20100510171413-recopa1995.jpg

 

10 de Mayo de 1995

El Zaragoza gana la Recopa con un histórico gol de Nayim

El Zaragoza se proclamó campeón de la Recopa europea en el Parque de los Príncipes de París,. un terreno hasta ayer poco propicio para los equipos españoles, al derrotar al Arsenal por 2-1. Y lo hizo gracias a un gol que pasará a la historia. Quedaba menos de un minuto para el final y todo hacía indicar que el título se resolvería en la tanda, de penaltis.En una jugada marginal, con el balón en la banda a unos. 40 metros del área adversaria, Nayim lanzó un balonazo al aire, pelotazo que adquirió una trayectoria envenenada y terminó entrando en la portería ante la impotencia del guardameta británico Seaman. Nunca se había visto un gol igual en una final europea. Zaragoza y Arsenal habían llegado a ese momento, tras casi 120 minutos de juego, en situación de igualdad. Esnáider había inaugurado el marcador (minuto 68), Hartson empató nueve minutos después (minuto 77) y con ese resultado se llegó a la prórroga. El broche lo puso Nayim.

Los Héroes de París

En 1991, bajo la presidencia de José Ángel Zalba y la dimisión de Ildo Maneiro como entrenador debido a los malos resultados y juego del equipo, comienza a entrenar un jovencísimo Víctor Fernández, que a sus 30 años pasa de dirigir al filial a tomar las riendas del primer equipo en una situación complicada. El equipo se salva del descenso en la agónica promoción que enfrentó al Real Zaragoza y al Real Murcia, al cual ganaron el partido de vuelta por 5-2.[13] A partir de ese momento, el equipo empieza a crecer y a asumir la filosofía de fútbol-espectáculo de Víctor Fernández, que enseguida se empieza a ver apoyada por los resultados.

En la temporada 1992/1993, terminada la presidencia de José Ángel Zalba y convertido el club en Sociedad Anónima Deportiva y con Alfonso Solans Serrano como dirigente, se alcanzaba la séptima final de Copa del Rey. El Real Zaragoza se enfrentaba en Mestalla al Real Madrid y el equipo caía por 2-0, muy molesto con el arbitraje de Urío Velázquez que no señaló dos clamorosos penaltys a favor del equipo aragonés.

En la siguiente temporada, el conjunto zaragocista continúa exhibiendo un juego fantástico y de bastantes goleadas a su favor debido a ello, quedó en la tercera posición en el Campeonato Nacional de Liga, lugar en el que se situó la última jornada tras vencer al Real Madrid por 4-1 en el feudo blanquillo[15] lo que le permitió clasificarse para disputar en la temporada siguiente la Copa de Europa de Clubes Campeones de Copa. El 20 de abril de 1994 el Real Zaragoza se desquitaba del mal recuerdo de la final copera del año anterior y se proclamaba campeón de la Copa de S.M. el Rey en el estadio Vicente Calderón El partido que le enfrentó al Celta de Vigo fue muy igualado, pero muy poco vistoso, finalizó con empate a cero, ya que el Zaragoza estaba muy mermada ofensivamente por la baja de Esnaider y se tuvo que decidir en la tanda de penaltis (5-4).[16] El Real Zaragoza cerraba así una de las temporadas más brillantes en la historia deportiva del Club de la cual hay que destacar el memorable partido que disputó el 13 de febrero de 1994, ante el FC Barcelona de Johan Cruyff y al que venció por 6-3, hacía 32 años que el equipo catalán no recibía 6 goles en su contra.

En la temporada siguiente, el Real Zaragoza conquistó brillantemente el título europeo (el más importante que posee en sus vitrinas), al eliminar al Gloria Bistrita, al Tatran Presov, al Feyenoord, al Chelsea y vencer en la final al vigente campeón, el Arsenal. El partido, que se celebró el 10 de mayo de 1995 en el Parque de los Príncipes de París, fue muy igualado (1-1), pero cuando ya todos pensaban en los penaltis, en el último segundo de la prórroga Mohamed Ali Amar "Nayim", veía adelantado al portero británico David Seaman y desde casi el centro del campo mandaba una vaselina mágica que llevaba la Recopa hasta Zaragoza. Este equipo fue llamado Los Héroes de París, cuyo 11 titular eran: Cedrún, Belsué, Cáceres, Aguado, Solana, Nayim, Poyet, Aragón, Higuera, Esnáider y Pardeza.

El mismo año, perdería la Supercopa de Europa frente al Ajax de Amsterdam con un lastimoso arbitraje y la temporada siguiente, 1995/1996, no podría revalidar el título europeo conquistado, al caer en cuartos de final frente al Deportivo de La Coruña. Acaban así los mejores años recientes del Real Zaragoza, junto con esta generación de futbolistas y la muerte del presidente Alfonso Soláns Serrano el noviembre de 1996. De esta temporada hay que destacar el encuentro

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.