S.D. HUESCA 3-2 ELCHE

 

Huesca

3

 

 

2

Elche

 

  1

Edu

  2

Robert

  4

Paco Borrego

  20

Corona

  3

L. Helguera

  5

Chechu Dorado

  10

Camacho

  12

José

  22

Sastre

  9

Roberto

  17

Rubén

 

 

  1

Willy

  2

Zubiaurre

  3

Raúl Fuster

  4

Olmo

  6

F. Niño

  12

Wakaso M.

  17

Saúl

  22

Usero

  23

Santos

  25

Oscar Rubio

  7

Rubén Pérez

 

 

CAMBIOS

 

70'

Rubén por Vara

79'

Roberto por Nico Medina

84'

Chechu Dorado por Rodri

 

 

53'

Rubén Pérez por Dani Benítez

57'

Wakaso M. por Miguel

68'

Saúl por Dani

 

 

ENTRENADORES

 

Antonio Calderón

 

 

Claudio Barragán

 

 

GOLES

 

 42' 

Gol L. Helguera

 53' 

Gol Rubén

 61' 

Gol José

 

 

 63' 

Gol penalty Raúl Fuster

 89' 

Gol penalty Raúl Fuster

 

 

TARJETAS

 

52' 

L. Helguera Tarj. A

66' 

Corona Tarj. A

86' 

Sastre Tarj. A

89' 

Camacho Tarj. A

 

 

82' 

Olmo Tarj. A

86' 

Santos Tarj. A

 

 

OTROS DATOS DE INTERÉS

 

2ª División

Estadio: El Alcoraz

28/02/2009 18:30

Arbitro: Cerro Grande

Cuarto Arbitro: Sánchez Maroto

Jueces de Línea:Rubio Palomino , Alvarez Cantón

 

 

Otro paso adelante

 

El Huesca sumó una nueva victoria en El Alcoraz y acumula ya 37 puntos en el presente campeonato. Los dos goles del Elche llegaron tras dos penas máximas muy discutibles


Faltan 16 partidos para terminar la Liga y el Huesca tiene ya 37 puntos. Los números son fríos y restan corazón y alma a la sinópsis de un encuentro. Pero son la mejor forma de explicar que el camino está más que andado, que tiene que ocurrir una desgracia para el equipo no se mantenga, que apenas necesita cuatro triunfos para certificar el objetivo y que, como se les ponga entre ceja y ceja, igual hasta dan que hablar en la sala noble del palacio cuando lleguen los días decisivos para la corte selecta. Ayer cayó el Elche, que venía con el cuello subido tras humillar al Zaragoza, y que se marchó con las orejas gachas.

Pasa a un segundo plano que la primera parte fuera como tragarse un cucurucho de castañas sin un botellín de agua cerca. No siempre hay buenos cuadros con buenos pintores. Los partidos se traban y cuesta explicar por qué. Las tácticas se contrarrestan y no sirven las buenas intenciones. Huesca y Elche se repartieron indecisiones y pases mal dados. Dicen que ese es el perfil de la Segunda. Desde luego, no es el estilo del Huesca, pero tampoco le podemos pedir que nos maraville todos los días. No olvidemos que ocho de los once artistas que pone Calderón en liza jugaban hasta hace poco en un peldaño inferior.

En medio de un juego tan intenso como antiestético, Roberto cobró el principal protagonismo en ataque. Remató todo lo que le cayó cerca, sin atino ni fortuna, pero omnipresente en su amenaza. Cuando parecía que la primera parte moriría insulsa, llegó el tanto de Helguera a la salida de un córner. El Elche tampoco asustó demasiado. Lo más notorio fue el trabajo de Santos, un melenudo con cara de estar peleado con el mundo y algo provocador, pero con un manejo de los espacios de futbolista grande.

Una de las grandes virtudes del Huesca en casa es que no es un equipo especulativo. Muchos entrenadores, cuando se ponen ganando, varían un sistema o lo cambian. O aunque no hagan modificaciones, invitan a echar un pasito atrás para apostar por el contragolpe. El Huesca no sigue ese guión tan traicionero. Intenta presionar a la misma altura, quiere tener el balón, en definitiva, pretende ser él mismo quien decida sobre su suerte.

La sentencia


Ese arrojo le valió para matar el partido en un cuarto de hora a la vuelta del descanso. Primero gracias a otra gracia divina de Rubén. Roberto le sirvió un pase magistral y el guanche agarró el cuero como la araña a la presa que cae en su tela. Nada más saber que era suyo, ya imaginó la vaselina que después alojó junto al palo.

Fueron los mejores minutos del equipo azulgrana. Ahora sí era el Huesca mandón y casi chulesco que enseña a todos quién manda. Y Vegar, como colofón a una actuación brillante, anotó el tercero. Y si la fiesta no empezó a celebrarse entonces fue porque el colegiado pitó dos penaltis raritos, que son pero que no son o que son pero que no se pitan siempre. Aunque el resultado reflejase apuros, la realidad es que no dio la sensación de que peligrara la victoria, la novena de un Huesca que en casa lleva 23 de los últimos 27 puntos. Número fríos, pero qué números.

 

 

 

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.