20120401225132-homero-y-los-reinos-del-mar.jpg

HOMERO Y LOS REINOS DEL MAR 

JOSE FERRER

  • 15.0x23.0cm.
  • Nº de páginas: 560 págs.
  • Editorial: VIAMAGNA EDICIONES
  • Lengua: ESPAÑOL
  • Encuadernación: Tapa dura
  • ISBN: 9788492688708
  • Año edicón: 2009
  • Plaza de edición: BARCELONA

Sinopsis

Tras el asedio y caída de Troya, la civilización en Occidente se desmoronó, destruida por el avance incontenible de sangrientas invasiones, la guerra y el saqueo. Fue el cataclismo más terrible de la Historia. Tribus nómadas, naciones errantes y ejércitos sedientos de conquista se lanzaron contra sus enemigos, disputándose el dominio del mar y de la tierra rme. Lucharon sin piedad, hasta la aniquilación. Grecia y Creta fueron arrasadas. El imperio hitita quedó despedazado. Egipto, pese a que sus tropas consiguieron contener la invasión de los Pueblos del Mar, nunca recuperaría el esplendor de los grandes faraones. La escritura desapareció. La forja del bronce y otras tecnologías cayeron en el olvido. La Historia se detuvo y dio marcha atrás. Comenzó una larga y dramática Edad Oscura.

***************************

En las islas de Itaca y Kefalonia y parte de la costa occidental del Peloponeso reina el poderoso Zosimo, heredero de la dinastía de los Demetrios. Un día cualquiera, llega a las costas de Kefalonia un náufrago extenuado por su larga permanencia a la deriva sobre débil barquichuela. Se trata de un guerrero portador de insólitas armas de bronce. Tanto el rey como la intrigante Anhiade, sacerdotisa madre del templo de Hestia, temen que la llegada del extranjero sea augurio cierto de la terrible devastación que en esa época causan “los pueblos del mar”en todo el mundo conocido.

Determinan averiguar la procedencia del extranjero y sus intenciones, y a tal efecto encargan al escriba Adnhes, conocedor de idiomas, que interrogue al náufrago para de esta forma poder tomar una resolución. Adhnes, enamorado Zora, profesante de Hestia, acude al templo cada día -donde convalece el extranjero -, a fin de entablar conversación y ganar su confianza. Sin embargo, Adhnes descubre que Zosimo y Anhiade, cada cual llevado por sus propios intereses, han decidido conocer el origen del náufrago -a quien toman por un poderoso guerrero, acaso un rey -, pedir un fuerte rescate por él y después darle muerte. Adnhes, amigo y discípulo de Homero, el poeta ciego a quien todos llaman el que camina en la oscuridad”, le pide consejo sobre cómo evitar esta fechoría. Entre ambos y Zora urden un plan desesperado: inventar cada día los informes de Adhnes al rey Zosimo de manera que estos lo mantengan alerta, interesado en la conclusión de los mismos, pues de tal forma, mientras permanezca vigente la fuerza del relato, la vida del extranjero estará a salvo.

Sin embargo, la tragedia acecha a todos los protagonistas de la novela. La anciana sacerdotisa Doreias, venerable madre de una pequeña secta adoratriz de Atenea, advierte del inminente peligro: la aniquiladora, incontenible invasión de los “pueblos del mar” que se avecina. Finalmente se cumple el vaticinio…

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.