20120311212831-real-sociedad-real-zaragoza.jpg

 

10.03.2012 - LIGA 1ªDiv. 2011/12 - JORNADA Nº 27

Partido Nº 1936 del R.ZARAGOZA  en 1ª Div.

 REAL SOCIEDAD 3-0 REAL ZARAGOZA  

Ficha técnica

3.- Real Sociedad: Bravo; Estrada, Íñigo Martínez, Mikel González, De la Bella; Illarramendi (Bergara min. 75), Aranburu, Xabi Prieto (Griezmann, min. 71), Zurutuza, Vela, Agirretxe (Llorente, min. 77).

0.- Real Zaragoza: Roberto; Obradovic, Da Silva, Lanzaro, Pablo Álvarez; Micael, Apoño, Luis García (Juan Carlos, min. 62), Oriol (Ortí, min. 72), Abraham (Lafita, min. 52); Aranda.

Árbitro: Velasco Carballo (Madrid). Tarjeta roja a Lánzaro (min. 82) por doble amonestación. Tarjetas amarillas a Mikel González y Álvarez.

Goles: 1-0, min. 18: Agirretxe. 2-0, min. 21: Vela. 3-0, min. 40: Agirretxe.

Incidencias: 23.500 espectadores en el estadio de Anoeta. Temperatura fresca y campo perfecto. 

Retorno a la vergüenza

El Real Zaragoza volvió a mostrar su peor cara en San Sebastián y cayó derrotado por 3-0 en un encuentro para olvidar.

No hubo reacción. Ni orgullo, ni honor. Finalmente, la remontada vivida el pasado fin de semana ante el Villarreal no tuvo ningún efecto secundario y, en San Sebastián, el Real Zaragoza volvió al camino de la vergüenza. Aquel por el que ha transitado la mayor parte de la temporada y que parece atraerle como un perjudicial canto de sirena. De manera fantasmagórica, los blanquillos deambularon por Anoeta cual alma en pena. Observando de manera impasible como los goles locales caían uno detrás de otro en una primera parte que sirvió para poner fin al encuentro. De fondo, una pasividad defensiva impropia de un conjunto de Primera División.

Convencido de que por fin había logrado dar con la tecla, Manolo Jiménez alineó un once continuista sobre el verde. Las entradas de Edu Oriol por Lafita y Da Silva por el sancionado Paredes constituyeron los únicos cambios en una formación que, sin embargo, presentó una actitud completamente diferente. Prácticamente desde el inicio, sin intensidad de ningún tipo, los aragoneses regalaron el balón a la Real Sociedad, que mostró buenas maneras en su uso y disfrute.

Pronto, muy pronto, la banda derecha zaragocista se descubrió como una autopista para las diabluras de Carlos Vela. El mexicano, hábil en el regate y letal con espacios, tardó cuatro minutos en hacerle el lío a Álvarez y Lanzaro para diseñar una jugada que Agirretxe falló ante Roberto. Un minuto más tarde, el central italiano veía la primera amarilla en su desesperación por frenar al internacional azteca, que logró hacer daño siempre que la redonda caía en sus botas. Finalmente, el zaguero zaragocista completó una actuación para olvidar siendo expulsado en el 82 tras ver la segunda cartulina.

Ejerciendo un monólogo absoluto sobre el verde, los locales abrieron pronto hueco en el marcador. Así, en el 17, Zurutuza desnudó a Da Silva en velocidad y sirvió un centro que Roberto despejó como pudo. El rechace cayó a los pies de Agirretxe, quien no perdonó. Tres minutos más tarde, la verbena defensiva en la que se había convertido la zaga aragonesa llegó a su punto álgido. Vela aprovechó una serie de fallos que comenzaron en la banda izquierda y terminaron con un intento de despeje de Lanzaro para poner el 2-0 en el marcador.

El despropósito, lamentablemente, no quedó ahí.  Así, en el 39, la Real Sociedad sentenció el encuentro. De la Bella, en un lance que mostró qué equipo estaba metido en el partido y cuál estaba a otra cosa, arrebató el balón a Edu Oriol en las inmediaciones del balcón zaragocista. El lateral, en su internada, ofreció a Agirretxe un pase de la muerte que el ariete, en el segundo palo, libre de marca, agradeció con su segunda red de la tarde.

Sin reacción

Ya no hubo nada más. Ni por parte local, ni visitante. El conjunto guipuzcoano se conformó con la renta conseguida y, a la vuelta de vestuarios, cedió protagonismo a los avispas. Éstos, lejos de poder inquietar a Bravo, que a buen seguro gozó de una de las tardes más tranquilas de su carrera, se perdieron en una serie de acciones sin destino ni convicción.

Jiménez movió el banquillo y sacó todo lo ofensivo que guardaba. Así Lafita entró por Abraham, Juan Carlos por Luis García y Ortí por Oriol. Poco se notó. Si acaso, solo el extremo izquierdo puso algo de verticalidad que tampoco sirvió para nada. Es más, el más destacado volvió a ser Roberto. El meta, gigante incluso cuando le golean, cerró su portería y, en todos los contragolpes que gozaron los donostiarras, no permitió ni un tanto más. Desgraciadamente, solo un buen portero no es suficiente para ofrecer una imagen digna y, con la cabeza baja, el pitido final cerró las escasas esperanzas que había levantado el equipo. 

Estadísticas

Real Sociedad

 

Zaragoza

3

Goles

0

2

Asistencias

0

12

Disparos

6

7

Disparos a portería

2

2

Paradas

4

0

Goles de penalti

0

0

Penaltis

0

10

Centros

16

4

Saques de esquina

2

6

Fueras de juego

5

14

Faltas cometidas

15

2

Tarjetas amarillas

1

0

Tarjetas rojas

1

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.