Publicado: 22/03/2019 19:17 por Miguel Anchel Sanz en ARAGON
20190322191754-d2ng7wwxqaaw2xp.jpg

8 consejos para ganar un concurso de diseño

¿Has participado ya en varios certámenes de diseño sin demasiado éxito? Te ayudamos con nuestros consejos para ganar ese concurso que le dará un giro a tu suerte.

Desde que hemos estrenado la sección de concursos, hemos visto que está muy concurrida. Eso debe ser porque te gusta participar o, al menos, informarte de las bases y los plazos. Así que hemos creído que también podría interesarte esto: una guía completa de cómo ganar un concurso, al menos de cómo no perderlo.

Cierto es que la fórmula no es infalible y no te garantizamos el premio, porque todo depende de lo que hagan los demás y del jurado; pero seguro que si sigues nuestros consejos, estarás más cerca del éxito que del fracaso más estrepitoso.

¿Que si nosotros hemos ganado algo? Pues, a ver, mucho tiempo para presentarnos a cosas no tenemos; pero sí que hemos ganado alguna que otra cosa a la que nos hemos presentado. En concreto en los tres últimos concursos a los que pudimos presentarnos, rascamos premio. Además, lo más importante es que al estar buscando convocatorias y viendo los trabajos que las ganan todas las semanas, eso nos da una idea amplia de qué cosas puede que sí y que cosas puede que no, al margen de que nos gusten más o menos.

¿Preparado para ganar concursos por pueblos y ciudades del mundo? ¡Pues vamos allá!

1. ¡Preséntate!

¡Ah claro! Alguno estará pensando, qué graciosillos, pero es que es el primer gran problema que nos encontramos, gente que se queja o se lamenta sin haberse presentado. Vamos a ver, es sencillo, si no te presentas no puedes ganar. De nada vale ver un concurso, leerte las bases, darle vueltas en la cabeza, no llevar a cabo tu idea y después patalear porque, tras ver lo que ha ganado, tú habrías tenido bastantes posibilidades de llevarte el gato al agua.

Si tienes tiempo libre o si te apetece mucho por la temática del concurso, no te lo pienses demasiado. Hay quien cree que los concursos son mierda seca, que se trabaja gratis para que el jurado tenga un montón de cosas entre las que elegir, que fomentan el intrusismo… Nosotros pensamos que si uno está de acuerdo con las bases y le apetece, es una buena manera de entrenar la creatividad. Es más, pensamos que si uno piensa que no molan, pues no te leas ni este post ni las bases.

Conocemos muchos diseñadores excesivamente críticos con los concursos que luego son los primeros en olisquear bases y ensueñan con premios que no ganarán porque sus creencias se lo impiden.

 

2. Lee bien las bases

Parece otra perogrullada, pero no lo es para nada. Si realmente quieres competir por ganar un concurso, no vale con mirar por encimilla y decir “Feria, 50×70. ¡Vale!”. Obviamente tienes que prestar mucha atención a los requisitos para participar y a especificaciones como los textos que debe llevar un cartel, si hay que incluir marcas de organizadores o patrocinadores, si se da alguna indicación sobre elementos que incluir y elementos que no incluir, si hay orientaciones sobre paletas de color…

Es normal que quieras ponerte cuanto antes a diseñar o a ilustrar para tener más tiempo para ejecutar tu idea, pero pararte 40 minutos, una hora o dos, a leerte las bases con atención, puede ahorrarte horas de trabajo y hasta algún que otro disgusto después.

Aconsejamos saber leer unas bases, que no es lo mismo que saber leer. Entre líneas muchas veces están dándonos pistas muy valiosas de lo que quieren, para cuando las pistas son cristalinas sobre lo que no quieren.

 

3. Investiga sobre el tema

Si vas a participar en el concurso del cartel de un torneo deportivo, de una festival de música, de un congreso de una temática concreta, de la feria de una ciudad… un buen primer paso puede ser investigar un poco sobre el tema. ¡Ojo! Que esta investigación no te intoxique. 

Intoxicación visual: estado que se genera tras el consumo excesivo de información gráfica el cual degenera en parálisis creativa

Obviamente, el tiempo que tienes para investigar es limitado y seguro que no vas mucho más allá de eso que sabe todo el mundo. Así que abstráete y no bases tu diseño en eso, pues puedes caer en tópicos que el jurado deseche a la primera de cambio. Utilízalo como inspiración y, por qué no, para meter algún detallito de esos que casi no se ven pero suman.

 

4. Investiga sobre los antecedentes del concurso

Nosotros siempre lo hacemos cuando te proponemos uno. Si se trata de un concurso para algo que no es nuevo y que ya tiene una andadura, es muy recomendable mirar lo que se ha hecho antes y ha tenido éxito. Primero para no repetirse, y segundo para intentar conectar con la línea que se ha seguido hasta ahora.

Un ejemplo es el polémico concurso de la feria de Málaga de este año. Han sido muchos los artistas que han optado por la acuarela, muy de moda últimamente, para su propuesta. Pero si uno se fija en los carteles que han ganado en las últimas ediciones, se dará cuenta fácilmente de que el jurado viene optando, con más o menos éxito, por soluciones más minimalistas y entroncadas con el diseño plano vectorial. Una técnica no es mejor que otra, simplemente depende de lo que busquen los encargados de la elección.

“¡Pero es que ese no nos representa y yo he trabajado mucho la perspectiva y el trazo con pincel!” ¿Y? ¿Quieres ganar o quejarte? Volvemos a lo mismo, si te presentas a un concurso tienes que saber leer entre líneas para centrarte en algo con lo que puedas ganar. Nadie dice que no haya talento en tu obra, sólo que no quieren ese talento. A veces no quieren ni talento. ¿Nos vamos a quejar por eso?

 

5. Dale vueltas a tu concepto 

Sentarse delante del papel en blanco es muy duro. Eso lo sabemos todos los que nos dedicamos a esto o a cualquier otra cosa creativa. Por eso, coge tu cuadernillo de los chinos y apunta ideas, conceptos, palabras, frases, pega imágenes que te inspiren… incluso puedes hacerte una playlist con canciones que tengan que ver con el tema.

Busca la inspiración donde quieras, pero búscala. No te quedes con lo primero que se te ocurra porque “total, en estos concursos al final gana cualquier cosa”. Si ganas o si pierdes, que sea con algo con lo que te sientas satisfecho o satisfecha, con uno de esos trabajos que te hacen decir “no he podido hacer más” o “para mi portfolio está que te cagas”.

 

6. Ponte al día de las tendencias y rompe con ellas

Si nos presentamos a un concurso de carteles, debemos empezar analizando la pieza que tenemos que hacer. Un cartel no es una marca. No tiene que perdurar en el tiempo. Así lo ven muchos jurados, aunque nosotros en este punto tengamos nuestras reticencias. Durará lo que dure el evento al que vaya destinado. Si lo planteamos desde esta perspectiva, está bien ponerse al día con lo que se está llevando: acuarela, flat desing, lettering… Esas son las cosas que todo el mundo está haciendo ahora, así que hay dos posiblidades: que el jurado elija lo que está de moda o que quieran algo diferente.

Llegados a este punto la decisión es difícil. Nuestro consejo es que en el equilibrio está la virtud, y que puedes hacer algo siguiendo tendencia pero dándole un toque muy personal o intentando meter un punto diferente (con cabeza), quizás ahí este encerrada la fórmula del éxito.

No obstante, nuestro consejo es que penséis en la atemporalidad de las piezas, a nosotros nos funciona mejor que las modas. Lo que nunca pasa de moda puede ganar ahora, dentro de diez años y hace quince.

 

7. Tu propuesta, es mucho más de lo que piden. Piensa en grande.

Esto tiene que ver con investigar sobre el concurso al que te presentas. Mira como transcurren otras veces los eventos para los que vas a diseñar. Siguiendo con el ejemplo de nuestra ciudad, aplicable a cualquier ciudad, un dato muy importante a tener en cuenta para participar en el cartel del Festival de Cine de Málaga es que todos los años crean motion graphics para cortinillas que ponen antes de las películas que se proyectan; así que buscarán un diseño que de juego para la animación.

“¡Pero si hace un par de años ganaron pelotas de colores!”. Amigos las pelotas dan mucho juego ;)

Dependiendo del evento, tu obra tendrá que adaptarse a las distintas aplicaciones que necesiten desde la organización. ¡Tenlo en cuenta!

 

8. Prepárate psicológicamente para ganar

Uno pensaría, será para perder, ¿no? Pues, no. Ahora que hay redes sociales de por medio, cuando te presentas a un concurso tienes que estar preparado para ganar. Si te alzas con el premio, habrá una legión de personas que se ve que deben dormir mal, follar poco, tener problemas de estrés, ansiedad, fobias y un largo etcétera de taras que hacen que estén agazapados, cual animales hambrientos, esperando a que salga el resultado de un concurso para devorar tu trabajo con calificativos que irán de “MIERDA” (así con mayúsculas) para arriba. Piensa bien si tu psique está preparada para eso, porque aunque uno diga “yo paso de todo”, un poquitico sí que afectan según que comentarios. Este punto es mucho más importante si te presentas a un concurso en en ciertas comunidades y en ciertas ciudades.

Amigos insomnes y durmientes, los concursos no son ni buenos ni malos. Nadie nos obliga a presentarnos, lo hacemos libremente, y el único consejo de verdad cuando te presentas a un concurso es que lo disfrutes, ganes o pierdas. Que te presentes con algo en lo que creas, que te represente como creativo y creador, y de lo que estés seguro. Para que, cuando ganes, digan lo que digan, sigas estando contento con tu trabajo y nadie te borre la sonrisa que lucías en el momento en el que te dieron la gran noticia.

Siete consejos para diseñar carteles de fiestas populares

¿Tienes que diseñar el cartel de la fiesta local de un municipio?

Ultimamente tendemos a buscar todo por alguna página web, Twitter o Facebook en cuanto a fiestas populares. Sin embargo, al igual que al imprimir otros productos, los carteles son grandes soportes de comunicación cuando están bien hechos, pero todos hemos visto ejemplos que dejan mucho que desear. Si no sabes las reglas que tienes que tener en cuenta a la hora de diseñarlo, te las explicamos a continuación. El objetivo es imprimir carteles que todos puedan ver y retener en su memoria.

¿Cómo hago un buen diseño de cartel de fiestas?

Diferentes estudios han puesto de manifiesto que el tiempo que una persona puede quedarse mirando un soporte gráfico es bastante limitado. Rara vez se superan los cinco minutos y la media ronda los sesenta segundos. Este es el tiempo que se tiene para cautivar, llamar la atención y hacer que un individuo, después de ver un cartel o póster, pase a realizar una acción determinada.

Teniendo estos datos, es más que evidente que hay que tener en cuenta ciertos aspectos de diseño para que la fiesta local que estamos promocionando a través de ese cartel tenga el impacto que merece.carteles fiestas populares 5

 

1.- Que sea fácil de leer a cierta distancia

La prioridad de un cartel que anuncia una festividad de un municipio es dar a conocer las fechas de celebración a la gente y sobre todo que con una imagen puedan asociar el tipo de fiesta que se celebra. Pero además de eso es fundamental que la información principal pueda leerse a cierta distancia y esté jerarquizada siguiendo cierto orden. Y es que cuando se trata del diseño de un cartel se puede pensar en el texto como si tuviera tres capas diferentes:

carteles fiestas populares 3

– Titular: Es el elemento principal –y más grande. Hay que optar siempre por un tipo de letra legible pero que llame la atención. En este caso el titular debe condensar el nombre de la festividad.

– Detalles: ¿Qué? ¿Cuándo? ¿Dónde? Hay que responder a estas preguntas y ponerlas en un segundo nivel. Hay que ofrecer estos datos siempre de manera concisa, yendo al grano. En este caso, se trataría de poner las fechas y el lugar donde se va a celebrar (recinto, plaza, etc.). En cuanto al tamaño de la letra, debería ser más pequeña o en todo caso utilizar el mismo cuerpo pero dándole un contraste o un color diferente.

– La letra pequeña: Aquí puede ir información tipo “fiesta de interés turístico nacional o internacional”, etc.

2.- Contraste

El secreto de un buen cartel es que haya contraste entre los diferentes elementos que lo conforman. Todo ello se puede conseguir a través de una paleta de colores en la que se combinen colores más neutros con otros más intrépidos o vivos. No estaría mal pensar también en un color de fondo ya que el blanco está demasiado visto y suele perder interés rápidamente.

3.- Considera el tamaño y la ubicación

Esto es fundamental. ¿Dónde se va a colocar el cartel? Saber el lugar donde se va a ubicar, puede ayudarnos a tomar decisiones acerca de cómo diseñarlo. ¿Verdad que no le pondrías un fondo verde si sabes de antemano que irá colgado de una pared verde? Por eso es tan importante tener en cuenta estos pequeños detalles.

carteles fiestas populares 2

4.- Considera las versiones mini

El cartel de una fiesta local normalmente suele tener varias versiones. Una versión principal que está impresa a grandes dimensiones para colocarlo en un lugar bien visible y después versiones más reducidas, normalmente en A4 ó A3 para colgar en comercios, paredes, etc. Por tanto, hay que tener muy en cuenta estas versiones mini que, al final, son las que estarán más a la vista del público. Para comprobar que funcionan y tienen el mismo gancho y atractivo que el original, redúcelo con el programa que estés diseñando y enséñalo a los demás para que opinen. Haz caso de lo que te digan para mejorarlo o dejarlo tal cual.

5.- Escoge un elemento visual a gran tamaño

En cualquier cartel hay un elemento que sobresale por encima del resto y, al igual que el texto, tiene que ser legible y visible desde cierta distancia. Elige una imagen, una ilustración o cualquier otro elemento pensando en captar la atención. Haz algo sugerente y atractivo que invite a participar en la festividad local.

carteles fiestas populares 1

6.- Usa el espacio en blanco

Cuando se trata de carteles, es importante que los elementos que lo integran respiren entre sí, es decir, que entre uno y otro haya blanco suficiente para que visualmente no se vea una mancha. Respetar un espacio extra incrementa drásticamente el impacto visual y facilita la lectura a distancias largas.

7.- Introduce un call-to-action

Aunque sea una festividad local, crea un eslogan o incorpora una frase que invite a la gente a divertirse y a participar en las diferentes actividades que se han programado.

Con estos consejos podrás empezar a diseñar tu cartel.

carteles fiestas populares 4