20100502221426-depor-zgz.jpg

 

 

2.5.2010 - LIGA 1ªDiv. 2009/10 - JORNADA Nº 35

Partido Nº 1869 del R.ZARAGOZA  en 1ª Div.

20100103084243-escudo-deportivo.jpg

 DEPORTIVO 0-1 REAL ZARAGOZA    

local

 

visitante

8

remates

7

3

remates a portería

1

1

remates poste

0

3

remates fuera

4

5

asistencias

7

33

llegadas al área

22

1

fueras de juego

7

408

pases totales

441

59

balones recuperados

56

87

balones perdidos

85

20

faltas cometidas

11

48%

posesión

52%

 

Deportivo

0

 

 

1

Zaragoza

 

  1

Aranzubía

  2

Manuel Pablo

  7

Lopo

  27

Rochela

  32

Raúl

  6

Juca

  8

Sergio

  22

Juan Rodríguez

  11

Riki

  20

Lassad

  23

Iván Pérez

 

 

  1

Roberto

  5

Pablo Amo

  12

Edmilson

  24

Obradovic

  8

Ander

  14

Gabi

  16

Abel Aguilar

  17

Lafita

  21

Jarosik

  23

Ponzio

  10

Adrián Colunga

 

 

CAMBIOS

 

60’

Lassad por Valerón

68’

Juca por Adrián

79’

Riki por Añón

 

 

72’

Ander por Paredes

76’

Obradovic por Jorge López

78’

Lafita por Pulido

 

 

ENTRENADORES

 

Miguel A. Lotina

 

 

José Aurelio Gay

 

 

GOLES

 

 

 48’ 

0-1 Gol Adrián Colunga

 

 

TARJETAS

 

55’ 

Juca Tarj. A

71’ 

Raúl Tarj. A

82’ 

Juan Rodríguez Tarj. A

 

 

53’ 

Jarosik Tarj. A

83’ 

Roberto Tarj. A

89’ 

Adrián Colunga Tarj. A

 

 

OTROS DATOS DE INTERÉS

 

1ª División

Estadio: Riazor

01/05/2010 18:00

Arbitro: Alvarez Izquierdo

Cuarto Arbitro: Torralba Jiménez

Jueces de Línea:Gutiérrez Pérez , Artero Gallardo

 

 

Milagro a tiempo

Esta vez, a diferencia de lo que ocurrió hace dos años por estas fechas, los dioses parecen querer que el Real Zaragoza permanezca en Primera División. Solo así se puede analizar el vital triunfo que logró el equipo blanquillo ayer en Riazor, fraguado a través de un tanto de Adrián Colunga nada más iniciarse la segunda parte en lo que sería el único disparo a puerta de los zaragocistas en todo el partido.

A este rotundo dato, que habla bien a las claras del escasísimo afán ofensivo que, un día más, desarrolló ayer el Zaragoza en tierras gallegas, se le han de añadir más detalles de peso que desembocan en la inevitable catalogación de milagro a la hora de clasificar este magnífico 0-1 cosechado en La Coruña por los hombres de Gay.

El primero tiene nombre propio: Roberto Jiménez. Por enésima vez. En efecto, al portero madrileño va a haber que ponerle una calle o plantar un busto de bronce con su figura en la tribuna de La Romareda si el equipo acaba evitando el descenso a Segunda. Otra vez, y van muchísimas, sus paradas y su seguridad por alto y bajo palos fueron decisivas para sujetar, primero el 0-0 inicial, y en la recta final del choque, para consolidar los tres puntos a través del tanto del veloz Colunga, que hubo que defender durante casi medio encuentro.

Además de Roberto, esta vez el Zaragoza contó con un defensa de lujo más en su línea de zagueros: el larguero. Con el guardameta batido, a falta de 10 minutos, el recién salido Añón cabeceó a bocajarro un centro de Adrián y, con todo a favor y el público cantando el empate, la pelota se estrelló en el travesaño y no entró.

La fortuna, esa deidad caprichosa e insobornable que cada día y cada hora rodea la vida de cada persona y cada colectivo para bien o para mal, fue sin duda ayer en Riazor la mejor aliada del equipo aragonés. Gracias a ella, a estas horas el zaragocismo puede soñar con seguir en la elite del fútbol español dentro de dos semanas, cuando esta pesadilla de temporada concluya por fin.

Porque, de momento, solo sirve para eso: seguir respirando en la dura huida del vagón de la muerte en el que nadie tiene aún plaza fija, ni siquiera el colista Xerez.

Es un fin de semana para reflexionar. Para no lanzar las campanas al vuelo, para no caer engañados por el efecto espejismo. Y, cuando se tenga claro todo esto (conviene que todo el mundo lo asuma), para intentar rectificar urgentemente las carencias del equipo si no se quiere jugar con fuego ante el Espanyol -el miércoles en La Romareda-, el Xerez -el próximo fin de semana en Chapín- y el Villarreal, en el último capitulo del torneo dentro de quince días. Alguien debería pensar que, si ayer la moneda cayó de cara en Riazor, cualquier otro día, jugando así de mal, puede ocurrir al revés y el disgusto y las consecuencias pueden ser irreversibles.

Dio grima durante muchos minutos observar la languidez del fútbol del Real Zaragoza. La primera parte resultó insoportable, incalificable para un equipo que se está jugando la vida y el futuro. Mucho más si se tiene en cuenta que, enfrente, había un rival sin tensión, sin gasolina, sin estímulos. Un Dépor con ocho bajas, con cuatro chicos del filial en su once inicial (Rochela, debutante). Con un ritmo de juego a cámara lenta, sin ningun tipo de exigencia para los nerviosos zaragocistas.

Ni aun en este escenario tremendamente favorable, los de Gay supieron mandar en el juego ni llegar al área rival con cierto poderío y ambición. El Zaragoza es un equipo agotado mentalmente dentro de su segunda fase de maduración de la temporada, la que se generó en enero con la llegada de los 7 refuerzos invernales. A los pupilos de Gay, la Liga parece hacérseles un mes más larga de lo deseable.

Tras el descanso, y salvo el aislado lance del gol de Colunga tras un grandioso pase al hueco de un activo, voluntarioso y presionado por el público Ángel Lafita, todo fue más de lo mismo. No hay combinación en medio campo. No hay salida del balón por las bandas. No hay incorporaciones al ataque de la gente de la línea media. No hay pasadores, ni receptores. Por momentos, no hay nada de nada. Todo es un flotar sobre el césped a merced del rival, aunque este sea un grupo fofo y desmotivado como fue ayer el Dépor.

Habrá que dar gracias ’in eternum’ a Lotina por plantear el partido tan blandito como lo planteó. Con chicos del filial. Como banco de pruebas para el año que viene. Los Rochela, Raúl, Iván, Lassad, Añón... están a años luz del nivel que requiere hoy por hoy la Liga española y, mucho más, todos juntos sobre el campo. Por eso, cuando el Dépor buscó con mayor ahínco remontar el 0-1 adverso en la recta final del partido y el técnico vizcaíno puso en el campo al veterano Valerón y al internacional sub-21 Adrián, el cuadro gallego creció enseguida y metió atrás a un timorato Zaragoza que se asustó preocupantemente.

Si se hace un rápido repaso a las clarísimas ocasiones falladas por los locales, cualquiera colige de inmediato que lo de ayer en Riazor fue una aparición divina. Además del larguero de Añón a quemarropa, ese otro remate de espuela de Juan Rodríguez en la primera mitad, a un metro del palo tras un pase atrás de Iván, que se marchó fuera por milímetros. O ese balón que Riki robó a un lamentable Pablo Amo y que luego remató fuera rozando el poste. U otra pelota que Valerón sirvió al mismo Riki para dejarlo delante de Roberto, que hizo el paradón de la tarde al evitar el 1-1. Hasta en el minuto 90, Rodríguez pudo marcar tras un córner cerrado que nadie despejó y que no llegó a tocar el coruñés con la puerta vacía.

En verdad, el de ayer es de los triunfos más oportunos, más a tiempo y, a la vez, más afortunados que uno ha vivido en los últimos muchos años siguiendo al Real Zaragoza. Bienvenido sea. Era una necesidad acuciante y el método para obtenerlo era cuestión secundaria durante los 90 minutos de juego. Y eso ya está escriturado. Los tres puntos de ayer nadie se los va a quitar ni a discutir al Real Zaragoza. Son suyos, para siempre. Lo que quedará para la historia es el 0-1, el final extremadamente feliz, los abrazos de todos los zaragocistas cuando Álvarez Izquierdo pitó el final. Pero quedan aún tres asaltos más para lograr la vida y, por eso, el retrogusto de lo visto ayer en Galicia obliga a una urgente revisión. Jugando así de mal, será difícil que los marcadores seán tan buenos como el de ayer. El futuro sigue pendiendo de un hilo.

Botín de salvación

El Zaragoza logra un vital triunfo en Riazor gracias a la seguridad de Roberto y al acierto de Colunga.

El Real Zaragoza estaba obligado a ganar ayer en el estadio de Riazor y lo hizo gracias a otra gran actuación del portero Roberto y al acierto en el remate de Adrián Colunga en la única oportunidad clara que tuvo el cuadro aragonés durante todo el encuentro. Los tres puntos sumados ante el Deportivo de La Coruña, que ya no se jugaba nada en el envite pero que tuvo las mejores ocasiones para marcar, colocan al Zaragoza en una situación inmejorable para poder alcanzar la permanencia en Primera División. El conjunto zaragocista se tuvo que oír en Riazor ese desagradable cántico de "a Segunda oé, a Segunda oé" en varias fases del choque, pero lo cierto es que con un triunfo más en las tres jornadas de Liga que restan podría bastarle para conseguir la anhelada salvación.

Esta vez lo importante era la victoria y lo de menos la forma de conseguirla. El Real Zaragoza finalizó el partido colgado del larguero y pidiendo la hora, pero, a base de coraje y entrega, pudo hacer bueno el tanto marcado por Adrián Colunga en el minuto 50. De ello tuvo mucha culpa Roberto, que a este paso se va a convertir en un hombre decisivo para el Zaragoza en este curso.

Gay apostó de salida por jugar en ataque como lo hizo ante el Real Madrid cuando se vio obligado a cambiar por lesión a Suazo para que entrara Colunga. Lafita ocupó la plaza del sancionado Eliseu en la banda derecha, Ander Herrera se mantuvo de mediapunta y Abel Aguilar se situó en la banda izquierda de la zona medular, una posición extraña para él, mientras que Colunga se quedaba solo. El Zaragoza estuvo firme atrás, pero sin llegada arriba pese a las ganas de Lafita por llevar el peligro a la portería defendida por Dani Aranzubia.

El conjunto zaragocista se encontró con un estadio de Riazor casi vacío y un Deportivo sin tensión y jugando al tran tran, pero ni aun así consiguió rematar entre los tres palos de la meta gallega en toda la primera parte. Algún escarceo del pitado Lafita y poco más. Tampoco el conjunto blanquiazul hizo mucho por inquietar a Roberto, pero al menos Juca y sobre todo Juan Rodríguez (m.38), en un taconazo tras una buena jugada de Iván Pérez por la banda izquierda, pudieron abrir el marcador. El Zaragoza dejaba todo pendiente para el segundo periodo, pero sin rematar a la portería contraria era imposible que pudiera lograr la victoria que tanta falta le hacía.

Pero como el fútbol no consiste en crear sino en transformar, el Real Zaragoza solo necesitó una oportunidad para batir a Dani Aranzubia y llevarse los tres puntos en juego del estadio de Riazor. Cuando los dos equipos estaban todavía en los compases de tanteo tras el descanso, Lafita metió un buen pase en profundidad sobre Colunga, que se fue por velocidad de la defensa deportivista y batió por bajo en su salida a Aranzubia. Era el minuto 50 y todavía quedaba mucho partido por delante, pero el Zaragoza había hecho lo que parecía más complicado, adelantarse en el marcador sin apenas haber creado peligro. Ahora tocaba sufrir ante un rival que no renunció a darle la vuelta al marcador aunque solo se jugaba la honra y no llevarse una pitada de sus aficionados después de acumular varias derrotas consecutivas.

Entonces apareció Roberto y, cuando el portero no pudo atajar los remates de los jugadores de Lotina, el Zaragoza también contó con la diosa fortuna como aliada. De lo contrario no hubiera ganado en Riazor. La suerte quiso que el disparo de Riki, tras un fallo de Pablo Amo (m.60), saliera fuera por muy poco o que un remate de Añón (m.81) se estrellara en el larguero después de despejar el meta zaragocista. Y ese mismo acierto de Roberto impidió que Riki marcara tras una buena asistencia de Valerón (m.68) o que lo hiciera Sergio en un córner directo (m.89). El Zaragoza acabó jugando encerrado en su área, pero pudo amarrar la victoria. Ahora queda una jornada de Liga menos y este importante triunfo le permite ver más cerca la permanencia.

 

 

ESTADÍSTICAS

POS

NOMBRE

M

T

C

S

G

PP

GP

PF

GE

P

TA

DA

TR

P

Carrizo

1440

16

0

0

0

0

0

0

29

0

1

0

0

P

López Vallejo

630

7

0

0

0

0

0

0

18

0

0

0

0

P

Roberto

1080

12

0

0

0

0

0

0

11

0

2

0

0

D

Ayala

1125

13

1

0

0

0

0

0

 

0

7

0

0

D

Babic

617

7

4

7

0

0

0

1

 

0

1

0

0

D

Contini

1132

13

1

0

1

0

0

0

 

0

7

0

1

D

Diogo

1208

13

2

2

2

0

0

0

 

0

10

0

0

D

Edmilson

1047

12

4

3

0

0

0

0

 

0

3

0

0

D

Goni

479

5

0

1

0

0

0

0

 

0

1

0

0

D

Laguardia

270

3

0

0

0

0

0

0

 

0

1

0

0

D

Obradovic

291

3

2

3

0

0

0

0

 

0

1

0

0

D

Pablo Amo

614

6

0

2

0

0

0

0

 

0

0

0

0

D

Paredes

1475

18

6

2

0

0

0

0

 

0

9

1

0

D

Pavón

961

11

1

0

2

0

0

0

 

0

0

0

0

D

Pulido

1598

19

3

2

1

0

0

0

 

0

5

0

0

M

Abel Aguilar

1444

17

8

6

4

0

0

0

 

0

8

0

0

M

Ander

2013

21

10

6

1

0

0

0

 

0

8

0

1

M

Gabi

2224

26

7

3

0

0

0

0

 

0

7

0

0

M

Jarosik

1620

18

0

0

2

0

0

0

 

0

5

0

0

M

Jorge López

1677

19

6

8

2

0

0

0

 

0

4

0

0

M

Kevin

39

0

0

3

0

0

0

0

 

0

0

0

0

M

Lafita

1565

16

4

7

3

0

0

0

 

0

5

0

0

M

Pennant

1189

13

9

11

0

0

0

0

 

0

2

0

0

M

Ponzio

2820

32

3

0

1

0

0

0

 

0

14

0

0

M

Songo´o

81

0

0

5

0

0

0

0

 

0

0

0

0

A

Adrián Colunga

578

4

2

9

5

0

0

0

 

0

3

1

0

A

Alex

49

0

0

2

0

0

0

0

 

0

1

0

0

A

Arizmendi

2062

25

15

5

6

0

0

0

 

0

5

0

0

A

Braulio

34

0

0

3

0

0

0

0

 

0

0

0

0

A

Eliseu

1299

16

8

2

1

0

0

0

 

0

5

0

0

A

Ewerthon

393

1

0

9

2

0

2

0

 

0

1

0

0

A

Suazo

1381

17

7

0

6

0

1

0

 

0

2

0

0

A

Uche

146

2

2

1

0

0

0

0

 

0

0

0

0

 

 

 

 Todos los REAL ZARAGOZA - DEPORTIVO 

Victorias del DEPORTIVO 14

Empates 9

Victorias del REAL ZARAGOZA 6 
 Goles marcados 50

Goles encajados 32

En Primera División

2007-08

Jda. 16

DEPORTIVO

1 - 1

REAL ZARAGOZA

2006-07

Jda. 1

DEPORTIVO

3 - 2

REAL ZARAGOZA

2005-06

Jda. 24

DEPORTIVO

1 - 1

REAL ZARAGOZA

2004-05

Jda. 17

DEPORTIVO

2 - 3

REAL ZARAGOZA

2003-04

Jda. 20

DEPORTIVO

4 - 1

REAL ZARAGOZA

2001-02

Jda. 27

DEPORTIVO

1 - 0

REAL ZARAGOZA

2000-01

Jda. 10

DEPORTIVO

2 - 0

REAL ZARAGOZA

1999-00

Jda. 36

DEPORTIVO

2 - 2

REAL ZARAGOZA

1998-99

Jda. 35

DEPORTIVO

2 - 1

REAL ZARAGOZA

1997-98

Jda. 30

DEPORTIVO

2 - 1

REAL ZARAGOZA

1996-97

Jda. 32

DEPORTIVO

1 - 0

REAL ZARAGOZA

1995-96

Jda. 16

DEPORTIVO

2 - 3

REAL ZARAGOZA

1994-95

Jda. 6

DEPORTIVO

3 - 3

REAL ZARAGOZA

1993-94

Jda. 27

DEPORTIVO

1 - 1

REAL ZARAGOZA

1992-93

Jda. 34

DEPORTIVO

1 - 0

REAL ZARAGOZA

1991-92

Jda. 35

DEPORTIVO

3 - 0

REAL ZARAGOZA

1972-73

Jda. 20

DEPORTIVO

0 - 0

REAL ZARAGOZA

1969-70

Jda. 1

DEPORTIVO

0 - 1

REAL ZARAGOZA

1968-69

Jda. 29

DEPORTIVO

0 - 1

REAL ZARAGOZA

1966-67

Jda. 9

DEPORTIVO

4 - 1

REAL ZARAGOZA

1964-65

Jda. 1

DEPORTIVO

0 - 2

REAL ZARAGOZA

1962-63

Jda. 5

DEPORTIVO

0 - 2

REAL ZARAGOZA

1956-57

Jda. 24

DEPORTIVO

4 - 1

REAL ZARAGOZA

1952-53

Jda. 18

DEPORTIVO

0 - 0

REAL ZARAGOZA

1951-52

Jda. 25

DEPORTIVO

2 - 1

REAL ZARAGOZA

1942-43

Jda. 5

DEPORTIVO

3 - 1

REAL ZARAGOZA

En Segunda División

1977-78

Jda. 1

DEPORTIVO

1 - 1

REAL ZARAGOZA

1945-46

 

DEPORTIVO

5 - 2

REAL ZARAGOZA

1935-36

 

DEPORTIVO

0 - 0

REAL ZARAGOZA

 

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.