21.2.2009 - LIGA 2ªDiv. 2008/09 - JORNADA Nº 25

ELCHE 2-0 REAL ZARAGOZA

 

 

Elche

2

 

 

0

Zaragoza

 

  1

Willy

  2

Zubiaurre

  4

Olmo

  6

F. Niño

  15

Acciari

  17

Saúl

  19

David Fuster

  22

Usero

  23

Santos

  25

Oscar Rubio

  16

I. Bolado

 

 

  1

López Vallejo

  3

Paredes

  15

Pavón

  22

R. Pulido

  11

Songo´o

  14

Gabi

  20

Generelo

  21

Zapater

  34

Herrera

  8

Ewerthon

  19

Arizmendi

 

 

CAMBIOS

 

68'

I. Bolado por Dani Benítez

82'

Santos por Rubén Pérez

86'

David Fuster por Miguel

 

 

60'

Zapater por Caffa

71'

Herrera por Braulio

72'

Generelo por Ponzio

 

 

ENTRENADORES

 

Claudio Barragán

 

 

García Toral

 

 

GOLES

 

 43' 

1-0 Gol Saúl

 65' 

2-0 Gol Santos

 

 

 

TARJETAS

 

34' 

Acciari Tarj. A

 

 

8' 

Generelo Tarj. A

75' 

R. Pulido Tarj. A

 

 

OTROS DATOS DE INTERÉS

 

2ª División

Estadio: Martínez Valero

21/02/2009 18:15

Arbitro: Pérez Lima

Cuarto Arbitro: Corredor Pérez

Jueces de Línea:Vázquez Fernández , Díaz Sosa

 

 

Desastre (2-0)

 

El Real Zaragoza repitió en Elche su peor versión y perdió 2-0 en un horrible partido. Saúl y Santos mataron al deficiente once que ayer alineó Marcelino con dos contragolpes de libro. El equipo sale de los puestos de ascenso y queda muy tocado moralmente

No caben paños calientes respecto del presente y el futuro de este Real Zaragoza que ayer volvió a perder y, lo peor de todo, a dejar una imagen caótica como equipo en el campo del Elche (15º clasificado de la Segunda División al inicio del choque). Grave error puede cometerse si, tras lo visto en el vacío estadio Martínez Valero, todavía hay alguien empeñado en edulcorar sensaciones y apreciaciones relativas al supuesto potencial de esta plantilla o en emitir cortinas de humo intentando crear ídolos donde solo hay errores mayúsculos de planificación por parte de los máximos responsables del devenir zaragocista en el vestuario desde mayo: Agapito Iglesias y Pedro Herrera.

Con marzo a la vuelta de la esquina y los números apretando el cuello del Real Zaragoza, el 2-0 encajado ayer en el campo de uno de los equipos más accesibles de la categoría debe de encender todas las alarmas rojas que existan en la sede de La Romareda. Las hechuras que volvió a dejar patentes sobre el césped ilicitano el bloque del desesperado -y asqueado- Marcelino mostraron que, a estas alturas, va a resultar prácticamente imposible reconducir su rendimiento y su solvencia fuera de casa, donde ganar un partido sigue siendo una quimera, un suplicio que nadie sabe cómo solucionar.

Elche fue Córdoba un mes después. Fue Vigo dos meses después. Fue Girona tres meses después. Fue Alicante cuatro meses después. Fue Valencia cinco meses después. O sea, que el círculo vicioso no encuentra reparación.

Marcelino, cada día que pasa, se muestra más cansado, más agotado, más sobrepasado por las evidencias. Ayer, en la rueda de prensa posterior, hizo por primera vez referencia a que esto de ahora tiene su germen en lo que pasó en julio y agosto. Es decir, en lo que montaron Agapito y Herrera y que ahora, con agravantes acaecidos en el mercado de enero, lleva camino de pasar factura lamentablemente.

El Zaragoza fue anoche un equipo roto. Otra vez. Por enésima vez desde el verano fuera de casa. El Elche, un equipo normalito de la división por más que haya mejorado su cara con Claudio en el banquillo en vez de Vidal, fue mejor de cabo a rabo, del minuto 1 al 93. Sin discusión.

El gol de Saúl, ese fatal 1-0 que dejó K.O. al Zaragoza al borde del descanso, logrado en un contragolpe de libro del Elche, de esos que Marcelino avisó a sus jugadores durante la semana que podían resultar letales por ser la especialidad de los medias puntas locales, desnudó las miserias del Real Zaragoza. El equipo alicantino había sido superior durante todo el primer tiempo y ese tanto le dio el premio a su criterio futbolístico y a sus nítidas intenciones tácticas ejecutadas desde el primer minuto por sus once titulares. Todo lo contrario que el patético Zaragoza que, como es hábito una vez al mes, reapareció desquebrajado ayer lejos de
La Romareda.

Los datos del partido son, como tantas veces, rotundos y definitivos. El primer tiro peligroso -que no a puerta, porque se marchó fuera- del cuadro zaragocista llegó en el minuto 27. Ewerthon remató de cerca un centro raso de Songo'o y su disparo salió junto al palo de Caballero. Pero, antes del intermedio, no solo fue el primero. También el último. Esa fue la maravillosa producción ofensiva de un equipo en el que ayer, con la decisión de Marcelino de hacer debutar como titular al verde y exageradamente sobredimensionado Ander Herrera, manifestó una endeblez mayúscula en las bandas, especialmente en la izquierda donde Zubiaurre y Saúl hicieron lo que quisieron con el chaval y un atolondrado Paredes.

Pero es que en la segunda mitad, ya con el marcador adverso y, supuestamente, con la necesidad de irse arriba a por todas, el Zaragoza mostró una apatía digna de la máxima preocupación. El primer tiro a puerta lo hizo Arizmendi ¡en el minuto 80!. Sí, a falta de solo 10 minutos para el final. Y fue un tirito, un chut de alevín a las manos del portero local. Similar al que hizo Caffa dos minutos después tras un córner. Y nada más. Como dijo Marcelino al final, no sabemos cómo para Willy Caballero.

Eso, para un equipo y una entidad que se juega tanto en esta temporada, es un síntoma de enfermedad grave. Si en la previa se comparaba el duelo de Elche a un análisis de sangre que iba a indicar el estado de salud del grupo, el diagnóstico es para ponerse manos a la obra con urgencia: la anemia es galopante y el riesgo de que cualquier infección se lleve por delante esta historia es cada vez mayor. Debilidad máxima.

Ayer, se sabía que el Elche juega replegado y basa su éxito en la rapidez al contragolpe de sus medias puntas Saúl, Fuster y Santos. Pues bien, no hubo antídoto. Fueron dos goles pero pudieron ser cuatro (como ya sucedió aquí hace 6 años). La defensa aragonesa fue de regional. La medular, inexistente. Las bandas (Songo'o y Herrera II) de filial. Y la delantera, inerte. Así, ténganlo presente, es un milagro subir a Primera.

 

Chatarra de segunda mano

El fútbol de verdad del Elche desnuda a un Zaragoza indigno del ascenso con otro ridículo fuera de casa.

Vestido de galáctico por sus carnavalescos directivos al comienzo de la temporada, este Real Zaragoza es hoy sucia chatarra espacial de segunda mano imposible de vender en ningún mercadillo dominguero como claro favorito a subir a Primera. Una baratija, una vez más, fuera de casa, donde, como ayer en Elche, se muestra como un indigno aspirante al ascenso. Ya ni siquiera ocupa una de las tres primeras plazas como consecuencia de una derrota que resultó humillante por la ausencia de respuestas primero de unos jugadores cuyos conceptos técnicos están muy por debajo de sus salarios y, en segundo lugar, por el posterior desbarajuste táctico que provocó su entrenador cuando quiso buscar el empate al arriesgar con tan sólo tres defensas. La suma de despropósitos dejó al Real Zaragoza hecho un trapo, a merced de una goleada mayor. No tiene sitio ni en las casas de los prestamistas más usureros, y lo peor, su cuota de confianza de visitante sufrió un revés de difícil reparación incluso con largas sesiones de psicoterapia. La próxima semana le espera el Murcia en La Condomina.

La propuesta del Elche, atractiva y de corte muy ofensivo, pasó por encima del conjunto aragonés, que en cuanto se encuentra con alguien que le responde a su hipotética grandeza --cada partido más desenmascarada por la realidad de su escasez de recursos y de mecanismos alternativos para superar la mínima adversidad--, se siente y se expresa como una piltrafa deportiva. Ahora mismo, con tiempo y camino para rectificar su torcido rumbo, la pregunta es si Marcelino dispone de material en la plantilla y brújula personal para reanimar el débil pulso de un equipo con el cuerpo de goma, de un muñeco sin sustancia ósea para competir con brío, ni cerebro, ni músculo, ni gol en los desplazamientos, el colmo.

Como no sabe a lo que juega, tampoco en La Romareda, donde la timidez de los visitantes suele facilitarle mucho los encuentros, no juega a nada. Así, sin nada y con una defensa de polichinelas, su vulnerabilidad crece en función del atrevimiento de quien se le ponga enfrente. El Elche le salió respondón, muy de cara, tanto que después del tanteo inicial, el equipo de Claudio Barragán asumió su superioridad con natural descaro. Tenía un guión con tres mediaspunta y un delantero, un plan frontal para tejer el contragolpe en igualdad numérica, y supo interpretarlo con armonía y contundencia, con la flexible elegancia de Santos como enlace y con el oficio de Acciari para dominar el centro del campo y devorar a Gabi.

Generelo aguantó el equilibrio zonal mientras pudo, y López Vallejo evitó que marcara Iván Bolado. Ewerthon tuvo un par de ocasiones iniciales a pases de Songo´o y después, como es habitual en los brasileños lejos del hogar, se marchó al carnaval de Río. Detrás suyo hubo deserciones varias y un Ander Herrera hiperventilado por la titularidad. Eso en los buenos tiempos. En los malos, el Elche logró su primer gol con un contragolpe magistral que firmó Saúl y un desajuste defensivo del Real Zaragoza para engrosar la enciclopedia de los grandes desastres. Lo que vino después fue mucho peor. Horroroso, de bochorno.

Marcelino sacó pecho como en Anoeta, pero el apetito del Elche y su fútbol eran muy superiores a los de la Real. Con tres defensas llegó el segundo tanto en una acción individual de Santos, y también emergió un Zaragoza en forma de basura espacial a punto de desintegrarse.

 

 

 

ESTADÍSTICAS

POS

NOMBRE

M

T

C

S

G

PP

GP

PF

GE

P

TA

DA

TR

P

López Vallejo

2250

25

0

0

0

0

0

0

28

0

0

0

0

P

Toni D.

0

0

0

0

0

0

0

0

 

0

1

0

0

D

Ayala

1170

13

0

0

1

0

0

0

 

0

4

0

0

D

Chus Herrero

1277

16

7

0

0

0

0

0

 

0

5

0

0

D

Diogo

0

0

0

0

0

0

0

0

 

0

0

0

0

D

Goni

630

7

0

0

0

0

0

0

 

0

4

0

0

D

Paredes

1817

19

1

3

0

0

0

0

 

0

8

0

0

D

Pavón

900

10

0

0

1

0

0

0

 

0

3

0

0

D

Pignol

1164

13

1

3

0

0

0

0

 

0

6

0

0

D

R. Pulido

1306

15

2

0

0

0

0

0

 

0

6

1

0

D

Sergio F.

180

2

0

0

0

0

0

0

 

0

1

0

0

M

A. Hidalgo

858

9

5

7

0

0

0

0

 

0

2

0

0

M

Adriá

97

1

1

1

0

0

0

0

 

0

0

0

0

M

Cuartero

0

0

0

0

0

0

0

0

 

0

0

0

0

M

Gabi

1336

15

5

3

2

0

0

0

 

0

6

1

0

M

Generelo

873

11

6

1

0

0

0

0

 

0

5

0

0

M

Herrera

160

1

1

3

0

0

0

0

 

0

1

0

0

M

Jorge López

1878

22

7

0

2

0

0

0

 

0

8

0

0

M

Luccin

59

1

1

0

0

0

0

0

 

0

1

0

0

M

Ponzio

27

0

0

2

0

0

0

0

 

0

0

0

0

M

Songo´o

524

4

3

9

1

0

0

0

 

0

2

0

0

M

Zapater

1550

18

7

5

0

0

0

0

 

0

4

1

0

A

Arizmendi

1339

16

7

5

3

0

0

0

 

0

4

0

0

A

Braulio

1059

11

7

11

2

0

0

0

 

0

1

0

0

A

Caffa

1148

11

7

12

3

0

0

0

 

0

2

0

0

A

Ewerthon

1693

19

5

4

16

0

3

0

 

0

2

0

0

A

F. Coentrao

7

0

0

1

0

0

0

0

 

0

0

0

0

A

R. Oliveira

1325

15

4

2

8

0

1

1

 

0

4

0

1

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.