Reyes míticos del Sobrarbe

Publicado: 18/06/2011 17:33 por Miguel Anchel Sanz en ARAGON
20110618173326-escudo-del-sobrarbe.jpg

 

 

Reyes Míticos de Sobrarbe:

1. García Jiménez.

2. García Iñiguez I El Malo.

3. Fortún Garcés I.

4. Sancho Garcés.

5. Iñigo Jiménez Arista.

6. García Iñiguez II.

7. Fortún Garcés.

****************************************************

Garcí Ximénez

Garcí Ximénez o García Ximénez (¿724?–¿758?), rey de Sobrarbe.

Garcí Ximénez está considerado según la leyenda el primer rey del reino de Sobrarbe en la actual Huesca, Aragón (España). Como la mayoría de los primeros reyes cristianos del Sobrarbe y Ribagorza, su historia se confunde con lo legendario. En este caso no hay fundamentos históricos claros, a excepción de una inscripción en el dintel de la puerta principal de la ermita de San Pedro de Alsasua en Navarra, que proclama la coronación de García Ximénez como primer Rey del Reino de Navarra el 20 de enero del año 717.

Forma parte de los llamados Siete reyes legendarios del Sobrarbe, muchos de los cuales lo son al mismo tiempo del reino de Pamplona (el que sería después reino de Navarra) y algunos de Aragón y Ribagorza.

Según estos relatos literarios, formaría parte de la Dinastía Jimena y entroncaría así con García Íñiguez I (¿758?-802), Fortún Garcés I (802-815) y Sancho Garcés (815-833), el cual daría paso a la República Aristocrática (833-867).

Existe la hipótesis de que Garcí Ximénez y Eneko Aritza (Íñigo Arista de Pamplona), considerado el primer rey navarro, son la misma persona.

 

García Íñiguez I El Malo

García I Íñiguez (c. 805 – 870) fue rey de Pamplona. Fue regente desde 842 y rey desde el 852.

Hijo de Íñigo Arista, rey de Pamplona, García fue educado en Córdoba. Llevó la dirección de las campañas militares durante los últimos años de vida de su padre.

En mayo de 843 ayudó a Musa II en su insurrección contra el emir de Córdoba. El resultado fue el ataque de Abd al-Rahman II de Córdoba a las tierras de Pamplona, que terminó el mes siguiente con una rotunda victoria del emir sobre García Íñiguez y Musa.

En 859 fue apresado por una expedición vikinga. Liberado tras pagar un rescate, Navarra abandonó las antiguas alianzas con los Banu Qasi y se acercó al reino de Asturias. García se alió con el rey asturiano Ordoño I y juntos obtuvieron un importante triunfo ante los musulmanes en la batalla de Albelda (859). Esta victoria cristiana motivó la quiebra del poder de los Banu Qasi y la consiguiente reacción cordobesa.

Su hijo Fortún Garcés fue hecho prisionero por los musulmanes en 860 y estuvo retenido en Córdoba más de 20 años. Entre los años 870 (muerte de García Íñiguez) y 880 (regreso de Fortún Garcés I), parece que gobernó como regente en Pamplona García Jiménez, hijo de Jimeno García (dinastía Jimena).

Durante su reinado se tomaron las primeras medidas para favorecer el paso de peregrinos que acudían a Compostela, poniendo las primeras piedras del futuro «Camino de Santiago».

Estuvo casado con Urraca de quien no existe ningún dato documental para conocer su linaje, aunque Jaime de Salazar y Acha opina que, teniendo en cuenta que fue madre de un hijo llamado Fortún y que, conociendo la presencia constante de este nombre en la dinastía muladí, podría ser hija de Fortún Ibn Musa (muerto en 874) y prima hermana de Muhammad ibn Lub, el abuelo de la Urraca, reina asturiana.

Hijos
  • Fortún Garcés I, Rey de Pamplona, casado con Oria (Áurea), posiblemente hija de Lopo Ibn Musa.
  • Sancho Garcés de Pamplona, padre de Aznar Sánchez de Larraún, conde de Aragón y Valasquita Sánchez, casada con Mutarif Ibn Musa, walí de Huesca.
  • Jimena de Pamplona, casada con Alfonso III «el Magno».
  • Oneca de Pamplona, casada con Aznar II Galíndez.
  • Velasquita Garcés.


Fortún Garcés

Fortún Garcés, rey de Pamplona (820 o 830-905). Último rey de la dinastía Iñiga.

Hijo del rey García Iñiguez y de la reina consorte Urraca, posiblemente hija de Fortún Ibn Musa. Fue conocido como «el Monje» o «el Tuerto».

Estuvo preso en Córdoba desde que fue capturado en el 860, tras la invasión de Pamplona por parte de Mohamed I, hasta poco antes de la muerte de su padre, en calidad de rehén, al no estar capacitado para las artes marciales.

Durante su reinado sufrió varias expediciones de castigo por parte de los ejércitos de Córdoba y de sus aliados del Ebro, los Banu Qasi, que ya habían superado las controversias anteriores con la capital cordobesa y actuaban nuevamente como verdaderos conversos del Islam.

Pero posteriormente entabló buena relación con el Banu Qasi Lope ibn Muhammad, por lo que el rey Alfonso III de Asturias y el conde de Pallars, enemigos de los Banu Qasi, organizaron un "golpe de estado" por el que ocupó el trono Sancho Garcés I, hijo de García Jiménez, quien había sido regente durante el cautiverio.

Se cree que Fortún Garcés acabó sus días en el Monasterio de Leyre en 906.

Casado posiblemente en 845 con Oria (Aurea), posiblemente hija de Lopo Ibn Muza, de los Banu Qasi.

  Hijos

  • Iñigo Fortúnez, casado con Sancha Garcés de Pamplona, hija de García Jiménez y Oneca Rebelle de Sangüesa.
  • Aznar Fortúnez de Pamplona.
  • Blasco Fortúnez de Pamplona, padre de, entre otros Jimena Velázquez, quien casó con Íñigo Garcés, hijo, a su vez, de García Jiménez.
  • Lope Fortúnez de Pamplona.
  • Onneca Fortúnez, n. posiblemente en 847, casada con el emir de Córdoba Abd Allah, tuvieron a Muhammad ibn Abdallah y a Zayd Ibn Abdallah. Onneca estuvo también casada con su primo-hermano Aznar Sánchez de Larraún y de ese matrimonio nació Toda de Pamplona quien fue la esposa de Sancho Garcés I.


Sancho Garcés I

Sancho Garcés I (Sangüesa (actual Rocaforte) 865 - Resa, 10 de diciembre de 925). Rey de Pamplona entre los años 905 y 925.

Hijo de García Jiménez, descendiente de la dinastía Jimena. A la muerte de García I Íñiguez en el año 870, es gobernante de la Valdonsella y pronto comienza a intervenir en todos los territorios circundantes.

Ocupa Pamplona cuando todavía reina Fortún Garcés, ayudado por Alfonso III de Asturias, junto con el conde de Pallars. Eliminados los derechos patrimoniales de los hijos de Fortún Garcés, estos recaerán en su nieta Toda, casada con Sancho Garcés I, que los hizo valer y se proclamó rey de Pamplona en 905, tras destronar a Fortún Garcés.

Al morir el conde de Aragón Galindo Aznárez II, Sancho Garcés I ocupó las tierras de Aragón ignorando los derechos sucesorios de todos. Ésta fue la causa que justificó las luchas del gobernador musulmán de Huesca, al-Tawil, que tenía derechos sucesorios sobre el territorio por estar casado con Sancha, hermana del conde. Se solucionó el problema al prometer en matrimonio a Andregoto Galíndez, hija de Galindo Aznárez II, con el hijo de Sancho Garcés I, el futuro rey García Sánchez I, que era todavía un niño.

Amplió considerablemente las fronteras meridionales del reino hasta llegar a tierras riojanas mediante una serie de campañas militares contra los musulmanes. Conquistó Nájera y estableció allí su corte, dotando de una organización definitiva al reino de Pamplona.

Aliado con Ordoño II de León, venció a un ejército cordobés en San Esteban de Gormaz (917), pero fue derrotado por Abd al-Rahman III en la Batalla de Valdejunquera (920).

Durante su reinado se comienza a acuñar moneda, siendo el primer reino cristiano que use tal regalía. Así mismo, aparece el sistema de tenencias, que se perpetuará en Navarra y Aragón hasta principios del siglo XIII.

El centro político del mundo cristiano estaba en la corte de Nájera que dio como resultado varios matrimonios reales de las hijas de Sancho Garcés I y la reina Toda Aznar:

  • Urraca de Pamplona, casada con Ramiro II de León.
  • Oneca de Pamplona, casada con Alfonso IV "El Monje" de León. Fue reina de León entre 926 y 931. Murió en 931.
  • Sancha de Pamplona, casada en primeras nupcias con Ordoño II de León, en segundas con el Conde alavés Álvaro Herrameliz y en terceras, con Fernán González, Conde de Castilla.
  • García I Sánchez, Rey de Pamplona, casado con Andregoto Galíndez y con Teresa de León.
  • Velasquita o Belasquita Sánchez, casada en primeras nupcias con el Conde alavés Munio Velaz, en segundas con Galindo de Ribagorza y en terceras con Fortún Galíndez.
  • Munia (Muña) de Pamplona.
  • Orbita de Navarra, probablemente casada con al-Tawil, gobernador de Huesca. Pudo ser hija póstuma, como hace suponer el significado de su nombre, "la huérfana".

El rey Sancho Garcés I murió en las cercanías de Resa, a orillas del río Ebro, el día 10 de diciembre del año 925 y fue enterrado en San Esteban de Deio en Monjardín.


Íñigo Jiménez Arista

Íñigo Íñiguez, más conocido como Íñigo Arista, García Jiménez, Enneco Enneconis o Eneko Aritza (c. 781 — 852), primer rey de Pamplona entre los años 810/820 y 852, Conde de Bigorra y de Sobrarbe. Se le considera patriarca de la Lista de monarcas de Navarra.

  1. dinastía Íñiga que sería la primera dinastía real de Pamplona.

  Historia

Hijo de Íñigo Jiménez y ONEKA. Muerto su padre, su madre se casó en segundas nupcias con el Banu Qasi Musá ibn Fortún de Tudela, uno de los señores del valle del Ebro, con cuyo apoyo llegó al trono. Este matrimonio dejó bajo la influencia de Íñigo Arista unos territorios considerables: desde Pamplona hasta los altos valles pirenaicos de Irati (Navarra) y Valle de Hecho (Aragón). Los Banu Qasi controlaban las fértiles riberas del Ebro, desde Tafalla hasta las cercanías de Zaragoza.

El advenimiento del primer rey de Navarra no se hizo sin dificultades. Entre los núcleos de población cristiana (minoritaria), algunos dan su apoyo al partido franco, sostenido primero por Carlomagno y más tarde por Luis el Piadoso. La rica familia cristiana de los Velasco está a la cabeza de ese partido.

En 799, unos procarolingios asesinan al gobernador de Pamplona Mutarrif ibn Muza, de la familia de los Banu Qasi. En 806, los francos controlan Navarra a través de un Velasco como gobernador. En 812, Luis el Piadoso manda una expedición contra Pamplona. El regreso no es muy glorioso, tomando como rehenes a niños y mujeres de la zona para protegerse durante el paso del puerto de Roncesvalles.

En 824 los condes francos Elbe y Aznar dirigen otra expedición contra Pamplona, pero son vencidos por Íñigo con el apoyo de sus yernos Musa ibn Musa ibn Fortún y García el Malo de Jaca. Ínñigo Arista (García Jiménez) es nombrado por trescienteos caballeros rey en la Peña de Oroel, Jaca.

Entonces aparece Íñigo Arista como princeps: "Christicolae princeps" (príncipe cristiano), según Eulogio de Córdoba.

Fruto de esta alianza fue la intervención en las luchas de los Banu Quasi con los Omeyas de Córdoba, lo que motivó las represalias de Abd al-Raiman II contra Pamplona.

En 841 es víctima de una enfermedad que lo deja paralítico. Su hijo García Íñiguez ejerce una fuerte regencia, llevando la dirección de las campañas militares. Pero la política de alianzas continúa. Así, su hija Assona se casa con Musa ibn Musa ibn Fortún.

  Descendencia

Se casó con Oneca Velázquez, hija de Velasco, Señor de Pamplona, fallecido en 816.

Hijos:

  • Assona Íñiguez, casada con Musa ibn Musa ibn Fortún, Walí de Tudela y Huesca.
  • García Íñiguez, sucesor en el trono.
  • Galindo Íñiguez de Pamplona, fallecido en 851 en Córdoba. Padre de:
Musa Ibn Galindo, Walí de Huesca 860, asesinado en 870 en Córdoba.
  • Nunila, casada con el Conde García “el Malo” de Aragón.

 

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.