20121128140525-leopoldo-de-hohenzollern-sigmaringen.jpg

 

Leopoldo de Hohenzollern Sigmaringen

El príncipe Leopoldo Estéfano Carlos Antonio Gustavo Eduardo Tásilo de Hohenzollern-Sigmaringen (Krauchenwies, 22 de septiembre de 1835 - Berlín, 8 de junio de 1905) fue el jefe de la rama Hohenzollern-Sigmaringen, de la Casa de Hohenzollern y jugó un papel importante en la política del poder europeo.

Sus padres eran Carlos-Antonio y Josefina Federica de Baden. Leopoldo fue padre del futuro Fernando I de Rumania y su hermano Carlos ocupó luego el cargo de Rey de Rumania.

Tras la Revolución de 1868 en contra de Isabel II de España, Leopoldo fue candidato, a propuesta del general Prim, a ocupar el trono de España. Esta oferta fue apoyada por el Primer Ministro prusiano Otto von Bismarck, pero rechazado por el Emperador Napoleón III de Francia.

En España, la filtración de la noticia de Leopoldo como candidato a la corona, y dada la difícil pronunciación de su nombre para los españoles, generó que le conocieran como Leopoldo Olé-Olé si me eligen.[]

Leopoldo fue forzado a rechazar la oferta del trono español, y debido a la demanda insistente del gobierno francés y el llamamiento del Telegrama de Ems el resultado fue la Guerra Franco-Prusiana en 1870 que supuso la caída del emperador francés y la llegada de la tercera república francesa.

En 1861 el príncipe Leopoldo casó con la Infanta Antonia de Portugal, hija de María II de Portugal y de su consorte Fernando II. Con ella tuvo tres hijos:

  • Príncipe Guillermo (1864-1927), quién lo sucedería como Príncipe de Hohenzollern
  • Príncipe Fernando (1865-1927), luego Rey de Rumania
  • Príncipe Carlos-Antonio (1868-1918)

Hohenzollern-Sigmaringen, Leopoldo de (1835-1905).

Príncipe alemán, candidato al trono de España entre 1869 y 1870, ostentó, entre otros, el título de príncipe de Hohenzollern. Nacido en Krauchemwies el 27 de septiembre de 1835 y muerto en Berlín el 8 de junio 1905, sus padres fueron Carlos Antonio de Hohenzollern y Josefina de Baden.

Bautizado por el rito católico con los nombres de Leopoldo Esteban Carlos Antonio Gustavo Eduardo Tassilio, el 12 de septiembre de 1861, a la edad de veintiséis años, contrajo matrimonio, en la ciudad de Lisboa, con la infanta Antonia de Portugal, con la que tuvo tres hijos, todos ellos varones. Miembro del ejército prusiano desde su juventud, en el momento de su casamiento ocupaba el cargo de mayor en el regimiento Nº 1 de infantería de la Guardia Prusiana.

Dada su condición de católico, desde el año 1869 fue considerado firme candidato para ocupar el trono español, que permanecía vacante desde la Gloriosa Revolución de 1868. De este modo el general Juan Prim, estudió atentamente su candidatura y tras sondear la opinión del pueblo español, a principios de 1870 visitó a su padre, Carlos Antonio, con el fin de ofrecerle la posibilidad de que su hijo fuera nombrado rey de España, iniciándose así un periodo de negociación, del que se hizo eco la prensa internacional, en el que ambas partes llegaron a un acuerdo. Hay que destacar que la candidatura de Leopoldo fue considerada muy beneficiosa para los intereses internacionales prusianos y de este modo Bismarck apoyó firmemente su nombramiento, es muy posible que el canciller alemán fuera el que en un principio lanzara su nombre, tras la negativa que recibió Prim de Fernando de Portugal. La reacción francesa no se hizo esperar y poco tiempo después se iniciaron los contactos diplomáticos entre París y Berlín, así el embajador francés expresó en la corte del rey de Prusia que si Leopoldo no retiraba la candidatura, Francia declararía la guerra inmediatamente. Ante estos acontecimientos Carlos Antonio y Leopoldo renunciaron de forma oficial al trono español a principios del mes de julio de 1870, pero las fuertes diferencias existentes entre ambos países, se agravaron con el conflicto diplomático y el 19 de julio de ese mismo año estalló la Guerra Franco-prusiana. A pesar de su implicación en el conflicto Leopoldo no participó en la guerra, aunque continuaba perteneciendo al ejército prusiano.

Tras la muerte de su padre el 2 de junio de 1885, Leopoldo heredó, como primogénito, todos los títulos de éste y se convirtió en el jefe de la Casa de Hohenzollern-Sigmaringen, así asumió los títulos de príncipe de Hohenzollern, de Burgrave, de Nuremberg, fue conde de Sigmaringen, de Vöhringen y de Beg, además de los títulos de señor de Haigerloch y Wahrstein. Leopoldo continuó en el ejército prusiano y llegó a ocupar el puesto de general de infantería, además hay que destacar que participó en la vida política del país como miembro de la Cámara de los señores de Prusia.

Leopoldo murió en Berlín en el año 1905, a la edad de setenta años, su hijo primogénito, el príncipe Guillermo, asumió todos los títulos de la Casa Hohenzollern, aunque hay que destacar la llegada al trono de Rumanía de su segundo hijo, el príncipe Fernando.

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.