Cateles Bic

Publicado: 23/02/2019 10:08 por Miguel Anchel Sanz en LOGOTIPOS

Boli Bic, la marca que superó la brecha generacional

Si hay una marca que ha conseguido superar la brecha generacional entre padres, hijos y abuelos, ésta no es otra que Bic. Desde su nacimiento en 1944 en Francia, el boli Bic nos ha acompañado en los pupitres durante décadas. El popular bolígrafo se ha convertido también en uno de los soportes publicitarios más populares. Todo ello sin olvidar como herramienta creativa de ilustradores.  

Publicidad de la incursión de la marca Bic en Bélgica en 1951.

El logotipo de Bic es un buen ejemplo de la excelente consistencia de la marca. La figura del Bic Boy, un chico vestido con indumentaria escolar con un bolígrafo y con una bola negra en lugar de la cabeza forman parte del imaginario de niños y mayores de todo el mundo desde hace más de medio siglo. Pero, ¿de dónde viene este personaje que acompaña a la marca? ¿Y quién fue el autor de este emblema?

Los inicios del boli Bic se remontan a 1944. En un primer momento, la marca no se llamaba Bic sino Bich, en honor a Marcel Bich, propietario de la fábrica en la que se inició la producción. El empresario francés le compró la patente de este objeto de escritura a Ladislao José Biro, un inventor húngaro-argentino. Jose Biro ideó un sistema de bolígrafo con una bolita en la punta que regula la salida de tinta sin que se produzcan los molestos manchones. Con vistas a la internacionalización de la marca, el asesor personal de Marcel Bich fue quien le aconsejó el cambio de nomenclatura para evitar posibles confusiones de pronunciación del apellido respecto al término inglés bitch.

Aunque el boli Bic es hoy es uno de los más populares dado su bajo precio, no siempre fue así. Cuando salió al mercado tenía un coste de 100 dólares, un precio que pocos se podían permitir. Fue a partir de los años 50 cuando se popularizó. El mismo Marcel Bich puso especial empreño en que este objeto pudiera estar al alcance de todo el mundo.

Bic Boy, figura diseñada por Raymond Savignac en 1961.

Bic Boy, el chico de la cabeza esférica

El logotipo de Bic, con la figura del Bic Boy acompañando a al nombre de la marca no llegó hasta 1961, casi dos décadas después del nacimiento de la empresa. Este personaje hacía referencia a la punta esférica que inventó Ladislao José Biro. Para el diseño la Marcel Bich acudió al gran Raymond Savignac.

Por entonces Savignac era el diseñador gráfico más importante de Francia, reconocido especialmente por su trabajo como cartelista. En 1952, el diseñador ya había sido reconocido con el Oscar de la publicité francesa por su trabajo para la campaña publicitaria Elle court, elle court, también para Bic.

Campaña publicitaria Elle court, elle court diseñada por Raymond Savignac en 1952.

Ese mismo año y a lo largo de la década de los 50, rápidamente el bolígrafo se popularizó a través de los carteles y de las distintas piezas que Savignac diseñó para las campañas de sponsoring deportivo de Bic en la caravana del Tour de Francia. Esa participación continuó en 1953, 1954, 1955, y continúa hasta hoy.

El diseño del logotipo de Bic que realizó Savignac formó parte de la campaña publicitaria Nouvelle Bille, desarrollada para el nuevo bolígrafo de la compañía en 1961. El anuncio ponía énfasis en la característica distintiva del nuevo bolígrafo, la bola de carburo de tungsteno. Este pequeño niño se colocó más adelante junto a las letras B-I-C, y ambos símbolos se volvieron naranjas. Además, al representar a un niño, el diseñador quería llamar la atención de los escolares. Raymond Savignac permaneció en la empresa durante más de 20 años y creó más de 15 carteles para Bic.

Desde su nacimiento, el logotipo se ha mantenido sin cambios desde entonces y la naranja se ha mejorado en el color oficial de BIC.

Logotipo de Bic actual con la figura del Bic Boy acompañando el nombre de marca y que se perdura hoy.

Otras curiosidades del diseño del boli Bic

El diseño del bolígrafo, por sencillo que parezca, no lo es tanto. Aparte de la bola en la punta, el boli Bic se acompaña de otras curiosidades. Por ejemplo, el pequeño orificio que se ve en su cuerpo de cristal esta pensado para soportar las altas presiones, como cuando volamos en un avión. Y el agujero de la tapa está diseñado para que, en caso de atragantamiento, no quede atascada.

Además, desde 2001, el bolígrafo BIC Cristal está incluido como parte de la colección permanente del Departamento de Arquitectura y Diseño del Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) y desde 2006 como parte de la colección permanente del Museo Nacional de Arte Moderno/Centre de Création Industrielle – Centro Georges Pompidou París. Un objeto de gran consumo que se ha colado entre las grandes piezas de arte.

Ilustración de Nuria Riaza para la exposición 'Aquelarre'Aquelarre, de la ilustradora Nuria Riaza.

Una herramienta para ilustradores

En el terreno creativo el boli Bic se ha convertido en un instrumento de trabajo imprescindible para ilustradores. Nombres como Nuria Riaza, Helena Hauss, Juan Francisco CasasChema MoraJaime de la Torre son una pequeña muestra de las grandes proezas que se pueden lograr en el dominio del bolígrafo.

Bic

BIC participó por primera vez en la caravana del Tour de Francia en 1952. El material gráfico lo diseñó Raymond Savignac. En 1956 la marca lanzó el bolígrafo retráctil BIC M10 que marcó la expansión de la gama. Cartel de Raymond Savignac para Bic.
El bolígrafo retráctil de Bic protagoniza este cartel diseñado por Raymond Savignac.

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.