Partido 20 Grupo B

Publicado: 18/06/2012 23:25 por Miguel Anchel Sanz en EURO2012 POL-UKR
20120704192909-portugal-holanda.jpg

 

PORTUGAL 2 – 1 HOLANDA

Portugal: Rui Patricio; João Pereira, Pepe, Bruno Alves, Coentrão; Meireles (Custiodio, m. 72), Veloso, Coutinho; Nani (Rolando, m. 87), Postiga (Nelson Oliveira, m. 64) y Cristiano Ronaldo.

Holanda: Stelenburg; Van der Wiel, Vlaar, Mathijsen, Willems (Afellay, m. 67); De Jong, Van der Vaart; Robben, Van Persie, Sneijder; y Huntelaar.

Goles: 0-1. M. 12. Van der Vaart. 1-1. M. 27. Cristiano Ronaldo. 2-1. M. 74. Cristiano Ronaldo.

Árbitro: Nicoli Rizzoli. Mostró la cartulina amarilla a Van Persie y Willems.

Formidable Cristiano

La genialidad del delantero portugués emerge en todo su esplendor para dar el pase a su selección ● Holanda consuma su fracaso al no alcanzar los cuartos por primera vez en 24 años

Una vez llegado el momento decisivo, compareció Cristiano Ronaldo. Anónimo hasta ayer, el portugués destrozó a una zaga de broma como la holandesa. Atleta formidable, su repertorio no tiene límite cuando rompe a jugar y le enciman defensas como Van der Wiel. El delantero del Real Madrid fue el protagonista de un partido antes solemne y anoche rebajado por la dimisión oranje. El balón no se movió de los pies de Cristiano, montado en su bicicleta, reconocido como el mejor rematador y ante Holanda también admirable como asistente. Jugó tan fácil y suelto que para el delantero fue un juego de niños eliminar al subcampeón mundial.

Holanda se acabó en cuanto asomó Cristiano Ronaldo. El equipo oranje empezó el partido decisivo en el punto en que había acabado los dos anteriores, señal de que necesitaba atacar, ganar por al menos dos goles, recuperar el tiempo perdido. Van Marwijk cambió un jugador por línea: Vlaar sustituyó a Heitinga como pareja de Mathijsen, prescindió de Van Bommel en el doble pivote y juntó a Huntelaar con Van Persie, los máximos goleadores de las ligas de Alemana e Inglaterra. Más pólvora y también más mecha, sobre todo por la presencia de Van der Vaart, cuya entrada desplazó a Sneijder a la banda en detrimento de Afellay.

Había que mejorar la relación de los medios con los delanteros, enganchar mejor el equipo, y exigir defensivamente a Portugal, que no tocó nada respecto del último partido, muy a gusto con su alineación, solo pendiente de que entrara en juego Cristiano Ronaldo. Atacó mejor Holanda y también defendió peor, por más difícil que pueda parecer, vulnerable como ha sido históricamente el equipo oranje. Así, después de un excelente gol de Van der Vaart, que en el balcón del área cruzó con la zurda un pase de Robben, reconvertido en extremo derecho, se sucedieron hasta cuatro llegadas consecutivas de los portugueses.

El balón no se movió de los pies de Cristiano montado en su bicicleta

A la quinta llegó el gol de Ronaldo después de que perdiera la pelota Willems. El delantero tiró un desmarque estupendo para recibir de João Pereira, controló la pelota con el interior y la cruzó con la derecha sobre la salida del portero. Un gol muy suyo, muy repetido y, sin embargo, siempre esperado y aplaudido. El tanto tuvo un efecto devastador sobre Holanda, que no rascó bola hasta el descanso, y permitió que los portugueses se marcaran media hora de buen fútbol. Cristiano remató desde todos los ángulos y si no cayeron más goles fue por falta de puntería o por el acierto de Stekelenburg, mucho más presente que el marginal Van Persie.

No había noticias de las figuras holandesas desde que les robaron la pelota los medios de Portugal. Aunque Bert van Marwijk cambió el papel de los delanteros para dar mayor protagonismo a Robben y Van Persie, el equipo oranje continuó desequilibrado y desorganizado, falto de hilo de juego, lastrado por una defensa desastrosa tanto en las bandas como en el centro. No comparecían Van Persie ni Huntelaar para coronar la ofensiva de Holanda y por el contrario aguardaba confiado en la divisoria Cristiano a que le cayera el balón manejado por el omnipresente Moutinho. Apareció entonces la figura del generoso y asistente Ronaldo.

Atacó mejor Holanda y también defendió peor, por más difícil que pueda parecer

El madridista le regaló un pase de gol a Coentrão y después a Nani. No acertaron ni uno ni otro en una situación de clara ventaja para desespero de Cristiano, que decidió resolver el encuentro por su cuenta. A Nani le gusta más pasar que rematar, de manera que no sorprendió la facilidad con la que conectó con su capitán, excelente en el despliegue, en la recepción y en el control, en el recorte y en el disparo. Una jugada de nuevo ya muy vista en el Madrid, siempre bien acabada por Ronaldo. A pesar de que Van der Vaart remató a la madera, Holanda acabó el partido como pudo, desnortada y agresiva, con Afellay de falso lateral.

Los oranje han perdido los tres partidos que han jugado, síntoma de su mal momento y gran confusión, ayer más retratada que nunca por el buen juego de Portugal. Resulta que el equipo de Van Marwijk queda apeado del torneo sin pisar los cuartos por primera vez en 24 años. Mejora el equipo de Paolo Bento con el paso de las jornadas y desde ayer ya tiene en forma a Cristiano Ronaldo, dispuesto a ser el rey del torneo en ausencia de Messi y después de que Van Persie e Ibrahimovic estén ya de vuelta de Polonia y Ucrania. Únicamente el poste evitó que el delantero madridista lograra el triplete para coronar una excelente actuación. Marcó, se liberó de la presión, dejó de ser antipático y ya está de nuevo ante un nuevo reto formidable.

Ha despertado a tiempo el genio de Cristiano Ronaldo.

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.