20120916220502-real-sociedad-real-zaragoza.jpg

 

Partido Nº 1952 del R.ZARAGOZA  en 1ª Div.

 REAL SOCIEDAD 2-0  REAL ZARAGOZA

Equipos
Real Sociedad
(4-2-3-1)
Claudio Bravo1
Dani Estrada22
Mikel González3
55’ Íñigo Martínez6
38’ Alberto De la Bella24
57’ Markel Bergara5
Asier Illarramendi8
68’ 85’ 61’ Carlos Vela11
78’ Zurutuza17
90’ Antoine Griezmann7
83’ Agirretxe9
Suplentes
Eñaut Zubikarai13
83’ Jose Ángel20
Ansotegi15
78’ Javi Ros23
Víctor Fuchs34
85’ Diego Ifrán21
Jonathan Nanizayamo33
Zaragoza
(4-2-3-1)
1Roberto
19Cristian Sapunaru
4Álvaro
3Paredes 37’
21Abraham 90’
15José Mari
20Franco Zuculini 63’
8Edu Oriol 63’
17Stefan Babovic 75’
11Paco Montañés
9Hélder Postiga
Suplentes
25Leo Franco
6Goni
10Apoño 63’
23Javi Álamo 75’
12Romaric
32Víctor Rodríguez
7Aranda 63’
Entrenador
Philippe Montanier 
Entrenador
Manolo Jiménez 
Real Sociedad Zaragoza
2 Goles 0
1 Asistencias 0
8 Disparos 11
3 Disparos a portería 2
2 Paradas 1
1 Goles de penalti 0
1 Penaltis 0
11 Centros 13
3 Saques de esquina 5
2 Fueras de juego 2
13 Faltas cometidas 18
4 Tarjetas amarillas 2
0 Tarjetas rojas 0

Ficha técnica:

Real Sociedad: Bravo, De la Bella, Mikel, Iñigo, Estrada, Markel, Illarra, Zurutuza (Ros, 76'), Griezmann, Vela (Ifran, 85') y Agirretxe (José Ángel, 82')

Real Zaragoza: Roberto, Sapunaru, Álvaro, Paredes, Abraham, José Mari, Zuculini (Apoño, 62'), Babovic (Álamo, 74'), Montañés, Oriol (Aranda, 62') y Postiga

Goles: 1-0 Martínez (54') y 2-0 Vela (60')

Árbitro: Iglesias Villanueva. Amonestó a De la Bella, Bergara, Vela y Griezmann de la Real Sociedad. Por parte del Real Zaragoza vieron tarjeta amarilla Paredes y Abraham.

Incidencias: Partido disputado en Anoeta correspondiente a la cuarta jornada de Primera División

El Real Zaragoza incide en sus errores habituales

El conjunto aragonés cayó derrotado por 2-0 en su visita a la Real Sociedad. Los zaragocistas encajaron un gol a la salida de un córner y otro tras un penalti.

Caras nuevas, mismas sensaciones y final tristemente conocido. Cuarta jornada de Liga, primera tras el parón. El pretexto perfecto para un resurgir zaragocista que, sin embargo, no llegó. En Anoeta, con la plantilla completa por primera vez, el Real Zaragoza volvió a mostrar las mismas debilidades que en los tres enfrentamientos precedentes. Un equipo plano, de juego aburrido, que sufre bajones físicos inexplicables y no sabe defender a balón parado. Partidos de plomo que, generalmente, se deciden por detalles. En esta ocasión, un gol encajado a la salida de un córner, obra de Íñigo Martínez, y otro de penalti, que ejecutó a la perfección el mexicano Vela.

Sobre el verde de San Sebastián, Manolo Jiménez alineó por primera vez a Sapunaru y Babovic. Debut de dos jugadores llamados a ser importantes en el devenir blanquillo. Especialmente el rumano, único especialista en nómina para el lateral derecho. Su comienzo, complicado por quién tenía en frente, fue irregular. No en vano, el carrilero diestro vio como los realistas generaban sus llegadas más claras por su banda. El tándem formado por Griezmann y De la Bella fue, sin duda, la mayor amenaza para la meta defendida por Roberto Jiménez. Especialmente en el minuto 33, cuando el extremo francés probó suerte desde el rincón izquierdo del área pequeña tras un centro del lateral. Afortunadamente, el meta madrileño estuvo rápido de reflejos, repeliendo el esférico del arco aragonés.

Sin embargo, si hay un axioma que se repite una y otra vez en los partidos del Real Zaragoza es que, a partir del minuto 30, el equipo aragonés se desinfla incomprensiblemente. Así sucedió en San Sebastián, después de haber dominado el tramo inicial del encuentro. El sistema dispuesto en el centro del campo, con una línea de cuatro formada por Montañés, Zuculini, Babovic y Oriol, con José Mari por detrás controlando cualquier desmán, se desfondó a la media hora de juego, dando alas al rival.

Declive zaragocista

Lamentablemente para los aragoneses, la sensación de hastío continuó a la vuelta de vestuarios. La Real Sociedad se encontraba cómoda y, por si fuera poco, el cuadro zaragozano destapó sus peores esencias. Tras un pequeño escarceo de Montañés que Postiga estuvo apunto de convertir en gol, los vascos encontraron un premio que quizás tampoco merecieron a la salida de un córner. En el 54, Vela sirvió desde la esquina y Martínez, entre tres defensores avispas, cabeceó al fondo de la red. La misma historia de siempre, empeorada por el prescindible penalti que Paredes cometería poco después. Vela, receptor de la pena máxima, trasformó el 2-0 con un tiro sobrio por el centro de la portería.

Tarde quizás, Jiménez movió piezas. Con su muralla expugnada en dos ocasiones, entraron Apoño y Aranda por Zuculini y Oriol. Más tarde, Álamo protagonizó el tercer debut de la tarde al ingresar por Babovic. Por la dinámica del resultado, el conjunto local se dejó llevar. Pasando los minutos plácidamente a la espera del pitido final. Un escenario en el que el Real Zaragoza apenas supo hacer daño a su rival. Solo Postiga, que volvió a protagonizar una nueva batalla de su guerra individual contra el mundo, lo intentó sin fortuna.

Antes de viajar a la capital guipuzcoana, Jiménez había calificado el partido disputado la pasada temporada en Anoeta como el peor de su etapa al frente del Real Zaragoza. Una bestia negra que volvió para agrandar su leyenda.

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.