20110902163945-villanueva-realzaragoza.jpg

 

 

1.9.2011 – 7º AMISTOSO – PRETEMPORADA 2011/12

 VILLANUEVA 0-3 REAL ZARAGOZA

Ficha técnica


0 – Villanueva: Siro, Sola, Valimañas, Arnedo, Marcén, Imaz, Richi Aliega, Bemgola, Pablo, Raúl Villar y Samuel. También jugaron: Miki, Sergio Ferrer, César, Adrián, Cortie, Valimañas II yBerdún.


3 – Real Zaragoza: Leo Franco, Kevin, Lanzaro, Mateos, Abraham, Meira (Obradovic 46'), Ponzio, Zuculini, Lafita (Ortí 46'), Edu Oriol (Joel 60') y Braulio


Goles
: 0-1 Braulio (26'), 0-2 Abraham (49') y 0-3 Braulio (73')


Incidencias: Partido disputado en el campo Enrique Porta de Villanueva.

El último bolo veraniego

El Real Zaragoza ganó por 0-3 al Villanueva en el tradicional partido en favor de las peñas. Braulio marcó dos goles y se marchó dolorido.

. Pese a que la rutina diaria y las promociones de la vuelta al cole se empeñen en demostrar lo contrario. Quizás por ello, el Real Zaragoza decidió aplazar su tradicional amistoso a beneficio de la Federación de Peñas para el primer día del noveno mes del calendario. Un compromiso con aire estival que se saldó como tal.

El conjunto blanquillo logró imponerse por 0-3 a un voluntarioso Villanueva, que durante la primera parte llegó a poner en apuros a la meta defendida por Leo Franco. Raúl Villar contó con la ocasión más clara para los locales tras un fallo del portero argentino, aunque no logró rematar la faena. Los mismos protagonistas volverían a encontrarse en el minuto 30, aunque en esta ocasión el arquero repelió un potente disparo del atacante azulgrana.

Con varias ausencias por los partidos internacionales, Aguirre tuvo que improvisar un once que vio jugar de lateral derecho a Kevin Lacruz y a Fernando Meira desenvolverse en el centro del campo. El canterano, una vez aclimatado a la nueva posición, se mostró como una opción solvente, especialmente cuando gozó de libertad para sumarse al ataque. Su facilidad para asociarse, su calidad para realizar centros y su descaro para mirar a puerta le convirtieron una amenaza constante desde el carril diestro.

Aunque, sin duda, el que utilizó el partido para reivindicarse fue Braulio. Tras los recientes fichajes destinados a enriquecer la línea ofensiva, uno de ellos, Luis García, presenció todo el encuentro desde el palco de autoridades, el ariete canario marcó dos goles con cierta suficiencia. Uno para abrir el marcador, en el minuto 26 tras recoger un pase en profundidad de Lafita, y otro para cerrarlo, en cuya consecución se sintió dolorido.

Antes, en el minuto 49, un jugador del Villanueva hizo el segundo para los blanquillos al tratar de despejar un centro desde la izquierda de Abraham Minero.

El Zaragoza solo movilizó 15 jugadores para el choque, por lo que tras la retirada de Braulio en el 73 tuvo que terminar con diez futbolistas sobre el verde. Jorge Ortí, al que le anularon un gol por fuera de juego, y Joel Valencia, que asombró al público asistente con detalles de gran valía técnica, así como por su habilidad para proteger el balón con su pequeño cuerpo, fueron los revulsivos desde el banquillo. También Obradovic disputó media parte, a pesar de su extraña situación en la plantilla.

 

Tres bostezos y Joel

La perla de 16 años fue la única alegría del Zaragoza, que ganó en Villanueva (0-3)

Empezó la Liga el fin de semana pasado, pero cualquiera hubiera dicho que el Zaragoza jugaba ayer en Villanueva su primer partido de la pretemporada. Cumplió, desde luego, con todo lo que se le exige a un bolo veraniego de esos que sirven para desperezar músculos --o atrofiar, según el caso--, con poco fútbol, mucho calor, mínima emoción y cuerpos pesados. Un tostón, vamos. Solo que, en vez de jugarse en julio, abrió el mes de septiembre. En eso está el equipo de Aguirre, en plena preparación pese a haber pasado ya la canícula, con mucho que mejorar en cuanto a energía, disposición, técnica y táctica. Ayer le valió para ganar a un equipo de Tercera, pero sin ínfulas. Solo Joel sacó el partido del bostezo. La perla, que aún tiene 16 años, hizo más en 5 minutos que Edu Oriol en una hora. No quiere decir que esté hecho ya, pero en esas piernas asoma un buen jugador, con toque, visión de juego, velocidad y regate.

El Villanueva fue mejor durante muchos minutos de la primera mitad. Después, el destacado fue Braulio, que marcó dos goles y se marchó con un problema muscular en el gemelo derecho.

La alineación de Aguirre en la primera parte presentó dos novedades llamativas. Probó a Meira por delante de la defensa como pivote y lanzó a Kevin al lateral derecho, una posición en la que no puede ajustar su fútbol. Apenas apareció en la primera mitad, donde el Zaragoza repitió errores defensivos conocidos. Pérdidas absurdas de balón, despistes y algún que otro desliz táctico. Todo eso lo aprovechó el Villanueva, enérgico y serio como correspondía para la ocasión. Entre Villar y Samuel le hicieron pasar un mal rato a Abraham, a quien, extrañamente, se le ve más cómodo de mediocentro.

Antes del primer gol se lució Leo Franco, cuando el equipo local asomaba por los costados o por el centro. Fuese antes o después, en cualquier mereció un gol. Lo marcó en el primer disparo a puerta del Zaragoza, en el minuto 27, Braulio, que repetiría 50 después. Para entonces ya había aparecido en el campo Joel, un futbolista tan pequeño como completo, un jugador que el Zaragoza debería cuidar como el tesoro que parece, que es.

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.