20161116074249-partido668-11-titular.jpg

 

 

  

INGLATERRA

Partido 668

  

ESPAÑA

 2-2  

1 - 0, min.9, Lallana,penalti.
2 - 0, min.48, Vardy.

 

Amistoso

15 Noviembe 2016

Londres

Estadio: Wembley

2 - 1, min.89, Iago Aspas.
2 - 2, min.95, Isco. 

Ficha técnica


INGLATERRA: Hart (Heaton, min.46); Clyne, Rose (Cresswell, min.79), Dier, Cahill (Jagielka, min.46); Stones, Sterling (Townsend, min.64), Henderson, Lallana (Walcott, min.27) Lingard y Vardy (Rashford, min.68).
ESPAÑA: Reina; Azpilicueta, Nacho, I.Martínez, Carvajal; Busquets (Nolito, min.78), Mata (Koke, min.46), Thiago (Ander Herrera, min.56); Vitolo (Iago Aspas, min.46), Silva (Isco, min.64) y Aduriz (Morata, min.64).
GOLES:1 - 0, min.9, Lallana, de penalti.2 - 0, min.48, Vardy.2 - 1, min.89, Iago Aspas.2 - 2, min.95, Isco.

ÁRBITRO: Ovidiu Hategan (RUM). Amonestó a Íñigo Martínez (min.30), Carvajal (min.76) en España y a Sterling (min.29), Walcott (min.31) y Rose (min.45) en Inglaterra.
ESTADIO: Wembley.

Inglaterra 2-2 España

34 % Posesión 66 %
0 remates poste 0
4 remates a puerta 5
3 remates paradas 2
3 remates fuera 2
1 remates otros 1
3 tarjetas amarillas 3
0 tarjetas rojas 0
13 faltas recibidas 17
17 faltas cometidas 13
73 balones perdidos 66
41 balones recuperados 55
3 fueras de juego 3
1 penalties 0
16 intervenciones portero 6

***********

Partido nº 668 Iago Aspas y Ander Herrera se estrenan como internacionales españoles:

El centrocampista del Manchester United y el atacante del Celta de Vigo debutan oficialmente como jugadores de la Selección absoluta en el amistoso ante Inglaterra. El gallego, con golazo incluido

Julen Lopetegui ha hecho debutar a dos nuevos internacionales, y ya van tres desde que se hizo cargo de la Selección española de fútbol. Tras el descanso del partido en Wembley, saltó al terreno de juego Iago Aspas. El atacante del RC Celta de Vigo es el internacional nº 744 en vestir la camiseta de España. Nacido en Moaña, Pontevedra, llega al equipo nacional tras crecer día a día en el conjunto vigués. En los cuarenta y cinco minutos que tuvo en Wembley, el gallego se mostró intenso y participativo con el grupo. Tanto, que en el tramo final de partido, dejó para el recuerdo un golazo con el que debuta, con un balón que, con la zurda, puso en la escuadra de la portería de Heaton.

Consulta todo el listado de jugadores que han sido internacionales con la Selección española de fútbol

Ante Inglaterra también fue el turno de un jugador que el vasco conocía bien desde las selecciones de España. No obstante, Ander Herrera se cuenta entre los campeones de Europa Sub-21 del año 2011, al igual que otros futbolistas como Thiago Alcántara.

Indiscutible en las selecciones de España desde joven, internacional olímpico en 2012, Ander Herrera ya recibió la llamada de Lopetegui en la concentración del mes de octubre. Ahora, en Granada, ha hecho su debut como internacional absoluto con España.

Debut Jugador Selección nº 774

Nombre: Iago Aspas (Celta de Vigo) 

Jugador Selección nº 774 Nombre: Iago Aspas (Celta de Vigo) Debut 15/10/2016.:

Debut Jugador Selección nº 775

Nombre: Ander Herrera (Manchester United)

Jugador Selección nº 775 Nombre: Ander Herrera (Manchester United) Debut 15/10/2016.:

Aspas maquilla a España ante Inglaterra

La Roja, liderada por el debutante gallego en el tramo final, remonta un 2-0. La selección de Lopetegui estuvo muy confusa y perdida hasta el carrusel de cambios en el segundo tiempo

Una carga final liderada por Iago Aspas evitó a España su primera derrota en la etapa de Lopetegui. Desnortada y sin poso alguno durante más de una hora, la Roja solo reaccionó con el carrusel de relevos habituales en los envites amistosos. A ese momento llegó con un 2-0 en contra y desvalida, sin haber sido capaz de plasmar una idea de juego concreta, demasiado agitada desde la pizarra del seleccionador. Hasta que en medio de la ruleta de cambios y más cambios, emergió sobre todos Aspas y, a hombros del novato gallego, la Roja cazó un empate final con un tanto de Isco. Solo faltaban segundos. Un empate elogiable por el empeño del segundo pelotón. Pero que no debiera maquillar del todo la zozobra previa.

Hasta que irrumpió el descarado Iago Aspas, que entró en Wembley como si fuera su cuarto de estar, España estuvo extraviada. Tan experimental que nunca se enganchó al partido, sin toque, sin gobierno, sin temple. En definitiva, una Roja desteñida, sometida por una Inglaterra ardorosa y enérgica, y sin disimulo a la hora de rascar hueso ajeno. Un colmillo suficiente para capear al grupo de Lopetegui. El seleccionador decidió alterar el sostén defensivo, ya de por sí escuálido por las bajas de Ramos, Piqué y Alba. El vasco prescindió de Bartra y ordenó una zaga con tres cuarteleros, con Azpilicueta y Nacho de escoltas de Íñigo Martínez, anclado en el eje. Una reválida de aúpa para un futbolista sin más vuelo internacional que ochenta minutos frente a Guinea, trece contra Ecuador y diez en Albania. Graduarse en Wembley es otra cosa. Y Vardy, que ha pasado de jornalero a distinguido goleador en la Premier, se lo impidió. Mientras España intentaba dar con un supuesto plan, el que fuese, Lallana, desde el costado derecho del medio campo, articuló un pase combado para Vardy. Íñigo Martínez tenía ventaja, pero se venció de mala manera. El control del ariete inglés no fue sutil, pero Reina no lo aprovechó y atropelló a su rival. Lallana acertó con el penalti y España se fundió del todo, pese a que el duelo solo amanecía.

Sobre Wembley solo se advertía una confusa trama de camisetas rojas. Una España destemplada con una defensa inédita y un medio campo tieso por la presión ajena y la falta de salida por los costados, donde solo Vitolo intentaba ventilar. Ante tanto borrón, a los 25 minutos ya rectificó Lopetegui. Fuera el plan A, o lo que fuese, y paso al B, con una retaguardia con Carvajal y Azpilicueta de laterales y Nacho e Íñigo como centrales.

El trueque no mejoró en nada a la Roja, superada en cada disputa, con menos nervio que el grupo de Southgate, al que bastaba con mantener la mordida y exprimir la velocidad de Sterling para dislocar a los visitantes. Nadie emitía señales de humo desde el bando español. Ni siquiera el eterno y abnegado Aduriz, aislado, sin un colega que tuviera la pretensión de que Aduriz hiciera de Aduriz. Nadie le buscó, fuera por vía terrestre o área. Un rematador puro como él debería ser el punto final de un conjunto tejido para otros menesteres, los que fuesen. España tiene laterales y extremos de largo recorrido, pero en Londres, pese a tener a Aduriz en la diana, el equipo renunció a remar por las orillas. Dos orillas, además, asimétricas: una con Carvajal y Vitolo y otra, la izquierda, solo con Azpilicueta, que para colmo no es zurdo, por más que le toque en ocasiones adaptarse.

Cegada y sin un guion definido, el que fuese, la Roja se fue al intervalo sin dictado alguno. De regreso, en un par de minutos, Vardy, de nuevo, tomó la matrícula de Íñigo Martínez, el último mal escalonado en un gol que evidenció la caraja española. Reina evitó el tercero, en un remate de Walcott. Ahí concluyó el partido fetén, no cuando se vuelve tan amistoso que no hay apuntador que pille el carrusel de cambios. Con el atasco de entradas y salidas mejoró España, más afilada ante la portería local. Nunca llegó a ser un equipo coral, pero, al menos, tuvo el fervor suficiente para dar la lata a los zagueros ingleses. Para entonces, Inglaterra, rebajada por los relevos, ya solo quería cuidar el marcador. Con brío y fe, llegó el golazo de Aspas y del arrebato final sacó provecho Isco para jolgorio de toda la expedición. Fue el único tramo en el que se vio definido al grupo de Lopetegui, ya con laterales al vuelo, extremos como Nolito y Aspas y un cierre ofensivo como Morata. Más concreto y con otro empeño, el equipo cazó el empate en la jugada terminal. Y lo hizo con la segunda columna de jugadores de Lopetegui. Con la primera, suspenso. Nadie supo qué tocaba hacer hasta que el entusiasmo de Aspas resultó contagioso.

 

España empata frente a Inglaterra en el debut de Ander Herrera

El centrocampista aragonés, suplente de inicio, sustituyó a Thiago en el minuto 55 de un partido que acabó 2-2.

Ander Herrera debutó este martes con la selección española absoluta. El centrocampista aragonés, suplente de inicio, sustituyó a Thiago en el minuto 55 del Inglaterra-España. A su entrada, el marcador reflejaba un 2-0 favorable a los locales, pero los de Julen Lopetegui lograron reponerse hasta acabar empatando.


La selección española empató en el último suspiro de un partido amistoso disputado en Wembley que decidió un gol de Isco en el minuto 95, pero dejó la imagen más pobre de España en el duelo que cerró el año 2016 para el combinado nacional.

Cuando todo estaba perdido aparecieron Iago Aspas e Isco para cambiar todas las crónicas. El gallego revolucionó el encuentro con su movilidad en los últimos metros y el malagueño, que apenas jugó 25 minutos, llevó el cuero al fondo de las mallas cuando Lopetegui asumía su primera derrota como seleccionador.


Sin embargo, el milagroso empate de ’La Roja’ deja en el aire el escaso rodaje del equipo de Lopetegui, superado en todas las facetas por una ramplona Inglaterra. España no fue nunca España. La selección no dio dos pases seguidos, se atascó en la salida del balón y puso mucho menos intensidad que su rival.

Cuando la selección española quiso darse cuenta ya perdía 1-0 por culpa de un penalti.
La defensa fue el gran talón de Aquiles en un once que apostó por solo dos jugadores del pasado sábado en Granada. Como centrales, una novedosa pareja que fue un caramelo para los ’pross’. Ni el madridista Nacho ni el ’txuri urdin’ Íñigo Martínez tuvieron su mejor día. En el centro del campo, tampoco hubo nada rescatable. 

Thiago se vio superado por el hambre de los locales y Busquets fue tapado por completo desde el inicio. Así ocurrió en un error infantil que permitió a Vardy acabar con el balón en los pies y ser derribado por Reina, sorprendentemente titular. El meta cordobés no tuvo más opción que hacer penalti al efervescente jugador del Leicester.

Lallana marcó el primero con decisión y se fue lesionado; y España no cambió el ritmo pausado y cansino que había definido sus intenciones en los diez primeros minutos. Poco fútbol, pero sobre todo pocas opciones de maquillar un encuentro al que ya se le veían las hechuras.
Al margen, obviamente, de las muchas bajas que tuvo el equipo: De Gea, Sergio Ramos, Piqué, Alba y Diego Costa, la selección desprendió pereza y nada de la frescura que inspiró Lopetegui con su apuesta.

El primer tiro a puerta lo firmó Vitolo -de lo mejor en ambos partidos-, pero resultó ser un oasis en el primer acto. La velocidad de Sterling y Henderson desarboló a una España que necesitaba el descanso como agua de mayo. Los de Gareth Southgate, por contra, estaban a sus anchas.

Era la primera vez que España empezaba perdiendo un partido en la ’era Lopetegui’. La reacción fue una de las cosas que quiso medir el nuevo míster, que apenas tuvo tiempo para hacerlo. A los dos minutos, otro error en los metros finales y gol de Vardy, que marcó con un violento cabezazo dentro del área de castigo.

Para colmo, el delantero inglés celebró su tanto con un famoso ’Mannequin Challenge’ que terminó por desquiciar a la selección. Nada hacía esperar un cambio en el guion, sobre todo porque el juego inglés seguía siendo sólido y constantes, todo lo contrario al de España que sólo despertó con la presencia de Aspas e Isco.

El de Moaña se asoció bien con Silva, buscó las cosquillas a Stones y demostró que su debut no quería que pasase desapercibido. De igual forma que Ander Herrera, que también tuvo buenos minutos en lo que fue su primer día como miembro de la selección absoluta.

Con el consiguiente enfado del seleccionador y con los londinenses abandonando Wembley, España recortó distancias con un golazo de Aspas que fue directo a la escuadra. El tanto parecía el 2-1, un premio exagerado para la triple campeona de Europa que no había merecido tan inmenso tesoro.

Pero para colmo de los ’pross’, en la última jugada del encuentro, Isco recibió en el área pequeña, controló con el pecho y batió a Heaton por debajo de las piernas. Lopetegui echó a correr por la banda como si un punto hubiese logrado. El equipo se abrazó celebrando no haber caído en un escenario sagrado donde lo único bueno para España fue eso, el resultado.

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.