20131110201703-real-zaragoza-numancia.jpg

9.11.2013 – LIGA 2ªDiv. 2013/14 - JORNADA Nº 13

PARTIDO OFICIAL Nº 3172

   REAL ZARAGOZA 1-2 NUMANCIA

Ficha de Partido Temporada 2013/2014 | Jornada 13 
Fecha:  09/11/2013      Hora:  18:15 h  
Zaragoza
25     Leo Franco
4     Alvaro
5     Laguardia
6     David Cortés
8     Barkero
9     Roger
15     Martin Bejarano
16     Acevedo
18     Victor
20     Henriquez
21     Abraham
1 2

ÁRBITROS

Principal :     Figueroa Vázquez, Jorge
Asistente :     Naranjo Pérez, José Enrique
Asistente :     Lamadrid Álvarez, Hixem
4º Arbitro :     Del Olmo Codes, Ramón
Numancia
13   Raul
 Gaffoor
 Regalon
 Isidoro
10   Julio Alvarez
11   Del Pino
16   Juanma
19   Natalio
20   A. Tomás
21   Bedoya
22   Bonilla

ENTRENADOR

Herrera Lorenzo, Francisco

SUSTITUCIONES

7   Movilla       

Acevedo (43')
11   Montañes       

Henriquez (71')
23   Javi Alamo       

Victor (79')
GOLES
1-0     Henriquez (53')
1-1     Julio Alvarez (79')
1-2     Gaffoor (83')

TARJETAS
Abraham (79')     
Bonilla (65')     
Regalon (75')     

ESTADIO: La Romareda


Ciudad: Zaragoza
Fecha: 09 de noviembre de 2013

ENTRENADOR

Albacete Anquela, Juan Antonio

SUSTITUCIONES

17   Pedraza       

A. Tomás (30')
18   Vicente       

Natalio (67')
23   Sergi E.       

Juanma (75')

El Zaragoza se hunde entre su propio caos

El conjunto de Paco Herrera se ha adelantado gracias a Henríquez tras una primera parte desastrosa y ha acabado tirando el partido en el tramo final. El Numancia ha empatado de penalti y ha ejecutado a los blanquillos por alto.

Cuando parecía que Henríquez había arreglado la calamidad del Real Zaragoza, la justicia futbolística ha ejecutado al conjunto de Paco Herrera. También han contribuido a la rectitud del fallo la actitud y el juego del equipo blanquillo, que se ha hundido en su propio caos, ha desaprovechado una ventaja inmerecida y, una vez más, ha sido incapaz de gestionar un partido que ha perdido por pura incompetencia. Tan solo Henríquez, con un gol al comienzo de la segunda parte que mejoró ligeramente al Real Zaragoza, había logrado contagiar de optimismo a una Romareda que se ha teñido de rojo tanto en la grada como en césped. Pero solo fue un espejismo.

El Numancia ha jugado más y mejor, ha hecho pequeño en su propio estadio a un equipo que mengua con la más mínima presión y se ha llevado la victoria con goles de Julio Álvarez, de penalti, tras una mano de Abraham dentro del área, y Gaffoor: de cabeza, en un córner, como casi siempre.

Las carencias del Real Zaragoza no se explican con nombres. Sus lagunas futbolísticas son más profundas y aparecen juegue José Mari, Paglialunga, Acevedo o Movilla. En defensa reina el caos con Laguardia, Cortés, Abraham o Fernández. Incluso Álvaro parece unirse en determinados momentos a las fiestas de cumpleaños que organiza la zaga zaragocista para los atacantes rivales. Arriba, el equipo echa de menos a Montañés, que solo jugó unos minutos. Barkero aparece con cuentagotas, si lo hace. Víctor sufre las consecuencias de un equipo roto y apenas tiene oportunidades de conectar con una delantera en la que la ecuación es siempre Henríquez contra el mundo. El chileno tiene gol y lo demuestra cada vez que puede, pero su soledad le pone más zancadillas que los defensas rivales.

Contra el Numancia ha sido el único capaz de inquietar a Raúl Fernández, primero con una vaselina -al comienzo del partido- y más tarde con un disparo seco, imparable, que ha acabado en la red visitante y ha hecho pensar -durante unos minutos- que el nombre del Real Zaragoza iba a pesar más que el fútbol del Numancia. También se puede indultar a Leo Franco, culpable de que el empate a cero durara tanto en el marcador y de que la derrota no fuera prácticamente un hecho desde la primera parte. Las únicas buenas noticias que ha dejado el encuentro han sido el regreso de Montañés tras una rotura de fibras y, sobre todo, la de Javi Álamo, que ha vuelto a jugar tras una lesión que le ha mantenido diez meses alejado de los terrenos de juego.

Pero la realidad es que los sorianos han dejado en ridículo la propuesta futbolística del Real Zaragoza, y lo han hecho desde el principio hasta el final del encuentro. El Numancia había avisado varias veces en la primera parte, y tan solo Leo Franco y el juez de línea -con acierto- han impedido que los de Anquela se adelantaran. El guardameta argentino, con varias intervenciones de mérito, y el asistente arbitral, que ha levantado el banderín cuando Del Pino ya había marcado, en el tiempo añadido de la primera parte, han logrado mantener el empate hasta el descanso.

Poco más han dejado estos 45 minutos, salvo la lesión de Acevedo, sustituido por Movilla, y la de Antonio Tomás, en una especie de secuela cinematográfica de su paso por La Romareda con tintes de tragicomedia. Al centrocampista le persigue su destino, y apenas duró media hora sobre el césped zaragozano. Un mal gesto cuando intentaba hacer una falta le obligó a pedir el cambio en un estadio que seguro le seguirá trayendo malos recuerdos.

Un gol injusto y desaprovechado

Ni las amenazas numantinas, ni la pitada con la que la afición despidió al equipo tras la primera mitad, ni los 15 minutos de reflexión, ni la charla de Paco Herrera en el descanso, lograron despertar a los aragoneses. Solo Henríquez, con un gol en el minuto 52, hizo un amago de actividad en un equipo de encefalograma plano. El inmerecido tanto ha animado a los blanquillos, que incluso han parecido buscar el partido durante unos minutos, pero las dudas de los sorianos se han disipado con una mano de Abraham dentro del área pasado el minuto 70.

Julio Álvarez no ha perdonado desde los 11 metros y, con el partido abierto de nuevo, el Numancia ha vuelto a la carga ante un Zaragoza que se amedrenta conforme corre el cronómetro. En apenas diez minutos le han dado la vuelta al partido los de Anquela, que han acabado de hundir a los aragoneses siguiendo un manual que se pasan de mano en mano los rivales del conjunto de Herrera.

Ya no queda ningún equipo en toda la Segunda División que no sepa que un balón por alto que sobrevuela el área zaragocista es sinónimo de peligro, cuando no de gol. Esta vez se ha impuesto la segunda acepción y el francés Gaffoor la ha definido ante la impotencia -o incompetencia- de la defensa zaragocista en las jugadas aéreas.

El Real Zaragoza, que solo ha sumado dos puntos de los últimos 12 que ha jugado, queda muy tocado. Hundido en la zona media-baja de la tabla, cada vez más lejos de los puestos de ascenso. La afición, crispada, incluso ha llegado a pedir la dimisión de un Paco Herrera, que no encuentra soluciones para unos problemas que ya forman parte de la identidad de su equipo.

Ficha técnica


1 - Real Zaragoza: Leo Franco; Cortés, Alvaro, Laguardia, Abraham; José Mari; Barkero, Acevedo (Movilla, min.44), Roger, Víctor Rodríguez (Javi Alamo, min.80); y Henríquez (Montañés, min.71).

2 - C.D. Numancia: Raúl; Isidoro, Gaffoor, Juanma (Sergi Enrich, min.75), Bonilla; Regalón, Antonio Tomás (Pedraza, min.31); Bedoya, Julio Alvarez, Natalio (Vicente, min.67); y Del Pino.

Goles: 1-0. min.52. Henríquez; 1-1. min.74. Julio Alvarez, de penalti; 1-2. min.83. Gaffoor.

Arbitro: Figueroa Vázquez, del C. Andaluz. Amonestó con tarjeta amarilla al local Abraham y al visitante Bonilla.

Incidencias: partido correspondiente a la decimotercera jornada de la Liga Adelante disputado en el estadio de La Romareda de Zaragoza ante unos 10.000 espectadores.

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.