A Roman City in Ancient China”. The Journal of Asian Studies 21, nº 3, (1962): 380-382.
  • DUBS, H. H.: A Roman city in Acient China. London: The China Society, 1957.
  • GRUBER, E.: The Origins of Roman Li-Chien. Versión PDF. 25 páginas.
  • LATTIMORE, O.: “Review: A Roman City in Ancient China”. The American Journal of Philology 79, nº 4 (1958): 447-448.
  • PLINIO EL VIEJO: Historia Natural. Volumen II: Libros III-VI. Madrid: Gredos, 1998.
  • PLUTARCO: Vidas Paralelas. Volumen V: Lisandro & Sila; Cimón & Lúculo; Nicias & Craso. Madrid: Gredos, 2007.
  • TARN, W. W.: The Greeks in Bactria and India. Cambridge, Cambrige University Press, 1951.
  • YU, Y-S.: Trade and Expansion in Han China. Berkeley, University of California Press, 1967.

 

 

Desmontando la presencia romana en China

LA PRESENCIA ROMANA EN LA CHINA DE LOS HAN

TEORIAS EN CONTRA

 Los diez mil legionarios romanos capturados por los partos, comenzarían un largo y arduo viaje que la mayoría de los historiadores sólo podía especular. Como ya se expuso en artículos anteriores, los cautivos fueron conducidos 1.500 km hasta Margiana para custodiar la frontera oriental del Imperio Parto, probablemente para construir fortificaciones en Merv. No hay evidencia arqueológica para corroborar las breves menciones de la suerte de ejército restante que realizó la penetración más oriental jamás realizada por las fuerzas romanas en Asia. Pero las hipótesis de otros investigadores como Dubs y  Harris han ido más allá. Estos basándose en las crónicas chinas del 36 a.d.C  situarian al grupo de legionarios romanos en territorio chino luchando al servicio del jefe de los hunos  Jzh-Jzh  antes de establecerse en el pueblo llamado Liqian o Li-Chien (actual Zhelaizhai), la supuesta ciudad romana en China.

En este artículo veremos como la teoría de la presencia en China de los legionarios romanos propuesta por Dubs, a pesar de recibir los elogios de varios historiadores presenta algunas lagunas, y cuenta con sus detractores.

En 1999 Los Ángeles Times publicó los primeros datos que identificaban a un poblado perdido en la China interior llamado Zhelaizhai en la provincia de Gansu como posible destino final de los prisioneros romanos y que correspondería con la antigua Li-Chien. La universidad de Lanzhou, ciudad de la China central, se dedicó durante los dos años siguientes a realizar análisis de ADN a los habitantes de Zhelaizhai entre los que si hay muchas personas de alta estatura, nariz recta, órbitas profundas, de pelo castaño y rizado y ojos azules o grises.

Los resultados han venido a confirmar que al menos un 46 % de los habitantes del poblado presentan una cierta afinidad genética con poblaciones europeas, según publicó en el 2001 el diario francés L´Express.

Sin embargo, esta zona no está lejos de la Ruta de la Seda, por lo que la visita de muchos viajeros de diferentes procedencias a lo largo de los siglos, podrían haber permitido un profundo mestizaje.

Respecto a la ciudad romana de Liquan o Li-chien

  • El catedrático de estudios chinos Owen Lattimore ya fallecido, expresaba sus dudas basadas en la falta de la evidencia en las fuentes chinas para el origen de los 145 soldados capturados en el valle del río Talas. Lattimore sugiere que una ciudad romana en la antigua China es una teoría “entretenida y convincente”. Admite que aunque la teoría de Dubs es muy tentadora y se presenta de manera eficaz, faltan gran cantidad de pruebas por parte de una autoridad tan eminente como Dubs y critica que los eruditos occidentales han estado obsesionados con las conexiones entre Occidente y China.

Otros historiadores han atacado el argumento de Dubs por razones lógicas.

  • El historiador estadounidense de origen chino Ying-Shih Yu, también se centra en Li-Chien y su falta de afiliación romana. Yu afirma que el asentamiento romano de 145 legionarios en una ciudad contradice toda una serie de mecanismos institucionales que el antiguo gobierno Han dedicaba a los bárbaros que se rendían. Además, apunta que ciento cuarenta y cinco romanos era un número demasiado pequeño para formar un hsien, el estándar chino de una provincia con sistema administrativo en el que sólo los bárbaros podían ser admitidos, y no hay evidencia escrita que Li-Chien nunca tuviera una estructura administrativa que fuera el hsien. Por estos motivos, Yu descarta el elemento romano en Li-Chien.
  • Otro investigador, Cammann, por su parte  plantea que Li-Chien pudo haber sido fundada por mercaderes griegos o bactrianos que trataron de establecer un puesto comercial entre Turquestán y China. Admite, sin embargo, que esto son meras conjeturas a menos que la arqueología pueda arrojar algo de luz sobre las antiguas relaciones culturales de esta ciudad y sus habitantes.  También Camman guarda sus dudas sobre cree que las tropas dispuestas en un formación de testudo parecida a las escamas de un pez, no es probable que tenga relación con la fundación de Li-Chien, la “Alejandría en las fronteras de China”. Aquellos que fueron vistos practicando ejercicios militares cerca de la empalizada eran más propensos a ser soldados asiáticos, tal vez entrenados para luchar por algunos romanos veteranos. Los romanos probablemente habrían sido demasiado mayores para haber luchado ellos mismos, ya que la batalla se desarrolla casi veinte años después de Carrhae.
  • Suponiendo que las crónicas sean correctas, es imposible saber cuántos de los legionarios sobrevivieron a la larga marcha, aunque al ser aguerridos veteranos, sería concebible que al menos alguno de los diez mil sobrevivieran al viaje. En este punto la teoría de Dubs entra en escena, la que establece una ciudad romana en la antigua China, que a pesar de ser muy poco probable, puede ser remotamente posible. Si bien la teoría, ya explicada, presenta elementos separados e inconexos que hasta ahora la arqueología no ha podido corroborar o desmentir. 
  • El problema es que tampoco las fuentes escritas chinas aluden al hecho, con lo que Cammann sugería que la ciudad de Li-Chien había sido establecida por greco-bactrianos comerciantes para servir como un puesto comercial entre el Turkestán y China, y ésa parece ser la explicación más probable, pero hasta que las investigaciones arqueológicas lo atestigüen, la teoría de Cammann es también cuestionable.

CONCLUSIONES

Hasta la fecha, saber si hubo romanos en el poblado Zhelaizhai no ha sido demostrado. Hoy en día se trata de una atracción turística, con el fin de obtener beneficios para concederlos a las minorías étnicas de la República Popular de China.

En definitiva, la posibilidad de una ciudad romana en China es altamente fascinante que merece una investigación profunda y rigurosa del fenómeno, pero no quita que solo sea una conjetura en un mundo de hace dos mil años, en donde las distancias eran enormes y en la que pasarían probablemente décadas de viaje hasta llegar a una región tan remota como la descrita.

Solo el tiempo y a la arqueología darán la respuesta.

BIBLIOGRAFÍA

  • CAMMANN, S.: “Review: A Roman City in Ancient China”. The Journal of Asian Studies 21, nº 3, (1962): 380-382.
  • DUBS, H. H.: A Roman city in Acient China. London: The China Society, 1957.
  • GRUBER, E.: The Origins of Roman Li-Chien. Versión PDF. 25 páginas.
  • LATTIMORE, O.: “Review: A Roman City in Ancient China”. The American Journal of Philology 79, nº 4 (1958): 447-448.
  • PLINIO EL VIEJO: Historia Natural. Volumen II: Libros III-VI. Madrid: Gredos, 1998.
  • PLUTARCO: Vidas Paralelas. Volumen V: Lisandro & Sila; Cimón & Lúculo; Nicias & Craso. Madrid: Gredos, 2007.
  • TARN, W. W.: The Greeks in Bactria and India. Cambridge, Cambrige University Press, 1951.
  • YU, Y-S.: Trade and Expansion in Han China. Berkeley, University of California Press, 1967.

 

20160310135108-kv62.jpg

 Un examen de radar apunta a la existencia de una cámara oculta

Se cree que en la estancia podría yacer la enigmática Nefertiti

El pálpito del egiptólogo británico Nicholas Reeves -que muchos compañeros de gremio juzgaron una temeridad hace sólo unos meses- va camino de convertirse en el hallazgo del siglo, comparable al descubrimiento de la tumba deTutankamón que firmó su compatriota Howard Carter en 1922. El examen de radar al que, desde el pasado jueves, ha sido sometido el enterramiento del faraón niño, en las húmedas entrañas del Valle de los Reyes, ha arrojado resultados preliminares «alentadores e intrigantes», en palabras del principal adalid de la teoría que sugiere la existencia de una estancia oculta donde yacería Nefertiti.

En el interior de la tumba de Tutankamón 

«Está claro que hay algo en las paredes norte y oeste de la cámara funeraria de Tutankamón. De momento, sin embargo, nadie puede confirmar qué se esconde realmente detrás», explica a EL MUNDO Mustafa al Waziri, máximo responsable del Ministerio de Antigüedades en la ciudad sureña de Luxor, a unos 600 kilómetros al sur de El Cairo.

El arqueólogo pertenece al exclusivo séquito que ha presenciado en los últimos días las pruebas de radar que han disparado las esperanzas de hallar nuevas salas en la diminuta y hasta ahora extraña estructura de la sepultura de Tutankamón (1336-1327 a. C). «Fue muy emotivo. El radar analizó las paredes a cinco centímetros de distancia y la pantalla mostró algo. Podríamos estar ante el descubrimiento del siglo», dice.

Su presentimiento lo comparte el ministro de Antigüedades egipcio, Mamduh al Damati: «Al principio dijimos que había un 60% de probabilidades de hallar algo detrás de las paredes, pero, tras la lectura inicial de los escaneados, os puedo avanzar que ya estamos al 90% seguros», declaró ayer en una rueda de prensa en las inmediaciones de la casa-museo de Howard Carter en Luxor.

La certeza definitiva, sin embargo, aún tendrá que esperar, para impaciencia de la legión de forofos de la egiptología. Fuentes del Ministerio consultadas por este diario señalan que los resultados del radar -dirigido por el veterano especialista japonés Hirokatsu Watanabe- serán analizados en el país nipón durante todo un mes. Una vez recibidas las conclusiones, el equipo capitaneado por Reeves acordará el próximo paso. No se descarta incluso llevar a cabo nuevas investigaciones.

Corrientes de aire desconocidas

A principios de noviembre, las paredes norte y oeste de la sepultura fueron examinadas empleando la termografía por infarrojos. Ya entonces las imágenes capturadas por los sensores de la cámara detectaron la existencia depuntos fríos y corrientes de aire desconocidas hasta ahora que podrían indicar la presencia de nuevas cámaras.

La prueba de radar comenzó durante el atardecer del jueves, cuando el esmirriado ejército de turistas que visita actualmente la pedregosa hendidura del Valle de los Reyes desapareció del páramo. Según el relato publicado por National Geographic -el medio de comunicación que ha comprado las primicias de la misión-, Watanabe se dirigió a la cercana tumba KV5 para probar su equipo de radar adaptado para la ocasión. Verificado su correcto funcionamiento, se deslizó escaleras abajo hasta el nicho del faraón. Arrancó allí el escaneado de los muros norte y oeste -donde la hipótesis de Reeves sostiene que se esconden dos oquedades-, una labor que repitió durante las jornadas siguientes. «Hay un espacio hueco detrás de la pared. Así lo marca el radar, que es muy preciso. No hay duda», afirmó ayer a la prensa el especialista japonés. Unas palabras casi idénticas a las que pronunció el jueves en mitad de la atmósfera densa y viciada de la cámara funeraria.

«Es evidente que aquí hay una entrada a algo. Es muy obvio que esto es algo. Es muy profundo», clamó entonces Watanabe a un palmo del hallazgo. La pesquisa más prometedora se halla en el muro norte, donde -subraya Reeves- «la transición de roca sólida a no sólida, a un material artificial, es inmediata».

«Hay una línea vertical, recta y precisa que se corresponde con la línea del techo. Parece sugerir que la antecámara continúa a través de una cámara funeraria que sirve como pasillo. [...] Los expertos del radar me han dicho que podemos estar de acuerdo en que detrás de esa partición hay un vacío», agrega.

La revelación va en sintonía con la tesis que el profesor de la Universidad de Arizona esbozó el pasado agosto en una extensa entrevista a este diario. «Mi hipótesis es que nos encontramos ante una tumba dentro de una tumba. El enterramiento de Tutankamón se habría realizado en la parte exterior de una sepultura que ya existía y que se habría adaptado para tal fin», arguyó.

El descubrimiento del siglo

La zona hasta ahora desconocida se ubicaría en los muros oeste y norte. «Habría una cámara lateral debajo de la decorada pared oeste de la cámara funeraria y una prolongación de la tumba más allá del muro norte». En el primer caso (camuflado bajo el mural de los 12 monos, símbolo de las 12 horas nocturnas que debía transitar el monarca antes de renacer), la puerta conduciría a un almacén contemporáneo al resto de lo ya hollado, que podría albergar un ajuar tan maravilloso como el descubierto por Carter, con más de 5.000 objetosamontonados en la antecámara, la cámara funeraria, la cámara del tesoro y un anexo.

En la pared norte, en cambio, el pasaje llevaría hasta una cámara funeraria. Ahí es donde su hipótesis sitúa el lugar de reposo de Nefertiti, consorte, corregente y probable sucesora de Akenatón. La corazonada la discuten los funcionarios egipcios, convencidos de que la inquilina debería ser, en cambio, Kiya, la segunda esposa de Akenatón y madre de Tutankamón, o Meritatón, primogénita de Akenatón y Nefertiti que se convertiría después en esposa del monarca que protagonizó la primera y fugaz aventura monoteísta de la Historia.

Reeves basa su cábala en las pequeñas dimensiones del enterramiento de Tutankamón (inusuales para un monarca de la dinastía XVIII); el anómalo esqueleto del enterramiento (propio del de una reina) y el estudio de los frescos. «Rasgos estilísticos en la decoración de la pared norte, que dataría del enterramiento original y sería anterior a las pinturas del resto de muros, son una reminiscencia de Nefertiti».

Desde que fuera enunciada, la tesis ha alimentado el debate de la comunidad científica. «Tutankamón vivió en Amarna, donde deberían haber sido enterrados Akenatón y Nefertiti, pero no es el caso. Mientras la momia de Akenatón probablemente sea la número 55 del museo de El Cairo, la de Nefertiti aún no se ha encontrado. Las pistas nos hacen suponer que, detrás de uno de los muros de la tumba de Tutankamón, existe un escondite. Puede haber nuevos objetos u otro sarcófago, tal vez el de Nefertiti», señaló el novelista y egiptólogo francésChristian Jacq en una entrevista a este diario.

Sea como fuere, Luxor se prepara para el reto de abrirse paso hasta el enterramiento. Al Damati confía en desvelar su interior en tres meses. «La clave es excavar lenta y cuidadosamente y registrar cada paso. Esto no es una carrera. No podemos volver atrás y rehacer lo horadado, por lo que hay que hacerlo bien desde el principio», detalló ayer Reeves, «más seguro de lo que cabía esperar».

Según Al Waziri, «el interior de la tumba de Tutankamón es intocable». «Podemos llegar a las nuevas estancias desde la cámara del tesoro o bien desde el exterior, excavando la montaña», aseveró. El egiptólogo británico que busca desde hace décadas la guarida de Nefertiti pide calma. «Todo suma. La tumba no va a desvelarnos sus secretos con facilidad. Está cediendo poco a poco. Éste es otro resultado. Y nada contradice la esencia de la teoría».

 

 

Evolución de Precios, IPC Anual, en España desde 1941  
Año IPC del año
1.941 22,50%
1.942 -0,57%
1.943 2,38%
1.944 3,53%
1.945 13,63%
1.946 36,53%
1.947 9,89%
1.948 4,32%
1.949 7,71%
1.950 12,46%
1.951 2,88%
1.952 -1,54%
1.953 1,06%
1.954 3,34%
1.955 4,25%
1.956 8,38%
1.957 13,24%
1.958 11,88%
1.959 3,85%
1.960 0,66%
Año IPC del año
1.961 2,00%
1.962 9,90%
1.963 5,50%
1.964 12,70%
1.965 9,40%
1.966 5,30%
1.967 6,60%
1.968 2,90%
1.969 3,40%
1.970 6,80%
1.971 9,60%
1.972 7,30%
1.973 14,20%
1.974 17,90%
1.975 14,10%
1.976 19,80%
1.977 26,40%
1.978 16,50%
1.979 15,60%
1.980 15,20%
Año IPC del año
1.981 14,40%
1.982 14,00%
1.983 12,20%
1.984 9,00%
1.985 8,20%
1.986 8,30%
1.987 4,60%
1.988 5,80%
1.989 6,90%
1.990 6,50%
1.991 5,50%
1.992 5,30%
1.993 4,90%
1.994 4,30%
1.995 4,30%
1.996 3,20%
1.997 2,00%
1.998 1,40%
1.999 2,90%
2.000 4,00%
Año IPC del año
2.001 2,70%
2.002 4,00%
2.003 2,60%
2.004 3,20%
2.005 3,70%
2.006 2,70%
2.007 4,20%
2.008 1,40%
2.009 0,80%
2.010 3,00%
2.011 2,40%
2.012 2,90%
2.013 0,30%
2.014 -1,00%
2.015 0,00%
2.016  
2.017  
2.018  
2.019  
2.020  

CRONOLOGÍA DE ESPAÑA. SIGLO XIX

guerras-carlistas

1807. 27 de octubre. Tratado de Fontainebleau. Tratado entre Napoleón y Manuel Godoy como representante de Carlos IV, por el cual se aprobaba la invasión militar conjunta de Portugal por parte de Francia y España, ya que este país se había aliado con Inglaterra. Supuso la invasión francesa de la península y la posterior Guerra de la Independencia.

1808. 17 de marzo. Motín de Aranjuez. Levantamiento popular motivado por las intrigas de un grupo de aristócratas leales a Fernando VII en contra del poder del valido del Rey Manuel Godoy y por el descontento de las clases populares por las consecuencias de la batalla de Trafalgar y la posible ocupación de los franceses. Provoca la huida a Francia de Carlos IV con su familia y Godoy. El Rey abdica en su hijo Fernando VII.

Motín de Aranjuez. Grabado de época

Motín de Aranjuez. Grabado de época

1808. 23 de marzo.Las tropas francesas al mando del Mariscal Murat ocupan la ciudad de Madrid.

1808. 30 de abril.Fernando VII, engañado por Napoleón, acude a Bayona y es hecho prisionero.

1808. 2 de mayo. El pueblo de Madrid se levanta en armas contra los franceses dando lugar al inicio de la Guerra de la Independencia Española.

1808. 25 de mayo. Napoleón convoca en Bayona a un conjunto de notables españoles y se proclama la primera Constitución Española.

José I Bonaparte

José I Bonaparte

1808. 6 de junio. Napoleón proclama a su hermano José I Bonaparte como Rey de España. El 7 de julio jura la Constitución de Bayona y el 25 de julio es proclamado Rey en Madrid.

1810. Grito de Dolores. Insurrección mejicana contra la metrópoli. Miguel Hidalgo y el cura Morellos.

1811. Simón Bolívar y Francisco de Miranda proclaman la independencia de las Provincias Unidas de Venezuela, que será sofocada por las tropas realistas. Miranda es ejecutado en Cádiz en 1816.

1811. José de San Martín ( afiliado a la logia masónica Lautaro formada en Cádiz ) desembarca en Buenos Aires para unirse a los rebeldes.

Constitucion 1812

Constitucion 1812

1812. 19 de marzo. Se proclama en Cádiz la Constitución Española de 1812, también llamada “ la Pepa “ por el día de San José. Se establecen el sufragio universal, la soberanía nacional, la separación de poderes y la monarquía constitucional.

1812. Julio. El Duque de Wellington derrota a los franceses en Arapiles, al frente de un ejército angloespañol. Esto obliga a las tropas invasoras a retirarse de Andalucía.

1813. Abril. Desaparece el Tribunal de la Inquisición en España.

1813. 11 de diciembre. Tratado de Valençay. Napoleón reconoce como Rey de España a Fernando VII. Por este tratado se recuperan todos los todos los territorios y propiedades de la corona, tanto en la península como en ultramar. A cambio se desalojarán las tropas inglesas de España y se perdonará a los partidarios de José I Bonaparte, los afrancesados.

1814. 14 de marzo. Fernando VII regresa a España.

1814. 4 de mayo. Manifiesto de los Persas. Fernando VII promulga un decreto en el que se restablece la monarquía absoluta y se declara nula la Constitución de Cádiz que se niega a jurar.

1814. Regreso de la orden de los Jesuitas.

1819. 7 de agosto. Batalla de Boyaçá. Derrota de las tropas realistas contra Simón Bolívar, ayudado por un ejército británico.

1819. 17 de diciembre. Simón Bolívar. Formación en Ciudad Bolívar de la República de Colombia, formada por los departamentos de Venezuela, Cundinamarca y Quito.

Rafael del Riego

Rafael del Riego

1820. 1 de enero.Alzamiento en las Cabezas de San Juan ( Sevilla ) de las tropas de Rafael de Riego ( tropas que partían a América a combatir la insurrección de las colonias ), proclamándose la vuelta a la Constitución de 1812 y pidiendo al Rey que firme dicha constitución. Posteriormente se proclama la constitución en la Coruña, el Ferrol y Vigo.

1820. 10 de marzo. Se inicia el Trienio Liberal hasta 1823. Tras la ocupación del Palacio Real de Madrid, se consigue que Fernando VII firme un Manifiesto a la Nación, tras el apoyo de las Juntas Revolucionarias a Del Riego,  en el que dice: “ Marchemos francamente, y yo el primero, por la senda constitucional “.

1821. 24 de junio.  Independencia de Venezuela. Batalla de Carabobo.

1822. Frustrado levantamiento de la Guardia Real en Madrid a favor del Rey.

1823. La Santa Alianza compuesta por Prusia, Austria, Rusia y Francia decide acudir en defensa del Rey español Fernando VII. Se envía a España una tropa de 95.000 soldados franceses ( Los 100 Mil Hijos de San Luis ) al mando de Luis Antonio de Borbón, Duque de Angulema. Se termina así el Trienio Liberal y se inicia la llamada ¨Década Ominosa “ en la que se restauró el absolutismo.

1823. 1 de octubre. Fernamdo VII es liberado en Cádiz por los liberales situados por el ejército francés y son abolidas todas las leyes del Trienio Liberal.

1823. Fusilamiento del general  Del Riego.

1820–23. Primera división de España en provincias. Primer Código Penal moderno.

1823-1833. Década Ominosa del segundo reinado de Fernando VII

1824. Se prohiben en España y las Indias para siempre las sociedades de los francmasones.

1824. 9 de diciembre. Batalla de Ayacucho. Independencia definitiva de los territorios de América del Sur de la corona.

1830. Se aprueba la Ley Pragmática que permitía la sucesión al trono español a las mujeres.

1832. Francisco Cea Bermúdez es nombrado Presidente del Consejo de Ministros.

1833. 29 de septiembre. Muere Fernando VII. Su descendencia son su hija Isabel ( futura Reina Isabel II ) que tiene entonces 3 años y Luisa Fernanda. Su hermano menor, el Infante Carlos María Isidro de Borbón, reclamará para si la corona española. La madre de Fernando VII, María Cristina de Borbón-Dos Sicilias hereda el trono en nombre de su hija Isabel como Regente de España. Sus primeras medidas fueron una amnistía para todos los detenidos por sus ideas políticas, entre ellos los afrancesados y la reapertura de las universidades.

1833. 6 de octubre. Se inicia la Primera Guerra Carlista. El general Santos Ladrón de Cegama proclama en Tricio ( La Rioja ) al Infante Carlos María Isidro de Borbón como Carlos V, Rey de España. Carlos María Isidro de Borbón, hermano de Fernando VII no acepta la pragmática sanción que abolía la ley sálica que impedía reinar a las mujeres, en 1830. El campo y las pequeñas ciudades del Pais Vasco y Navarra apoyaron mayoritariamente al pretendiente Carlos debido a su tradicionalismo, gracias al apoyo que le dio el bajo clero local. En Aragón y Cataluña se vio como una oportunidad de recuperar sus derechos forales, perdidos tras la Guerra de Sucesión Española. La jerarquía eclesiástica se mantuvo ambigua, aunque una parte importante del clero (como por ejemplo el famoso Cura Merino se unió a los carlistas. En el otro bando, los liberales y moderados se unieron para apoyar a María Cristina y a su hija Isabel. Controlaban las principales instituciones del Estado, la mayoría del ejército y todas las ciudades importantes.

1834. Francisco Martínez de la Rosa es nombrado nuevo Presidente del Consejo de Ministros. Estatuto Real. Régimen basado en la soberanía real y Cortes estamentales.

1835. Juan Álvarez Mendizabal es nombrado Presidente del Gobierno.

1836. Febrero. Se aprueba la Desamortización de Mendizábal,Ministro de la Regencia,  por la que una importantísima parte de las propiedades de la Iglesia le son confiscadas para afrontar grandes deudas económicas que tenía el país. Luego fueron subastadas y adquiridas por la oligarquía terrateniente.

1836. Sitio de Bilbao durante la Primera Guerra Carlista.

1836. Agosto. Motín de la Granja de San Ildelfonso. Se producen diversas sublevaciones en España contra la Regente María Cristina en las que se piden que se reinstaure la Constitución de 1812. María Cristina acaba accediendo a las peticiones de varios de sus generales.

1837. 18 de junio. Se aprueba la Constitución Española de 1837,tras verse obligada la Regente tras el Motín de San Ildelfonso. Ésta mejora la de Cádiz de 1812. Cambios en sistema electoral y monarquía con dos cámaras.

1837. El General Espartero tras sus victorias en las guerras carlistas, se une al Partido Progresista.

1839. 31 de julio. Abrazo de Vergara. Entre el general Espartero y el general Maroto, representante de los carlistas. Fin de la guerra. Espartero, antes duque de la Victoria, ahora título de Príncipe de Vergara.

1840. 30 de mayo. Conquista de Morella por el General Espartero. Finaliza así la Primera Guerra Carlista.

1840.  12 de octubre. La revolución progresista obliga a la abdicación de la Regente María Cristina y comienzo de la Regencia del General Espartero. El gobierno español es ocupado por primera vez por un militar.

El general Espartero

El general Espartero

1841. Mayo. Las Cortes conceden la Regencia al General Espartero.

1841. Octubre. Fracaso de la Revolución de los generales O´Donell y Narváez, apoyados desde París por la María Cristina de Borbón, contra el general Espartero.

1842.  Noviembre. Alzamiento en Barcelona. Espartero ordena el bombardeo de la ciudad.

1843. Reinado de Isabel II. Se adelanta su mayoría de edad de los 16 años a los 13.

Isabel II de Borbón

Isabel II de Borbón

1843. El pronunciamiento de los generales moderados Serrano y Narváez obliga a ladimisión del General Espartero y la disolución de las Cortes.

1843. 3 de mayo. El general Narváez es nombrado Presidente del Consejo de Ministros.

1843. Gobiernos de Joaquin María López y luego Salustiano de Olózaga, moderado, y Luis González Bravo.

1843-1844.  Gobierno dictatorial de Gómez Bravo. Se disuelven las milicias nacionales y se crea la Guardia Civil ( Duque de Ahumada ) dependiente del ministerio del interior y del ejército.

1844. Elecciones y gobierno del General Narváez, moderado.

1845. Nueva Constitución moderada.

1845. Carlos Luis de Borbón y Bragança, Conde de Montemolín, e hijo de Carlos María Isidro de Borbón ( hermano de Fernando VII ) pretendiente al trono de España como Carlos V. Hasta 1860.

1846. Boda de Isabel II con Francisco de Asís de Borbón. Eran primos carnales por padre y madre. Boda el mismo día que cumplía 16 años.

1846. Septiembre. Comienza la Segunda Guerra Carlista.Pretendiente al trono Carlos V. Batallas en Cataluña. Líderes el sacerdote Benet Tristany y el general Ramón Cabrera.

1848. Revolución obrera influenciada por la crisis económica en Europa en general y por el estallido de la de Paris, y otras ciudades de Europa

1849. Mayo. Tras la detención del pretendiente Carlos V y la expulsión de varios charlistas a Francia, termina la Segunda Guerra Carlista.

1851. Concordato con la Santa Sede. Estado confesional católico. Problemas de las órdenes religiosas. Se aprueba la enseñanza por los religiosos y la Iglesia renuncia a los bienes expropiados.

1851. Gobierno de Bravo Murillo.

1854. 28 de junio. Se inicia el Bienio Progresista tras el levantamiento militar del General Leopoldo O´Donell en Vicálvaro y de Serrano en Manzanares., que le devuelve el poder al partido progresista tras llevar varios años el gobierno del país en manos del partido conservador.

1854. 17 de julio.  Civiles y militares salieron a la calle en Madrid, Valencia, Zaragoza y otras ciudades en una sucesión de actos violentos, poniendo en peligro la vida misma de la madre de la Reina, María Cristina, que debió buscar refugio. Ante esta situación el General O’Donnell y sus tropas se retiraron hacia el sur, donde conectaron con el General progresista Serrano y juntos lanzaron el 7 de julio de 1854 el Manifiesto de Manzanares al país para movilizar a la población civil.

1854. Nuevo gobierno del General Espartero y de O’Donell.

1855. Desamortización de Pascual Madoz.

1860. Guerra y conquistas en el Norte de África, buscando nuevas colonias, tras la independencia de las americanas.

1861.  Juan de Borbón y Bragança, hermano del anterior pretendiente charlista, reclama el trono de España, como Juan III, hasta 1868.

1866. Destitución de Ó’ Donell  y gobierno de Narváez.

1866. Importante crisis financiera en el país.

1867. Muere O’Donell, líder moderado y al año siguiente Narváez, líder unionista.

1868. Revolución Gloriosa, 19 de septiembre,  y exilio de Isabel II. Pronunciamiento de los genérales Prim, Serrano y Topete.

1868. 7 de octubre. El general Prim entra en Madrid y se forma un gobierno provisional.

1868-1874. Sexenio liberal.

1868. Regencia del general Serrano.

1868.  Carlos María de Borbón y Austria-Este, hijo de de Juan III y nieto de Carlos María Isidro de Borbón, nuevo aspirante al trono español como Carlos VII hasta 1909.

1869. Insurrección en Cuba, aplastada por el ejército.

1870. 16 de noviembre. Reinado de Amadeo I de Saboya, hijo del rey de Italia Víctor Manuel, elegido por las Cortes

1870. 30 de diciembre. Asesinato en Madrid del general Prim, 3 días después de haber acordado conceder la corona a Amadeo de Saboya.

1872.  21 de abril. Se inicia en España la Tercera Guerra Carlista hasta 1876 entre los partidarios de Carlos, Duque de Madrid, pretendiente carlista con el nombre de Carlos VII, y los gobiernos de Amadeo I, de la Primera República y de Alfonso XII.Esta guerra carlista se desarrolló sobre todo en las Provincias Vascongadas y Navarra. La restauración de los Fueros por el pretendiente en julio de 1872, abolidos por los decretos de la Nueva Planta por Felipe V influyó en la fuerza del levantamiento en Cataluña y menos en Valencia y Aragón.

1872. 24 de mayo. Convenio de Amorabieta. Cese parcial de la guerra charlista tras el acuerdo entre Amadeo I, Francisco Serrano y las tropas carlistas en Vizcaya.

1873.  11 de febrero. Proclamación en las Cortes de la Primera República Española. El primer presidente elegido es Estanislao Figueras, republicano federalista. Es Presidente del Gobierno y de la República.

1873.  23 de febrero. Intento de Golpe de Estado del radical Cristino Marcos, con lo que se forma un segundo gobierno republicano. Se firma el cese del servicio militar obligatorio.

1873.  18 de julio. Dimisión de Pi y Margall que se niega a reprimir la rebelión de los cantones. Nicolás Salmerón tercer Presidente. Promovió la abolición de la pena de muerte y la independencia del poder judicial frente al político. Le sucede Emilio Castelar hasta el pronunciamiento de Pavía.

1873.  6 de septiembre. Dimisión de Salmerón que se niega a firmar varias sentencias de muerte contra sublevados cantonalistas. Es sustituido por Emilio Castelar.

1874.  3 de enero. Castelar pierde una moción de confianza, al votar en contra de él los federalistas. El General Pavía se sublevacon el ejército y así se termina la Primera República Española. Pavía convoca a todos los partidos políticos -excepto cantonalistas y carlistas- para formar un gobierno de concentración nacional, que dará el poder al general Francisco Serrano y Domínguez el cual pasa a ser el nuevo Presidente del Gobierno y del Estado.

1874. 13 de mayo. Juan de Zavala y de la Puente, Presidente del Gobierno.

1874. 3 de septiembre. Práxedes Mateo Sagasta, Presidente del Gobierno.

1874. 1 de diciembre, Manifiesto de Sandhurst. redactado por Cánovas del Castillo. Alfonso XII, exiliado en Inglaterra promete la restauración de una monarquía constitucional.

1874. 29 de diciembre. EL pronunciamiento del General Martínez Campos en Sagunto pone fin a la Primera República Española y así se inicia la Restauración Borbónica en la persona del Rey Alfonso XII, que hasta entonces vivía en el exilio con su madre, la Reina Isabel II.

1876. Constitución en la que se establece el modelo del nuevo estado, dividiéndose el poder político en dos cámaras: el Congreso de los Diputados y el Senado. En el gobierno se alternarán los partidos conservador ( Antonio Cánovas del Castillo ) y liberal ( Práxedes Mateo Sagasta ).

1879. Pablo Iglesias funda el PSOE, en un principio de ideología marxista, de la clase obrera, socialista y revolucionario. Luego se irá reformando hacia la socialdemocracia.

Boda de Alfonso XII y Mercedes de Orleans

Boda de Alfonso XII y Mercedes de Orleans

1885. 26 de noviembre. Tras la muerte del Rey Alfonso XII, es proclamada Reina Regente de España su mujer María Cristina de Habsburgo-Lorena, madre del futuro Alfonso XIII, que nacería póstumamente.

1888. Fundación de la UGT en Barcelona por Pablo Iglesias.

Dinatia Ptolomeica

Publicado: 25/01/2016 12:22 por Miguel Anchel Sanz en HISTORIA
20160125122226-ptolomeo-i-soter.jpg

Dinastía ptolemaica

Dinastía ptolemaica
<
 
p
t
wAl
M
iis
 
>
UbicaciónEgiptoCirenaicaCanaán yChipre.
TítulosFaraón del Antiguo Egipto
FundadorPtolomeo I Sóter
Último gobernanteCleopatra
Jefe actualCasa extinta
Fundación323 a. C.
Disolución30 a. C.

La dinastía ptolemaica es aquella fundada por Ptolomeo I Sóter, general de Alejandro Magno. Esta dinastía gobernó en Egipto durante el período helenístico desde la muerte de Alejandro hasta el año30 a. C., en que se convirtió en provincia romana. También se le conoce con el nombre de dinastía lágida, pues Lagos se llamaba el padre (o presunto padre) de Ptolomeo I.

Ptolomeo I estableció la capital de este reino en Alejandría, un pequeño pueblo en aquella época que se transformó en el principal centro comercial e intelectual de la antigüedad.

Esta dinastía adoptó desde el principio las costumbres egipcias y fue una constante enemiga de la dinastía macedonia seléucida. Durante el reinado de uno de sus monarcas (Ptolomeo V) fue cuando se publicó (en el 197 a. C.) un decreto en tres tipos de escritura sobre una piedra negra que se conoce hoy en día como Piedra de Rosetta.

En algunos momentos de su historia, la dinastía dominó Cirenaica (al noreste de la actual Libia), así como el sur de Canaán y Chipre.

Su último gobernante fue la célebre Cleopatra. Tras su muerte y la de su hijo, Cesarión (Ptolomeo XV), la dinastía concluyó y Egipto fue anexionado por Augusto al Imperio romano.

 

Faraones y reinas dinastia Ptolomeica

Árbol genealógico de la dinastía ptoloméica.
20151021133153-huxley-mans-place-in-nature.jpg

Tabla comparativa de las diferentes especies del género Homo

Los nombres en negrita indican la existencia de numerosos registros fósiles.
EspeciesCronología (cron)DistribuciónAltura de adulto (m)Masa de adulto (kg)Volumen craneal (cm³)Registro fósilDescubrimiento /
publicación del nombre
H. habilis2.5–1.4África oriental1.0–1.530–55600Varios1960/1964
H. rudolfensis1.9Kenia   1 cráneo1972/1986
H. georgicus1.8–1.6Georgia  600Escasos1999/2002
H. ergaster1.9–1.25Este y Sur de África1.9 700–850Varios1975
H. erectus2–0.3África, Eurasia (Java, China, Vietnam, Caucaso)1.860900–1100Varios1891/1892
H. cepranensis0.8Italia   1 copa craneal1994/2003
H. antecessor0.8–0.35España, Inglaterra1.75901000Tres sitios1994/1997
H. heidelbergensis0.6–0.25Europa, África1.8601100–1400Varios1907/1908
Homo rhodesiensis0.3–0.12Zambia  1300Muy pocos1921
Homo neanderthalensis0.23–0.024Europa, Asia Occidental1.655–70 (complexión fuerte)1200–1700Varios1829/1864
Homo sapiens0.25–presenteMundial1.4–1.955–1001000–1850Todavía vive—/1758
H. sapiens idaltu0.16Etiopía  14503 cráneos1997/2003
H. floresiensis0.10–0.012Indonesia1.0254007 individuos2003/2004

Cuadro sinóptico de la evolución humana

 

ÉpocaEdadTiempo (absoluto)Australopitecinos (África)Homo en ÁfricaHomo en EuropaHomo en AsiaCultura
Holoceno(reciente)Actualidad
 
11 700
 H. sapiensH. sapiensH. sapiensNeolítico a actualidad
(Escritura,...)
PleistocenoTarantiense11 700
 
 
 
 
 
126 000
 H. sapiens
(195 000-act.)
H. sapiens
(¿40 000-act.)
H. neanderthalensis
(230 000-29 000)
H. sapiens
(42 000-act.)
H. floresiensis
(75 000-13 000)
H. erectus soloensis
(130 000-50 000)
Paleolítico Superior
Musteriense
(Pensamiento abstracto, arte)
Ioniense126 000
 
 
 
 
 
781 000
 H. sapiens idaltu
(185 000)
H. sapiens
(195 000-act.)
H. rhodesiensis
(600 000-160 000)
H. neanderthalensis
(230 000-29 000)
H. heidelbergensis
(500 000-250 000)
H. erectus
(1,8 Ma-250 000)
Musteriense
Achelense
(Fuego)
Calabriense781 000
 
 
 
1,8 Ma
Paranthropus robustus
(2,0-1,2 Ma)
P. boisei
(2,3-1,3 Ma)
Australopithecus sediba
(1,95-1,78 Ma)
H. ergaster
(1,75-1 Ma)
H. habilis
(1,9-1,6 Ma)
H. antecessor
(>780 000)
H. cepranensis
(800 000)
Homo sp. de laSima del Elefante
(1,2 Ma)
H. erectus
(1,8 Ma-250 000)
H. georgicus
(1,8 Ma)
Achelense
Olduvayense
Gelasiense1,8 Ma
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
2,59 Ma
A. sediba
(1,95-1,78 Ma)
P. robustus
(2,0-1,2 Ma)
P. boisei
(2,3-1,3 Ma)
P. aethiopicus
(2,6-2,2 Ma)
A. garhi
(2,5 Ma)
A. africanus
(3-2,5 Ma)
H. habilis
(1,9-1,6 Ma)
H. rudolfensis
(2,4-1,9 Ma)
 
 
 
 
 
 
 
 
  Olduvayense
(Industria lítica)
PliocenoPiacenziense2,59 Ma
 
 
 
 
 
 
3,6 Ma
A. africanus
(3-2,5 Ma)Kenyanthropus platyops
(3,5 Ma)
A. bahrelghazali
(3,58 ± 0,27 Ma)
A. afarensis
(4-2,7 Ma)
    
Zancliense3,6 Ma
 
 
5,33 Ma
A. afarensis
(4-2,7 Ma)
A. anamensis
(4,2-3,9 Ma)
  

La tumba de la reina Nefertari

Publicado: 21/10/2015 13:23 por Miguel Anchel Sanz en HISTORIA
20151021132314-141-nefertari-1-1569x2000.jpg

El descubrimiento de la tumba más bella de Egipto

La tumba de la reina Nefertari

Casi humano

Publicado: 21/10/2015 13:10 por Miguel Anchel Sanz en HISTORIA
20151021131036-homo-naledi.jpg

Unos fósiles hallados en las profundidades de una cueva sudafricana añaden una desconcertante nueva rama al árbol genealógico de la humanidad.

Por Jamie Shreeve, octubre de 2015

El 13 de septiembre de 2013, Steven Tucker y Rick Hunter, dos espeleólogos aficionados, penetraron en un sistema de cuevas dolomíticas llamado Rising Star, a unos 50 kilómetros al noroeste de Johannesburgo. Rising Star atrae a los espeleólogos desde la década de 1960, y sus intrincadas galerías y cavernas están bien cartografiadas, pero Tucker y Hunter pensaban