19.7.2017 – 1º AMISTOSO – PRETEMPORADA 2017/18

Resultado de imagen de ESCUDO CF BOLTAÑA  BOLTAÑA 0-13 REAL ZARAGOZA

Ficha técnica

CF Boltaña: José; Bernad, Tato, Javi, Marcos; Amadu, Lanau, Pablo Buil; Monclús, Alí; y Moha. Jugaron durante el partido Dan, Murillo, Álvaro, David, Andrés, Iñaki y Guillermo.

Real Zaragoza: En la primera parte, Ratón; Benito, Jesús Valentín, Grippo, Ángel Martínez; Zapater, Javi Ros; Xumetra, Febas, Pombo; y Borja Iglesias. En la segunda parte, Alcolea; Delmás, Jorge Guti, Zalaya, Lasure; Eguaras, Raúl Guti; Papunashvili, Buff, Oyarzun; y Raí Nascimento.

Árbitro: Ubico Lacasta (Comité Aragonés). Amonestó a Guillermo (53).

Goles: 0-1, min. 11: Borja Iglesias. 0-2, min. 15: Javi Ros. 0-3, min. 19: Borja Iglesias. 0-4, min. 28: Borja Iglesias. 0-5, min. 29, Pombo. 0-6, min. 37: Papunashvili. 0-7, min. 52: Oyarzun. 0-8, min. 59: Buff. 0-9, min. 60: Raí Nascimento. 0-10, min. 62: Buff. 0-11,, min. 63: Buff. 0-12, min. 66: Iñaki, en propia puerta. 0-13, min. 68: Raí Nascimento.

Incidencias: Partido de entrenamiento, de 35 minutos cada tiempo, disputado en el campo de Villaboya, ante unos 700 espectadores. Césped en perfecto estado y temperatura muy agradable, 27 grados en una tarde con algunas nubes de tormenta. El Real Zaragoza lució las camisetas azules de entrenamiento, sin dorsales.

Goleada al trote del Real Zaragoza ante el modesto Boltaña

El equipo de Natxo González venció 0-13 al rival de Regional con dos tripletes de Iglesias y Buff y un doblete de Raí Nascimento.















Borja Iglesias, tras quebrar al central local, se dispone a marcar el cuarto tanto de la tarde.Daniel Marzo

El Real Zaragoza, en su décimo día de pretemporada, disputó su primer partido preparatorio ante el Boltaña, este año equipo de Segunda Regional, a modo de entrenamiento. Los 70 minutos de juego (cada tiempo duró solo 35 minutos) fueron un monólogo absoluto de los de Natxo González, que pudieron sentir por primera vez la sensación de tener un rival en frente que no fuesen ellos mismos en la monotonía de las sesiones preparatorias de la pretemporada. No hubo ninguna exigencia defensiva, ante la falta de pegada de los oscenses, por lo que el mayor valor de lo ejecutado se centró en las variantes ofensivas del reconstruido equipo blanquillo.

Ahí, el marcador final fue lo de menos, pura anécdota, como siempre en estos casos. Fueron 13 goles, pero no hay lectura relevante alguna por ello. Lo más interesante a extraer fue la vocación goleadora que presentan los nuevos fichajes en la línea delantera y en las medias puntas. Todo el mundo buscó el área, la portería, el disparo con intención y, salvo Xumetra, todos anotaron su tanto (el extremo catalán, eso sí, dio tres asistencias). Los más certeros, con tres dianas, resultaron el eficaz Borja Iglesias, un ‘9’ con el gol en la sangre al primer remate, y el suizo Buff, que destiló clase y olfato entrando como segunda línea constantemente. Además, las gotas de gran calidad que siempre deja el joven Raí Nascimento, autor de dos goles, terminando componiendo el podium de mejores artilleros de la tarde.

También Ros, Pombo, Papunashvili y Oyarzun firmaron sus primeros tantos del nuevo curso. Nadie tiene miedo a encarar la portería. Todos muestran una soltura y una confianza en la suerte suprema dentro del área y en sus proximidades que, en la comparativa con lo sucedido el año pasado, ilusiona solo al observar esa conducta, aunque el test ante el Boltaña necesite ser metido en cuarentena por la enorme diferencia de categoría entre unos y otros. Son, por ahora, meras sensaciones. Pero, en cualquier caso, ciertas e indiscutibles dentro del argot y el idioma que habla el fútbol desde hace más de un siglo. Las hechuras son y están.

Para poder observar las primeras aportaciones de los laterales, los centrocampistas de corte defensivo y los centrales, será necesario aguardar un poco más, cuando lleguen adversarios de prueba algo más cuajados. Eso será en las próximas tres semanas, progresivamente. De Boltaña, este miércoles, cualquier diagnóstico tendría mucho de mentiroso si se hiciera con rotundidad. De momento, lo que ha generado este bolo veraniego ante los animosos jugadores pirenaicos es la grata seguridad de haber roto la rutina y de que la legión de nuevos jugadores que pueblan en vestuario zaragocista ya tengan más datos sobre cómo van a jugar cuando llegue la hora de los partidos. Cuando hay un contrincante ajeno al otro lado, los gestos y la manera de actuar es bien distinta a cualquier entrenamiento. Y los futbolistas lo agradecen.

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.