20100801094008-zgz-osa.jpg

 

 31.7.2010 – 4º AMISTOSO – PRETEMPORADA 2010/11

REAL ZARAGOZA 1-1 AT. OSASUNA

  

Ficha técnica

Real Zaragoza: Doblas; Diogo, Jarosik, Goni, Ponzio (José, min. 80); Edmilson, Gabi (Kevin, min. 75); Edu García, Ander Herrera (Marti, min. 72), Jorge López; Marco Pérez (Braulio, min. 45).

Atlético Osasuna: Riesgo (Nacho Zagal, min. 31; Ricardo, min. 61); Damiá (Oier, min. 45), Josetxo (Rebosio, min, 45. Ekhi, min. 75), Echaide (Flaño, min. 45), Monreal (Calleja, min 45); Ruper (Vadocz, min. 45), Puñal (Nekounam, min. 45); Juanfran (Masoud, min. 45. Annunziata min. 75), Pandiani (Soriano, min. 45), Delporte (Camuñas, min. 45); Kike Sola (Lekic, min. 45).

Goles: 0-1: min. 48, Soriano. 1-1: min. 70, Gabi.

Árbitro: Turienzo Alvarez (comité castellano-leonés). Enseñó cartulina amarilla al zaragocista Ander (min. 52) y al osasunista Lekic (min. 74).

Incidencias:Estadio Los Pajaritos. Cerca de mil aficionados.

 

Mejoría de imagen

El Real Zaragoza, en un partido igualado, mostró mejor cara que en los anteriores amistosos. Soriano adelantó al Osasuna y Gabi logró el empate, ambos goles en la segunda parte. El equipo de Gay, con notables bajas, volvió a evidenciar carencias en ataque y en la creación.

El Real Zaragoza lavó ligeramente su cara ayer después de lo que había mostrado en los tres bolos de pretemporada jugados hasta ahora. Ante el Osasuna, un rival de Primera, el equipo de Gay se mostró serio, pero dejó claro que falta pegada arriba y que su capacidad de creación en la medular es demasiado escasa.

Sin hacer nada del otro mundo, el Real Zaragoza cuajó una primera parte con cierto empaque. En cualquier caso, mejor que el Osasuna, al que se apreció menos rodado, tomándose Camacho el duelo con menor intensidad que su colega Gay (el número de cambios es un dato descriptivo del valor que uno y otro pudieron dar al ensayo). Los primeros 45 minutos, a grandes rasgos, pueden resumirse así: el Osasuna tuvo algo más el balón, intentó con mayor énfasis la combinación, pero careció de llegada al área de Doblas. Y el Real Zaragoza, a la expectativa atrás y saliendo al contragolpe cuando le era posible, fue capaz de generar las ocasiones más claras ante la portería rival.

El 0-0 del descanso sonó a injusto por las dos opciones de marcar tan claras que marraron Marco Pérez y el canterano Edu García. Ambas debieron ir a las redes navarras. La primera, en el minuto 15, la sacó bajo palos el central Echaide después de que La Sombra Pérez rematase cruzado un mano a mano ante Riesgo que le había proporcionado Jorge López en una brillante acción al borde del área. Y la segunda, en el minuto 32, acabó en el larguero osasunista tras un voleón de Edu García dentro del área después de un balón colgado por Diogo. Fue una pena que el Zaragoza no se adelantase en el marcador, circunstancia que, además de merecida, habría dado mayor confianza a un equipo que está todavía torpe en muchos aspectos tácticos. Mucho más, si faltan piezas básicas en el engranaje actual -que no se sabe si será el definitivo dentro de un mes- como Contini, Lafita y Obradovic, ausentes ayer por diversas molestias físicas.

Lo mejor de esa primera fase del partido lo dejó Jorge López, una pieza a recuperar por Gay por su alto valor técnico en un equipo que necesita imaginación y talento a raudales. El logroñés estuvo muy activo en todos los contraataques, curiosamente abandonando la banda izquierda -donde se supone que debía pegarse- y trazando muchas diagonales hacia el centro, en la franja del media punta. Los clásicos detalles de Ander Herrera -un par de pases al hueco de su fábrica- y el intento de mando de un intermitente Edmilson también llamaron la atención.

Atrás, Osasuna no dio demasiada guerra. Solo una penetración de Sola nada más empezar, que culminó con un remate desviado, llevó peligro ante Doblas, que jugó los 90 minutos (síntoma de que Leo Franco será titular todo el partido el próximo miércoles en Inglaterra ante el Wigan). La zaga zaragocista cumplió sin alardes, con algún pequeño error en Jarosik que no fue a mayores.

La segunda mitad fue otra historia. El Zaragoza dio muestras de fatiga, algo natural a 31 de julio. Mientras, el Osasuna, con un once totalmente nuevo, se movió con mayor agilidad, sobre todo en el primer cuarto de hora. A ello le ayudó mucho adelantarse en el marcador, fruto de un derechazo del aragonés Soriano quien, nada más reiniciarse el partido, se sacó de la chistera un disparo que desde fuera del área que entró junto al palo.

Cuando las previsiones eran peores para los de Gay, sin apenas recambios en el banquillo, el partido volvió a equilibrarse gracias a que Gabi anduvo listo para aprovechar un grave error defensivo de Roversio y Flaño -los centrales- en el despeje de un centro de Diogo. El capitán zaragocista bendijo el regalo y chutó con fuerza en el área para superar a Ricardo por alto y hacer justicia en el marcador.

Ya antes, Braulio lo pudo haber hecho a bocajarro, pero llegó tarde a un centro cerrado de Ander Herrera, en la única penetración con cierto criterio que inventó el medio campo zaragocista. Al final, las tablas contentaron a todos y dieron forma a un choque muy igualado en el que, esta vez sí, aún con sus carencias, el Zaragoza estuvo firme y dio muestras de progreso.

Luces de esperanza

Un Zaragoza provisional y con poco gol emite claras señales de mejoría y firma tablas con Osasuna.

Había ofrecido tan poco el Zaragoza en sus amistosos que no era difícil mejorarlo. Y en Soria ante un Osasuna con su plantilla más definida y con más cuajo como equipo por tener más mimbres, llegaron luces de esperanza para el conjunto que dirige Gay. Era la prueba más exigente hasta el momento y el Zaragoza, con muchas bajas y a la espera de no menos cambios, mantuvo el tipo, lo que tiene que invitar al optimismo o por lo menos a despejar nubarrones, que no eran pocos a estas alturas. Y que todavía se vislumbran, pero la gran mayoría los debe aclarar el club en un agosto que tiene que traer muchos cambios.

El equipo, sobre todo en la primera parte, se movió como un bloque y manejó rápido el balón, bien comandado por Gabi y por Ander y con un Edu García entonado y batallador. Le falta gol y le sobran dudas, pero ayer tomó forma como bloque consistente e intenso durante muchos minutos, pese a que en la segunda parte redujo prestaciones, algo lógico a estas alturas de verano.

DUDAS INICIALES Gay, que acabó lógicamente satisfecho por el encuentro, presentó un Zaragoza tan provisional y cogido con alfileres como el que tiene, en el que faltan jugadores por llegar y otros por salir, en el que no jugaron los tocados Lafita, Contini, Obradovic o Pennant y con Edu García como titular y Ponzio en el lateral izquierdo, donde seguro que se le verá en más ocasiones. Mucho más definido está ya Osasuna en su plantilla, pero lo cierto es que en la primera parte no se notó. Ni mucho menos. Ese Zaragoza tan en el aire dudó en el cuarto de hora inicial, donde Kike Sola tuvo una clara ocasión y Delporte intimidó a Diogo, pero poco a poco se fue asentando y mantuvo bien el pulso ante un enemigo que va a ser de su Liga.

Con pocas concesiones atrás, salvo en algún balón aéreo, con Gabi y Edmilson firmes en la medular, el equipo se aproximó a lo que quiere Gay, ya que arriba, por medio de Ander, Edu García y un Jorge López que jugó de falso extremo y ayudó en la mediapunta, hubo movilidad y desmarque. En la primera parte no fue un choque espectacular, estuvo aún lejos de eso, porque en pretemporada, con la carga de trabajo en las piernas y con tantas incertidumbres, no hay que exigir en demasía, pero al Zaragoza le dio para mejorar la tristísima imagen de Vitoria contra el Alavés o la lamentable ante el Calatayud. Lo hizo ante el mejor adversario del verano por ahora, un Osasuna que tuvo más el balón, pero que apenas creó peligro en el primer acto, salvo en alguna acción aislada de un desafortunado Pandiani.

Eso sí, al equipo de Gay le falta, y mucho, el gol. No es nada nuevo, ni original, solo la realidad. Y hay que solucionarla, porque no es una cuestión baladí. A Marco Pérez no se le pueden negar las ganas, ni la velocidad, pero está demasiado por hacer. Tuvo dos claras ocasiones y no vio puerta. Echaide lo impidió tras una buena combinación entre Edu García y Jorge López, y, cerca del descanso, mandó un balón a las nubes tras una perfecta asistencia de Ander. Con todo, la mejor ocasión la tuvo Edu García, que empezó a derribar la puerta que Gay pide para los chicos del filial. Su fuerte volea tras un centro de Diogo mereció el premio del gol y se conformó con el larguero.

Camacho cambió todo el equipo tras el descanso y Osasuna salió dispuesto a mirar la portería de Doblas, al que Gay le dio los 90 minutos ayer. Soriano la encontró enseguida. Su fuerte disparo acabó en la red para recalcar los méritos de un jugador criado en la Ciudad Deportiva y que es imposible encontrar una mínima explicación de por qué no sigue en el equipo de su vida. Verlo ahora con la camiseta de Osasuna aún resulta, si cabe, más doloroso. El gol de Sori dejó al Zaragoza aturdido y el partido durante unos minutos fue rojillo.

Sin embargo, el equipo aragonés volvió a recomponer el sitio, no al nivel de la primera parte, pero sí para que la contienda se igualara. Edu García bajó prestaciones, pero Gabi las aumentó en la medular. Un buen envío del madrileño tuvo continuación en el centro de Ander al que Braulio no llegó. Al ariete canario, que debe afinar su puesta a punto, se le vio menos que a Marco Pérez y tampoco tuvo la fortuna de encontrar el gol. Nunca ha destacado en esa suerte. Como el Zaragoza parecía incapaz de marcar, Osasuna decidió regalárselo. Gabi bien que lo aprovechó.

Gay dejó el tramo final del choque para que Ortí, Kevin y José tuvieran minutos, ya que por las bajas no había nada más en el banquillo, pero el partido ya no estaba para demasiadas cosas. Solo para firmar unas tablas que hicieron justicia y que arrojan algo de luz en el Zaragoza. El camino, en colocación, actitud e intensidad, es el marcado en Soria. Pero queda por recorrer

 

 

Zaragoza y Osasuna se reparten dominio y goles en el amistoso en Soria

La primera mitad, más entretenida, se la anotó el Zaragoza, aunque fue Osasuna quien salió mejor posicionado

 

Real Zaragoza y Atlético Osasuna empataron en el estadio soriano de Los Pajaritos en un amistoso de pretemporada en el que el dominio del juego estuvo también repartido, a un mes del inicio de la competición oficial.

Mientras José Antonio Camacho repartió minutos y presentó dos equipos en cada mitad, José Aurelio Gay optó por dar minutos a un once que puede perfilarse, en muchos de sus mimbres, como el que iniciará la nueva campaña liguera.

La primera mitad, más entretenida, se la anotó el Zaragoza, aunque fue Osasuna quien salió mejor posicionado y suyas fueron las primeras ocasiones -ciertamente tempraneras- del ex-numantino Kike Sola, que chutó fuera, y Pandiani, en un remate forzado de cabeza.

Los dos equipos buscaron la salida rápida del balón, al primer toque, y fue el Zaragoza quien, a medida que avanzaban los minutos, tuvo mejores pronunciamientos para desnivelar el marcador.

Gabi avisó con un disparo lejano y desviado y luego llegó la primera oportunidad del joven delantero colombiano Marco Pérez, que dejó detalles sobre el césped, sobre todo cuando se asoció con Ander.

Un pase interior en profundidad de este último, al filo del descanso, pudo significar el primer tanto si el delantero colombiano hubiese apurado la carrera, en lugar de chutar en el primer contacto con el balón. Antes, Edu García había enviado al travesaño un balón suelto entre los centrales osasunistas, tras centro al área de Diogo.

En la reanudación, con el equipo rojillo totalmente renovado y Lekic en vanguardia, los navarros manejaron mejor el balón y la posesión, ante un Zaragoza, que por momentos, parecía pesarle los minutos. Soriano, desde la frontal, sorprendió a Doblas. Con ventaja en el marcador, Osasuna estuvo más cómodo sobre el césped.

La única ocasión del Zaragoza fue un pase hacia atrás de Ander al que no llegó Braulio. Fue Gabi, en un balón suelto en el área, quien empató con justicia este amistoso de pretemporada

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.