Los dos hermanos

Un breve relato recuperado de literatura del antiguo Egipto. Pertenece a la XIX dinastía y puede leerse en el volumen titulado Cuentos egipcios perteneciente a la colección de Literatura orientales publicada por Círculo de lectores en Biblioteca Universal. Se trata de una traducción de Mercè Comes sobre la versión francesa de Gaston Maspero.
Si uno lo mira bien, el cuento es una ristra de desprecios hacia las mujeres. Resumo el argumento:

Dos hermanos Anup y Bata viven en la casa del primero que está casado. Todo va a las mil maravillas pero un día cuando Bata tiene que ir al mercado, la mujer de Anup le dice a Bata que se acueste con ella a lo que se niega diciendo que vive en la casa como si el matrimonio fueran sus padres. Al volver el hermano mayor la mujer le miente y dice que es el hermano el que le provocó para evitar que la denuncia parta del otro. Anup sale con un cuchillo para matar al hermano (¡que bestia!, pero al narrador del cuento le parece lo normal) pero gracias a la intervención divina consigue escapar y cuenta la verdad al hermano que entonces mata a la mujer (¡más bestia!, pero en el cuento todo sigue pareciendo normal). El hermano pequeño huye diciendo al mayor que su corazón habitará en el fruto de una Acacia. En las tierras a donde va Dios le da una mujer bellísima que es la envidia de muchos. El faraón manda una tropa para capturarla pero Bata mata a todos los soldados menos a uno. Entonces una mujer consigue dándole unos regalos que se vaya con ella y la entrega al faraón (¡vamos que era una vendida!) al que le dice como matar a Bata: cortando la Acacia que daba sombra a la casa. Así se hace y así muere Bata, pero el hermano lo busca y al colocar el fruto de la Acacia en un vaso resucita. Luego se convierte en toro y se presenta así ante su mujer que pide al faraón que mate al toro. Pero de su sangre brotan dos grandes perseas y una de ella le dice a la mujer que sigue siendo Bata. Ella consigue del faraón que corte las perseas, pero una de las virutas se las traga y engendra un hijo. Ese niño fue el nuevo faraón.
Y el cuento termina diciendo que «al que esté en contra de este libro que Thot le provoque en duelo». Dado que he hecho una crítica a su contenido... bueno.. espero que no sea así. ¿qué hago yo batiendome con Thot. ¿Además odio los duelos y toda la violencia.

 

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.