20171220092335-rv-rz1.jpg

21.12.2017 – LIGA 2ªDIV. 2017/18 – JORNADA Nº 20

PARTIDO OFICIAL Nº 3358
 REAL VALLADOLID 3-2 REAL ZARAGOZA Real Zaragoza

G. TARRAGONA   1-2 SD HUESCA 

  

 Ficha de PartidoTemporada 2017/2018 | Jornada 20 
Fecha:  19/12/2017      Hora:  21:00 h  
Real Valladolid
1    Masip
4    Kiko
8    Borja Fernandez
9    Mata
11    Hervias
15    David
17    Javi Moyano
18    Regal
19    Toni
23    Plano
35    Anuar
32
 
ÁRBITROS
 
Principal :    Vicandi Garrido, Iñaki
Asistente :    Vaquero Agama, Mateo N
Asistente :    Perez de Colosia Alonso, David
4º Arbitro :    Rezola Etxeberria, Ibai
Real Zaragoza
 Cristian Alvarez
 Benito
 Angel
 Simone Damiano
 Vinicius Araujo
 Borja
14  Febas
16  Eguaras
19  Giorgi
21  Zapater
24  Mikel Gonzalez

ENTRENADOR

Cesar Sampedro, Luis Angel

SUSTITUCIONES

7  Ioannis      
 Hervias (79’)
16  Cotan      
 Toni (84’)
24  Salvador      
 Plano (89’)
GOLES
1-0    Anuar (4’)
2-0    Mikel Gonzalez (6’)
3-0    Mata (38’)
3-1    Borja (40’)
3-2    Borja (79’)
 
TARJETAS
Mata (89’)     
Giorgi (34’)     
Gutierrez (81’)     
Febas (87’)     

ESTADIO: E.M. José Zorrilla
 

 
Ciudad: Valladolid
Fecha: 19 de diciembre de 2017
 
 ACTA DEL PARTIDO

ENTRENADOR

Gonzalez Saenz, Jose Ignacio

SUSTITUCIONES

26  Gutierrez      
 Mikel Gonzalez (35’)
8  Pombo      
 Giorgi (54’)
23  Toquero      
 Eguaras (75’)


 

R.Valladolid 3-2 R.Zaragoza

39.6 % Posesión 60.4 %
remates poste 0
remates a puerta 4
remates paradas 4
remates fuera 3
remates otros 3
tarjetas amarillas 3
tarjetas rojas 0
10 faltas recibidas 18
18 faltas cometidas 10
115 balones perdidos 132
60 balones recuperados 52
fueras de juego 1
penaltis 1
intervenciones portero 4

0 a puerta 1

Noche de lobos para el Real Zaragoza en Valladolid y derrota maquillada por 3-2

Los locales se adelantaron 3-0, con dos goles antes del minuto 6. Dos tantos de Borja Iglesias rebajaron la sensación de inferioridad mostrada durante gran parte del duelo.

No sale del fango el Real Zaragoza. No da señales reales de vida mejor. En Valladolid, cuando la clasificación ya apremia de lo lindo a los de Natxo González y la victoria tenía carácter de urgencia, lo que llegó fue otra derrota. Y fea en su consumación. Con muchos detalles dignos de saltar cualquier testigo de prevención de riesgos. El 3-2 final es puro maquillaje. Que, curiosamente, pudo incluso acabar siendo un increíble 3-3 en un momento dado del atribulado final del duelo, cuando el alocado equipo local, con veneno en ataque pero un flan en defensa, permitió que los aragoneses tuviesen a mano una remontada en la que, en el fondo, ni ellos mismos creyeron durante largo tiempo durante la segunda mitad. Siempre estuvo más cerca la goleada castellana. Pero este año en Zorrilla están acostumbrados a estos partidos de alboroto. Mucho antes, la cosa estuvo servida para un 4-1 o un 5-1 sin que nadie se hubiera extrañado.

De la revolución de Albacete a la revolución de Valladolid. Natxo volvió a mutar más de la mitad del equipo respecto del partido anterior y, si el sábado fueron siete los cambios en Albacete, esta noche de martes en Zorrilla fueron seis. En el estadio vallisoletano retornaron al equipo inicial Zapater, Cristian Álvarez (una vez cumplida su sanción), Ángel Martínez, Papunashvili, Febas y Vinícius. Y los que dejaron su plaza y se quedaron fuera en esta ocasión fueron Delmás, Javi Ros, Pombo, Raúl Guti, Toquero y Ratón.

Pues bien, en el minuto 6, el Real Zaragoza ya perdía 2-0. Un caos el inicio del choque. Sin concentración, sin chispa, sin reflejos en nadie. El Valladolid salió con queroseno. Los de Natxo, con gasoil agrícola. El pichichi Mata, debidamente conocido y supuestamente estudiado, fabricó los dos tantos iniciales en sendas penetraciones hasta el corazón del área. El primero se lo regaló al ceutí Anuar, canterano de Pucela que se estrenó como profesional ante el gol. El segundo, cargado de fortuna para el ariete local, lo acabó metiendo en propia puerta Mikel González tras un pase inesperado de Mata que no tenía destinatario, en un exceso de generosidad del pucelano, que debió tirar mano a mano ante el sorprendido y abatido Cristian Álvarez. Vaya nochecita para el portero argentino y para Mikel, que también falló en el primero en el cierre de espacios.

Resultó incomprensible este pésimo inicio de partido de los zaragocistas en un día de tanta importancia. Así que fue como salir del vestuario 2-0 abajo. Una losa de granito de mil toneladas para un equipo débil en todas sus facetas hace días y cuya capacidad de reacción ha sido escasa en lo que va de curso, que ya es su mitad. El Valladolid agradeció el gesto y, pese a su manifiesta blandura defensiva (viéndolos se entiende que hayan recibido una treintena de goles), se echó atrás a recibir los ataques de los de Natxo para salir con peligrosas contras por medio de Hervías y Óscar Plano, que rompían la zaga aragonesa con una facilidad pasmosa. Mikel González pidió el cambio, cojeando en una noche negra. Entró Guti y Zapater pasó a ser central. Cosas de la desesperación.

En ataque, los tomates amagaban sin dar, como siempre. Grippo lanzó una falta lejana a las manos de Masip. Borja Iglesias no supo rematar una asistencia en el área pequeña de Papunashviili, el más activo dentro de la planicie general. De nuevo el georgiano, a la media hora, ganó la espalda a los centrales locales y pudo plantarse mano a mano ante Masip. Pero no se decidió a tirar, estuvo lento, y Deivid acabó taponándole el mal disparo final. En otro par de fogonazos locales, acabó llegando el lacerante 3-0. Ya había avisado Óscar Plano en el 32, obligando a Álvarez a detener abajo un disparo raso que iba dentro. En el 38, el mismo jugador se fue de Grippo y Ángel y regaló el tanto a puerta vacía a Mata. El roto era ya de dimensiones serias antes del descanso.

Un minuto después, en un error en cadena de la zaga albivioleta, la pelota le quedó muerta a los pies de Borja Iglesias tras un centro malo de Ángel Martínez y el gallego, por fin, rompió su mala racha personal anotando el 3-1. Un tanto que, en otras condiciones, hubiese sido largamente celebrado. En este caso, pareció el gol de un entrenamiento. El chandrío era demasiado serio como para brindar por algo así, por muy bueno que pueda ser de cara al futuro para Iglesias. Y en esas, enseguida, llegó el descanso. Con la sensación de que el Real Zaragoza estaba noqueado, fuera de sí, a merced de una goleada mayor, pero con un inesperado resquicio para la esperanza de meterse en el partido milagrosamente gracias a ese tanto final de Iglesias. Al fin y al cabo, el Valladolid mostraba serias debilidades en su mecanismo defensivo.

El segundo tiempo comenzó con las mismas líneas básicas en su desarrollo. Cierto empuje zaragocista sobre un Valladolid replegado, sin éxito en los últimos pases de ningún jugador de rojo, y unos contragolpes llenos de peligro, siempre protagonizados por el incansable Mata. El cuarto gol local anduvo cerca en un par de penetraciones del ex del Girona. Pasaban los minutos y el Zaragoza, que se supone debía buscar el 3-2 por todos los medios, no pisaba el área de Masip, que vivía en un balneario. Eso si, bajo cero en una noche de lobos. Lobos aulladores en el campo y, también, fuera de él. Pitaban los oídos.

Natxo quitó al amonestado Papunashvili, siempre revolucionado en las entradas, pese a que era el único que sacaba algún brillo -inerte- de vez en cuando. Metió a Pombo, que cambió de banda con Febas… pura pose, porque nada funcionó tácticamente en asuntos cruciales un día más. El Real Zaragoza mostró en Valladolid que, en realidad, da igual lo que haga Natxo González últimamente.No se reciben señales estimulantes sobre el campo. Generalmente, casi todo es cansino, romo, insustancial.

Al Valladolid le llegaron a anular dos jugadas de gol de Mata, por fuera de juego, en sendos mano a mano ante Cristian Álvarez, tras desbordar en velocidad a toda la defensa en ambos casos. El segundo de ellos, en el minuto 65, no fue orsay. La lentitud de la zaga aragonesa era intolerable por momentos. Parecía que llevaban plomadas en la cintura. Se consumió el tiempo con celeridad sin que la reacción zaragocista tomara cuerpo. No hay un líder. No hay nadie que se eche el equipo a las espaldas. No hay ese tipo de resortes anímicos que, en la mayoría de los equipos, fluyen por naturaleza cuando el fútbol pide venirse arriba. El Valladolid nunca sufrió y se limitó a dejar correr el segundero. Tenía el triunfo en el bote casi desde el calentamiento.

Anuar perdonó el 4-1 en el 74, a bocajarro, tras pase una vez más de Mata, la estrella local. El Zaragoza daba muestras de andar roto y resquebrajado. No atacaba bien ni defendía con contundencia. Natxo le dio el último cuarto de hora a Toquero, que salió al espacio infinito en vez de Eguaras. Un desorden táctico de esos que solo se ven cuando todo está perdido. Y, en esas, Borja Iglesias cabeceó una falta lejana servida por Pombo y, en el primer remate de todo el segundo periodo, en el 75, obligó a Masip a hacer una gran parada junto al palo. Coincidió con la aparición del pelado de Vitoria. Lo mismo que, de inmediato, el penalti que le hizo Kiko Olivas a Iglesias al agarrarlo por detrás en un control. Faltaban 12 minutos cuando el ‘9’ zaragocista lograba el 3-2 y abría la opción al milagro.

El 3-3 lo tuvo en su pie derecho el mismo Borja Iglesias en el 80, tras un centro de Toquero desde un lateral. Era la locura que siempre patrocina el Valladolid en sus partidos y que el ido Zaragoza no supo aprovechar ni buscar durante 80 largos y lamentables minutos. La posibilidad de puntuar llegó muy tarde. Demasiado tarde. Y muy aleatoriamente, al tuntún, más que fruto de un revulsivo visible en el juego. El marcador final fue más casual que ganado a puro pulso.

El Real Zaragoza vuelve a casa del doble viaje a Albacete y Valladolid con un punto de los seis disputados. Escasísimo bagaje para las necesidades que acucian al equipo y la entidad. Ver la clasificación tras 20 jornadas evita mucha literatura. Y, sin palabras, denuncia la gravedad del asunto. Así que sirva ese consejo en la antesala de la Navidad, tras este nuevo chasco mayúsculo en Zorrilla: si alguien quiere ver la realidad del actual equipo, que repase de vez en cuando la tabla. Y, para tener una visión más certera, espere al jueves por la noche, cuando la penúltima jornada de la primera vuelta esté ya conclusa. El Zaragoza quedará abajo, demasiado abajo, asomado al abismo. Y, por ende, lejos, muy lejos de arriba.

Ficha Técnica

Real Valladolid: Masip; Antoñito, Deivid, Kiko Olivas, Moyano; Borja Fernández, Anuar; Hervías (Gianniotas, 79), Toni Villa (Cotán, 85), Óscar Plano (Ibán Salvador, 89); y Mata.

Real Zaragoza: Cristian Álvarez; Benito, Mikel González (Raúl Guti, 35), Grippo, Ángel Martínez; Zapater, Eguaras (Toquero, 75); Papunashvili (Pombo, 53), Febas; Vinícius y Borja Iglesias.

Árbitro: Vicandi Garrido (Comité Vasco). Amonestó a Papunashvili (34), Raúl Guti (80), Febas (86) y Mata (94).

Goles: 1-0, min. 4: Anuar. 2-0, min. 6: Mikel González, en propia puerta. 3-0, min. 38: Mata. 3-1, min. 39: Borja Iglesias. 3-2, min. 78: Borja Iglesias, de penalti.

Incidencias: Noche heladora en Valladolid, con 0 grados al inicio del choque y -2 a su conclusión, las 11 de la noche. Césped irregular, con calvas en ambas áreas y terreno duro. En las gradas, a causa del tardío horario, las condiciones meteorológicas y el hecho de que fuese un día laborable, apenas acudieron 5.500 espectadores, una entrada ridícula sobre 26.500 butacas.

 

Ficha de Partido Temporada 2017/2018 | Jornada 20
Fecha:  23/12/2017      Hora:  16:00 h  
Gimnàstic
1     Dimitrievski
25     Eddy
2     Otar
5     Gaztañaga
8     Ik. Uche
11     Manu Barreiro
12     Jean Luc Gbayara
14     MESA
16     Bruno
18     Daisuke
22     Abraham
1 2

ÁRBITROS

Principal :     Gorostegui Fernández Ortega, Aitor
Asistente :     Porras Rico, Rubén
Asistente :     Merino Sanchez, Javier
4º Arbitro :     Irurtzun Artola, Imanol
Huesca
 Remiro
 Amador
 Aguilera
 David
 Melero
 Juan Camilo
14   Pulido
16   Luis Ezequiel
19   Alexander David
20   Rajko
22   Sastre

ENTRENADOR

Rodriguez Saravia, Antonio

SUSTITUCIONES

7   Juan Antonio       

Ik. Uche (44’)
19   Dongou       

Eddy (68’)
GOLES
0-1     Luis Ezequiel (36’)
0-2     Amador (79’)
1-2     MESA (89’)

TARJETAS
Jean Luc Gbayara (40’)     
Eddy (51’)     
Sastre (13’)     
Melero (67’)     
Rajko (71’)     

ESTADIO: Nou Estadi



Ciudad: Tarragona
Fecha: 23 de diciembre de 2017

ACTA DEL PARTIDO

ENTRENADOR

Ferrer Sicilia, Juan Francisco

SUSTITUCIONES

11   Gallar       

Luis Ezequiel (61’)
10   Camacho       

Melero (84’)
23   Ezequiel       

David (86’)

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.