20171214130203-ara-pacis-rom.jpg

Ara Pacis, la gran obra de Augusto

El altar dedicado a la diosa romana Pax conmemoraba la paz instaurada por el emperador Augusto después de su triunfo en la conquista de la Galia e Hispania.

ara entender el porqué de la construcción del Ara Pacis hay que conocer antes la figura que gobernaba Roma en el momento de su construcción: Octavio Augusto, el primer emperador romano, Primus inter pares ("el primero entre iguales").

Augusto había aprendido de la experiencia vivida por su tío, el dictador Julio César, –asesinado en los Idus de Marzo en el Senado–, de quien heredó el poder imperial. Por ello, no intentó buscar el título de rey ni el de dictador, que estaban peor vistos por la sociedad romana, conformándose con convertirse en “príncipe”.

Con ese título supo ostentar todo el poder, pero manteniendo las viejas estructuras republicanas.

Durante su gobierno se alcanzó la famosa “Pax Romana”, que se glorifica en el Ara Pacis, erigido por el Senado de Augusto, a su regreso de las Galias.

Construido entre el año 13 al 9 a.C., el Ara Pacis originalmente estaba erigido en la via Flaminia en el Campo de Marte de Roma, junto al mausoleo del emperador Augusto.

Hoy en día, para proteger esta joya única, se alberga en el interior de un edificio museístico exclusivo que lleva su nombre, Ara Pacis, en Roma, y cubre en su totalidad el monumento desde su inauguración en 2006.

El altar es un cubo de mármol de Carrara con alegorías sobre la mítica fundación de Roma y relieves de una procesión de Augusto, familiares, magistrados, senadores y sacerdotes, inspirada en las Panateneas del Partenón.

El estilo tiene la mezcla de los elementos de origen griego y helenístico con la perfección que alcanzó el retrato romano.

La influencia griega nos remite a otra escena de procesión ritual: el friso de la Panateneas del Partenón, esculpido por Fidias en el siglo V a.C.

Así el Ara Pacis augustiniano es uno de los ejemplos más ilustrativos del relieve histórico, un género escultórico netamente romano.

El carácter práctico de la cultura romana llevó a fijarse más en la representación de las hazañas de los mortales que la de los dioses, en un deseo de utilizar el arte como herramienta de propaganda y dejar constancia de dichas hazañas para el futuro.

Al altar se accede por una escalinata y en el interior hay una gran profusión de adornos de flores, sobre todo, en forma de guirnaldas colgadas de cráneos de buey.

Un hecho curioso es que en 2009, el Ayuntamiento de Roma organizó unas sesiones para mostrar el Ara Pacis con sus colores originales a través de efectos especiales.

Obra artística con fines propagandísticos

Una clara intencionalidad propagandística que se detecta en los relieves históricos es el afán de mostrar al emperador Augusto como el pacificador del Imperio tras un siglo de guerras civiles y conquistas y el inicio de la "Pax Romana".

En el año 24 a.C., por primera vez en más de un siglo se cerraban las puertas del templo del dios Jano que permanecían abiertas mientras Roma estuviese librando alguna batalla en el exterior.

Por los relieves del monumento se detecta también que no se trata de mostrar sólo a Augusto, sino que se representa a los miembros de toda su familiacomo los herederos garantes de la paz y la estabilidad en el Imperio.

Así, el altar pretende afirmar el poder de la nueva familia imperial, además de justificar el alto cargo de gobierno que ocupan por dos motivos: por un lado, en sus hazañas políticas y, por otro, en su origen semidivino entroncando la familia Julio-Claudia con los orígenes mitológicos de Roma.

En el Ara Pacis, la escena de la fachada de Eneas realizando un sacrificio indica claramente estos orígenes.

**********

Ara Pacis

Ara Pacis

Ara Pacis Augustæ
(Altar de la Paz de Augusto)
Localización
PaísItalia
UbicaciónLungotevere in Augusta — 00186 Roma
Información general
AdministradorMuseo dell'Ara Pacis
HorarioMartes a domingo
de 9:00 a. m. a 7:00 p. m.
Sitio webhttp://es.arapacis.it/
Historia del edificio/monumento
ConstrucciónSPQR
Inauguración30 de enero delaño 9 a.C. (Siglo I a.C.)
AutorAnónimo
Arquitecto(s)Desconocido
Características
TipoMonumento conmemorativo
Estilo(s)Romano Imperial
Dimensiones11,65 x 10,62 x 4,60 metros1
Protección del monumento
CaracterísticasPlanta rectangular descubierta con dos puertas y un altar en su interior


Ara Pacis Augustæ (español: Altar de la Paz Augusta) es un altar y monumento dedicado a la diosa romana Pax erigido por el senado romano para celebrar las victoriosas campañas deAugusto en Galia e Hispania y la paz por él impuesta a su regreso triunfal. Construido entre el año 13 a. C. y el año 9 a. C.,2​ su emplazamiento original era en el lado oeste de la Vía Flaminia en el Campo de Marte, donde cada año se debían sacrificar un carnero y dos bueyes. Posee una planta rectangular con unas dimensiones de 11,65 x 10,62 x 4,60 metros construidos con mármol de Carrara y no está cubierto.1​ Presenta dos puertas: una frontal para el sacerdote oficiante, precedida de una escalinata, y otra posterior para los animales a sacrificar; estas puertas estaban orientadas originalmente al este y al oeste. En su interior el centro está ocupado por el ara propiamente dicha que se asienta sobre un pedestal escalonado.

Lo más destacado es la decoración escultórica que recubre el edificio. En el interior el friso está ocupado por guirnaldas y bucráneos. En el exterior los zócalos se recubren de roleos de acanto. Los frisos exteriores tienen distinta decoración según su ubicación: flanqueando las puertas cuatro alegorías, y en los muros laterales dos procesiones.

Las alegorías están relacionadas con la mítica fundación de Roma. De los cuatro originales solo dos se han conservado casi completos; uno de éstos representa a Eneas y el otro (el mejor conservado) a la Tierra, como una mujer con dos niños, flanqueada por los genios fertilizantes del Aire sobre un cisne y del Agua sobre un monstruo marino; todo ello acompañado de frutos y animales que hacen alusión a la prosperidad proporcionada por la Paz de Augusto.

La procesión de los frisos laterales representa a Augusto, su familia, amigos, magistrados y senadores, componiendo un magnífico conjunto de retratos que, no obstante, deja entrever una fuerte influencia de las Panateneas del Partenón, si bien los personajes procesionan en dos filas con más orden y disciplina que en el templo ático. Se combinan altorrelieves con medio y bajorrelieves, que contribuyen a crear sensación de profundidad.

Nos encontramos, pues, ante una obra que combina los elementos de origen griego y helenístico (la influencia de Fidias, las alegorías y elementos decorativos helenísticos), con el realismo y la sobriedad características de la tradición romana del retrato, representando por su calidad el punto más alto jamás alcanzado en el arte de los relieves.

Tras siglos de abandono el monumento se redujo a ruinas y sus restos fueron reutilizados para cimentar el palacio de Humberto I. En 1903 se realizaron las primeras excavaciones sistemáticas, completadas entre 1937 y 1938, con la reconstrucción del edificio durante los años de gobierno fascista en Italia.

Uno de los pilares de la política interior de Mussolini fue la recuperación del legado romano; se apropió de los símbolos imperiales como vehículo de reafirmación nacional, y asimiló la imagen de un líder fuerte y absoluto como el Emperador romano a su propia posición como jefe único de todos los italianos. Durante el período fascista por él comandado, se realizó un ingente esfuerzo de recuperación de restos arqueológicos.

En fecha reciente, el monumento fue recubierto por un edificio de líneas minimalistas diseñado porRichard Meier, para protegerlo de la contaminación atmosférica. El nuevo conjunto incluye salas subterráneas para exposiciones temporales.


Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.