20130801143705-athletic-club-real-zaragoza.jpg

31.7.2013 – 3º AMISTOSO – PRETEMPORADA 2013/14

    ATHLETIC CLUB 1-4 REAL ZARAGOZA 

 

La ficha técnica del partido:

Athletic de Bilbao: Iago Herrerín, Ramalho, Balenziaga, Etxeita (Aurtenetxe, 53), Ekiza (Albisua, 45), Morán (Beñat, 64), Toquero, Ruiz de Galarreta (Muniain, 54), Aduriz (Kike Sola), Íñigo Pérez (Iturraspe, 45) e Ibai.

Real Zaragoza: Leo Franco, Fernández (David Cortés, 64),  Paredes (Laguardia 64), Álvaro, Abraham, Paglialunga, Barkero (Tarsi,64), Cidoncha (Movilla, 64), Montañés (Ortí, 45), Porcar (Diego Suárez, 64) y Luis García (Víctor Rodríguez, 72).

Árbitro: Jon Ander González Esteban (comité vasco) . No mostró tarjetas.

Goles:

0-1. Minuto 25. Cidoncha remata en dos tiempos un córner que bota Luis García.

0-2. Minuto 30. Luis García remata un centro de Lucas Porcar

0-3. Minuto 32. Barkero aprovecha un despiste defensivo del Athletic de Bilbao.

1-3. Minuto 61. Toquero remata un córner.

1-4. Minuto 85. Diego Suárez de tiro cruzado.

El Real Zaragoza firma una goleada de ilusión

El Real Zaragoza de Paco Herrera sumó su cuarta victoria en cuatro partidos ante el Athletic en Sestao

El Real Zaragoza de Herrera, el que el propio técnico y todo el zaragocismo quiere ver, empieza a tomar cuerpo. Y lo hizo ayer goleando a un rival, según dictan las categorías de la LFP, superior. Un Athletic, cierto que sin todo su arsenal (cuatro o cinco titulares entre los que se encontró el exzaragocista Ander Herrera), pero sí con una amplia representación del equipo que pisará el nuevo San Mamés, que cayó goleado ante el conjunto aragonés (1-4), además, en territorio vizcaíno.

Aparte del resultado, que ya de por sí es optimista, el choque dejó una sensación positiva: el Zaragoza quiere el balón, Herrera ha conseguido que sea un equipo muy intenso y que compite bien independientemente de la categoría de quien esté delante. Para la cita de ayer, la primera de la pretemporada con un rival de una alcurnia superior a la del club aragonés, Paco Herrera optó por un once sin demasiados experimentos, un croquis de lo que puede ser el Real Zaragoza 2013-2014. Por contra, el Athletic, que dejó a varios titulares en Lezama, salió de inicio sin demasiados nombres importantes en su formación titular.

La primera parte del Zaragoza fue buen ejemplo de lo que Herrera demanda a su equipo: buen juego desde atrás y, además, aderezado con efectividad para castigar al contrario con goles. Comenzó el choque con el conjunto local (por tierra, no por estadio) intentando controlar todos los mimbres del juego, incluyendo el balón, claro. Sin embargo, el Zaragoza de Paco Herrera si algo empieza a tener claro es que, en su paso por Segunda, ha de tomar la responsabilidad esférica y ejercer de conjunto grande, guiando a la pelota a su antojo para, así, auparse sobre sus rivales.

DE MENOS A MÁS Y así fue tras el inicio, con unos bilbaínos algo más dominadores, el Real Zaragoza se sobrepuso, fue creciendo en orden táctico (motivado, en gran parte, por el equilibrio que dota Paglialunga) para acabar realizando una notable primera mitad de encuentro. Paco Herrera volvió a optar por el rombo en la medular. Y salió bien. Con Paglialunga como escudero, cerrando filas delante de la defensa. Cidoncha y Luis García, por delante, como interiores; y Barkero, en la cúspide del polígono como eje de creación atacante. Delante, volvieron a quedar las carreras y peligro de Montañés, que cada día ha de tener más galones, y de Porcar, cuyo notable trabajo de pretemporada está situando en los puestos de cabeza de cara a los onces de Herrera.

Además de voltear el dominio, el Zaragoza encontró el gol. Primero fue Cidoncha, a la salida de un córner, quien remató en primera instancia y tras el rechace de Herrerín, meta bilbaíno, estrenó, contra pronóstico inicial, el marcador en Sestao. Tras el debut goleador del último fichaje blanquillo, el conjunto aragonés creció en seguridad y en la fluidez de sus circulaciones. Desde atrás, como le gusta a Herrera. Fruto de tal desmelenamiento, llegaron el segundo y tercero, obra de Luis García, tras una buena jugada de Porcar, y de Barkero, (que se asoció con facilidad) dibujando una bonita parábola con destino al gol por medio de una vaselina. Ante el dominio visitante, el Athletic se vio maniatado y apenas gozó de dos acciones de gol.

TRAS EL DESCANSO Ya en el segundo acto, los hombres de Ernesto Valverde salieron más fuertes, con ganas de limpiar su imagen tras el 0-3 en el parón. El txingurri dio entrada a nombres como Muniaín, Aurtenetxe o Iturraspe, lo que obligó al Zaragoza a un repliegue notable. Las ocasiones bilbaínas se sucedían y, entonces, apareció Álvaro, líder de la defensa para mantener el resultado. El acoso vasco encontró premio en el gol de Toquero, de cabeza, era el 1-3. Sin embargo, Herrera refrescó el partido con cinco cambios que volvieron a restablecer el panorama de dominio aragonés. El canterano Diego Suárez, a los pocos instantes de entrar, redondeó el parcial con el 1-4 final.

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.