20111214072244-alcorcon-real-zaragoza.jpg

 

13.12.2011 – Copa del Rey. 2011/12 – Dieciseisavos ida

Partido oficial Nº 3090 del R.ZARAGOZA

   ALCORCON 1-1 ZARAGOZA    

Ficha técncia

1 - AD Alcorcón: Raúl Moreno, Expósito, Abraham, Javi Hernández, Babin, Carlos Martínez (Miguélez, 8'), Oriol Riera, Carney (Quini, 78'), Saúl, Rueda (Montañés, 76') y Ángel Sánchez


1 - Real Zaragoza: Roberto, Juárez, Mateos (Ramiro, 18'), Paredes, Abraham, Zuculini, Antonio Tomás (Kevin, 62'), Lafita, Efu Oriol, Luis García (Juan Carlos, 85') y Ortí


Goles: 0-1 Ortí (6'), 1-1 Riera (20')


Árbitro: Muñiz Fernández. Amonestó a Rueda, Riera y Babín por el Alcorcón y a Abraham y Juárez del Zaragoza.


Incidencias: Partido de dieciseisavos de Copa disputado en el estadio municipal de Santo Domingo

 

Empate en la intrascendencia

 

Real Zaragoza y Alcorcón igualaron a uno en un choque con aroma a desecho que sirvió para celebrar el bautismo goleador de Jorge Ortí.

Javier Aguirre vaticinaba una eliminatoria muy igualada y no se equivocó. Real Zaragoza y Alcorcón empataron a uno en un partido en el que ninguno de los dos contendientes consiguió ser superior al otro. Circunstancia preocupante si tenemos en cuenta que entre ambos conjuntos media, al menos sobre el papel, una categoría de diferencia.

Dada la situación por la que atraviesa la entidad blanquilla, la Copa no parece un objetivo factible. Por ello, el entrenador mexicano no dudó en utilizar la cita como un pequeño banco de pruebas en el que trazar algunos experimentos fácilmente exportables a la competición liguera. Así, por ejemplo, Juárez y Paredes volvieron a las bandas tras dos partidos ausentes de ellas. En el centro del campo, el doble pivote Zuculini-Antonio Tomás tuvo su primera oportunidad y, sobre todo, Ortí y Oriol jugaron su primer partido oficial como titulares.

De una conexión entre ambos futbolistas nació el único tanto del cuadro blanquillo. Fue obra del canterano zaragocista, que no desaprovechó un magnífico pase diseñado por Oriol. El volante derecho leyó a la perfección el desmarque del punta zaragozano y le colocó el balón de manera precisa para que éste pudiera batir a Raúl Moreno. Ortí no falló y se apuntó su primera diana con el primer equipo. Todo un espaldarazo de confianza al trabajo realizado hasta ahora.

Con este tanto, los pupilos de Javier Aguirre lograban su primer gol tras cuatro partidos de preocupante sequía. Lamentablemente, ya no habría más. Lo que si hubo fue lesiones. Dos jugadores del conjunto aragonés, Mateos y Antonio Tomás, tuvieron que abandonar el terreno de juego antes de lo deseable. Pinter, que estaba llamado al once incial, ni siquiera pudo salir de la caseta dejando su lugar a Abraham, que desplazó a Paredes hasta el centro de la defensa.

Ramiro Mayor, que acude regularmente a los entrenamientos del primer equipo debido a la plaga de bajas que existe en la retaguardia, tuvo la oprtunidad de debutar en el minuto 18. El canterano, expeditivo durante la mayoría del encuentro, fue sin embargo el epicentro del desbarajuste defensivo que permitió a los locales igualar el partido. Con los cuatro zagueros fuera de sitio, el Alcorcón supo mover la pelota hasta encontrar al hombre libre, Oriol Riera, que anotó en el 20 el tanto del empate.

Inseguridad


Presa del peso de sus proprios errores, la retaguardia zaragocista fue un manojo de nervios a lo largo de todo el encuentro. Fallos ya vistos, producto de la poca confianza que parecen tener algunos jugadores en sí mismos. Una pincelada de esta realidad se dio en el 17, cuando Mateos arrebató el cuero de las manos de Roberto para despejarlo. Otro trazo, más preocupante, fue el error en la marca de Juárez en el 56 que permitió a Rueda rematar solo en el segundo palo. Afortunadamente, el defensa erró. Incluso, los madrileños tuvieron que lidiar con un gol anulado a Riera por un fuera de juego discutible e, incluso, un posible penalti por mano de Zuculini que el colegiado no señaló.

No se puede negar que, si hubo algo de criterio sobre el césped, éste fue servido por los amarillos. A excepción de los destellos ofrecidos por Oriol, que demandó su derecho a contar en la rotación habitual del preparador azteca, los zaragocistas se dedicaron a intentarlo con más ganas que orden y claridad. Ni siquiera Kevin Lacruz, que salió en el 62 y le tocó cubrir la posición más retrasada del doble pivote, pudo aportar algo de luz a un juego basado en la llegada por oleadas.

En dos de ellas, Lafita probó desde fuera del área al hábil meta alcorconero. En otra, la más peligrosa de todas, Luis García conseguía rematar un centro de Ortí realizado a la media vuelta. Sin embargo, el cabezazo del asturiano se encontraba de nuevo los guantes de Raúl Moreno. También Roberto tuvo que salvar los muebles como casi siempre. La más clara, un remate a bocajarro de Oriol Riera realizado en el 74.

La eliminatoria, por lo tanto se deberá resolver en la vuelta. Aunque eso, lo cierto, es que parece lo menos. Solo de las conclusiones que haya podido sacar Aguirre depende la validez del test realizado. Aquellas que se puedan poner en práctica en el fuego real de la Liga, donde los aragoneses se juegan realmente su ser.

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.