20151013122709-espana652-11titular.jpg

 

UCRANIA

Partido 652

  

ESPAÑA

0-1  

 

Clasificación Euro 2016

12 Octubre 2015

Kiev

Estadio: Olímpico de Kiev

 

Ficha técnica:

0 - Ucrania: Pyatov, Kucher, Shevchuk, Fedetskiy, Rakitskiy, Stepanenko, Konoplyanka, Rotan (Zinchenko m.87), Garmash (Rybalka, m.59), Yarmolenko y Kravets (Seleznyov, m.87).

1 - España: De Gea, Mario, Etxeita, Nacho, Azpilicueta, San José, Cesc (Mata, m.64), Thiago, Isco, Nolito (Jordi Alba, m.74) y Alcácer (Busquets, m.84).
Goles: 0-1, m.22: Mario Gaspar.

Árbitro: Milorad Makiz (SRB). Amonestó a Kucher (24), Stepanenko (60) y Fedetskiy (77) por Ucrania; y a Thiago (36), San José (53) y De Gea (88) por España.

Incidencias: último encuentro de la fase de clasificación a la Eurocopa 2016, disputado en el estadio Olímpico de Kiev.

Ucrania 0-1 España 

42% Posesión 58%
1 remates poste 0
10 remates a puerta 7
6 remates paradas 10
10  remates fuera 3
7  remates otros 1
3 tarjetas amarillas 3
0 tarjetas rojas 0
14 faltas recibidas 14
14 faltas cometidas 14
65  balones perdidos 73
 44 balones recuperados 40
4  fueras de juego 1

0 penalties 1
14 intervenciones portero 24

La España ’B’ también gana

Ucrania - España 0-1
Con un gol del debutante Mario Gaspar, la selección nacional, plagada de cambios, ganó a una Ucrania abocada al play-off.

• España logró su octava victoria seguida en partido oficial y sin recibir un gol ante una Ucrania que acaba tercera del Grupo C
• El debutante Mario Gaspar marcó de cabeza en el minuto 22 y tres minutos después Pyatov le detuvo un penalti a Fàbregas en su centenario
• De Gea se mostró imbatible durante todo el partido para los jugadores ucranios
• Ambas selecciones gozaron de muchas ocasiones de gol pero los fallos y los porteros los evitaron
• Ucrania, abocada al play-off, cuyo sorteo tendrá lugar el 18 de octubre

España ha terminado con buena matrícula la ronda de clasificación para la fase final de la UEFA EURO 2016 tras ganar por 0-1 a Ucrania en Kiev en la última jornada del Grupo C.

Vicente del Bosque, seleccionador español, como prometió en la previa, retocó por completo su once inicial y solamente Cesc Fàbregas, que cumplió su partido 100 con España, repitió respecto a la goleada por 4-0 frente a Luxemburgo. Así, Mario Gaspar en la banda derecha y Xabier Etxeita, en el centro de la defensa, debutaron con la actual bicampeona de Europa. Por su parte, su homólogo en los ucranianos, Mikhail Fomenko, jugó con su mejor equipo posible liderado por Yevhen Konoplyanka, Andriy Yarmolenko y Artem Kravets.

Como es costumbre cada vez que España está en un terreno de juego, el balón desde el inicio fue propiedad de los visitantes, mientras que los locales con una fuerte presión querían robar rápido la pelota para pillar descolocados a los españoles. En el minuto tres, Ruslan Rotan en área pequeña casi estuvo cerca de marcar tras un centro de Artem Kravets desde la izquierda pero solo pudo rozar el balón.

Siete minutos después, respondió España con un disparo de Fàbregas que se marchó por encima del larguero de la meta de Andriy Pyatov. Al cuarto de hora, los ucranios tuvieron dos ocasiones seguidas. Un gran pase de Konoplyanka al espacio dejó solo a Kravets ante David de Gea, pero el meta español le ganó la partida. Y seguidamente, Rotan, de volea y desde dentro del área, vio como De Gea con el pie le sacó el gol.

Pero del 1-0 se pasó al 0-1 en el minuto 22. Una gran jugada colectiva entre los españoles construyó el gol. Thiago Alcántara pasó a Nolito, Nolito se la devolvió a Thiago Alcántara y esté centró desde la izquierda para que el debutante Mario Gaspar marcara de cabeza en el segundo palo. Seguidamente, España pudo matar el partido cuando Olexandr Kucher derribó dentro del área a Fàbregas. Pero el capitán español vio como Pyatov le detuvo la pena máxima.

Ello animó a Ucrania que de nuevo tuvo ocasión de marcar por medio de Kravets, pero De Gea seguía mostrándose imbatible desbaratando la ocasión. Sobrepasada la media hora de juego, volvió a crear peligro España con un tiro a bocajarro de Nolito que Andriy Pyatov despejó. Así, con esta alternancia en el juego, se llegó al descanso. La segunda mitad siguió con el mismo guión y con De Gea y el portero ucranio siendo las principales figuras. 

En el 51’, Yarmolenko rozó la igualada con un tiro desde dentro del área que golpeó en el palo izquierdo de la portería española. Poco después, respondió España con una buena jugada entre Thiago e Isco, siendo despejado el remate del jugador del Real Madrid CF por Pyatov. Con el paso de los minutos, el partido comenzó a decaer algo en su juego aunque siguieron llegando las oportunidades, sobre todo para los ucranianos que buscaban la igualada desesperadamente.

Taras Stepanenko en el minuto 85 tuvo una oportunidad inmejorable con un remate desde dentro del área que golpeó en un rival y poco después lo intentó Serhiy Rybalka con otro disparo que atajó sin problemas De Gea. Pero el tanto del empate no llegó y ahora Ucrania deberá intentar su clasificación en los play-offs en el mes de noviembre.

Mucho arte y mucho De Gea

Imponente partido del meta ante un bombardeo incesante de Ucrania (28 remates), que va a la repesca. Thiago, Isco y Nolito inclinaron el duelo del lado del talento. Debut con gol de Mario.

Hay películas de Stallone con menos tiros (28 hizo Ucrania) que el partido de Kiev. La otra España no fue lo que acostumbra, pegó y se dejó pegar. Y dejó para un documental la actuación de De Gea (diez paradas, la mayoría de máxima exigencia), héroe nacional para Hungría, a la que prácticamente metió en la Eurocopa, y media docena de jugadas de arte mayor de Thiago,Isco y Nolito. Fue agotador y divertido este western que acabó bien: con el octavo triunfo consecutivo. Y Ucrania se marcha a la repesca sin nada que reprocharse.

Como perder salía gratis, España empleó el partido en un autodiagnóstico de los herederos del imperio. Y algunas conclusiones sacó sin entregar el partido, que a fin de cuentas el campeón lo es en la salud y en la enfermedad, en los partidos oficiales y los medio amistosos como este. De atrás hacia adelante quedó refrendado que De Gea es un figurón camino de desempatar con Casillas; que el proverbial déficit decentrales no está resuelto; que Mario está cerca deJuanfran y Carvajal; que San José merece más oportunidades; que conviene que no se constipe JordiAlba; que Isco y Thiago prueban que en el fútbol se puede ser bueno y bonito; que Nolito está para elBarça y para lo que quiera, y que Alcácer es más útil en las distancias cortas que a campo abierto.

Lo cierto es que España prolongó su inercia ganadora, pero a ratos fue de susto en susto, con pérdidas queUcrania estuvo a punto de penalizar. Porque acabó notándose que Del Bosque compuso un once pensando en la peligrosidad de esta cepa del virus FIFA que ha tumbado a más de veinte futbolistas y el equipo no fue ese consorcio armónico habitual. Demasiados novatos de sopetón para un técnico más reformista que revolucionario.

En 14 minutos, Ucrania se apuntó tres ocasiones descomunales (una procedente de una novatada deEtxeita, que perdió la pelota en el ojo de la tormenta), todas resueltas por De Gea, las dos últimas con su milagroso pie derecho. Resumían la falta de control de España, su fuerte en el pasado inmediato y que les cuesta a futbolistas como Thiago o Isco, dos ilusionistas aún por pulir tácticamente pero que alegran la vista de verdad.

Ucrania, que se aupaba en la energía y la necesidad, andaba por detrás en talento y lo pagó en una combinación perfecta entre Nolito y Thiago que cabeceó con estampa de nueve Mario, el que más fe tuvo en que aquella virguería acabaría saliendo bien. Un minuto después, Nolito dejó otra pieza de colección que acabó en penalti a CescLo falló el del Chelsea. Ahí hubiera liquidado a Ucrania, que volvió a levantarse a las órdenes de Yarmolenko, el futbolista al que fue a ver Mourinho y al que sigue el Barça. Está justificado lo uno y lo otro.

Y continuó la diversión, con el arrebato de Ucraniaque glorificó a De Gea, en partido memorable, y con las ocurrencias de Thiago, Isco y Nolito. Una de ellas valió por el partido y casi por toda la fase de clasificación. Se perdieron las dos orejas porque falló el estoque de Alcácer. Luego, otra vez el tiroteo en las barbas de un De Gea insuperable y el final feliz, quizá inmerecido, en un partido en que los artistas se inventaron la emoción

 

 

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.