20120304220258-real-zaragoza-villarreal.jpg

 

4.03.2012 - LIGA 1ªDiv. 2011/12 - JORNADA Nº 26

Partido Nº 1935 del R.ZARAGOZA  en 1ª Div.

  REAL ZARAGOZA 2-1 REAL ZARAGOZA  

 

Ficha técnica:

2 - Real Zaragoza: Roberto; Álvarez, Lanzaro (Da Silva, min.40), Paredes, Obradovic (Ortí, min.58); Apoño, Rubén Micael; Abraham, Luis García, Lafita (Lafita, min.46); y Aranda.

1 - Villarreal: Diego López; Ángel, Gonzalo, Zapata, Jaume Costa; Marcos Senna, Bruno; Camuñas (Marchena, min.83), Borja Valero, Martinuccio (Cani, min.59) y Nilmar (Joselu, min.75).

Goles: 0-1. Min.16, Martinuccio; 1-1. Min.85, Luis García; 2-1. Min.93, Abraham.

Árbitro: González González. Amonestó con cartulina amarilla por el Zaragoza a Paredes y Apoño, y por el Villarreal a Nilmar, Martinuccio y Marchena.

Incidencias: partido correspondiente a la vigésima sexta jornada disputado en el estadio de La Romareda, ante unos 15.000 espectadores.

El Real Zaragoza consigue la victoria ante el Villarreal

Por primera vez en varios partidos, el Real Zaragoza peleó hasta el final consiguiendo una remontada in extremis contra el Villarreal (2-1).

Grito de liberación. Sonó el pitido final y Aranda, que peleaba el balón con el rápido Zapata, levantó sus brazos al cielo mientras se dejaba caer sobre el césped. Exhausto. Feliz. En ese momento, el ariete encarnaba el estado de ánimo del zaragocismo. Contento tras haber visto a su equipo ganar por cuarta vez en la temporada. Pero, sobre todo, satisfecho al ver que, de una vez por todas, sus jugadores habían honrado el escudo que, hasta la fecha, solo habían logrado deslucir.

En un partido feo, propio de la parte baja de la tabla, donde ambos conjuntos agonizan, el Real Zaragoza venció al Villarreal por 2-1. Y lo hizo tirando de épica. Mostrando el honor al que solo una semana antes, en su visita al Málaga, habían renunciado. Entonces, su actitud ante la adversidad propició una goleada local. Este domingo, en cambio, valió tres puntos que, aunque probablemente lleguen tarde para conseguir a la salvación, sirven para esbozar una sonrisa en un rostro que lleva demasiado tiempo torcido.

Castigado por las bajas, el Villarreal no está gozando de una temporada sencilla. Construido para disputar la Liga de Campeones, el cuadro amarillo se ha visto sumergido en la zona problemática de la tabla. No obstante, la calidad de varios de sus jugadores resulta incontestable. El mejor ejemplo de esta realidad se encuentra en su primer tanto, una triangulación fantástica en las inmediaciones del área zaragocista que Martinuccio acabó remachando a la red. La jugada, de varios quilates futbolísticos, evidenció varias de las vergüenzas de los zaragocistas, totalmente superados por una circulación de balón tan lógica como endiablada y letal.

Sin embargo, los amarillos no están donde están por mera casualidad. Pese a haberse adelantado en el marcador, los castellonenses regalaron la segunda parte al conjunto aragonés, siendo convidados de piedra en la remontada final. Llevada a cabo a través de casta y creencia.

Antes, en la primera parte, el Real Zaragoza gozó de algunas oportunidades. Entre las más claras, dos protagonizadas por Abraham. En el minuto 22, el interior recogió dentro del área un despeje de puños de Diego López. Su disparo, sin embargo, se marchó desviado del portal amarillo. En el 44, el zurdo volvió a errar en la ejecución. Esta vez tras un medido centro de Lafita. Álvarez, con una internada por la banda derecha, en la que llegó a remontar por línea de fondo, también probó la colocación del meta amarillo. El lateral argentino, atento al corte y atrevido en ataque, fue, sin duda, uno de los más destacados del cuadro zaragozano.

Reacción épica

Debido a las lesiones, Jiménez se vio obligado a mover el banquillo. Así, todavía en la primera parte, da Silva tuvo que entrar por Lanzaro. En el descanso, fue Edu Oriol el que ingresó por una torcedura de Lafita y, finalmente, Ortí volvió a Primera División, tras haber jugado la pasada jornada con el equipo juvenil, por Obradovic. A pesar de ser movimientos impuestos, sin duda las tres sustituciones sirvieron de revulsivo. Alterando el juego cuando el partido estaba roto. Descontrol en el que el Real Zaragoza encontró la vía del gol. Primero por medio de Luis García, que en el 85 batía a Diego López. Posteriormente, con Abraham, que consiguió dar la vuelta al marcador cuando ya se había cumplido el tiempo reglamentario.

Como en todos los encuentros, se debe remarcar nuevamente la actuación de Roberto. Siempre sobrio, el meta volvió a acumular actuaciones de enorme mérito. Desmontando ocasiones a todos los atacantes del ’Submarino’. Especialmente notoria fue una realizada en la última acción de juego, cuando consiguió salvar el triunfo local deteniendo a Borja Valero cuando éste se dirigía hacia el interior de la portería. La suma definitiva que despejó la ecuación del triunfo.

Estadísticas

Zaragoza

 

Villarreal

2

Goles

1

0

Asistencias

1

9

Disparos

11

3

Disparos a portería

5

4

Paradas

1

0

Goles de penalti

0

0

Penaltis

0

16

Centros

11

5

Saques de esquina

3

5

Fueras de juego

5

20

Faltas cometidas

19

2

Tarjetas amarillas

3

0

Tarjetas rojas

0

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.