20100426172212-zgz-rmad.jpg

 

El colchón se deshincha

El Valladolid, que ganó en Gijón, y el Málaga, que empató en Mallorca, acercan al Zaragoza a la zona letal. Solo la derrota del Tenerife en el Calderón permite que la distancia real siga siendo de dos puntos.

Jornada de claroscuros para el Real Zaragoza esta 34ª que terminará esta noche en el Reyno de Navarra con el duelo de los lunes entre Osasuna y Athletic de Bilbao. El balance final no es bueno por culpa de los dos buenos resultados que obtuvieron fuera de casa el Valladolid y el Málaga, dos de los rivales por la permanencia que circulan por detrás del equipo aragonés en la clasificación. La distancia del Zaragoza con los puestos de descenso es la misma que hace una semana (2 puntos), pero los matices y el apelotonamiento que se ha establecido a sus espaldas hacen que la situación real sea sensiblemente más complicada.

Los pucelanos tumbaron ayer al Sporting en Gijón en El Molinón por un 0-2 que habla por sí solo. Clemente ha sido mano de santo para ellos y no conocen la derrota en las últimas cuatro fechas, en las que han sumado 8 puntos de 12. Así, el Valladolid es ahora el antepenúltimo, igualado a puntos con el Tenerife (32), dos por debajo del Real Zaragoza.
El hecho de que los vallisoletanos hayan permutado por 'golaverage' la antepenúltima plaza con los canarios no es anecdótico para el zaragocismo. Al contrario, es un dato negativo muy a tener en cuenta en el lío que se está montando en la zona baja de la tabla para certificar la permanencia en Primera.

Hasta ayer, con el Tenerife tercero por la cola marcando el ras de la catástrofe, el factor del diferencial goleador dotaba al Zaragoza de un punto más de ventaja sobre el abismo. Con los tinerfeños, a igualdad de puntos, el equipo zaragocista siempre quedará por encima de ellos ya que les ganó tanto en La Romareda (1-0) como en el Heliodoro Rodríguez (1-3). Pero si es el Valladolid el rival en la lucha por evitar la 18ª plaza, sucede todo lo contrario. En caso de empate a puntos, los castellanos siempre estarán a salvo del Zaragoza ya que ganaron 1-2 en el estadio municipal y los de Gay solo pudieron empatar a uno en Zorrilla.

Por eso, el colchón con el descenso se le pinchó un poquito más ayer al Real Zaragoza, pese a que aparentemente mantenga el mismo grosor de mullido que durante la última semana. No es así.

El Málaga fue el otro adversario que hizo torcer el gesto a los zaragocistas al empatar 1-1 en el duro campo del Mallorca. Y eso que ahí estuvo a punto de ser peor, ya que los malagueños ganaban 0-1 con el tiempo cumplido y un gol de Adúriz, lleno de polémica, les arrebató in extremis el triunfo.

Con ese punto, el Málaga le echa de nuevo el guante al Zaragoza y le iguala a 34 puntos. Solo el 'golaverage' -se empató a uno en La Rosaleda y se ganó 2-0 en casa- permite por ahora ver por encima en la tabla a los zaragozanos. Ambos son las liebres a seguir por los dogos perseguidores que pelean por huir del fracaso. Y los tienen al alcance de un solo mordisco.
La parte positiva de esta nerviosa jornada la generaron las derrotas del Racing (1-2 en su campo ante el Villarreal), del Sporting (la citada frente al Valladolid en Gijón) e, incluso, del Almería (0-1 en su estadio frente al Espanyol, que llega a 41 puntos y prácticamente se salva). Los cántabros siguen con 36 puntos, dos más que el Zaragoza, siendo los predecesores de los aragoneses en la clasificación. El Sporting, con 37 -tres más que los de Gay- se atasca peligrosamente. Y el Almería de Lillo, que tiene 38 puntos, sigue a la espera de certificar con un triunfo más su continuidad en la elite. Osasuna, que va de su mano, juega hoy para intentar rubricarla frente al Athletic.

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.