20120318192020-real-zaragoza-at-osasuna.jpg

 

17.03.2012 - LIGA 1ªDiv. 2011/12 - JORNADA Nº 28

Partido Nº 1937 del R.ZARAGOZA  en 1ª Div.

  REAL ZARAGOZA 1-1 REAL ZARAGOZA  

 

Ficha técnica:

1 - Real Zaragoza: Roberto; Pablo Álvarez, Mateos, Paredes, Obradovic; Pinter (Zuculini, min.54), Dujmovic; Lafita, Ruben Micael (Apoño, min.79), Luis García (Edu Oriol, min.79); y Hélder Postiga.

1 - C.A. Osasuna: Andrés; Marc Bertrán, Roversio, Sergio, Damiá; Puñal, Nekounam (Timor, min.88); Cejudo, Raúl García, Lamah (Manu Onwu, min.57); y Nino (Annunziata, min.83).

Goles: 1-0. min.85. Hélder Postiga; 1-1. min.87. Roversio.

Arbitro: Paradas Romero, del Comité Andaluz. Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Paredes, Lafita, Pinter y Rúben Micael y a los visitantes Raúl García y Nekounam

Incidencias: partido correspondiente a la jornada 28 de liga disputado en el estadio de La Romareda de Zaragoza ante unos 22.000 espectadores.

 

Estadísticas

Zaragoza


Osasuna

1

Goles

1

1

Asistencias

1

17

Disparos

9

6

Disparos a portería

3

2

Paradas

3

0

Goles de penalti

0

0

Penaltis

0

22

Centros

25

4

Saques de esquina

4

1

Fueras de juego

1

18

Faltas cometidas

15

5

Tarjetas amarillas

2

0

Tarjetas rojas

0

Esfuerzo sin recompensa

El Real Zaragoza protagonizó ante Osasuna un partido físico, en el que siempre dio la cara, pero que terminó con un insuficiente empate a uno.

Choque de contacto. De balones divididos en los que está prohibido retirar la pierna. Ante Osasuna, Manolo Jiménez anticipó un partido duro, en el que sus hombres no iban a renunciar al cuerpo a cuerpo que caracteriza al cuadro navarro. Una predisposición que cumplieron sobre el césped, vaciándose en cada lucha. Honrando la camiseta y el escudo que este domingo cumple 80 años de vida. Todo un derroche de energía que, lamentablemente, solo sirvió para finalizar con empate a uno en el marcador. Resultado insuficiente para un conjunto que precisa sumar de tres en tres para respirar.

Para recibir a los navarros, el entrenador zaragocista preparó un once especial, con seis cambios respecto a la equipo que hizo aguas en Anoeta. En el eje de la defensa se estrenó la pareja formada por Mateos y Paredes, inédita hasta la fecha. El central madrileño, que llevaba varios partidos sin entrar en las convocatorias, acusó su falta de ritmo y terminó jugando como delantero centro pero, aún así, firmó un partido sobrio. El centro del campo, por su parte, se armó con Dujmovic y Pintér. Mientras que, en ataque, las entradas de Lafita, peleón como siempre, y Postiga, que marcó el tanto local, completaron las novedades.

Poco se tardó en comprobar que los avisos de Jiménez respecto a las segundas jugadas osasunistas eran acertados. En los primeros minutos, los rojillos lograron las llegadas más claras. Píldoras vestidas de juego aéreo que Roberto se encargo de retener. El meta, excelso como siempre, sacó un trallazo a Puñal en el minuto 10 y, posteriormente, otra ocasión clara a Raúl García en el 20. Fueron, junto al gol, las únicas ocasiones de los navarros, muestra de la seriedad derrochada por el Real Zaragoza.

Con la actitud por bandera, los zaragocistas gozaron de varias tentativas de gol claras. Postiga, en el 25, remató una falta servida por Luis García que puso el '¡uy!' en la grada. No fue el único. Lafita, en una magnífica combinación con Rúben Micael, que le tiró una pared de tacón para armar el contragolpe, rondó el tanto al límite del primer tiempo, que se agotó con en el resultado inicial todavía en el marcador.

Final loco

Como un torrente, los aragoneses salieron de vestuarios con la clara intención de ganar. Los locales se apropiaron del partido y, durante los diez primeros minutos, asediaron la meta de Andrés Fernández. Lafita, en el 48, hizo sonar el palo con un potente disparo y Nekounam, tras una nueva jugada del 'Lince' por banda izquierda, estuvo a punto de introducirse el balón en su propia portería. Solo una estirada del portero rojillo evitó la celebración.

En busca de una mayor presencia en campo contrario, Jiménez se quitó el corsé que suponía Pintér para colocar a Zuculini. El argentino, un futbolista de carácter altamente volátil, supuso una entrada de aire fresco debido a sus inesperadas arrancadas. Arriesgado recurso que, afortunadamente, sumó más que restó. Además, Oriol entró por Luis Garcia y Apoño ocupó el lugar de un dolorido Micael. el portugués se retiró del campo con un aparatoso vendaje en su cabeza y un visible dolor en la zona lumbar que, a penas, le permitía caminar. Marcas de batalla qu

Las molestias de Mateos obligaron al de Arahal a improvisarlo como delantero. Faceta en la que, gracias a su talla, no desentonó. Así, en el 85, el defensa consiguió arrastrar a los zagueros rojillos que, preocupados por que no recibiera el balón, dejaron a Postiga vía libre para el disparo. El portugués no se lo pensó y facturó un obús que terminó besando la red para delirio de los blanquillos. La historia épica parecía escrita una vez más. Pero, ya se sabe que las alegrías en casa del pobre son efímeras. Y, desde luego, no hay un equipo más desamparado que el aragonés. Por ello, en la siguiente acción, en un córner prescindible concedido por Obradovic, Osasuna logró empatar.

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.