20120502224447-real-zaragoza-levante.jpg

 

2.5.2012 - LIGA 1ªDiv. 2011/12 - JORNADA Nº 20

Partido Nº 1946 del R.ZARAGOZA  en 1ª Div.

   REAL ZARAGOZA 1-0 LEVANTE  

 

AUN SE PUEDE

FICHA TÉCNICA

ZARAGOZA: Roberto, lvarez, Da Silva, Paredes, Abraham, Zuculini (Pintér, min 58), Apoño, Ruben Micael, Edu Oriol (Luis García, min. 68), Lafita (Obradovic, min. 92) y Postiga.

LEVANTE: Munúa; Pedro López, Ballesteros, Cabral, Juanfran; Xavi Torres, Farinós (Rubén Suárez, min. 46); Iborra (El Zhar, min 58), Bothelo (Juanlu, min. 79), Valdo; Ghezzal.

--GOL: 1 - 0, min. 10, Edu Oriol.

--ÁRBITRO: Estrada Fernández (Com. Catalunya). Amonestó a lvarez (min. 27), Lafita (min. 60), Postiga (min. 78) y Roberto (min. 87) por parte del Zaragoza. Y a Iborra (min. 54), Cabral (min. 71), Bothelo (min. 78) y Xavi Torres (min. 93) por parte del Levante.

--ESTADIO: La Romareda.

Estadísticas

Zaragoza


Levante

1

Goles

0

0

Asistencias

0

12

Disparos

12

5

Disparos a portería

4

3

Paradas

4

0

Goles de penalti

0

0

Penaltis

0

17

Centros

18

2

Saques de esquina

10

1

Fueras de juego

1

15

Faltas cometidas

14

4

Tarjetas amarillas

4

0

Tarjetas rojas

0

 

Aferrados a la vida

A pesar de las malas noticias llegadas el martes, el Real Zaragoza continúa creyendo en sus posibilidades y, tras vencer al Levante, se coloca a tres de la salvación, que actualmente marca el Rayo.

El poder de la ilusión. De la fe. Esa que dicen que mueve montañas y actualmente mantiene al Real Zaragoza aferrado a la vida. Impasible a malas noticias externas, a resultados que hablaban de triunfos condenatorios de Villarreal o Granada. El conjunto aragonés cree en sí mismo. Cree que todavía se puede. Los pupilos de Manolo Jiménez, junto a su incansable afición, han decidido revelarse contra el pesimismo y, casi, casi, contra la lógica. Convencidos de que dependen de sí mismos, de lograr un póquer de triunfos para el que, de momento, ya acumulan una suculenta pareja.

Tras el buen partido realizado ante el Athletic Club, el técnico zaragozano decidió repetir alineación, algo nada habitual en él. Acertada decisión a tenor de lo visto frente al Levante, en un partido en el que repitió goleador, Edu Oriol, y que supuso todo un alegato a la lucha contra los imposibles. Mientras haya opciones matemáticas, el cuadro blanquillo garantiza creencia y sacrifico. Amor propio y respeto al escudo. Todo aquello que, desgraciadamente, no supo esgrimir durante la terrible racha de 14 encuentros sin ganar que todavía le arrastra como zapatos de hormigón.

Fruto de aquella desidia surgen los actuales guarismos que podrían unir al futuro zaragocista y la Primera División. Todas ellos pasan porque, al menos uno de los competidores más directos, se quede sin conocer la victoria en las dos jornadas que restan. Si Villarreal, Granada y Rayo ganan, al menos un choque, el Real Zaragoza será matemáticamente equipo de Segunda. Haga lo que haga. Además, toda cuenta para la salvación se encuentra supeditada a que los aragoneses logren imponerse a Racing y Getafe, claro.

Tras su derrota en Mallorca, el Rayo Vallecano se divisa como la nueva frontera a cruzar. Los madrileños, sumidos en multitud de problemas internos, especialmente económicos, se han visto abajo cuando se creían salvados. Con 40 puntos que, actualmente, les sitúan a tres de los zaragocistas. Lamentablemente, los de Sandoval poseen a su favor el 'golaverage'. Por lo que, un hipotético empate en la clasificación, no serviría de nada a los de Jiménez. En ese sentido, la escuadra blanquilla solo posee ventaja frente el Villarreal. Los amarillos, que dieron un paso de gigante en Gijón, acumulan 41 puntos. Con ellos, siempre y cuando no vuelvan a ganar, las posibilidades se abren cuantiosamente. A lo lejos, el Granada. El conjunto andaluz, con 42 puntos y una diferencia de goles global superior, podrían conseguir mantenerse en Primera con un único empate.

Claro que, si algo ha demostrado el Real Zaragoza en las últimas fechas es que las previsiones, cuentas y estimaciones solo son humo ante la realidad que dicta el balón. Probablemente, a mediados de enero, ninguno de los rivales podría imaginar que, a dos partidos para finalizar el curso, el equipo aragonés fuese a ser un contendiente real por la permanencia. Un superviviente nato al que, un día, dejó de temblarle las piernas y decidió aferrarse a la vida. Y con él, los suyos. Una masa social que, como grita sin cesar, está convencida de que “sí se puede”.

El Zaragoza se agarra a la Primera División

El Zaragoza venció por la mínima al Levante con un gol de Edu Oriol y sigue vivo en la lucha por la permanencia. El Rayo Vallecano perdió con el Mallorca y se acerca a los puestos de descenso.

El Zaragoza ha salvado su primer ’match ball’ para seguir con opciones de permanencia en Primera División después de imponerse (1-0) al Levante, en un duelo correspondiente a la aplazada vigésima jornada de la Liga BBVA en el cual los de Jiménez hicieron bueno el tanto de Oriol en la primera parte, aunque terminaron sufriendo el asedio final de los levantinos.

A falta de dos partidos para el final de la competición
, el Zaragoza suma 37 puntos y tras el ’pinchazo’ del Rayo (40 puntos) en Mallorca, quien marca ahora la salvación, tiene la permanencia a solo 3. Por su parte, el Levante seguirá una jornada más en puestos que dan acceso a ’Europa League’ la próxima temporada con lo que sigue dependiendo de sí mismo para certificar un año histórico.

El encuentro comenzó con color local. El Zaragoza rozó el gol en los primeros minutos gracias a una gran acción individual de Lafita. A pesar del buen comienzo, el Levante fue poco a poco avanzando hacia la portería de Roberto, pero cuando tenían ya el control del partido llegó el tanto de Edu Oriol, que aprovechó desde la frontal un mal despeje de Cabral.

La intensidad de ambos equipos no bajó y el duelo se abrió con llegadas en ambas áreas aunque en parte el Zaragoza dio un paso atrás. Los de Juan Ignacio Martínez tuvieron sus primeros acercamientos gracias a Valdo y a Botelho. Sin embargo, la más clara para los visitantes llegó cerca de la media hora, cuando Roberto salvó un remate de cabeza de Iborra.

Los nervios de los locales y la falta de acierto de su rival en el manejo de la posesión de balón hizo que el partido se quedara sin ritmo de ocasiones. Tras el descanso, el Levante salió con más ganas en búsqueda de tres puntos que mantuviesen su sueño de ’Champions’ pero la fluidez no era la suficiente para superar a una defensa maña bien plantada sabiendo lo que había en juego.

Así las cosas, el partido se quedó sin llegadas claras y solo la incertidumbre en el marcador y el peligro de un empate silenciaba La Romareda, como con el remate de Cabral tras un saque de esquina a falta de 10 minutos. Los últimos 5 fueron de infarto para los de Jiménez, que tuvieron que defender cuatro saques de esquina consecutivos, pero finalmente el marcador no se movió.

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.