ATHLETIC CLUB de BILBAO

Publicado: 18/04/2010 22:55 por Miguel Anchel Sanz en FUTBOL NACIONAL
20100418225528-escudo-athletic.jpg

 

ATHLETIC CLUB

Orígenes y antecedentes:

Hizo aparición el fútbol en la villa de Bilbao en el año 1892 cuando los británicos pertenecientes al Club Atleta de Astilleros del Nervión jugaban durante sus ratos de ocio en las instalaciones adjuntas del hipódromo de Lamiako, sito en el vecino término de Leioa. La práctica de este deporte prendió pronto entre la juventud local y en 1894, miembros de la recién constituida Sociedad Gimnástica Zamacois, una entidad polideportiva fundada en octubre de ese año en honor de José María Zamacois, notable gimnasta propietario del gimnasio en donde estos entrenaban, ya se enfrentaban a un combinado británico con resultado adverso. Pero el gran impulso llega poco después; en 1898 cuando Carlos Castellanos, recién llegado de Inglaterra, busca seguidores entre la Sociedad Gimnástica Zamacois de la capital para practicar con asiduidad dicho deporte.

Tras un periodo de aprendizaje y conscientes del auge que experimenta en Madrid y Barcelona, a mediados de 1900 funda el Bilbao Foot-ball Club. Este viste con camisa y pantalón blanco, siendo Castellanos elegido presidente. La sociedad recién nacida, que no está registrada en organismo oficial alguno, deseosa de poder jugar, busca un terreno de juego donde poder empezar a desarrollar sus actividades, encontrándolo rápidamente en el popular hipódromo de Lamiako, feudo en donde venían actuando los británicos y el cual mantiene en régimen de alquiler.

Bilbao Foot-ball Club

Siguiendo el ejemplo del recién creado Bilbao F.C., en febrero de 1901 desde las tertulias del Café García de la capital vizcaína, otros miembros de la Sociedad Gimnástica Zamacois como Juan Astorquia, Alejandro Atxa y Enrique Goiri entre otros, lanzan la idea de constituir un nuevo club de fútbol al que denominarán Vizcaya Athletic Club, quien viste camisa partida blanca y azul con pantalón negro, jugando en la campa de Santa Eugenia situada en la barriada de Las Arenas dentro del término de Getxo. Estos se constituyen como club al redactar sus estatutos el 11 de junio, y se registran legalmente el 5 de septiembre de 1901, siendo Luís Márquez su primer presidente. A finales de ese mismo año, el Bilbao F.C. ofrece a los atléticos la posibilidad de compartir el alquiler de Lamiako en vistas de repartir gastos, accediendo estos de buen gusto y acabando a los pocos meses por construir un segundo campo.

 

Vizcaya Athletic Club

Inevitablemente, la rivalidad surge de inmediato y en sus encuentros el equilibrio es casi total, destacando la habilidad de ambos contendientes. Fruto de su fama, los dos clubs reciben desde Madrid la invitación por parte del recién constituido Madrid F.C. para asistir a esta capital a disputar un torneo en primavera con motivo de la Coronación de S.M. el Rey D. Alfonso XIII. Tanto Bilbao F.C. como Vizcaya Athletic Club empiezan en esas fechas a tener problemas económicos e inicialmente declinan tal ofrecimiento. Sin embargo, los retos lanzados por el Bilbao F.C. hacia el F.C. Barcelona durante esos meses propugnando su pretendida superioridad, hacen que no puedan excusarse y ya en marzo forman un combinado denominado Club Bizkaia que se enfrenta al Burdigala francés en dos ocasiones, imponiéndose siempre los bilbaínos y sirviendo de preparativo para el torneo de Madrid, en el cual se inscriben bajo esta denominación en lengua vasca, siendo denominado en las crónicas de prensa de la época como Club Vizcaya.

Club Bizkaia (1902)

El éxito de la experiencia y su alto nivel deportivo hace que una vez presentes en Madrid se impongan a todos sus rivales conquistando el torneo. Así pues, vencen en el primer encuentro por 5-1 al Club Español de Foot-ball, humillan al New F.C. en el segundo con el escandaloso resultado de 8-1, y vence en la final al F.C. Barcelona por 2-1. La alineación campeona estaba formada por: L. Arana, E. Careaga, P. Larrañaga, L. Silva, A. Arana, Goiri, Cacaeaux, Astorquia, Dyer, R. Silva y Evans. Los barcelonistas, segundos clasificados, enterados de que se han enfrentado a una selección de jugadores de los dos clubs existentes en la ciudad vizcaina en lugar del Bilbao F.C., protestan amargamente los dias posteriores sin obtener beneficio alguno.

Pero el fútbol bilbaíno por estos tiempos no se limita a estos dos clubs poderosos que marcan la vida futbolística de la ciudad, puesto que comparten vida con dos sociedades más humildes pero no por ello carentes de importancia como resultan ser el Iberia Foot-ball Club y el Unión Foot-ball Club, protagonista este último de una combinación de jugadores transitoria con el Athletic Club actual que reportará un subcampeonato de Copa de España a la capital vizcaína en 1907.

Historia del club:

Tras este torneo considerado como la primera Copa de España no oficial, ambos clubs vuelven a la realidad y continúan con sus problemas económicos por la falta de pago al corriente de los socios, decidiendo el 29 de marzo de 1903 fusionarse en una sola entidad a la que denominan Athletic Club de Bilbao, adoptando los colores del Vizcaya A.C.. Los presidentes de ambos clubs en el momento de la fusión eran Juan Astorquia (del Athletic) y Luis Arana (del Bilbao F.C., elegido tras la muerte de Carlos Castellanos a principios de 1903). Su fortaleza hace que se adjudiquen el Campeonato de España de 1903 ante el Madrid F.C. al vencer por 3-2. Aprovechando este torneo se funda la sucursal bilbaína de Madrid, el denominado Athletic Club de Madrid. El 15 de noviembre de ese año se convoca una reunión para dilucidar la continuidad del club ante la falta de entrenamientos, partidos y pagos, optándose afortunadamente por seguir en activo. Durante los años 1904 y 1905 el Athletic Club no disputa encuentros con otros rivales, pero paradójicamente se adjudica una Copa del Rey, pues en 1904 los participantes madrileños de la Fase Final por amplias divergencias entre ellos renuncian a jugar y el representante catalán, el Club Español de Foot-ball, siguiendo a los madrileños lo hace igualmente, quedando los bilbaínos campeones sin realizar un solo encuentro. En 1905 se presentan con una plantilla integrada con jugadores del filial madrileño, perdiendo la final ante el Madrid F.C. por 0-1. En 1906 se plantan en otra Final, ahora sí con jugadores locales, y pierden ante el Madrid F.C. por 1-4.

En 1907, el Athletic Club de Bilbao atraviesa una profunda crisis y se presenta en el Campeonato de España con un combinado denominado igualmente como Club Bizkaia y presidido por E. Sevilla, que cambia su nombre a la hora de inscribirlo a Vizcaya Club, en el cual figuran jugadores del Athletic Club bilbaíno y del Unión F.C.. Este torneo se disputó por el sistema de Liguilla a partido único, siendo los resultados de los vizcaínos los siguientes: victoria por 2-3 frente al Madrid F.C., 5-0 frente al Hamilton F.C. de Salamanca, derrota por 2-1 ante el Vigo F.C., y 4-0 a favor frente al Huelva Recreation Club en la última ronda. Al empatar a 6 puntos con el Madrid F.C., se tuvo que disputar un encuentro de desempate, perdiendo la Final ante el conjunto local por 0-1. La alineación de los representantes bilbaínos en la Final fue la siguiente: Larrea, A. Sena, Arzuaga, M. Sena, Simmons, García, Cardenas, Murga, Irizar, Celada y Asuero.

Vizcaya Club (1907)

 

Son tiempos de crisis y los jugadores bilbaínos renuncian a presentarse en Madrid en la edición de 1908, con lo cual el Athletic Club de Bilbao ha de recurrir al uso de la plantilla de la sucursal madrileña, siendo eliminados. En 1909, siguiendo con la moda de hacer combinados para asistir a la Copa de España, solicitan presentar un combinado con el potente Ciclista F.C., de San Sebastián. Para formalizar tal acuerdo, juegan un partido previo entre ambos en el cual se alinean extranjeros en uno y otro bando de forma no convenida, suscitando un enfrentamiento que de repente acaba con la pretendida combinación y naciendo hasta la actualidad una enconada rivalidad.

Durante 1910 existen dos Federaciones Nacionales separadas entre sí, la Federación Española de Foot-ball y la Unión Española de Clubs de Foot-ball, perteneciendo los conjuntos vascos a esta última. El 7 de septiembre de 1909 nace la Sociedad de Foot-ball al cambiar de nombre el Ciclista F.C. de San Sebastián, pero la Unión Española de Clubs no admite entidades con pocos años de vida, con lo cual los donostiarras se inscriben en el torneo con el nombre de otro club, el Vasconia Sporting Club, equipo de mayor antigüedad, llegando a la Final ante el Athletic Club de Bilbao en la que son derrotados por 0-1. En 1910 el Athletic Club de Bilbao se traslada al Campo de Jolaseta en Neguri por el aumento de su masa social, adoptando la hoy en día clásica camisa rojiblanca y ganando la Copa de 1911 en su propio feudo ante el C.D. Español de Barcelona por 3-1. Como el Campo de Jolaseta anda distante del propio Bilbao, se decide construir un nuevo campo, ahora en la misma villa, dando como resultado el 21 de agosto de 1913 el estreno del Campo de San Mamés, junto a la Gran Vía bilbaína. En la Copa del Rey se pierde la Final disputada en Madrid ante el Racing Club de Irún: 2-2 tras prórroga en el primer encuentro y 0-1 en el segundo encuentro de desempate. Aún ganarán los bilbaínos tres Copas más mostrando su poderío, la de 1914 ante el España F.C. de Barcelona, 2-1; la de 1915 ante el Real C.D. Español, 5-0; y la de 1916 ante el Madrid F.C. por 4-0. Son los tiempos de: Belauste, Ibarretxe, Pitxitxi, Zubizarreta y Acedo. El Athletic Club de Bilbao consigue también el Campeonato del Norte en las ediciones de 1914, 1915 y 1916; pero a partir de entonces es superado por el Arenas Club de Guecho, quien pasa a disputar la Copa de España.

Recién estrenados los años veinte, el club conquista el Campeonato del Norte en las ediciones 1920 y 1921, pasando desde 1922 a ser denominado Campeonato de Vizcaya por la separación de Guipúzcoa. El club bilbaíno es el gran dominador de este torneo, ganando también en los años siguientes: 1923, 1924, 1926, 1928 y 1929. En la Copa del Rey perde la Final de 1920 ante el F.C. Barcelona por 0-2, conquistando las ediciones de 1921 ante el Athletic Club de Madrid, ya independizado, con el resultado final de 4-1, y la de 1923 ante el C.D. Europa por 1-0. Socialmente el club gana adeptos y San Mamés se amplia con nuevas gradas. Los rojiblancos que cuentan con Sesúmaga y Sabino en los primeros años, en el segundo lustro ya no consiguen levantar el título de Copa. En 1928 se acuerda formar el Campeonato Nacional de Liga y el Athletic Club como entidad más laureada, entra a formar parte de la Primera División, debutando en la temporada 28/29 con un tercer puesto. En la campaña 29/30 consigue su primer título de Liga sin perder un solo encuentro.

Se inicia en la década de los treinta un periodo espléndido, cortado de raíz por la Guerra Civil, en el que se obtendrán numerosos títulos. A nivel regional se conquista el Campeonato de Vizcaya en los años 1931, 1932, 1933 y 1934. En la Copa de España (de la II República entre 1932 y 1936), se obtiene el entorchado en cuatro ocasiones consecutivas: en 1930 ante ante el Real Madrid F.C., 3-2; en 1931 ante el Real Betis Balompié, 3-1; en 1932 ante el F.C. Barcelona, 1-0; y en 1933 ante el ahora Madrid F.C. por 2-1. El Athletic Club cuenta con un equipazo que es base de la Selección Nacional, destacando grandes jugadores como el meta Blasco, Castellanos, Urquizu, Muguerza, Lafuente, Iraragorri, Bata y Gorostiza. En el Campeonato de Liga se convierte en el gran dominador siendo el club más admirado de todo el estado, pues en la temporada 30/31 es Campeón en un triple empate con Real Racing Club de Santander y Real Sociedad de Foot-ball, en la 31/32 es subcampeón a tres puntos del Madrid F.C., en la 32/33 nuevamente subcampeón tras los merengues y en la campaña 33/34 Campeón absoluto. En la temporada 34/35 es cuarto, mientras que en la 35/36 consigue su tercer título de la década. Antes de finalizar el conflicto bélico el club bilbaíno se reorganiza en 1938 con el nombre de Bilbao Athletic Club en honor al antiguo club desaparecido en 1903, aunque debido a la diáspora de jugadores, al extranjero mayoritariamente, no queda ninguno de 1936, teniendo que reclutar a nuevos.

Con estos mimbres participa ya en el Campeonato de Liga 39/40, obteniendo el tercer puesto, y mejorando en la 40/41 en la que es subcampeón. En 1941 cambian de denominación por la ley gubernamental anti extranjerismos, pasando a ser Atlético de Bilbao. Empiezan a despuntar grandes jugadores como Lezama, Iriondo, Zarra, Unamuno, Panizo y Gaínza, conquistando en la temporada 42/43 el título de Liga. Llega el Atlético copero, y durante la década se adjudican la Copa del Generalísimo en tres ocasiones: la de 1943 ante el Real Madrid C.F., 1-0; la de 1944 ante el Valencia C.F., 2-0; y la de 1945 igualmente ante el Valencia C.F. por 3-2; y perdiendo la de 1942 ante el C.F. Barcelona, 3-4; y la de 1949 ante el Valencia C.F., 0-1.

Los años cincuenta, sobre todo a partir del segundo lustro en el cual se consiente la participación de jugadores extranjeros, va a significar la pérdida de potencial frente a los poderosos clubs de Madrid y Barcelona. El Atlético de Bilbao fragua el empleo exlusivo de jugadores nacionales durante este tiempo, vascos en gran medida, consiguiendo llevar esta postura hasta nuestros dias. Son años en los que permanece como aspirante al título, pero la entrada de extranjeros supone un freno a sus aspiraciones. El único título de Liga se obtiene la campaña 55/56, lo que le da derecho a participar por primera vez en la Copa de Europa, en la que es eliminado en octavos ante el Liverpool F.C.. En el torneo de Copa echa el resto y consigue conquistar cuatro títulos: el de 1950 ante el Real Valladolid Deportivo, 4-1; en 1955 ante el Sevilla C.F., 1-0; en 1956 ante el Club Atlético de Madrid, 2-1; y en 1958 ante el Real Madrid C.F., 2-0; perdiendo la Final de 1953 ante el C.F. Barcelona por 1-2. El equipo de finales de los cincuenta es recordado como el de “los aldeanos”, con: Carmelo, Artetxe, Mauri, Uribe, Etura, Arieta y Aguirre.

La entidad vuelve a incluir en 1966 la nomenclatura Club, siendo su nombre a nivel federativo el de Club Atlético de Bilbao. Los sesenta son mucho más duros en el Campeonato de Liga pues no se obtiene título alguno, todo lo más cercano es el subcampeonato de la temporada 69/70. La entidad bilbaína ha de conformarse con la Copa de 1969 ganada al Elche C.F. tras vencer 1-0, dado que las finales de 1966 y 1967 se pierden ante Real Zaragoza C.D., 0-2 y Valencia C.F., 1-2, respectivamente. Varias son sus participaciones en la Copa de Ferias, disputando la edición 64/65, y de manera consecutiva las de las temporadas 66/67, 67/68 y 68/69, sin llegar nunca a superar los cuartos de final. Su debut en la Recopa se produce la 69/70, siendo eliminado en dieciseisavos frente al Manchester City F.C., futuro campeón. Con todo, el gran triunfador de la década es el meta Iríbar, apodado el “Txopo”.

Iniciados los setenta, en 1972 recuperan el nombre tradicional de Athletic Club de Bilbao y en el año 1973 se inauguran las instalaciones de Lezama, base de la cantera bilbaína de la que saldrán tantos jugadores. Es precisamente ese año cuando se conquista una nueva edición de la Copa del Generalísimo, ante el C.D. Castellón y por 2-0. En el año 1977 tienen una nueva oportunidad, pero la desaprovechan al caer en la tanda de penaltis ante el Real Betis Balompié tras empate final de 2-2. Durante esta Final se lanzan veinte penaltis nada menos. En Liga no se obtienen buenos resultados, tan solo pasaportes a la Copa de la UEFA y Recopa, destacando jugadores como: Irureta, Villar, Churruca, Dani, Rojo y Amorrortu. Pero el gran logro es su presencia en la Final de la Copa de la UEFA de 1977 a doble partido, con Koldo Aguirre de entrenador, y tras eliminar a rivales de la talla de: Újpest Dózsa S.C., F.C. Basel, A.C. Milan, F.C. Barcelona y R.W.D. Molenbeek. El rival es la Juventus F.C. de Turín; 1-0 en la ciudad italiana y 2-1 en San Mamés, valiendo doble los goles obtenidos fuera de casa y siendo inútiles los goles anotados por Irureta y Carlos Ruiz.

Los ochenta significan la vuelta de “los leones” y la obtención de dos títulos de Liga, temporadas 82/83 y 83/84, con Javier Clemente en el banquillo. Ambas se obtienen en el último partido de Liga y suponen una gran alegría para una afición que no la disfrutaba desde 1956. Grandes jugadores como: Zubizarreta, Goikoetxea, De la Fuente, De Andrés, Liceranzu, Patxi Salinas, Noriega, Argote y Sarabia, son sus estrellas, conquistando la Copa del Rey de 1984 ante el F.C. Barcelona por 1-0. La consecución de las dos ligas le permite entrar de nuevo en la máxima competición continental, cayendo la edición 83/84 en octavos ante el futuro campeón, Liverpool F.C., y la 84/85 en dieciseisavos frente al F.C. Girondins de Bordeaux. Tras unos años consiguiendo entrar en competición europea, el Athletic Club sufre un bajón a finales de década por el envejecimiento de su plantilla. San Mamés es sede oficial durante el Campeonato del Mundo de 1982, siendo reformado para la disputa de tal evento.

Su gran cantera de Lezama no rinde los frutos esperados durante los noventa, pese a la entrada de nuevos valores procedentes del filial, y el club entra en una crisis evidente de resultados. Dada su condición de club económicamente saneado, en 1992 no entra en el plan de Sociedades Anónimas Deportivas establecido para los clubs endeudados, con lo cual es uno de los cuatro en todo el país que disfruta esta condición en competición profesional. A medida que progresa la década, las clasificaciones son más preocupantes y en la temporada 95/96 se finaliza decimoquinto temiéndose por su descenso a Segunda División, categoría en la que es junto a Real Madrid C.F. y F.C. Barcelona, único club que no ha descendido desde la fundación de la Liga en la temporada 1928/29. En la campaña 97/98 obtienen el subcampeonato en Liga con jugadores como: Larrazabal, Alkiza, Karanka, Ziganda, Roberto Rios, Lasa y Lacruz, además de poder jugar la campaña 98/99 en la Liga de Campeones. En este torneo comparte grupo con Juventus F.C. de Turín, Galatasaray S.K. de Estambul y Rosenborg B.K. de Trondheim, consiguiendo una victoria, tres empates y dos derrotas que impiden su pase a octavos de final al acabar último de grupo. A destacar que es la primera década en la que no obtiene título alguno, ni en Liga ni en Copa, siendo este último un torneo del que era clásico en todas sus ediciones.

Estrenado el nuevo siglo, el Athletic Club renueva su plantilla y combina jugadores experimentados con nuevos talentos, destacando piezas como Julen Guerrero, Del Horno, Yeste, Orbaiz y Aranzubia, que tampoco consiguen devolver a la entidad a tiempos pretéritos y gloriosos. Su última participación en competición europea se remonta a la edición 2004/05 en la Copa de la UEFA, superando en primera ronda al Trabzonspor Kulübü, proclamándose campeón de la fase de grupos junto a: F.C. Steaua Bucaresti, Parma F.C., Besiktas J.K., Royal Standard de Liège; y caer eliminado en dieciseisavos frente al F.K. Austria Wien.

Se caracteriza el club vizcaíno por su política de jugadores, siendo el único club profesional que no admite los procedentes del extranjero, centrándose en especial en la contratación de nativos de Euskadi, Navarra, País Vasco francés y jugadores que aunque procedentes de otras regiones, hayan sido formados en su cantera. En la actualidad, el club anda inmerso en una gran crisis deportiva y la escasa salida de talentos les esta cargando sobremanera de tensión en cada temporada, pese a ello, en la edición de la Copa del Rey de 2009 llegan a la Final ante el F.C. Barcelona disputada en Valencia, perdiéndola por un resultado desfavorable de 1-4 con gol de Toquero. Es de destacar sobremanera su gran afición, quien le sigue apoyando partido tras partido con sus camisas rojiblancas desde el viejo Estadio de San Mamés y en cualquier rincón del Estado.

Comentarios  Ir a formulario

gravatar.comAutor: Danilo Alfonso Gonzalez Alba

Buenas tardes,

La presente es para presentar mi Escuela de Formacion Deportiva VIZCAYA METRO BOSA bajo reconocimiento deportivo otorgado por el IDRD 465 de octubre 14 de 2009.




CONOZCANOS EN:


www.vizcayametrobosa.es.tl



Nuestra razón social es Escuela de Formación Deportiva VIZCAYA METRO BOSA entidad sin animo de lucro bajo reconocimiento deportivo otorgado por el IDRD. Resolucion No 465 de 14 de octubre de 2009, actualmente ayudamos a niños y niñas de bajos recursos por medio del deporte (futbol). Nuestra Escuela hoy en día ayuda a más de 70 niños y niñas, dándoles los entrenamientos de futbol con un estudiante de educación fisica de la Universidad Cundinamarca.

Queremos seguir con esta linda labor social en ayuda de la niñez COLOMBIANA, por eso solicitamos ayuda a la empresa privada.
Solicitamos ayuda y/o aportes
● Implementación deportiva
● Balones
● conos, vallas, uniformes, sudaderas
● aportes en efectivo.

BENEFICIOS:

Marketing.
Descuento en el impuesto sobre la renta y complementarios segun articulos 125 y 126-2 del estatuto tributario.
Apoyo al deporte y a nuestra niñez Colombiana.





Cualquier aporte seria de gran ayuda para seguir con este noble causa para la ayuda de nuestra niñez colombiana.


Directiva Vizcaya Metro Bosa

ESCUELA DE FORMACION DEPORTIVA VIZCAYA METRO BOSA
Danilo Alfonso Gonzalez Alba
danilogonzalez@ups.com
danilo4298@yahoo.com
danilo4298@hotmail.com
vizcayametrobosa@hotmail.com

Fecha: 03/06/2010 19:22.


gravatar.comAutor: LA FUTBOLTECA

El autor de este texto es Vicent Masiá y fue registrado en Valencia el 27 de enero de 2009. Si ustedes no quieren tener problemas legales con su autor tienen dos opciones:
1) Eliminar el texto.
2) Indicar la autoría y poner un enlace a La Futbolteca.

Fecha: 16/12/2012 11:05.


Añadir un comentario



No será mostrado.