20111016181310-11-inicial-real-zaragoza-real-sociedad.jpg

 

16.10.2011 - LIGA 1ªDiv. 2011/12 - JORNADA Nº 8

Partido Nº 1917 del R.ZARAGOZA  en 1ª Div.

   REAL ZARAGOZA 2-0 REAL SOCIEDAD  

 

(1-0)H. Postiga 11

(2-0) H. Postiga 49

 

 

Estadísticas

Zaragoza


Real Sociedad

2

Goles

0

1

Asistencias

0

9

Disparos

16

4

Disparos a portería

4

4

Paradas

2

0

Goles de penalti

0

0

Penaltis

0

2

Centros

20

2

Saques de esquina

7

5

Fueras de juego

2

13

Faltas cometidas

9

3

Tarjetas amarillas

3

0

Tarjetas rojas

0

 

Real Zaragoza

  • 1 Roberto
  • 2 E. Juárez
  • 4 D. Mateos
  • 14 P. Da Silva
  • 3 J. Paredes
  • 6 F. Meira
  • 23 L. Ponzio
  • 16 P. Barrera
  • 10 Luis García
  • 17 Á. Lafita
  • 9 H. Postiga

Suplentes

  • 20 F. Zuculini
  • 11 Juan Carlos
  • 26 Ortí
  • 29 K. Lacruz
  • 8 Edu Oriol
  • 25 Leo Franco
  • 18 Ruben Micael

Entrenador

Javier Aguirre

Victoria del Zaragoza, con doblete de Postiga

El portugués abrió el marcador al minuto 11, de chilena. Al 49 aprovechó una gran asistencia de Ponzio para marcar el 2 a 0 definitivo. El equipo de Aguirre se consolida en la mitad de la tabla.

Postiga necesitaba un gol y el Real Zaragoza necesitaba a Postiga para no verse siempre sujeto por las manos de Roberto. Ambos se han encontrado esta tarde en dos ocasiones, el ariete y el equipo, para configurar una victoria cómoda y permitir un encuentro plácido al guardameta, que deja, por el momento, el protagonismo al portugués. En el último día de fiestas, Postiga empezó a despedirlas en La Romareda con una ofrenda maravillosa, un tanto de esos que superan la frontera del tiempo en el relato, digno de ser recordado siempre. Un pase acostado de Juárez desde la derecha fue hacia el luso, que fue dibujando pincelada a pincelada una chilena espectacular, un gesto majestuoso redondeado con un gol de película, de ensueño.

Ese tanto, gestado en el minuto 11, estableció prácticamente el resto del guión del partido ante una Real Sociedad desnutrida, timorata e incapaz de dar sensación de poder competir en ningún momento por un solo punto. El Real Zaragoza ajustó sus piezas sin presión alguna, seguro de sí mismo y de la labor que ejecutan Meira y Ponzio en el corazón del campo. La pareja volvió a ratificar su sintonía protectora y se animó a establecer una jerarquía insuperable para el debutante Bergara y para Aranburu. Con todos los espacios en propiedad, incluido el defensivo, el grupo de Aguirre pudo marcar antes de acudir al descanso en un tiro de falta de Paredes que rechazó el poste.

Parecía que le podía faltar algo de ambición para cerrar el partido ante un adversario metido en el ataúd desde el pitido inicial. Y se temía que la Real hubiera reparado algo en el vestuario, pero pronto se supo que el Real Zaragoza no iba a dejar escapar su segunda victoria de la temporada. Ponzio, omnipresente y maratoniano, asistió para Postiga, quien encaró a Bravo. El 9 dio tres pasos, levantó la cabeza y marcó. Fácil, sin el estruendo de la chilena pero con una seguridad pasmosa, la que se le supone a todo jugador que luce ese dorsal.

Con más de cuarenta minutos por delante, apenas sucedieron acontecimientos notables. La Real se fue para arriba con la losa del resultado y su fútbol primitivo, un doble peso insuperable. Además, enfrente, el Real Zaragoza, que perdió a Mateos paor lesión, mantuvo la compostura en todas las líneas para dar un salto posicional en la Liga que le sitúa en la octava posición, empatado con el Espanyol, a la espera de lo que haga mañana Osasuna en San Mamés.

Lo mejor fue el resultado, y que ese resultado llevara el nombre de Postiga por belleza y oportunismo en un Zaragoza creciente y creyente de sí mismo.

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.