Supercopa de España 2011 ida

Real Madrid-Barcelona 2-2

Un Madrid-Barça muy competido El primer duelo oficial de la tempoarada se saldó con empate a dos goles entre el Madrid y Barça. La gran presión blanca se topó con la efectividad culé.

 

Si un Madrid-Barcelona cualquiera acapara la atención de los aficionados, con un título en juego y una huelga de futbolistas que de momento aplaza el inicio de la Liga, la Supercopa de España se presentaba como una cuestión de prestigio. José Mourinho apostó por el once tipo que jugó la pasada temporada primando el desborde de Di María a la versatilidad de Coentrao, uno de los fichajes para la nueva singladura. Pep Guardiola sorprendió al contar con Thiago Alcántara y Keita de inicio por los tocados Xavi y Busquets además de hacer debutar a Alexis Sánchez en el extremo derecho que suele ocupar Pedro.

Presión madridista es de el pitido inicial

El Real Madrid salió a presionar al rival con una intensidad que forzó muchos errores entre los azulgranas (ver vídeo de RTVE). En el primer minuto Benzema ya probó fortuna con un disparo. Uno de los nueve que el Madrid haría en la primera parte, por solo dos de su rival, pero la fortuna y precisión del Barça resultó simplemente demoledora.

En el minuto 8, Cristiano Ronaldo centró desde la izquierda para que Benzema cabeceara picado con gran peligro. Solo la gran intervención de Víctor Valdés evitó el gol. El premio al mayor dominio del centro del campo, en el que Xabi Alonso y Khedira no permitían las triangulaciones culés, llegó cuatro minutos después. Benzema se deshizo de Abidal y Mascherano y realizó un pase horizontal con el exterior de su bota derecha que controló Mesut Özil para batir al portero azulgrana.

 

El Madrid ganó en autoestima al comprobar que su rival no era capaz de acercarse con peligro a su área. La posesión, la gran arma del rival, incluso era mayor para el bando local. Khedira empezó a mostrar signos de ir pasado de vueltas cuando a la media hora rozó con su bota la cabeza de Abidal. Se salvó de la tarjeta pero cinco minutos después la vio por agarrar por los hombros a Thiago para detener una jugada. Poco antes el Madrid había reclamado un penalti por manos de Abidal pero el árbitro no vio intencionalidad. La verdad es que el balón le dio en el pie, en el estómago y en el codo del defensa francés.

La pegada del Barça

En el minuto 35 un inédito Messi puso un balón a Villa que recortó a Sergio Ramos y Khedira en el vértice izquierdo del área y batió a Casillas de una fenomenal vaselina que entró por la escuadra. El gol era un castigo muy duro pero la cosa se pondría aún peor para los locales cuando en el minuto 45, el medio centro alemán estorbó a Carvalho permitiendo que Messi controlara el balón. Pepe se resbaló y el delantero argentino tuvo vía libre para batir a Casillas por segunda vez. No se podía sacar más con menos. Una efectividad total.

El ’10’ del Barça anotó por cuarto partido consecutivo en el Santiago Bernabéu añadiendo un poco más de sal a la herida blanca. Y de paso se demostró, una vez más, que a la ’Pulga’ le sienta mucho mejor el blaugrana que el albiceleste.

Una segunda parte de alta tensión

En el segundo acto los ánimos se fueron calentando. Un córner a favor del Madrid acabó en los pies de Pepe que tras proteger el balón se lo cedió a Xabi en la frontal y éste lo transformó en el empate a dos. Aún quedaba más de media hora de partido.

Una entrada fuerte de Pepe a Alves abrió viejas heridas y se montó la bronca habitual cuando el portugués y el brasileño andan de por medio. Unos reclamaban la excesiva dureza del central y otros el teatro del lateral. Mourinho dio entrada a Coentrao y Callejón, mientras que Guardiola respondió con Xavi y Piqué. El Madrid apeló al orgullo para atacar en oleadas que llevaban más voluntad que precisión. Ronaldo tuvo un par de buenas ocasiones de cabeza y con un disparo desde la frontal pero la defensa barcelonista se salvó con apuros.

La entrada de Higuaín, a diez minutos del final, tuvo mucho que ver con la heroica carambola del último cartucho para lograr la remonatada. Un balón al área de Callejón se le escapó de las manos a Valdés y éste estiró la mano rozando y haciendo caer a Ronaldo. Teixeira pudo señalar penalti por derribo pero prefirió mirar para otro lado. En el 86, Pedro se adentró en el área y Marcelo sacó el balón pero no quedó claro si en la jugada también golpeó el pie de apoyo del extremo canario. Otra polémica que se fue al limbo y que llenará las intrascendentes tertulias futboleras.

El Barcelona, más contento que su rival con el resultado, contemporizó los últimos minutos y ambos equipos tendrán que dilucidar quien se lleva la Supercopa el próximo miércoles en el Camp Nou (23 horas, TVE).

Ficha técnica

Supercopa de España 2011 (ida). Estadio Santiago Bernabéu: 85.000 espectadores.

Real Madrid: Casillas, Sergio Ramos, Pepe, Carvalho, Marcelo; Khedira (Callejón), Xabi Alonso, Özil, Di María (Coentrao), Cristiano Ronaldo y Benzema (Higuaín).

Barcelona: Víctor Valdés; Dani Alves, Mascherano, Abidal, Adriano (Piqué); Keita, Thiago (Xavi), Iniesta; Villa (Pedro), Messi y Alexis Sánchez.

Árbitro: Fernando Teixeira Vitienes (Colegio cántabro).

Goles: Minuto 12, 1-0 Özil. Minuto 35, 1-1 Villa. Minuto 45, 1-2 Messi. Minuto 53, 2-2 Xabi Alonso.

 

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.