20100812080216-zgz-vill.jpg

 

11.8.2010 – 7º AMISTOSO – PRETEMPORADA 2010/11

REAL ZARAGOZA 2-1 VILLARREAL

Ficha técnica

2 - Real Zaragoza: Leo Franco; Diogo, Jarosik, Contini, Ponzio; Edmilson, Gabi; Jorge López, Kevin Lacruz, Bertolo; y Marco Pérez. También jugaron Pennant, Edu García, Braulio, Jose y Ortí.

1 - Villarreal: Juan Carlos; Musacchio, Catalá, Mario, Joan Oriol, Matilla, Cristobal, Natxo Insa, Jefferson Montero, Marco Rubén y Nilmar. También jugaron Cani, Fuster y Rossi.

Goles: 0-1. Min.2, Nilmar; 1-1. Min.10, Kevin Lacruz; 2-1. Min.26, Marco Pérez.

Árbitro: López Muñoz. Amonestó con cartulina amarilla por el Real Zaragoza a Gabi, y por el Villarreal a Cani.

Incidencias: Partido correspondiente al III Trofeo Ciudad de Teruel disputado en Campo Pinilla.

 

Aprenden a remontar

Un combativo y disciplinado Real Zaragoza ganó 2-1 a una versión joven del Villarreal. Los goles de Kevin Lacruz y Marco Pérez voltearon el inicial tanto de Nilmar. Kevin, en el puesto de enganche por detrás del ariete, fue el jugador más valioso tácticamente del equipo de Gay

El Real Zaragoza consumó anoche otro meritorio triunfo en esta pretemporada de la escasez, de la continuidad, de la lentitud de maniobras en los despachos y de la forzosa apuesta por la cantera. Superó con espartana dedicación táctica, sin ningún brillo pero con eficacia, a un Villarreal disminuido, cierto es, pero que no deja de ser un equipo UEFA al fin y al cabo.

Gay probó con todo lo que tenía disponible, sin abusar esta vez de los cambios. Garrido, por el contrario, guardó de entrada lo poco que tenía con aroma de titular y veterano y, a excepcion de Nilmar, montó un once con los chicos que el año pasado conformaron el filial en Segunda. Este dato no debe abollar los méritos zaragocistas, pero es necesario tenerlo en cuenta para valorar en su justa medida lo ocurrido anoche en Teruel. En la Liga, este rival jugará con Capdevila, Diego López, Cazorla, Marchena, Bruno, los internacionales. Y no dejará en el banquillo a los Cani, Rossi, Ángel... Ayer, la historia fue otra.

Se quejaba Gay tras la derrota de La Orotava de que su equipo no sabía jugar bien en contra del marcador y que no era capaz de remontar. Ayer, los jugadores quisieron acallar esa crítica y superaron, con carácter, fe y acierto en las pocas acciones peligrosas que generaron, el tempranero 0-1 del Villarreal. Un dato interesante.

Una defensa medianamente ordenada ante un portero con oficio (quizá demasiado dubitativo en las salidas); un centro del campo peleón al máximo, a veces al límite; un delantero veloz; y, gracias a Dios, un media punta con llegada y clarividente en la asistencia al punta en los pocos balones buenos que llegaron arriba. Así fue el Zaragoza de ayer en el que, ese enganche decisivo resultó ser Kevin Lacruz. El jovencísimo canterano, mucho más adelantado que el domingo en Tenerife -allí fue pivote- se reivindicó como una pieza extremadamente aprovechable por detrás del delantero, puesto de vital importancia en el sistema que desea e intenta implantar Gay en el actual Zaragoza de mitad de agosto. Un gol y una asistencia en un choque que se gana por 2-1 definen a la perfección el valor de Kevin en este partido de Pinilla.

Cuando arrancó el duelo, nadie habría apostado por el buen sabor de boca que dejó la primera parte entre los zaragocistas. Y es que el inicio fue eléctrico por parte del Villarreal. En los primeros 70 segundos, los castellonenses fueron capaces de dar un primer aviso en una colada fulgurante de Montero e, inmediatamente, de anotar el 1-0 después en un grave desajuste defensivo blanquillo. Nilmar ganó la espalda a los centrales y a Ponzio tras un pase largo al hueco de Cristóbal y, tras encarar con calma a Franco, lo batió cruzado.

El Zaragoza, como hace tres días en Canarias, había comparecido en el campo con una empanada descomunal y, durante varios minutos, cada acción amarilla olió a peligro serio. Pero, del desbarajuste general, antes del minuto 10, surgió una acción balsámica que ayudó a equilibrar el partido. La gestó y protagonizó Marco Pérez, haciendo gala de nuevo de su gran velocidad. Se fue de Oriol, también de Musacchio en la línea de fondo, provocó que la pelota quedase en el área muerta a pies de Gabi y el capitán, con buen ojo, dio el pase de la muerte a Kevin Lacruz que, cumpliendo milimétricamente la misión de llegador que le confiere el puesto de enganche, remató a puerta vacía.

De repente, el Villarreal se desdibujó y el Zaragoza comenzó a confiar en sí mismo. Jarosik y Contini, que andaban algo torpes, se entonaron. Diogo y Ponzio comenzaron a taponar bien atrás y a salir con cierto criterio (el argentino dibujó un par de cambios de juego de alto nivel). La brega de Gabi y Edmilson -demasiado lento- sirvió para mantener el pulso a un equipo al que solo le fallaron las bandas. Ni Bertolo ni Jorge López tuvieron su día. Arriba, Kevin abría espacios y Pérez diseñaba desmarques. En uno de ellos, llegó el sutil pase de Lacruz, el regate de La Sombra al portero levantino y el 2-1 a puerta vacía.

El segundo tiempo fue un tostón de escaso relieve, fruto del cansancio. Por suerte para el Zaragoza, el italiano Rossi estrelló en la escuadra una falta directa a 14 minutos para el final. Apenas hizo más el Villarreal. El Zaragoza, jugó a sujetar la victoria como fuera. Y lo hizo con solvencia.

 Sonrisa

El Real Zaragoza dibujó su mejor resultado de la pretemporada en tierras turolenses, imponiéndose al Villarreal con un juego basado en el armazón y la espada, en la contención y el golpeo eficaz y certero, y, sobre todo, con las pinceladas de un futbolista en imparable crecimiento, Kevin Lacruz, ayer faro ofensivo del equipo e inagotable delineante de pases. Como es obvio, José Aurelio Gay no tuvo más remedio tras el encuentro que guardar unas palabras de elogio y ánimo para él, que golpea a la puerta del primer equipo, que las impresiones que salen del día a día indican que puede conseguirlo, pero a quién el entrenador aún no le asegura plaza con los mayores esta temporada.

"Kevin está jugando muchos minutos, tiene una enorme proyección, y no sé cuándo pero acabará jugando en el Real Zaragoza. ¿Este año? Aún no lo hemos decidido. Es un futbolista que está participando durante toda la pretemporada, y que nos está dando esfuerzo, lucha y que técnicamente irá mejorando", afirmó José Aurelio Gay.

El partido confirmó que el Real Zaragoza que se construye seguirá los patrones del equipo que se salvó la pasada temporada. Será una roca que apenas conceda nada y un martillo arriba, donde las ocasiones gotearán y deberán ser elevadas a la máxima eficacia.

Ayer, el Villarreal, salvo en ese gol tempranero fruto de la desconcentración y el titubeo, apenas inquietó las manoplas de Leo Franco mediante jugadas elaboradas. Solo a través de las pelotas paradas, en saques de esquina y con la mira telescópica de Rossi, llevó peligro a la portería defendida por el guardameta argentino, titular en este choque.

"Hoy -por ayer- no nos ha creado casi peligro, salvo en la segunda mitad con los balones parados. Nuestro objetivo debe ser que el rival nos llegue lo menos posible. Debemos explotar bien ese trabajo defensivo en todas las líneas. Luego, arriba, siempre vamos a tener ocasiones, unas más claras y otras más espesas que deberemos aprovechar", resaltó el entrenador del Real Zaragoza.

Buena imagen
El conjunto aragonés salió al campo prácticamente perdiendo, como consecuencia de una concatenación de errores desde el centro del campo que una veloz salida al ataque del Villarreal no perdonó. Pese a todo, el Real Zaragoza reaccionó. "Hemos tenido una buena imagen y una buena respuesta, porque hemos salido perdido del vestuario. Hemos sabido reaccionar gracias al buen trabajo que hemos realizado. Esto satisfecho con el juego del equipo en el partido, porque pienso que hemos dado un buen nivel", explicó José Aurelio Gay una vez concluido el partido ante el Villarreal.

Con la victoria de ayer, el Zaragoza cuenta este verano con cinco victorias, un empate y una sola derrota

 ♥

GOLES DE Kevin Lacruz Y Marco Pérez PARA REMONTAR EL TANTO INICIAL DE NILMAR

El Zaragoza se impone a un Villarreal mermado por las bajas de sus internacionales

  • El mayor peligro de los amarillos llegó en lanzamientos al borde del área por medio del italiano Rossi, que a falta de un cuarto de hora dio un tremendo susto a Leo Franco al estrellar un tiro en la cruceta.
  • El Real Zaragoza conquistó la tercera edición del Trofeo Ciudad de Teruel al imponerse al Villarreal, por 2-1, en un encuentro que se le puso cuesta arriba al encajar un gol a los dos minutos.
  • El partido ofreció un juego bastante trabado en el que ni uno ni otro dieron muestras de excesiva calidad, con un Villarreal que, dadas sus numerosas bajas de jugadores internacionales, lo utilizó más para hacer alguna prueba que para ultimar su preparación para el debut europeo la próxima semana.
  • Casi sin tiempo para asentarse sobre el terreno de juego, el conjunto villarrealense aprovechó una pérdida de balón en el centro del campo zaragocista para sorprender a su defensa y adelantarse en el marcador por medio de Nilmar.
  • El partido se ponía cuesta arriba para los hombres de José Aurelio Gay, aunque un pésimo despeje de los defensores amarillos permitió a Gabi hacerse con el balón dentro del área y dar el pase de la muerte para que Kevin Lacruz marcase a puerta vacía.
  • Con el marcador equilibrado, el choque entró en una fase en la que uno y otro mostraban excesivos desajustes y con problemas para crear peligro ante la portería rival, hasta que Kevin Lacruz metió un gran pase entre líneas que el colombiano Marco Pérez aprovechó para adelantar a su equipo.
  • Tras el descanso, los zaragocistas salieron algo más entonados ante los hombres de Juan Carlos Garrido, que no terminaban de encontrar su posición en el campo, y a los cinco minutos Bertolo ya pudo batir a Juan Carlos.
  • El dominio territorial era para los hombres de Gay pero sin llegar a poner en aprietos a un rival que tenía muchos problemas de mitad de campo hacia delante.
  • Dada la cercanía del inicio de temporada, ambos entrenadores optaron por dar más de una de hora de juego a los hombres que comenzaron el encuentro y tardaron en entrar en el habitual carrusel de cambios de pretemporada.
  • El mayor peligro de los amarillos llegó en lanzamientos al borde del área por medio del italiano Rossi, que a falta de un cuarto de hora dio un tremendo susto a Leo Franco al estrellar un tiro en la cruceta.

 

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.